Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Al expresar à V. E. cuán grato me es cumplir con este deber y con cuánta satisfaccion veria á la Nacion Argentina cooperar tambien en este caso en trabajos de progreso y de humanidad, espero una contestacion favorable, aprovechando la ocasion para reiterar á V. E. las seguridades de mi más alta consideracion.

P. CHRISTOPHERSEN.

Exmo. Sr. Dr. D. Norberto Quirno Costa, Ministro de R. E.

Ministerin

de Relacicnes Exteriores.

Buenos Aires, Setiembre 6 de 1889.

Señor. Encargado de Negocios: -Por la nota que S. S. se ha servido pasarme el 9 de Agosto último, me he impuesto de la invitacion que el Gobierno Imperial dirije al de la República para que concurra al Congreso y Exposicion Penitenciaria Internacional que se celebrará en San Petersburgo á principios del mes de Junio de 1890. Al propio tiempo he recibido los documentos relativos á las cuestiones de que se ocupará aquel Congreso.

Mi Gobierno agradece y estima debidamente la cortés invitacion que S. S. le comunica y al manifestarlo asi cúmpleme expresarle que la he trasrnitido al Departamento de Justicia, llamándole su atencion respecto de este importante asunto.

Saludo á S. S. con las seguridades de mi consideracion distinguida.

N. QUIRNO COSTA.

A S. S. el Sr. Encargado de los Negocios de la Legacion de Rusia,

D. P. Christophersen.

De partamento)

de Relaciones Exteriores

Buenos Aires, Octubre 12 de 1889.

Atendiéndose á la invitacion del Gobierno Ruso para hacerse representar en el Congreso Internacional Penitenciario que se celebrará en San Petersburgo el año próximo, y cou siderando conveniente la concurrencia de un Delegado Argentino, de acuerdo con lo expuesto por el Departamento de Justicia, Culto é Instruccion Pública y lo dictaminado por el Procurador General de la Nacion.

El Presidente de la República

DECRETA:

Art. 1.9–Nómbrase Representante Delegado de la República Argentina en el Congreso Internacional Penitenciario que se celebrará en San Petersburgo en Junio del año próximo, al Señor D. Eduardo Ibarbalz Primer Secretario de la Legacion en Austria-Hungría.

Art. 2.°— Vómbrase igualmente Secretario del referido representante al ciudadano D. Eduardo Garcia Mansilla, el cual gozará de la asignacion mensual de ciento cincuenta pe. sos oro, que percibirá por todo el tiempo que dure esta mision.

Art. 3.0 Por el Departamento de Justicia, Culto é Instruccion Pública se expedirán las intrucciones del caso.

Art. 4.°—Comuníquese á quienes corresponda y dése al R. N.

JUAREZ CELMAN,
ESTANISLAO S. ZEBALLOS.

[blocks in formation]

Al Sr. Galkine Wraskoy, Presidente de la Comision Penitenciaria

Internacional.

Señor y muy honoravle colega :Antes de partir de San Petersburgo, cuya amable acojida no olvidaré jamás, permí. tame Vd. ofrecer, por su autorizado intermedio, á la Exposicion Internacional Penitenciaria de San Petersburgo todos los objetos que componen la Exposicion Argentina.

Así conservará un recuerdo tangible de la participacion que mi jóven país ha tomado, en esta ocasion como siempre, en medio de las naciones que marchan al frente de la civilizacion.

Ruego á Vd., Señor y muy honorable colega, reciba, con mi agradecimiento anticipado, las seguridades de mi paiticular y distinguida consideracion.

Eduardo Ibarbalz,
Delegado de la R. A.

(TRADUCCION).

San Petersburgo, 9 de Julio 1890.

Al Sr. D. Eduardo Ibarbalz, Delegado Oficial de la República

Argentina.

Señor:-Al acusar á Vd. recibo de su amable comunicacion del 2 de Julio, tengo el honor de rogarle quiera Vd. ser el intérprete, cerca del Gobierno de su país, de mis sentimientos de profundo y respetuoso agradecimiento por el favor que ha tenido á bien manifestar á la Administracion de que soy jefe, poniendo á su disposicion los objetos que han figurado en la Seccion Argentina en la Exposicion Penitenciaria.

