Imágenes de páginas
PDF
EPUB

otros árboles de secadal, tierra de pasto para cin|1563, y ordepauza 58 en Toledo á 25 de mayo de 1596. cuenta poercas de vieotre, cien vacas, veinte ye- Que el repoolimiento de tierras se haga con pareguas, quinienlas ovejas, y cien cabras. Y orde- cer del cabildo , y sran preferidos los regidores. namos que se haga el repartimiento de forma, que Habiéndose de repartir las tierras, agoas, abretodos participen de lo bueno y mediano, y de lo vaderos, y pastos entre los que fueren a poblar, que no fuere lal, en la parte que á cada uno se los vireyes, o gobernadores, que de Nos tavierea le debiere señalar. (0)

facoltad, hagan el repartimiento, con parecer de

los cabildos de las ciudades, ó villas, teniendo conLEY II.

sideracion a que los regidores sean preferidos, si El emperador D. Carlos en Toledo á 19 de inayo

no tuvieren tierras, y solares equivalentes; y á los de 1525.

indios se les dejen sos tierras, heredades y pasQue da forma de hacer los repartimientos en nue

tos, de forma que no les falte lo necesario, y lenvas poblaciones.

gan todo el alivio y descanso posible para el susA los que en la nueva poblacion de algona tento de sus casas y familias. provincia tuvierea tierras y solares en po pueblo,

LEY VI. no se les pueda dar, oi repartir en otro, si no fuere dejando la primera residencia, y pasándose

El emperador D. Carlos á 26 de junio de 1523, y en el emperad

Toledo á 24 de mayo de 1534. a vivir a la que de nuevo se poblare, salvo si en la primera habieren vivido los cuatro anos, que

1 Que las tierros se rrpartan con asistencia del pro.

curador del lugar. tienca obligacion para el dominio, ó los dejaren, y no se aprovechareo de ellos, por no haberlos Al repartimiento de las vecindades, caballecumplido; y declaramos por oulo el repartimien. | rias, y peonias de tierras, que se habieren de dar to. ane conira la decision de esta nuestra ley se á los vecinos: Mandamos que se halle presente el hiciere, y condcoamos á los que le hubieren hecho procurador de la ciudad, ó villa donde se ha de en pena de la nuestra inerced, y diez mil inara- | hacer. vedis para nuestra cámara.

LEY VII.
LEY III.

D. Felipe II en el Pardo á 6 de abril de 1588.
D. Felipe II allí, ordenanza 107.

Que las tierras se reparlan sin acepcion de per

sonas y agravio de los indios. Que dentro de cierto licinpo y con la pena de esta ley , sc edifiquen las casas y solares y pucblen las

Mandamos que los repartimien los de tierras lie ras de paslo.

así en nuevas poblaciones, coino en lugares y tér.

minos, que ya estavieren poblados, se hagan con Los que aceptaren asiento de caballerias y peo

toda justificacion, sin adınitir singularidad, acepnías, se obliguen de tener edificados los solares,

cion de personas, ni agravio de los indios. poblada la casa , hechas y repartidas las hojas de

LEY VIII. tierras de labor, y haberlas labrado, puesto de plantas, y poblado de ganados las que fueren de

El mismo ordenanza de 1563. pasto, dentro de tiempo limilado, repartido por Que declara ante quien se han de pedir solares, sus plazos, y declarando lo que en cada uno ha

tierras y aguas. de estar becbo, pena de que pierdan el reparti Ordenamos que si se presentare peticion, pimieoto de solares, y tierras, y mas cierta canti diendo solares, ó tierras en ciudad, ó villa donde dad de maravedis para la república, con obliga residiere audiencia nuestra, se haga la presentacioo eu pública furona, y fianza llana y abonada. ciou en el cabildo, y habiendolo conferido, se LEY IV.

nombren dos regidores diputados, que hagan sa

ber al virey, ó presidente lo que al cabildo pareEl mismo, año 1568. Y en Madrid á 18 de inayo de

ciere, y visto por el virey, ó presidente y diputa1572. Y en Valencia á 15 de febrero de 1586.

