Recopilacion de leyes i decretos supremos concernientes al ejército, desde abril de 1812 a [diciembre de 1887] ...: Abril de 1812 a abril de 1839. 1870

Portada
José Antonio Varas
Imprenta nacional, 1870

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 82 - Ha cesado la lucha sangrienta; ya es hermano el que ayer invasor; de tres siglos lavamos la afrenta combatiendo en el campo de honor.
Página 82 - Siempre noble, constante y valiente te encontraron los hijos del Cid. Que tus libres tranquilos coronen a las artes, la industria y la paz, y de triunfos cantares entonen que amedrenten al déspota audaz.
Página 459 - I por cuanto, oido el Consejo de Estado, he tenido a bien aprobarlo i sancionarlo; por tanto, dispongo se promulgue i lleve a efecto en todas sus partes como lei de la República. — MANUEL BÚLNES. — Manuel Camilo Vial.
Página 82 - Vuestros nombres, valientes soldados, que habéis sido de Chile el sostén, nuestros pechos los llevan grabados . . . Los sabrán nuestros hijos también.
Página 81 - Ved la insignia con que en Chacabuco al intruso supisteis rendir, y el augusto tricolor que en Maipo en un día de triunfo os dio mil. Vedle ya señoreando el Océano y flameando sobre el fiero león.
Página 83 - Puro, Chile, es tu cielo azulado, Puras brisas te cruzan también, Y tu campo de flores bordado, Es la copia feliz del Edén. Majestuosa, es la blanca montaña Que te dio por baluarte el Señor, Y ese mar que tranquilo te baña Te promete futuro esplendor.
Página 24 - Si en toda sociedad debe el individuo distinguirse solamente por su virtud y su mérito; en una República es intolerable el uso de aquellos jeroglíficos que anuncian la nobleza de los antepasados: nobleza muchas veces conferida en retribución de servicios que abaten a la especie humana.
Página 80 - Los tiranos en rabia encendidos y tocando de cerca su fin, desplegaron la furia impotente, que, aunque en vano, se halaga en destruir. Ciudadanos, mirad en el campo el cadáver del vil invasor. . . ¡Que perezca ese cruel que el sepulcro tan lejano a su cuna buscó!
Página 290 - Por tanto: ordeno que se publique por lei, insertándose en el Boletín.
Página 79 - CORO Dulce patria, recibe los votos, con que Chile en tus aras juró que, o la tumba serás de los libres o el asilo contra la opresión.

Información bibliográfica