Imágenes de páginas
PDF
EPUB

De poblar y fomentar á Esparsa resultará también mayor ventaja al comercio, porque habrá consumidores, se establecerán tiendas, se evitarán los costos de conducir los géneros á esta ciudad y pueblos circunvecinos, y á los de Esparza el trabajo de venir á buscarlos. En tiempo de guerra habrá allí un vecindario numeroso y unido, que cuando no bastase para rechazar al enemigo le contendría á lo menos en el desembarco é introducción, y no como en el día, que por ser corto y estar empleados y esparcidos en las haciendas casi todos los hombres que habitan aquel distrito, no puede servir con utilidad ni es fácil la reunión en el corto tiempo que mediaría de avistarse el enemigo á hacer el desembarco, que sería luego, sabiendo no hay allí fortificación ni gente que se lo estorbe.

Estas y otras reflexiones hice en mi citado oficio n.° 138 y son las que me han estimulado siempre á desear que Esparza y Matina se poblaran en debida forma; porque á la verdad, que no estando las costas y puertos bien poblados ó fortificados, no estará seguro el reino de las invasiones, saqueos y otras hostilidades de que hacen mención las historias; ni se podrá evitar el que los indios que habitan las costas del norte de este vasto continente dejen la amistad y trato con las naciones extranjeras, émulas codiciosas y siempre enemigas nuestras. Conozco lo arduo y costoso del proyecto, pero me parece no estar desnudo de buen juicio y solidez cuando la experiencia lo ha acreditado desde el descubrimiento de la Améirca.

Creo haber cumplido puntualmente con el informe que V. S. se dignó pedirme en su enunciado oficio de 7 del mes último; sin embargo, si en algo hubiere faltado ó mi estilo estuviese oscuro, suplico á la bondad de V. S. me lo indique para satisfacerle.

Dios, etc. Cartago, 18 de Mayo de 1804.=Thomás de Acosta=M. I. S. P. Don Antonio González Saravia.

El gobernador de Costa Rica instruye al comandante

de Matina sobre la manera de distribuir entre los

Moscos el regalo anual que les hace el rey de España.—Año de 18o5 (1).

Con fecha de hoy me dice el Teniente de oficiales reales que el 6 del corriente salió para ese valle el regalo que anualmente da S. M. á los Moscos y consiste este año en casaca de paño azul de 2.a y con galones, un par de calzones del mismo paño con botones amarillos, un chupín encarnado de paño de 2.a, un par de medias, tres bastones con puños de plata, un cuchillo con puño, contera y botón de lo mismo, un tercio de tabaco, dos de dulce, uno de jabón y una bota con 25 botellas de aguardiente. La casaca, chupín, calzón y medias entregará V. al hermano de un tal Gobernador Clemente; los tres bastones á los que los pidieren, y el cuchillo á quien le pertenece. También comprará V. nueve pesos de cacao, el que junto con el tabaco, dulce, jabón y aguardiente lo repartirá V., si acaso se halla de Juez político y si no el que lo fuere, entre los principales indios, procurando mandar de todo un poco y con persona segura al Rey Mosco. Repartidas todas las cosas por el Juez Político, ante testigos hará una certificación que esprese los nombres de los Gefes que han recibido regalo y cuánto cada uno, la que remitirá firmada por sí y los testigos para la cuenta del Oficial real. Como los nueve pesos que se han de comprar ahí de cacao se han de pagar aquí en plata, se procurará que sea con el mayor aumento posible para contentar á los indios. Dios, &.a=Cartago, 8 de Mayo de 18o5.=Thomás de Acosta=Va el papel sellado para la certificación.=Señor Sargento Comandante de Matina.

(1) Archivos Nacionales de Costa Rica.—Sección Histórica.

Las autoridades de la provincia de Costa Rica y principales vecinos de la ciudad de Cartago desconocen los actos de cesión de Bayona y renuevan su juramento de fidelidad al rey Carlos IV.— Año de 1808 (0.