dos, se dc el despacho firmado de lodos en presen. Que lus vireyes pucdan dar tierras y solures á los 1

cia del escribano de cabildo para que lo asiente que fueren á prblar.

en el libro de cabildo; y si la peticion fuere soSi en lo ya descubierto de las Indias hubiere bre repartimiento de aguas y tierras para ingealgunos sitios y comarcas tan buenos, que con- ) nios, se presente ante el virey, ò presidente, y el venga fundar poblaciones, y algunas personas se

la remita al cabildo, que asimismo habiéndolo aplicaren á hacer asiento, y vecindad en ellos,

conferido, envie à decir su parecer con un regipara que con mas voluntad, y utilidad lo puedan dor, para que visto por el virey, ó presidente, hacer, los vireyes y presidentes les den en nues provea lo que convenga. tro nombre tierras, solares, y aguas, conforme a

LEY IX. la disposicion de la tierra, con que no sea en per

El mismo en Madrid á 11 de junio de 1594. juicio de tercero, y sea por el tiempo, que fuere nuestra voluntad

Que no se den tierras en perjuicio de los indios,

y las dadas se vuelvan à sus dueños. LEY V.

Mandamos que las estancias, y tierras, que se El emperador D. Carlos en Barcelona á 4 de abril dieren á los españoles, sean sin perjuicio de los de 1532. D. Felipe II ordeuanza de audiencias de

indios, y que las dadas en su perjuicio y agra

vio, se vuelvan a quien de derecho pertenezca. (2) (1) Para la inteligencia de este título véase el arlículo si de la ordenanza de Intendentes de Nueva (2) Encargado su cumplimiento por el art. 81 de España.

| la ordenauza de Inleudentes de Nueva España.

LEY X.

: LEY XIII. El emperador D Carlos y la einperatriz goberbado- | D. Felipe III er: San Lorenzo á 11 de junio de 1612, ra en Madrid á 27 de octubre de 1535.

cap. 22° de lostruccion de vireyes D. Felipe IV eu' Que las lierras se reparton á descubridores , pu

Madrid á 18 de junio de 1624, cap. 22. ! bladores , y no las puedan vender d eclesiásticos que los vireyes hagon socar los ganados de los Repártanse las tierras sin esceso entre descu

tierras de regadio , se sienibren de trigo. bridores, y pobladores antiguos, y sus descendien Ordenamos á los vireyes, que se informen de tes, qoe hayan de permanecer en la tierra, y sean las tierras, que hubiere de regadio, y ordenen que preferidos los mas calificailos, y no las puedan se saquen de ellas los ganados, y sieinbren de trivender á iglesia, ni inonasterio , ni á otra perso go, si no tuvieren los docños títulos para tener na eclesiàstica, pena de que las hayan perdido, / estancias de esta calidad. y pierdan, y puedan repartirsę, á otros. (3)

LEY XIV.
LEY NI..

D. Felipe II en 20 de noviembre de 1578. Y á 8 de Los mismos en Valladolid á 20 de noviembre de 1536.

marzo de 1589. Y en el Pardo á 1.o de noviembre

de 1591. . Que se lome posrsion de las tierras repartidas den

Que à los poseedores de rierros, estancios, chatro de tres meses, y hagan plantios , pena de per

cras y caballerias con legilimns litulos, se les derlas.

ampare en posesion, y las demas sean restituidas Todos los vecinos y moradores á quien se hi.

al rey. ciere repartimiento de tierras, scan obligados den.

Por haber Nos sucedido enteramente en el tro de tres ineses, que les fueren sinalados, á to.

señorio de las lodias, y pertenecer á noestro painar la posesion de ellas, y plantar todas las lin

trimonio y corona real los valdíos, suelos y tierdes, y confincs, que con las otras tierras tuvie

ras, que no estuvieren concedidos por los señores reo de sauces, y árboles, siendo en tiempo, por

reyes nuestres predecesores, ó por Nos, ó en noes. manera, que demas de poner la lierra en buena,

tro nombre, conviene que toda la tierra , que se y apacible disposicion, sea parte para aprovechar.

