Poesias y escritos del coronel don Pedro Lacasa

Portada
Pedro Lacasa
la Discusion, 1870 - 352 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - En efecto, cuando los 400 godos habían llegado a cien pasos de nosotros mandé volver cara por pelotones y los cargamos segunda vez; en este nuevo encuentro se sostuvieron con alguna más firmeza que en el primero, y no volvieron caras hasta que vieron morir dos capitanes que los animaban. En fin, los godos huyeron de nuevo, arrojando al suelo las lanzas y carabinas y dejando muertos en el campo cuatro oficiales y 45 individuos de tropa.
Página 22 - Alzad, americanos, la coronada frente, ya viene a nuestros cielos el venerado sol. El sol de los recuerdos, el sol del Chimborazo, que nuestros viejos padres desde la tumba ven: Aquellos que la enseña de Mayo, con su brazo clavaron de los Andes en la nevada sien. ¡Veneración! Las olas del Plata le proclaman, y al Ecuador el eco dilátase veloz; los hijos de los héroes, ¡veneración!
Página 229 - Yo debía pisar estas playas un día. . . Era la época en que mi plan de operaciones debía estar acabado. Los atentados inauditos del Bárbaro, no me han permitido esperar más tiempo, y he tenido que ceder a una impulsión invencible de mi conciencia que me ha arrastrado en medio de .vosotros. Al frente de vuestros hermanos, mis compañeros de destierro, yo vengo a ofrecemos en su nombre y el mío, nuestra espada, nuestra sangre y nuestros destinos.
Página 230 - Os brindo un rango en mis filas para pelear contra el salvaje que os asesina y os vende, so pretexto hipócrita de amigo de los pobres.
Página 230 - Soldados del ejército a que tengo el honor de pertenecer hace veinticinco años! Yo os ofrezco un lugar en las filas de la Libertad; abrazaré a mis antiguos camaradas que, desertando del tirano y sus banderas tenebrosas, vengan a colocarse al lado de su antigua bandera, la de Maipo y de su antiguo general.
Página 231 - Lleváis cumplidos hermosos trabajos, pero os espera el más hermoso de todos. Hijos de la Patria! Ha rayado el día de la gloria. Los ecos del clarín de Ayacucho os llaman al campo; la gloria os brinda coronas desde el sitio del combate; la pirámide de Mayo pide nombres nuevos: la fama busca glorias recientes para anunciarlas al mundo: los anales de la Patria están abiertos: haced que la posteridad registre en ellos vuestras hazañas. Cuartel general en marcha para Buenos Aires. JUAN LA VALLE".
Página 244 - ... podemos comprar con ella la permanencia del ejército enemigo en estas provincias, es una fortuna para la causa de la libertad. Hasta ahora no tengo noticia de que el ejército enemigo haya avanzado al Tala, que es la...
Página 236 - Los riojanos sin dejar de ser fieles á la causa de la libertad, estaban ya muy descontentos de sus jefes, y aun sospechaban de su lealtad y patriotismo, por motivos que no es del caso referir; creyéndose tal vez traicionados por el General Brizuela, se desbandaron á...
Página 240 - Avellaneda reunida, la encontré completamente disuelta por el terror y la seduccion que el enemigo habia derramado, ayudado por Ferreira y algunos otros traidores. El hecho es que el ejército se hallaba á cuatro leguas de la ciudad de Tucuman cuando yo al llegar alli no teniendo mas que cien hombres de que...

Información bibliográfica