Aprovecho esta oportunidad para reiterar á Vd. las seguridades de mi alta estimacion y sincera simpatía, y en la esperanza de que conservará Vd. un buen recuerdo de mi país, le ruego acepte la expresion de mi más distinguida consideracion.

W. GALKINE-WRASKOY.

San Petersburgo, Junio 17 de 1890.

Señor Ministro:— En los últimos dias de Mayo, tuve la honra de participar á V. E., desde Viena, que me trasladaria á San Petersburgo próximamente, á fin de poder asistir á todas las sesiones del Congreso Internacional Penitenciario y disponer el arreglo conveniente de los objetos enviados por el Superior Gobierno para la Exposicion Penitenciaria.

En efecto, el 11 llegué a esta hermosa capital, donde los Delegados estamos siendo objeto de las más delicadas é inolvidables atenciones; el 12 me ocupé de preparar nuestra Ex posicion en el local que se nos destino, el 13 concurri á la primera sesion preparatoria del Congreso y el 14 fuimos presentados los Delegados Oficiales á S. A, el príncipe de Oldemburg, presidente honorario del mismo, á los señores Ministros de Relaciones Exteriores y del Interior y al Prefecto de la Municipalidad.

Terminados oportunamente aquellos arreglos y ceremonias de etiqueta, e! 15 asistí á la Asamblea de la Nobleza, en mi carácter de Delegado de la República Argentina, á la solemne apertura del Congreso y minutos despues a la de la Exposicion, habiendo ambas tenido lugar en presencia del Emperador Alejandro y de la Emperatriz, á quienes fuimos individualmente presentados, del Principe heredero, la Corte, el Cuerpo Diplomático y las altas autoridades del Imperio.

En la Exposicion, que ha sido instalada en el espacioso establecimiento hípico llamado “ Manége Michel“, Sus Majestades se detuvieron algunos momentos delante de cada una de las Exposiciones parciales, en cuyos pabellones respectivos los Delegados nos anticipamos á ir á esperarlos.

En el de la República, Señor Ministro, donde flameaba, á distancia tan grande de la pátria, la gloriosa bandera argentina que hice enarbolar la víspera, tuve el honor de recibir á los ilustres visitantes y de contestar a las oportunas preguntas que con amable interés me dirigieron, tanto el Emperador y la Emperatriz, como los Grandes Duques, sobre el sistema penitenciario de nuestro país, el número de detenidos con relacion á su poblacion, y el costo de nuestra gran Penitenciaría.

Esta Exposicion Internacional ha tenido un éxito asombroso y que pocos esperaban.

Efectivamente, el visitante que no estuviera prevenido de antemano, podría creerse en presencia de una exposicion libre industrial, y hasta pudiera decirse artística y no simplemente de una coleccion de objetos elaborados en las diversas cárceles del mundo por esos desgraciados que la sociedad condena necesaria y justamente, pero que no desampara y trata ahora de morigerar y convertir por medio del trabajo útil y moralizador.

En cuanto á la Exposicion de la Penitenciaria de Buenos Aires, muy pequeña, comparativamente, por la cantidad de objetos remitidos, ha tenido, sin embargo, mucho éxito, llamando particularmente la atencion del Emperador y de los concurrentes en general las hermosas fotografias de su grande y valioso edificio, los libros impresos y encuadernados en sus talleres, el calzado de diferentes clases y el modelo de una celda de condenados.

La prensa ha empezado ya á ocuparse de las diversas secciones de la Exposicion, y espero tener pronto la satisfaccion de enviar á V. E. las apreciaciones que se publiquen concernientes a la nuestra.

Escrita esta comunicacion rápidaniente, pues estoy concurriendo a las tres sesiones diarias que tienen el Congreso y las distintas Secciones, habiéndome inscripto especialmente en la 2.a que se ocupa de las "Instituciones Penitenciarias“,

« AnteriorContinuar »