posee sin justos y verdaderos titulos, se nos resse de la leña, que hubiere menester, pena de que

tituya, segon y coino nos pertenece, para que repasado el términn, si no tuvieren puestas las di.

servando ante todas cosas lo que á Nos, ó ó los chas plantas, pierdan la ticrra, para que se pue

vireyes, audiencias y gobernadores pareciere ne. da proveer, y dar á otro cualquiera poblador, lo

cesario para plazas, exidos, propios, pastos y valcual no solamente haya lugar en las tierras, sino

dios de los lugares, y concejos, que están poblaen los pueblos y zanjas que tuvieren, y hubierea

dos, asi por lo que toca al estado presenle en que en los limites de cada ciudad, ó villa. (4)

se hallan, como al porvenir, y al aumento que LEY XII.

pueden tener, y repartiendo a los Indios lo que El emperador D. Carlos y los reyes de Bohemia go

boenamcole hubieren menester para labrar, y ha. bervadores eu Valladolid á 24 de marzo y 2 de mayo cer sus sementeras, y crianzas, confirmandoles en de 1550. Véanse las leyes 20, tii. 3, y 13, lit. 9, li lo que ahora tienen, y dándoles de nuevo lo nebro 6.

cesario, toda la demas lierra quede y esté libre Que las estancias paro ganudos se den apurtadas y desembarazada para hacer merced, y dispover de pueblos y sernenteras de indios.

de ella à nuestra voluntad. Por todo lo cual órPorque las estancias de ganados vacunos, ye denamos y mandamos á los vireyes y presidentes guas, puercos, y otros mayores y menores, hacen de audiencias pretoriales, que cuando les paregrio daño en los maizales de los indios, y espe. ciere señalen término minpetente para que los cialınente el que anda apartado y sin guarda: poseedores exhibao ante ellos, y los ministros de Mandainos que no se den estancias piogonas eo sus audiencias, que nombraren, los títulos de tier. partes y lugares de donde puedan resultar daños, ras, estancias, chacras, y caballerías; y amparany no pudiéndose escusar, scan lejos de los pue do á los que con buenos títulos y recaudos, ó. blos de indios, y sus sementeras, pues para los justa prescripcion poseyeren, se nos vuelvan y ganados hay tierras apartadas, y yerbas donde restituyan las demas, para disponer de ellas á pastorear y pastar sin perjuicio, y las justicias nuestra voluntad. hagan, que los dueños del ganado, é interesados en el bien público, pongan tanlos pastores, y

truccion con fecha de 15 de octubre de 1754 ; acom

pañada de real orden de 2 de noviembre del mismo guardas, que basten á evitar el dalo, y en caso

año que alguno sucediere, le hagan salisfacer. (5) En el art. 81 de la ordenanza de Intendentes de

Nucva España se manda observar dicha real cédula (3) En cédula de 9 de setiembre de 1796 se ha de 54 en cuanto no se deroga por el referido artícumandado exigir un 15 por 100 de todos los bienes lo que ordena entre otras cosas que los intendentes que por cualquier modo se ainortizer en todas las sean los que espidan el título, y las juntas su periopartes en donde no esté establecida la ley de amor res el de confirmacion. Por cédula circular de 25 de tizacion. Véanse los artículos 112 y 143 de la orde marzo de 1798 , se irodifica lombieu el mencionado nanza de Intendevtes de Nueva España.

artículo , prescribiendo que no baya necesidad de (4) Véase la real cédula que se cita en el artí ocurrir a la junta por la corfirmacion en el caso de culo 81 de la ordenanza de Intendentes de Nueva prestar el servicio pecuniario de un 2 por 100 del Espaja.

valor de las tierras. Igualmente se manda eu la nuis(5) Concuerda con las leyes 10, tit. 17 de este ma que no se lleve derechos en la junta ui en las in libro , y con la 20, lit. 6, lib. 6.

tendencias cuando el valor de las tierras no pase de Y sobre la práctica de cstas leyes desde la 11 200 pesos, y que los fiscales en el refcrido caso de hasta la 19, se espidió una real cédula modificando procederse de oficio agiten el pronto despacho de algunas ó estendiendo utras con una plevisima insa | los insinuados negocios.

