Conferencias de derecho constitucional dictadas por el catedrático de la asignatura para el curso inaugural de la misma en la Universidad de Montevideo el año 1871

Portada
Impr. "La Razon", 1897 - 569 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 487 - Quedan abolidos los juramentos de los acusados en sus declaraciones o confesiones, sobre hecho propio; y prohibido el que sean tratados en ellas como reos.
Página 430 - Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden ya la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohibe.
Página 538 - Se prohibe la fundación de mayorazgos, y toda clase de vinculaciones ; y ninguna autoridad de la República podrá conceder título alguno de nobleza, honores ó distinciones hereditarias.
Página 457 - ... y, en el caso de exigirlo asi urgentísimamente el interés público, se limitará al simple arresto de la persona, con obligación de ponerla en el perentorio término de veinticuatro horas á disposición de su juez competente...
Página 488 - A nadie se le aplicará la pena de muerte. En ningún caso se permitirá que las cárceles sirvan para mortificar y sí solo para asegurar a los procesados y penados.
Página 305 - Es enteramente libre la comunicación de los pensamientos por palabras, escritos privados, ó publicados por la prensa en toda materia, sin necesidad de previa censura; quedando responsable el autor, y en su caso el impresor, por los abusos que cometieren, con arreglo á la Ley.
Página 434 - Es libre la entrada de todo individuo en el territorio de la República, su permanencia en él y su salida con sus propiedades, observando las leyes de policía, y salvo perjuicio de tercero.
Página 147 - Encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con la fuerza común la persona y los bienes de cada asociado, y por la cual cada uno, uniéndose a todos, no obedezca sino a sí mismo y permanezca tan libre como antes.
Página 536 - República. 132. Los hombres son iguales ante la Ley, sea preceptiva, penal, ó tuitiva: no reconociéndose otra distinción entre ellos sino la de los talentos, ó las virtudes.
Página 340 - Varela, y llamado de educacion comun, parte de la base de que el fomento y mejora de la instruccion pública, es deber de los Gobiernos y de los pueblos porque ella es la gran fuente de la prosperidad y grandeza de las naciones; de que. es necesario elevar cada dia á mayor altura el nivel intelectual y moral del pueblo, para que la República conserve dignamente el puesto que le corresponde en el concierto de las naciones civilizadas...

Información bibliográfica