Crónica del reino de Chile (reducida a nuevo método y estilo, por B. de Escobar).

Portada

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - ... encomenderos pues nunca su majestad el rei nuestro señor ha mandado que en sus reinos labrasen minas las mujeres de la manera que hemos dicho, estando en el invierno metidas en el agua todo el dia helándose de frio, como el autor testifica haberlas visto lavar el oro llorando, y aun muchas con dolores, y enfermedades que tenían, y aun cuando no entraban con ellas las sacaban ordinariamente de allí.
Página 61 - ... casi desfallecían. Y sucedió que acabado de curar un caballero se halló tan desflaquecido del largo cansancio, y mucha sangre derramada de sus venas que intentando subir en su caballo para volver a la batalla no pudo subir por falta de apoyo : lo cual suplió tan bastantemente esta señora que poniéndose ella mesma en el suelo le sirvió de apoyo para que subiese: cosa cierta que no poco apoya laa excelentes hazañas desta mujer, y la diuturnidad de su memoria.
Página 179 - Obrego con su espada y rodela a la puerta de la fortaleza arrimado a un lado, y al otro Hernando Ortiz, sin apartarse ninguno de los dos un punto de su puesto sobre apuesta más por estar picados entre sí que por picar a los enemigos, aunque, en efecto, hicieron tal estrago en ellos que pudiera cualquiera de los dos aplicarse el nombre de Cid [sin] hacerle agravio.
Página 92 - Entre estos infelices hombres estaba un trompeta llamado Alonso de Torres, éste viendo ir a la vela el navio comenzó a tocar con la trompeta cual otro miseno que se puso a tocar su clarín a la lengua del agua y tocó una canción que decía :
Página 73 - ... que ni toda era agua limpia ni el fuego dejaba de encenderse en ella, ni el lavar oro era lavar las almas, ni finalmente era todo oro lo que relucía; donde ya que no se...
Página 76 - Andacollo, seis leguas dell ales tienen más de tres leguas en circunferencia donde hay tan fino oro como en las más famosas minas del mundo, tan subido en quilates que pasa de la ley, y por falta de agua no se saca tanto como se sacara si la hubiera; mas con todo esto saca un trabajador un día con otro cosa de doce reales de valor, ya...
Página 142 - Fué tanta la prosperidad de que se gozó en este tiempo, que sacaban cada día pasadas de doscientas libras de oro, lo cual testifica el autor como testigo de vista cosa de tanta opulencia que quita la vanagloria a los famosos ríos Idaspe.
Página 284 - ... se acudía a muchas. Y teniendo por el más acertado acuerdo el tener la gente recogida, se determinó a desamparar algunos puestos para que los soldados dellos acudiesen a los mejor parados, pues es cierto, según filosofía y experiencia, que la virtud unida es más fuerte y se excede a sí misma cuando atiende a diversas cosas. Y para dar principio a esto, mandó ante todas cosas que se alzase mano de la casa fuerte de Arauco, lo cual se hizo saliendo los españoles della a los quince del...
Página 304 - ... a que no pasase por ello y persuadiéndole a volver por sí, ya que Su Majestad gustaría dello; pero él como hombre cuerdo no quiso hacer otra mudanza más de irse a su casa, saliéndose de allí con algunos amigos suyos. Otro día yendo los oidores a la iglesia mayor...
Página 341 - Con todo eso, cuando llegó la furiosa avenida puso a la gente en tan grande aprieto que entendieron no quedara hombre con la vida, porque el agua iba i siempre creciendo de suerte que iba llegando cerca de la altura de la loma donde está el pueblo; y por estar todo cercado de agua no era posible salir para guarecerse en los cerros...

Información bibliográfica