En la ciudad de Cartago, á los trece días del mes de Setiembre de mil ochocientos ocho, el Señor Don Tomás de Acosta, teniente coronel de los reales ejércitos, gobernador y comandante general por S. M. de esta provincia de Costa Rica, dijo que habiendo recibido el día de ayer un extraordinario dirigido por la superioridad de este reino, á fin de comunicarle las infaustas noticias de lo últimamente ocurrido en Bayona de Francia entre el rey nuestro señor, su real familia y el emperador de los franceses, y de las disposiciones que á consecuencia de ellas se han tomado en aquella capital con acuerdo de la junta general que al efecto se formó el catorce del próximo pasado; y que debiéndose conformar en todo á lo que en ella se convino, ha determinado que por medio de oficios expedidos ayer se citen á los jueces ordinarios de Valle Hermoso y Heredia, al factor de tabacos, al receptor de alcabalas, al capitán retirado don Mateo Mora y al encargado de la estafeta de Heredia, para que el sábado diez y siete del corriente á las ocho de la mañana se hallen en la sala capitular de esta ciudad para la celebración de una junta general; y que por citación que se haga hoy por el portero de cabildo se avise á los sujetos condecorados y visibles de esta dicha ciudad para su asistencia el enunciado día, á la citada hora, en la referida sala para el indicado efecto; y por éste que proveyó S. S. así lo mandó y firmó por ante mí, de que doy fe.=Thomás de Acosta=José Stos. Lombardo, Escribano público, de cabildo y Gobierno.

(1) Archivos Nacionales de Costa Rica. - Sección Histórica.

En la ciudad de Cartago, á los diez y siete días del mes de Setiembre de mil ochocientos ocho, en consecuencia de lo mandado en el precedente auto se congregaron en la sala capitular de esta dicha ciudad los señores don Tomás de Acosta, gobernador y comandante general de esta provincia, don Lorenzo Carazo y don José María Peralta, alcaldes ordinarios, don Manuel Marchena, único. regidor y alcalde provincial, don Hilario Zeledón y don Gregorio Ulloa, alcaldes ordinarios de Valle Hermoso, don José Francisco Bonilla y don Matías Sandoval, alcaldes ordinarios de Heredia, don Nicolás Carazo, procurador Síndico general, don Rafael José de la Rosa, Cura y Vicario, el R. P. guardián del Convento de San Francisco fray Julián Castro, don Mariano Valenzuela, factor de tabacos, don Manuel Alvarado, receptor de alcabalas, don Manuel García Escalante, teniente de oficiales reales y administrador de correos de esta ciudad, don Pedro Antonio Solares, también administrador de correos de Heredia, don Mateo Mora, capitán retirado, y otros varios vecinos de los principales de esta referida ciudad que aparecen firmados. Habiéndose hecho lectura por S.S. de la gaceta remitida por el M. I. S. Presidente y de la junta celebrada en Guatemala el catorce de agosto último, penetrados todos de los sentimientos de amor y lealtad debida á su legítimo soberano y sus descendientes, unánimente dijeron que no reconocen ni reconocerán jamás los actos de cesión hechos en Bayona de Francia por el rey nuestro señor Carlos Cuarto y sus altezas reales el serenísimo señor Príncipe de Asturias y los señores infantes don Carlos y don Antonio, porque los tienen por desnudos de toda autoridad y fuerza extrínseca, por violentos, ilegales y por nulos en derecho, según parece de los papeles públicos que se han leído. En su consecuencia renovaron todos el juramento de fidelidad y á las leyes que rigen, prometiendo guardar unión y conformidad con los magistrados, para conservar ilesa nuestra sagrada religión y mantener el buen orden y la tranquilidad pública. Al mismo tiempo protestaron no admitir ninguna autoridad extranjera, con lo cual se disolvió esta junta que firmaron dichos señores, de que certifico y doy fe.=Thomás de Acosta = Rafael José de la Rosa= Fr. Julián Castro=Josef Lorenzo Ca

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »