Imágenes de páginas
PDF
EPUB

á V. M. si no apoyase cuanto esponen estos A.A. en beneficio de sus vecindarios; y reproduciendo sus relatos dirá con estos Cuerpos: ¡O, feliz tiempo donde se puede sentir lo que se quiere y decir con libertad lo que se sientel Muchos años ha, Señor, que sufrían los pueblos el pesado yugo del despotismo de las Capitales, siendo tratados los vasallos de V. M. como viles esclavos; y así brumados con tan pesada carga gemían en el olvido y no podían sufrirla, sin la costa del ningún adelantamiento de sus haciendas y labores, haciéndolos hasta la vida odiosa. Por que ¿puede ser, Señor, en ningún tiempo buen Servicio de Dios ni de V. M. la total desolación de los Pueblos, la evidente ruina de los vecinos, la común congoja de las familias? ¿Con qué ánimo podrá trabajar el Labrador sabiendo que su sudor le fatiga y no aprovecha? ¿Qué amor á V. M. podrá engendrarse en el Corazón de un Vasallo que advierte una injusta

imposición de derechos contra Vtra. R. voluntad? ¿Qué

ánimo ha de ser bastante para vivir fatigando y parecer
falleciendo? Todo esto y mucho más ha sufrido con resig-
nación la miserable Costa Rica, pero ahora se le hacen
más sensibles las injusticias por que advierte la inoservan-
cia de nuestra sabia Constitución y que por este perjurio
no cogen los pueblos gustosos el fruto del infatigable tra-
bajo del Soberano Congreso Nacional.
V. M. y su Real familia, la Nobleza de su Corte, la
seriedad de sus Tribunales, los bríos de sus exércitos, el
fomento del Comercio, la multitud de los habitadores de
sus pueblos y la felicidad y prosperidad de la Monarquía,
todo pende del sudor del Jornalero; pues ¿por qué habién-
dolo de enjugar la piedad le ha de sofocar el rigor, priván-
dalo de la única exportación que puede hacer de sus frutos
y de la importación que le rinda la utilidad? No es esto
adherirse á las piadosas intenciones de V. M.

Bástale al infeliz su desdicha sin querérsela duplicar

con el desprecio; y así, Señor, espera firmemente Vtro. Gobernador de la R. piedad de V. M. que ha de dar crédito á estas expresiones y las que vierten los A.A. con los Síndicos por sus vecindarios que tienen el honor de mantenerse fieles en medio de las turbulentas insurrecciones de los pueblos con que confinan, contribuyendo gustosos con sus personas á la pacificación, como reciente

[ocr errors]
[graphic]

mente lo han verificado en la Ciudad de Granada de Nicaragua, en cuya expedición perdieron la vida muchos Cartaginenses. Y tiene Vtro. Gobernador el honor de poder asegurar á V. M. que jamás tocarán en la desesperación, ni por sus excesivas indigencias, que son evidentes á los ojos de los Ministros de la Capital de Guatemala, ni por que conociéndolas éstos son remediadas, y antes bien si las representan se les amenaza, reprende ó castiga; y así nada podrá separarlos de la lealtad y amor á V. M., de cuya Soberana clemencia espera Vuestro Gobernador merecerá su R. atención esta humilde representación. Nuestro Señor gue. la C. R. P. de V. M. los muchos años que la Cristiandad ha menester. Cartago de Costa Rica y Septiembre veinte y nueve de mil ochocientos trece años.= A. L. R.o P. de V. M.=Juan de Dios de Ayala.

Por el correo del día dirijo al Sor. Virrey de Santa Fee el oficio que dice así:

Exmo. Sor.= El adjunto testimonio impondrá á V.E. del expediente instruido en este mando con motivo del arribo al Puerto de Punta de Arenas de las embarcaciones Mercedes, Sol 5osé y Las Animas procedentes de Panamá y Guayaquil, conduciendo efectos de algodón. La Real orden de 16 de Marzo pp.oo, comunicada á V.E., con que se quieren escudar estas expediciones, no se debe entender estensiva á esta Provincia. Así lo persuaden y fundan con razones sólidas los informes del Tribunal del Consulado, el de Cuentas y Administración de Alcavalas, á quien tuve á bien oir sobre el particular; por lo que espero que V. E., convencido de estas mismas razones, se las haga entender á todos los habitantes de su mando, para que en lo sucesivo se astengan de emprender semejantes expediciones, pues en caso contrario me veré precisado, si reiteran en querer hacer el comercio de efectos de algodón con esta provincia, á tratarlos con el rigor que previenen las Leyes se juzgue á los que se exercitan en el Comercio clandestino.