LEY XV.

del término ordinario, que se observa en lasmer.

cedes de encomiendas de indios. (6) D. Felipe IV en Madrid á 17 de mayo de 1631.

LEY XVII. Que se admila a composicion de lierras. D. Felipe IV en Zaragoza á 30 de junio de 1616.

Coosiderando el mayor beneficio de nuestros Que no se admita é composicion de tierras que vasallos, ordenamos y mandamos á los vireyes hubier en sido de los indios ó con lilulo vicioso, y los y presidentes gobernadores, que en las tierras fiscales y proteclores sigan su justicia. compuestas por sus antecesores no innoven, de Para mas favorecer y amparar á los indios, jando á los dueños en su pacífica posesion ; y los

y que no reciban perjuicio: Mandamos que las que se hubieren introducido y usurpado mas de

composiciones de tierras no sean de las que los lo que les pertenece, conforme a las medidas, sean

españoles habieren adquirido de indios contra admitidos en cuanto al exceso, á moderada com

nuestras cédulas reales, y ordenanzas, ó poseyeposicion, y se les despachen nuevos títulos; y to rea con título vicioso, porque en estas es nuestra das las que estuvieren por componer, absoluta

voluntad, que los fiscales protectores, ó los de las mente harán que se vendan á vela y pregon, y

audiencias, si no hubiere protectores fiscales , sirematen en el inayor ponedor, dándoselas á razon

gan su justicia, y el derecho , que les coinpete de censo al quitar, conforme a las leyes y pragma.

por cédulas y ordenanzas, para pedir nulidad ticas de estos reinos de Castilla: y remitimos á

contra semejuntes contratos. Y encargamos á los los vireyes y presidentes el modo y forina de la

í vireyes, presidenles y audiencias, que les dén toda ejecucion de todo lo referido, para que lo dispon. asistencia para su entero cumplimiento. (6) gan con la menos costa que sea posible; y por excusar lo que se puede seguir de la cobranza, or

LEY XVIII. denarán à nuestros oficiales reales de cada distri- El mismo en Madrid á 16 de marzo de 1642, y en to, que la hagan por su mano, sin enviar ejeca

Zaragoza á 30 de junio de 1646. tores, valiéndose de nuestras audiencias reales; y

Que á los indios se les dejen tierras. donde no las hubiere, de los corregidores.

Ordenamos que la venta, beneficio y compoD. Carlos II y la reina gobernadora en esta Recopi- sicion de tierras se haga con tal atencion , que á lacion. .

los indios se les dejen con sobra todas las que Y porque se han dado algunos títulos de tier les pertenecieren, asi en particular, como por coras por ministros, que no tenian facultad para re munidades, y las aguas y riegos; y las tierras en partirlas, y se han confirmado por Nos en nues. que hubieren hecho acequias, ú otro cualquier tro consejo: Mandamos que a los que tuvieren beneficio, con que por industria personal suya cédula de confirmacion, se les conserve, y sean se hayan fertilizado, se reserven en primer lugar, amparados en la posesion dentro de los límites y por ningun caso no se les puedan vender, ni en ella contenidos; y en cuanto hubieren excedi enagenar; y los jueces, que á esto fueren enviado sean admitidos al beneficio de esta ley. dos , especifiquen los indios, que hallaren en las

tierras y las que dejaren á cada uno de los tribu. LEY XVI.

tarios viejos, reservados , caciques, gobernadores, El emperador D. Carlos y la emperatriz gobernado

ausentes, y comunidades. ra en Ocaña á 27 de febrero de 1531. D Felipe III

LEY XIX.. en el Pardo á 14 de diciembre de 1615, y en Madrid á 17 de junio de de 1617.

