Imágenes de páginas
PDF
EPUB

para todos los vecinos, de igual proporción y distancia y de mayores ventajas y utilidad para la provincia y el estado en que se deba poner la Yglesia nueva, dijo que con asistencia de todos los vecinos y á presencia de su Cura Don Juan Manuel López del Corral y del Theniente de Gobernador Don Joseph Miguel Porras, se eligió por voto general y común este Plano de entre los dos Ríos, que tiene como dos leguas de extensión por lo ancho y que en él se hallan muchísimas Casas habitadas, y que sólo con la Yglesia se halla formada una Población que en pocos años forzosamente ha de ser la mejor de toda la provincia, por que todos lograrán tener los frutos á la boca de la Montaña para sus tráficos; por que los vecinos de las provincias de Nicaragua, que se mantienen con frutos de esta Provincia, los encuentran más cerca y á menos costa, y los vecinos de Cartago y Costarrica, que los llevan á vender á Nicaragua y Provincia, los hallan á menos porte y condución para su Comercio; y así la utilidad es muy grande para el Estado, por que el Rey asegura una nueva Población y todos sus Vasallos los víveres y bastimentos de trigo, azúcar, dulze y otros frutos á menos distancia, con Casas donde recogerse y guardarlos, y todos podrán llevar con más utilidad sus cargas, por que encuentran pastos abundantísimos para sus Mulas y se hallan desde luego puestos en Camino, y responde. Y aunque por S.S. Ilustrísima se le leyó á la letra el memorial de su Cura Don Juan Manuel López del Corral y la relación de vecinos que se acompaña, dijo que todo lo había ya satisfecho en lo que había ya respondido; por que la relación de vecindario se formó en este mismo sitio por todos los habitantes de estos Barrios y hacendados en ellos, por lo que ni tenía que añadir á lo que lleva dicho ni que quitar, por que todo es la verdad y por tal la declara bajo del juramento que lleva hecho; y habiéndole leído esta su declaración dijo estar bien escrita, que era lo mismo que había declarado, que en ello se ratificaba, y que se halla en edad de sesenta años: no la firmó por que dijo no saber, la firmó S.S. Ilustrísima y un testigo á su ruego, de todo lo cual yo el Secretario y Notario mayor de Visita doy fe.=El Obispo=Testigo Antonio de la Fuente=Ante mí=Francisco de Paula Soto, Secretario y Notario mayor de Visita.

En el Valle de la Villa Vieja, en el mismo día, mes y año, el Ilustrísimo Señor Don Esteban Lorenzo de Tristán, Obispo de Nicaragua y Costarrica, mi Señor, estando en el referido Barrio de La Alajuela, para la información que está mandada recibir mandó comparecer ante sí á Don Agustín Pérez, habitante y hacendado en el barrio de Targuás, de quien S. S. Ilustrísima por ante mí su Secretario y Notario mayor de Visita le recibió Juramento, que hizo á Dios nuestro Señor y una señal de ^ en forma de derecho, bajo el cual ofreció decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado; y siéndolo por el tenor de el pedimento y memorial que está por Cabeza de esta información, que se le leyó por mí el Secretario que doy fe, dijo lo siguiente:

1. Preguntado si tiene pleno conocimiento de las familias que existen y pueblan los referidos cinco Barrios, dijo que por la experiencia que tiene como vecino de los prenotados cinco Barrios, orientada con su formal permanencia que tenía en ellos, que le constaba !a cuantidad de vecinos que poseen casa abierta en los ante citados Parajes, y que poco más ó menos ascenderá su número á doscientos y cincuenta, los cuales se ocupan en el Cultibo de sus tierras y tienen también algunos ganados de que se mantienen y con lo que alimentan sus familias, y responde

2. Preguntado acerca del terreno si éste sea saludable, fértil y abundante de frutos, dijo que toda la provincia no encerraba terreno más fecundo, proficuo, opimo para frutos y mieses, con la particularidad de adaptar dicho sitio sobre manera á la cría de todos Ganados y al fruto de la Caña dulze para los trapiches, tanto por la benignidad de su Temperie, que ni descuella á frígido ni á cálido, cuanto por que le circundan dos ríos, que el primero y nombrado Alajuela puede bañar con toda su agua el terreno todo, y que el otro de Las Siruelas podía igualmente, por la parte de más abajo, hacer copiosísimo riego; y uno y otro prestan el completo de la fertilidad y por sus cualidades ventajosas á otros Ríos palpaban sus habitantes total agrado, y responde,

3. Preguntado si los vecinos de estos Barrios están bien administrados por su Cura de Villa Vieja ó que si necesitan de otro Párroco para que pueda administrar el Valle, dijo que su Cura y Coadjutores administraban bien á los citados vecinos, con especialidad á los moribundos, y que sin Sacramentos ninguno había muerto siempre que el ministro ha sido llamado; pero que sin embargo todo el vecindario suspira y anela por tener en su Centro una Yglesia en donde gozar del pasto Espiritual, mayormente en la necesidad con que viven los moradores de estos sitios, en quienes se encuentra misérrimo Vestuario, pues son señaladas las personas que tienen la moderada decencia con que presenciarse en la Yglesia, potísimo motivo que les impele á que no concurran en ella y aun al Cumplimiento, con el doloroso adictamento de que muchas personas adultas desde que se Baptizaron no conocen la Yglesia, y aunque pudieran satisfacer á sus Santos deseos emprestando á los conocidos el ropaje mediano, esto por lo común es causi cuasi imposible por estar los mejores vestidos reducidos á lo preciso; y que verdaderamente estos desconsuelos y desamparos espirituales pasarían á formar el completo gozo de este crecido Vecindario si se les construyese una Yglesia ó ayuda de Parroquia en el medio de este Vecindario, pues entonces, como que no tenía que manifestarse á lo más visible y que se les obiava el tránsito desde sus casas á la Villa, que en muchos pobres es de diez y doce leguas, en otros de ocho, según el asiento en que está su casa; y lo peor es en el Ibierno, que es intransitable el llano. Quitados estos inconvenientes con tener su Yglesia, concurrirán verdaderamente, aun los más desbalidos, sin pudor á ella y con notable provecho gozarían de la Misa, frecuentarían los Sacramentos, aprendiendo igualmente los rudimentos de la Santa fe, y responde.

