Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

.

.

.

..

..

..

..

.

.

.

.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

..............

317

Deliberacion de la audiencia, del cabildo de Santiago i

de una junta estraordinaria de guerra sobre aquel

gravísimo e inusitado acontecimiento..................... 303 Disposiciones de la audiencia para que el presidente

Acnña i Cabrera saliese de Concepcion, i para que se

restableciese en aquella ciudad el órden legal......... 313 Conjuracion de los indios pacíficos de Santiago.......... 316 Despoblacion de Chillan........... Discusion del cabildo de Santiago sobre el recibimiento del presidente Acuña i Cabrera ........

321 El virrei del Perú llama al presidente de Chile, i éste

rebusa obedecer.................................................. 324 Reales cédulas relativas a los sucesos mencionados...... 326 Rogativa acordada por el cabildo de Santiaga para im

plorar el amparo divino ......................................... 334 Procedimientos de la audiencia referentes al castigo de

los culpables en la despoblacion de Chillan, i parti

cularmente en la sedición de Concepcion................ Fallos que se dieron sobre los principales acusados de

haber contribuido a aquellos desgraciados sucesos... 338

[ocr errors]

CAPITULO VII.

LA ESPULSION DE LOS ARAUCANOS DECRETADA POR

OS II,

Ventajas obtenidas por los indíjenas bajo el gobierno

de Porter Casanate..................................................... 343 Socorros suministrados por el cabildo i vecindario de Santiago.............

............. 345 Deliberacion que tuvo dicho cabildo para defender la

frontera o línea del Maule amenazada por los indíjenas rebelados......

....................... 347 Despoblacion causada por las levas forzosas............... 353 Maquinaciones de los indios domésticos o sumisos con

tra los conquistadores.................... ............ 355 El principal motivo de este implacable descontento era

el mal tratamiento que se les daba.......... ............. 357 Ausilios militares enviados a Chile por el gobierno de la metrópoli........

.......... 361

Pau.

.

..

..

.

..

.

.

.

Abolicion de la esclavitud de los indios que decreta el monarca. ...........

................. 364 Real indulto concedido a los araucanos..................... 367 Otras medidas dictadas por el soberano para procurar la pacificacion de Chile..........

............... 368 Administracion de don Anjel de Peredo..................... 369 Id. de don Francisco de Menéses.................................... 370 Su dura comportacion con los indíjenas.......................... 375 Orden de Cárlos II para espulsar de Chile a los arau

canos. .............................................................. 380 Plan pérfido propuesto por el presidente Garro para

asegurar la reduccion de estos indíjenas................... Facultad concedida a los indíjenas de pagar el tributo en dinero o en frutos..............

............... Cédula por la cual Cárlos II declaró a los indíjenas de

América iguales a sus demas vasallos para obtener empleos i distinciones......

................ Auto significativo de la audiencia............ .............. 394

391

CAPITULO VIII.

LA ABOLICION DE LAS ENCOMIENDAS EN CHILE.

Despoblacion de Chile al principiar el siglo XVIII..... 403 Disposiciones contradictorias del monarca respecto del

servicio personal de los indíjenas......... .......... 407 Depósito de los indios prisioneros de guerra en poder

de los encomenderos............................................ 412 Oposicion del cabildo de Santiago a que los indios fuesen reducidos a pueblos...........

........... 418 Estorsiones de los correjidores contra los indíjenas...... 422 Alzamiento de 1723.......... Planes presentados al rei para la fundacion de nuevas poblaciones en Chile.....

... 431 El presidente don José de Manso lleva a efecto la formacion de varias villas...............

............ 443 Desavenencia ocurrida entre el presidente Ortiz de Ró

sas i los hacendados de Chile con motivo de la fundacion de nuevas poblaciones...

.......... 446

............... 423

Don Alonso de Ercilla se propuso, no inventar como poeta, sino narrar como historiador.

Queria referir lo que habia visto. · Prefirió para su obra a la humilde prosa, el sonoro verso, la pomposa octava, porque lo que se estaba ejecutando à su vista le llenaba de entusiasmo.

No una vez, sino muchas, a cada pájina, mani. fiesta que lo que refiere es la verdad, nada mas que la verdad.

I no es él solo quien lo asevera; sus contemporáneos lo confirman tambien. Góngora Marmolejo, Mariño de Lovera, Suárez de Figueroa, Pedro de Oña, dirijen a Ercilla las observaciones que pueden hacerse a un historiador, no a un poeta. Le acusan de inexactitud, de omisiones, de exajeraciones; jamas de ficcion.

Uno de los autores citados, testigo ocular de los sucesos, declara aun que comunmente todo lo que Ercilla escribe es la verdad (1).

Ningun crítico que yo recuerde, lo ha puesto jamas en duda.

Se ha censurado a Ercilla el haber presentado a los araucanos como si fueran españoles; pero nun. ca se ha insinuado que haya inventado los hechos que narra. .

Por esto, los cronistas nacionales, que le citan amenudo, apelan a su testimonio, como al de un historiador, de un testigo presencial.

La Araucana fué talvez el libro mas leído en Chile, i todos le tenian como la relacion en verso de sucesos que efectivamente habian ocurrido.

(1) Góngora Marmolejo, Historia de Chile, dedicatoria i capítulo 28. - Mariño de Lovera, Crónica del reino de Chile, libro 1°, capítulo 41, i libro 2, capítulo 11.--Suárez de Figueroa, Hechos de don García Hur. tado de Mendoza, libro 3.- Oña, Arauco Domado, exordio.

La conducta que continuaron observando los araucanos, durante toda la época colonial, confirmó la exactitud de lo que el poeta habia referido acerca de sus antepasados.

En aquel libro se aunaban, pues, los atractivos de la poesía con los de la realidad.

Así no es estraño que estuviera destinado a ejercer una poderosa influencia, cuando la aparicion de ciertas causas hubiera impreso a los áni. mos una direccion dada.

Ercilla era un joven noble i ardoroso, soldado i poeta, que manejaba la espada tan bien como la lira, ansioso de gloria militar i literaria para sí i para su nacion, el cual se propuso cantar la grandeza de su rei i de su patria.

Algunos de los defectos de su obra son el resul. tado de esta jenerosa aspiracion.

El poeta no ha podido resistir a la necesidad de ensalzar todas las hazañas que los españoles estaban ejecutando a un mismo tiempo en diversas partes del mundo en honra de Dios i del rei.

¿Qué le importaba infrinjir las reglas de la unidad, con tal de lanzar con la trompa épica a los cuatro vientos los loores de España?

Por eso, no satisficiéndose con referir en armonioso lenguaje las proezas de los conquistadores de Chile, celebra igualmente las batallas de San Quintin i de Lepanto, i la ocupacion de Portugal.

Cuando no puede narrar tan estensamente los sucesos que excitaban las simpatías i entusiasmo de España, alude por lo menos a ellos.

Si no le es posible destinarles todo un canto, les dedica siquiera una estrofa, un verso.

De este modo, recuerda a sus lectores el retiro de Cárlos V a Yuste, las ajitaciones de la Liga en Francia, el rechazo del protestantismo, el asalto

« AnteriorContinuar »