El mismo alli á 30 de junio de 1646. Que se den y vendan las tierras con las calidades que no sea admitido á composicion el que no hude esta ley, y los interesados lleven confirmacion. | biere poseido las tierras diez años, y los indios scan

preferidos. Por evitar los inconvenientes, y daños, que

No sea admitido á composicion de tierras el se siguen de dar, ó vender caballerías, peonías y

que no las hubiere poseido por diez años, aunque otras mensuras de tierra á los españoles en per

alegue que las està poseyendo, porque este prejuicio de los indios, precediendo informaciones

testo solo no ha de ser bastante; y las comunisospechosas de testigos: Ordenamos y mandamos,

dades de indios sean admitidas á composicion, con que cuando se dieren, ó vendieren, sea con cita

prelacion á las demas personas particulares, hacion de los fiscales de nuestras reales audiencias del distrito, los cuales tengan obligacion de ver

ciéndoles toda conveniencia. y reconocer con toda diligencia la calidad y de

LEY XX. posiciones de los testigos : y los presidentes y au D. Felipe II en Madrid á 10 de enero de 1589. diencias, si gobernaren, las dén, ó vendan, con

Que los vireyes y presidentes revoquen las gracias acaerdo de la junta de hacienda, donde ha de constar que nos pertenecen, sacándolas al pregon, y rematándolas en pública almoneda, como la de. mas hacienda nuestra , mirando siempre por el (6) Véase la nota á la ley 12 de este título y libro. bien de los indios; y en caso que se hayan de dar, a) Ya las audiencias no tienen que hacer en la ó vender por los vireyes , es nuestra voluntad,

veuta y composicion de los realengos, sino las jun

tas superiores de real Hacienda. Véase el artículo que no intervengan pingunos de los dichos mi

81 de la ordenanza de Intendentes de Nueva Espanistros; y del despacho que se diere á los intere

ña, y véase tambien la nota de la ley 12 de este tisados, han de llevar confirınacion nuestra dentro | tulo y libro.

TOMO II.

31

de tierras que dieren los cabildos, y las admilan à l to, que el beneficio de su agricultura y labranza, composicion.

| derribando, quemando y limpiando los montes, y Es nuestra voluntad que los vireyes y presi son de calidad, que solo el un año, que el mona denles gobernadores puedan revocar, y dar por te se derriba , y quema, se siembra, y se resiem. ningunas las gracias, que los cabildos de las ciu- | bra de maiz, que llaman roza nueva, y cuando dades hubieren hecho, ó hicieren de tierras en mucho el siguiente, y despues en veinte años no sus distritos, si no estuvieren confirmadas por Nos, son de otro ningun aprovechamiento, y este es y si fueren de indios, se las manden volver, y las tan poco, que aun no se sacan los jornales, por valdías queden por tales ; y admitan á composi la mucha costa que tienen, y para el bien y con- . cion a los que las tuvieren, sirviéudonos por ellas servacion de la villa conviene, que las tierras se con la cantidad que fuere justo.

repartan entre los vecinos, y personas que se LEY XXI.

avecindaren en ella, y que se pueblen algunas

estancias: Confirmainos y aprobamos los repartiD. Felipe III en San Lorenzo á 26 de abril de 1618.

mientos de tierras, que hasta ahora hubiere he. Que los vireyes y presidentes no despachen comi. cho la dicha villa, y le damos facultad para que siones de composicion y venla de tierras sin evi-l pueda hacer lo inismo de aquí adelante. denle necesidad, y avisando al rey.

LEY XXIII. Si algunos particulares hubieren ocopado tier.! D. Felipe IV en Madrid á 22 de agosto de 1629. ras de los lugares públicos y concejiles, se les han de restituir, conforme à la ley de Toledo, y

Qus no se egecule en la Habana lo ordenado acera á las que disponen como se ha de hacer la res

ca de los sitios y estancias de ganados. titucion, y dan forma al derecho de prescipcion,

• Por las ordenanzas 70, y 71, de la ciudad de con que se defienden los particulares. Y maoda

la Habana se dispone, que aunque sea en tierra mos que los vireyes y presidentes no dén comi. de halos de vacas, y corrales donde se cria el gasiones para composicion de tierras , si no fuere nado de cerda, se poedan dar sitios y tierras para con evidente necesidad, y avisándonos primero | estancias, con que al dueño del hato, ó corral de las causas, que les mueven á hacerlas, y en qué se le dé otra tanta tierra. Y porque ya no es conlagares son, á que personas tocan, qué tiempo ha veniente guardar las dichas ordenanzas, por ser que las poseen, y la calidad de calmas, ó plan. en perjuicio general de todos los vecinos, y causa tias. Y ordenamos que cuando hubier en de dar de muchos pleitos, mandamos, que por ahora no estas comisiones, nombren personas, cuya edad, se ejecaten, que así es nuestra voluntad. . esperiencia, y buenas partes convengan à la me- Forma de nombrar jueces de aguas, y ejecución de jor ejecucion.

sus sentencias, ley 63, tit. 2, lib. 3. LEY XXII.

