Imágenes de páginas
PDF

habia dado como dote a su hija Nicolasa, mujer de don Mateo de Toro, de 17a 18,000 pesos, i a su hija Ignacia, casada con don Agustin Tagle i Cerda, la suma de 14,000 pesos; i que en su testamento, otorgado en 28 de octubre de 1763 ante el escribano Borda, declaró ser su voluntad mejorarlas en la parte de aquellas dotes que excediera a sus lejítimas (1).

Por escritura pública de 13 de abril de 1764, ante el mismo Borda, don Domingo de Valdes elijió a su hijo don Francisco Javier, el tercero de sus hijos por órden de edad, como primer poseedor del mayorazgo; i le agregó el gravámen de dar una pension de doscientos pesos al año, en forma de alimentos, a su hermana doña Juana, novicia del monasterio de Capuchinas, i próxima a profesar (2).

Despues del fallecimiento de don Francisco Javier, debian sucederle en el goce del vínculo sus descendientes lejítimos segun el órden de los mayorazgos de España (3).

Por último, don Domingo creyó de necesidad otorgar un codicilo, en el año 1767, en el cual limitó la obligacion impuesta al mayorazgo de vivir con sus demas hermanos a aquéllos de entre éstos que no contrajeran matrimonio; i ordenó que, en vez de las cantidades antedichas, se socorriera a cada una de sus tres hijas relijiosas con la pension mensual de veinticinco pesos, o sean trescientos al año (4).

En este codicilo, el testador se ponia de nuevo en el

(1) Apendice, número 2.

(2) Apendice, número 3.

(3) Apéndice, número 2.

(4) Apéndice, número 4.

caso de que su hijo Domingo por circunstancias imprevistas dejara de pertenecer a la Compañía de Jesus, suposicion perfectamente esplicable por el afecto que tenia a su hijo, pero que no dejaba de ser estraña dada la coincidencia de las fechas.

El codicilo fué firmado en 1.0 de marzo de 1767, seis meses ántes de la espulsion de los jesuitas del territorio chileno.

Don Domingo de Valdes volvió a ordenar de una manera espresa que si su hijo llegaba a salir del convento, se le entregara en el acto su lejítima paterna, con escepcion del legado que éste habia hecho a la Compañía de Jesus.

El jóven Valdes, que en la época de la espulsion de su órden se hallaba en calidad de estudiante, pues aun no era sacerdote regular, siguió la suerte de sus hermanos en relijion, i permaneció alejado de su patria por muchos años; pero tuvo la dicha, con cuatro de sus compañeros de destierro, de regresar a Chile, i la de morir al lado de su familia.

Consta que don Domingo Valdes i Carrera se contó entre los partidarios de la organizacion de la primera junta de gobierno, en 18 de setiembre de 1810.

En las mismas filas se encontraron don Juan José González, don Francisco Javier Caldera i don Felipe Gómez Vidaurre, ex-jesuitas como él (1).

Don Domingo de Valdes i González Soveral falleció en Santiago a 9 de octubre de 1767, i fué sepultado en la iglesia de la Merced (2).

(1) Tocornal, Memoriasobre elprimer gobierno nacional, capítuloIV.

(2) Archivo de la Curia Eclesiástica.

[ocr errors]

En el dia de su entierro i en los siguientes se rezaron por su alma centenares de misas, por haberlo así ordenado en su testamento (1).

Don Francisco Javier Valdes i Carrera, primer poseedor del mayorazgo fundado por su padre, casó segun ántes se ha leido, con doña Ana Margarita García de Huidobro i Morandé, hija mayor del marques de Casa Real.

La novia llevó a su marido una dote de 25,000 pesos en doblones acuñados en la Casa de Moneda de Santiago (2).

Entre otros hijos, nacieron de este matrimonio don José Antonio, a quien correspondia el mayorazgo, i don Francisco de Borja Valdes i Huidobro.

Este último debia contraer matrimonio con doña Dolores Martínez de Aldunate i Larrain, hermana de la mujer de don Vicente García de Huidobro i Morandé, tercer marques de Casa Real (3).

Don Francisco Javier Valdes i Carrera casó en

(1) Apendice, número 2.

(2) Carta dotal otorgada ante Juan Bautista de Borda en 27 de junio de 1765.