4. Preguntado que con qué fondos se ha de levantar la Yglesia que piden los vecinos siendo éstos tan pobres como lleva dicho, dijo que los pobres concurrirán con su trabajo personal, y que habiendo en estos cinco Barrios más de cien vecinos que tienen algún posible, que coadyuvarían éstos con rezes para la comida de los trabajadores; y que por lo que respectaba á materiales de madera y Texa eran muy fáciles, por estar los primeros á la mano en el barrio de Pitas y para los segundos en el mismo lugar están los Texares, y que no había que buscar material ninguno afuera; y que por estas circunstancias en poco más ó menos de un mes estaría levantada la Yglesia, y que todos los vecinos se obligan á mantener á el Padre que les diga la Misa, explique la doctrina, dándole por la presente dos pesos de limosna de cada Misa y que con ella pueda mantenerse el día que venga á decirla, como también la cera, vino y ostias, que estos renglones montarán al año dos cientos pesos, que distribuidos entre todos los vecinos les cabe á menos de peso, y que por este corto extipendio tendrían el consuelo de que siempre con dolor han carecido y varias veces solicitado, tanto de los Señores Obispos como del Señor Presidente de Goathemala, y que por su pobreza y poco valimiento no han podido hacer el gasto necesario como ni traer la licencia, y que ahora, según y como S. S. Ilustrísima ha visto y les ha oído á todos sus vecinos, uno por uno, están todos prontos á obligarse á lo que lleva expresado, y responde.

5. Preguntado cuál será el mejor sitio conveniente para todos los vecinos, de igual proporción y distancia y de mayores ventajas y utilidad para la provincia y el estado,en que se deba poner la Yglesia nueva, dijo con la asistencia de todos los vecinos y á presencia de su Cura Don Juan Manuel López del Corral y del Theniente de Gobernador D.n Joseph Miguel Porras, por común y general voto se eligió este Plano de entre los dos Ríos, que por lo ancho se estiende como dos leguas, en el que se hallan muchísimas Casas habitadas y que sólo con la Yglesia se encuentra formada una población, en pocos años necesariamente ha de ser la mejor de toda la provincia, por que lograrían todos á la mano los frutos en la boca de la Montaña para sus negocios, por que el vecindario de la Provincia de Nicaragua, que se mantienen con frutos de esta Provincia, los encuentra más cerca y más baratos, y los vecinos de Cartago y Costarrica, que los transportan á Nicaragua y Provincias, los encuentran á menos porte y condución para su comercio, y que de aquí resultaba la grandísima utilidad para el estado, por que el Rey asegura una Población nueva y sus vasallos todos los víveres y vastimentos de trigo, azúcar, dulze y otros frutos apreciables más cercanos, con casas donde guardarlos, y todos podrán llevar con más facilidad y utilidad sus cargas por encontrarse abundantísimos pastos para sus mulas, con estas proporciones se encuentran cuasi en camino, y responde.

Y aunque por S.S. Ilustrísima se le leyó á la letra el memorial de su Cura D.o Juan Manuel López del Corral y la relación de Vecinos que le acompaña, dijo que á todo había satisfecho en lo que ya tenía respondido, por haberse formado la relación del vecindario en este mismo sitio por todos los habitantes y hacendados de sus barrios, lo cual afirmó diciendo no tenía que añadir ni quitar á lo que llevaba dicho, por que todo es la verdad; y dijo ser de edad de cuarenta y seis años, y responde. Y lo firmó conmigo el Secretario: lo firmó también S. S. Ilustrísima, de que doy fe= El Obispo= Agustín Peperes= Ante mí= Francisco de Paula Soto, Secretario y Notario mayor de Visita.

En el valle de Villa Vieja, en el mismo día, mes y año, el Ilustrísimo Señor Don Esteban Lorenzo de Tristán, obispo de Nicaragua y Costarrica, mi Señor, estando en el referido barrio de La Alajuela, para la información que está mandada recibir mandó comparecer ante sí á Thomás Solera, habitante y hacendado en el antecitado barrio de La Alajuela, de quien S. S. Ilustrísima, por ante mí su Secretario y notario mayor de Visita le recibió el juramento que hizo á Dios nuestro Señor y una señal de H. en forma de derecho, bajo de el cual ofreció decir verdad en cuanto supiere y fuere preguntado; y siéndolo por el tenor del pedimento y memorial que está por cabeza de esta información, que se leyó por mí el Secretario, que doy fe, dijo lo siguiente: I. Preguntado si tiene pleno conocimiento de las familias que habitan y pueblan estos cinco barrios, dijo que como vecino y que vivía en dicho barrio con casa abierta tenía completo conocimiento en orden á los vecinos que moraban con casa abierta en los cinco Barrios, pareciéndole que serán doscientos y cincuenta poco más ó menos, y que los tales, fuera del Cultibo de sus tierras en que se empleaban, tenían también sus ganados, que aunque no mayor cantidad, pero bastábales para ir pasando la vida y criar á sus hijos, y responde.

« AnteriorContinuar »