. Quc los encomenderos no sucedan en las tierras vaD. Felipe IV en Madrid á 17 de diciembre de 1621.

cantes por muerle de los indios, ley 30 , tit. 1,,

lib. 6. Que la villa de Tolí, en la provincia de Carlage• Que a los indios reducidos no se quiten las lier. na, pueda repartir tierras y solares.

ras, que antes hulieren tenido, ley 9, tit. 3. Por cuanto en el distrito de la villa de Tolú, lib. 6. de la provincia de Cartagena, hay muchas tierras Véase por lo que toca à la ciudad de Varinas, y infructiferas, y de muy grandes, y espesas mon- | prohibicion de reparlir tierras, la ley 27, tit.5, talas, que no lienen mas valor, ni aprovechamien 1 lib. 7.

TITULO TRECE.

De los propios y pósitos.

LEY PRIMERA.

facultad, señalen á cada villa, y logar, que de El emperador D. Carlos á 26 de junio de 1523.

nuevo se fundare y poblare , las tierras y solares, Que al fundar las nuevas poblaciones se señalen

que hubiere menester, y se le podrán dar, sin propios.

perjuicio de terceros para propios: y enviénnos Los vireyes y gobernadores, que tuvieren I relacion de lo que á cada uno habicren señalado

y dado, para que lo mandemos confirmar. (1)

LEY 111.
LEY II.

D. Felipe II en Madrid á 25 de febrero de 1568, y en D. Felipe II en Madrid á 4 de octubre de 1564. Don

Lisboa á 10 de diciembre de 1581. Felipe III en Ventosilla à 24 de octubre de 1617, y Que las rentas y propios se remalen en el mayor en Madrid á 24 de febrero de 1621. D. Carlos Il y

postor, y no las puedan tanlcar los arrendadores la reina gobernadora.

antecedentes. Que las ciuda des no gaslen de los propios, ni sitúen salarios sin licencia,

Ordenamos y mandamos, que las rentas, y

propios de las ciudades, cayo arrendaniiento to Los ayantamientos, justicias, y regimientos

ca à la justicia y regimiento, se rematen y dén de las ciudades, villas y lugares de las Indias,

en arrendamiento a los que mas dieren por ellas, guarden precisainente en la distribucion y gasto

y los arrendadores del liempo antecedente, no las de los propios, las leyes y ordenanzas, que so

puedan tomar por el tanto, procurando que siem. bre esto disponen , y no hagan gastos extraordi

pre sc rematen en el mayor postor. narios, que excedon de tres mil para vedis, ni sitúen salarios eo ninguna cantidad, sin prece

LEY IV. der lieencia nuestra , o de la persona, que por | El mismo en el Pardo á 12 de abril de 1574. Eu San Nos taviere el gobierno de la provincia, pena de Lorenzo á 25 de agosto de 1596. D. Felipe IV en que se cobrará de las personas y bienes de los que

Madrid a 22 de febrero de 1627. sitparen y libraren, y ningun regidor salga á | Que no se gaste de propios en recibir á prelados, comisiones con salario de la ciudad, y para que

presidenles, oidores ni ministros. todos vivan tan ajusladainente en sus oficios co