(3) Don Francisco de Borja Valdes i Huidobro es el abuelo paterno de don Francisco, don Ismael i don Enrique Valdes Vergara; i el projenitor de numerosas familias de Santiago, entre otras, las de Valdes Aldunate, Valdes Cuevas, Echeverría Valdes i Valdes Carrera. Esta segunda familia de Valdes Carrera proviene de don Francisco Javier Valdes i Aldunate i de doña Javiera Carrera i Fontecilla, hija de don José Miguel Carrera i Verdugo.

segundas nupcias con doña María del Cármen Saravia i Morandé, prima hermana de su anterior mujer, pues era hija del español don Francisco Diaz Saravia, contador de la Casa de Moneda, i de la señora chilena doña Ana Josefa de Morandé i Cajigal del Solar (1).

Como su padre don Domingo, don Francisco Javier Valdes i Carrera perteneció al cabildo de Santiago, i en 1778 fué elejido alcalde ordinario en union de don Nicolas de la Cerda i Sánchez de la Barreda.

Don Francisco Javier formó tambien parte de las milicias de la capital, por mas de cuarenta años.

El presidente Amat le nombró capitan de la tercera compañía de caballería miliciana, denominada de la ciudad, álias de Tango, por decreto de 17 de setiembre de 1761, en lugar de don José Antonio de Rojas.

Por real despacho, firmado en el Pardo a 3 de marzo de 1777, le fué espedida patente de capitan de la undécima compañía del rejimiento de milicias de caballería del Príncipe.

Algunos años mas tarde, con fecha 8 de noviembre de 1791, fué nombrado primer comandante de escuadron del mismo rejimiento, empleo que habia dejado vacante el marques de Casa Real.

Por fin, en 18 de agosto de 1803 el rei le elevó al cargo de teniente coronel del rejimiento antedicho, por muerte de don Martin de Lecuna.

(1) El testamento de la señora doña Ana Josefa de Morandé i Cajigal del Solar se encuentra en el protocolo del escribano Agustin Diaz correspondiente al año de 1801. Se equivoca don Ambrosio Valdes, en su libro sobre don José Miguel Carrera, publicado en Santiago en 1888, cuando asegura que don Francisco de Saravia era hijo de don José de Saravia, natural de Burgos, i de doña Josefa Ureta Carrera Saenz de Mena. Pajinas 406 i 430 de la obra citada.

MAYORAZGOS—T. II r4

[ocr errors][merged small]

Con este grado, don Francisco Javier Valdes i Carrera ejerció las funciones de coronel del cuerpo en reemplazo de su primo hermano don Ignacio de Carrera i Cuevas, el cual se retiró del ejército (1).

Don Francisco Javier falleció en 27 de noviembre de 1811, i al dia siguiente fué sepultado en la iglesia de la Merced. Su viuda le sobrevivió seis años, i se la enterró al lado de su marido con fecha 22 de setiembre de 1817 (2).

Don José Antonio Valdes i Huidobro, que sucedió en el mayorazgo, habia contraido matrimonio con una cuñada de su padre, doña María de Jesus Saravia i Morandé.

Otra hermana de esta señora, doña Juana de Dios, fué mujer de don Pedro Anselmo García de la Huerta i Rosales, projenitores de numerosa i respetable familia de Santiago (3).

Don José Antonio Valdes i Huidobro desempeñó el cargo de alcalde ordinario del cabildo en los años de 1800 i 1801.

Durante los primeros tiempos de la revolucion de la independencia se sintió arrastrado por el impetuoso espíritu de su primo don José Miguel Carrera, i en 1812 fué elejido rejidor del cabildo de la capital, despues de haberlo sido en el de 1811 (4).

(1) Todos estos nombramientos de don Francisco Javier Valdes i Carrera constan de una solicitud elevada por él al gobierno para que le concedan su retiro con el grado de coronel, en 31 de octubre de 1804. Archivo de la contaduría jeneral, que se guarda en la Biblioteca Nacional.

(2) Archivo parroquial de la Catedral de Santiago.

(3) J. Abel Rosales, La Cañadilla de Santiago, 1887, pajinas 110, 11 i 12, en las cuales se refieren los oríjenes de la familia chilena García de la Huerta.

(4) Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 8.0, pajina 340, nota 9.

« AnteriorContinuar »