En vista de la buena fee con que dichas embarcaciones emprendieron su viaje he resuelto puedan vender su cargamento pagando las dos alcav.o y los derechos de suben

ción de guerra y Consulado, y por este correo lo prevengo
así á la Intendencia de León y Gobierno de Costa Rica.
=Dios gue. á V. E. m." a.o Nueva Guatemala, Julio 3 de
1813.=José de Bustamante= Exmo. Señor Virrey de
Santa Fee D.o Benito Pérez. -
Lo que traslado á V. para su inteligencia y cumpli-
miento.=Dios gue. á V. m.o a.o Guatemala y Julio 3 de
1813.=Bustamante=Sor. Gobernador de Costa Rica.
Es fiel copia de la que se halla en este Gobierno.
Cartago, Setiembre 29 de 1813.=Juan de Dios de Ayala.

[merged small][graphic]

E1 ayuntamiento de Alajuela expone á S. M. los méritos, servicios y cualidades del gobernador D. Juan de Dios de Ayala.— Año de 1813 o

Señor= El Ayuntamiento Constitucional de la Población de La Alajuela de Costa Rica, con anuencia de sus Síndicos, con el más profundo respecto á V. M. hace una leve insignuación de los servicios y méritos de Vuestro Governador D. Juan de Dios de Ayala que actualmente govierna esta Provincia con tal acierto, fidelidad, prudencia, amor y desinterés qual necesita para desempeñar la confianza que ha meresido á V. M. y llenar los deberes de su obligación, haciéndose de este modo dueño de los corazones de estos havitantes, que por medio de sus activas providencias, sin extorcionar á alguno, logran hoy el aumento de la agricultura, aprovechamiento de su infatigable trabajo, cuias operaciones, con las demonstraciones de alegría que manifiesta en ocasiones, que se prestó el solemne Juramento de ovediencia á esse Soverano Congreso y savia constitución que observa inviolablemente con los Reales Decretos posteriores, nos aseguran de su verdadero patriotismo, lealtad, fidelidad y amor á V. M., costeando de su bolsillo las missas de Gracias y funciones públicas con la mayor prodigalidad en las noticias faborables de nuestra madre Patria, al mismo tiempo que en las adversas con la mayor Religiosidad impetra el Divino auxilio por el feliz éxito de nuestras Armas por medio de Rogativas; contribuyendo desde el año de 18 Io con el Donativo mensual de treinta pesos para la defensa de la Justa Causa, á cuyo exemplar, estimulados con la persuasiva de su conocida generosidad, hasta los más infelices hasen contribuciones desproporcionadas á su miseria: esto claramente manifiesta que serían más grandes sus ofertas

(1) Archivo General de Indias.—Papeles de Estado.—Guatemala.—Legajo 2, no 173.

á no estar esta pequeña parte de la monarquía tan sumergida en la infelicidad; pero se cuenta por dichosa teniendo la dicha de mantenerse fiel y de haver concurrido á la pacificación de los lugares insurreptos á costa de sus vidas y de sus vienes, como á la verdad sucedió el año próximo pasado en la Ciudad de Granada de Nicaragua. Otras muchas bellas circunstancias omite este Ayuntamiento expecificarlas que distinguen á Vuestro Governador, por no ser difuso y por estar cierto averlo echo ya en parte el N. Ayuntamiento de la Ciudad de Cartago, Cavesa de esta Provincia, en dies y ocho de Noviembre del año de 1811; por lo que no se ocultarán á la sabia penetración de V. M., á cuya Real piedad tributamos reverentes gracias por habernos puesto bajo el mando de un mínistro tan fiel y benemérito que la notoria Justificación de V. M. sabrá premiar. Nuestro Señor guarde la Católica Real Persona de V. M. los muchos años que la Christiandad a menester. Nueva Población de Alajuela y Noviembre 22 de 1813. = Señor=A. L. R. P. de V. M.=Juan Alfaro= Juan Antonio Alfaro=Joseph Savorío=José Antonio del Basto= Manuel Ximenes = Rafael Alfaro = Fermín Gonsales= Francisco Barquero=Juan Manuel Soto=Juan José Soto =Francisco Xavier Lopes=Sebastián Ulate=Silvestre Ramos, secretario de cavildo.

« AnteriorContinuar »