En recibimientos de prelados, presidentes, mo deben , se les tomarán cada año cuentas. Y mandamos a las personas en cuyo poder entrare

oidores, alcaldes, fiscales, corregidores, y otros la hacienda de propios, que no pagoen libranza

cualesquier ministros, cuando van proveidos á de gastos extraordinarios de los regidores, aun

sus plazas y corgos, ó pasaren por los lugares, que sea por ciudad, si primero no fuere apro

visitando la tierra y jurisdiccion, no se hagan bada por la audiencia real, si la hubiere en la

gastos de los propios, ni de otros efectos, en fiesciudad, y si no, por la persona que tuviere el

tas, comidas, ni hospedages, facra de lo pergobierno de la tierra, con quc eo las libranzas

mitido expresamente, ni los ministros lo recide tres mil maravedis abajo, no tengan obliga

ban , pena de inil ducados por cada vez que concion de acudir a la audiencia, ni al gobierno, y

travinieren , y de que se les harà cargo de visi. las personas, que las libraren queden obligadas

ta, ó residencia , con ejecucion de la pena irreá la justificacion de ellas en las cuentas, que se

misiblemente. Y mandamos que a los cabildos no les tomaren. Y ordenamos que esta ley, en cuan

se les reciba en cuenta lo que asi gastaren. (3) to å las ciudades donde hubiere vireyes, no al

LEY V. tere la costumbre en que esta vieren, segun los

D. Felipe II alli á 21 de enero de 1572. vireyes lo hubieren ordenado, en cuanto a la cantidad y forma en que se han de dar, hacer, y pa. | Que la justicia y regimiento libre en los propios, gar las libranzas. (2)

y no lo pueden hacer las audiencias reales.

Permilimos á la justicia , y regimiento de las (1) La ordenanza de Intendectes de Buenos-Ai.

ciudades, que puedan librar en los propios y les publicada en 1782 dió las mejores reglas para el

distribuir en los efectos para que están consigna. aumento de los propios, inversion, cuenta y razon. La distancia a las capitales de superiutendencia en

dos. Y ordenamos á los presidentes y oidores de que está la junta superior hacia sufrir algun retar

nuestras audiencias reales, que no se introduzdo en el despacho de las propuestas y consultas de gan en librarlos, ni distribuirlos. los gobernadores y cabildos; y con este motivo en real orden de 14 de setiembre de 1788, se revocó el

LEY VI. art. 5.° de la ordenanza, y que se acudiese á las au

El mismo alli á 16 de mayo de 1573. diencias, sobre lo que antes debia consultarse á

Que cada año se tome cuenta de los propios, y en. aquellas. Por real orden de 5 de abril de 1790 se ban man

vie razon al consejo. dado observar á la letra las leyes de este título , y

Mandamos á los vireyes, presidentes y gose revocó cuanto era contrario á ellas en la ordenanza de Intendentes, y por consiguieşte quedarou sin uso todos los artículos que hay en dicha ordenanza cibimientos de jueces, pago de casas á oficiales, midesde el 23 al 50. Tambien por la ordenanza de In litares etc. tendentes de Nueva España se da la inspeccion de El ayuntamiento de Guatemala puede gastar por los propios á las juntas superiores, y tambien se ha concesion real seis mil maravedís, que son de 22 revocado en esta parte , restituyéndose á las audiene pesos y 16 maravedis. Véase tambien el art. 31 de cias reales, se advierte , que por real cédula de 17 de la ordenanza de Intendentes de Nueva España , que noviembre de 1804 , y real orden de 30 de junio de permite a los ayuntamientos gastar 40 pesos, y es. 1801 se previene a la real audiencia de Guatemala es cediendo el gasto de este valor se debe dar cuenta cuse en lo sucesivo impouer arbitrios sin que recai á la junta superior, y hoy é la audiencia, que con ga préviainente real aprobacion , y sin que califique derogacion de los articulos que concedian la superprimero la utilidad y necesidad de la imposicion; intendencia de los propios, arbitrios y comunidades sin embargo, véase el art. 48 de la ordenanza de la á la junta superior de hacienda, es la que continua tendentes.

con la referida superintendencia, en virtud de real (2) Por real cédula de 14 de abril de 1788, se orden de 14 de setiembre de 1788. mandó al virey del Perú ordenase a todos los ayuu (3) En Guatemala está espresamente perinitido tamientos del distrito evitasen los gastos supériluos | gastar en el recibimiento de presidente nil y quide propios , como son los fuegos artificiales, los re- | nientos pesos por cédula de 13 de agosto de 1819.

« AnteriorContinuar »