Imágenes de páginas
PDF

los tios de su mujer, frai Joaquin i don José Vicente de Larrain i Salas; i tuvo la fortuna de tomar prisionero al ex-presidente Marcó del Pont en su hacienda de las Tablas, despues de la batalla de Chacabuco (1).

9) Don José Vicente, presbítero.

10) Doña María Mercedes, casada con su primo hermano don Joaquin Trucíos i Salas.

11) Doña María Antonia, casada tambien con un primo hermano, don Francisco Antonio Pérez i Salas (2).

Don Martin José de Larrain i Vicuña ocupó elevada situacion política i social.

Entre los cargos públicos ejercidos por él merecen recordarse el de correjidor de Quillota, i los de diputado de comercio, en 1756, i alcalde ordinario de Santiago, en 1759.

Sus hijos estaban destinados a un porvenir brillante.

El primojénito, don Francisco Javier, el cual habia nacido en 1750, siguió la carrera de las leyes.

Fué discípulo de los padres franciscanos, i en 1768 se matriculó en la Universidad de San Felipe.

En esta misma fecha su padre habia comprado un grado de indulto para él (3).

Graduóse de bachiller en sagrados cánones i leyes en 30 de junio de 1772, i de licenciado i doctor en la misma facultad a 20 dias del mes siguiente (4).

(1) Coleccion de historiadores i de documentos relativos a la independencia de Chile, tomo IX, pájina 47. Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 10, pajina 633. Pérez Rosales, Recuerdos del Pasado (Santiago, 1882), pajina 28.

(2) Testamento de don Martin José de Larrain i Vicuña, otorgado por su viuda en 9 de agosto de 1770, ante el notario Santiago de Santibáñez.

(3) Libro índice de los libros de la Universidad, pajina 310.

(4) Libro citado, pajinas 306 i 307.

En seguida se recibió de abogado en la real audiencia de Chile.

En el año 1777 fué elejido alcalde ordinario del cabildo de Santiago en compañía de don Agustin de Tagle.

Con fecha 8 de junio de 1792 remató por la cantidad de quinientos pesos el cargo de defensor de bienes de difuntos i de ausentes, en el cual fué confirmado por el rei en 20 de julio de 1795.

En este último año sirvió de asesor en algunas causas de gobierno (1).

Don Francisco Javier de Larrain i Salas fué sepultado en la iglesia de San Agustin en 20 de julio de 1804 (2).

Cuatro dias ántes de morir habia renunciado el empleo de defensor de bienes de difuntos a favor del abogado don Francisco Antonio Pérez i Salas, su primo hermano.

Aunque esta renuncia fué objetada por los ministros de real hacienda, quienes sostuvieron, en vista del testo espreso de la lei, que debia haber sido hecha veinte dias, por lo ménos, ántes del fallecimiento, la junta superior del mismo ramo accedió a una solicitud de Pérez para entrar al desempeño del cargo, previo el depósito en reales cajas de la suma de quinientos pesos, en que habia sido estimado dicho empleo, miéntras el rei resolvia el asunto, para lo cual se daba al agraciado un plazo de dos años.

Esta cuestion no alcanzó a ser presentada ante la

(1) Medina, Biblioteca Hispano-Chilena, tomo 3.0 pajina 251.

(2) Archivo parroquial de San Isidro.

majestad de Cárlos IV, i don Francisco Antonio Pérez continuó tranquilamente en su defensoría hasta mediados de 1811, época en que se le designó como ministro del nuevo tribunal de justicia que debia reemplazar a la real audiencia (1).

Por su muerte prematura don Francisco Javier de Larrain no alcanzó a presenciar la revolucion de la independencia; pero sus cuatro hermanos, don Diego, don Martin, don Joaquin i don Vicente, en union de sus primos los Pérez i Salas, i los Errázuriz i Madariaga, i con sus sobrinos los Errázuriz i Aldunate, i los Vicuña i Larrain, constituyeron un poderoso centro de patriotas avanzados en medio de nuestra tímida sociedad colonial.

VIII

El español don Martin José de Larrain i Vicuña habia dejado a su familia una fortuna considerable para aquel tiempo, adquirida en el comercio i en el cultivo del campo.

Entre sus negocios ocupó lugar preferente el remate que hizo en 1748 por el plazo de seis años i por la cantidad de cincuenta mil pesos del valor de las contribuciones, entre las cuales se contaban las de alcabala i almojarifazgo (2).

A la fecha de su muerte poseia los bienes que siguen:

(1) Archivo de la Capitanía Jeneral, volúmen 897, número 16,623.

(2) Amunategui, Los precursores de la independencia de Chile, tomo 3.0, pajina 342.

1.° Una casa en la calle de la Merced (1j, a dos cuadras i media dela Plaza Mayor, comprada al marques de Cañada Hermosa en el año 1765, i avaluada en 25>338 pesos, tres i medio reales.

En esta casa i con puerta a la calle, don Martin José habia instalado un gran almacen, donde vendia toda clase de telas, desde las angaripolas hasta los brocados i damascos. Los comerciantes don Francisco Javier de Errázuriz i Larrain i don Lúeas Fernández de Leiva avaluaron las mercaderías existentes en la suma de 61,413 pesos, seis i medio reales.

2.0 Una estancia de quinientas cuadras en el pago de Colina, llamada El Tambo, tasada en 17,454 pesos, tres i medio reales.

3.0 Una estancia conocida con el nombre de San Vicente, en el valle de Lampa, con dos mil trescientas ochenta i ocho cuadras, i tres cuartos de cuadra, tasada en 22,961 pesos, cuatro reales.

Agregado el valor de los bienes muebles que se hallaron tanto en la casa de Santiago como en las dos estancias, i el valor de los esclavos, o sean doce negros, dos negras i tres mulatas, se obtenia una cantidad de mas de doscientos mil pesos (2).

En la particion correspondió, sin embargo, a cada uno de los hijos, una suma relativamente pequeña.

Los cuatro hijos varones de don Martin José de Larrain siguieron carreras distintas.

(1) Segun Vicuña Mackenna, esta casa se hallaba en el mismo sitio donde mas tarde construyó la suya el presidente don Manuel Montt.

(2) He tomado estos datos en los inventarios i tasaciones de los bienes de don Martin José de Larrain, que ha tenido la amabilidad de prestarme su bisnieto don Alberto Larrain Barra.

Ya se ha visto que el mayor, don Francisco Javier, optó por la profesion legal.

El segundo, don Diego, se dedicó a la agricultura.

Este último habia sido bautizado en la Catedral de Santiago a 6 de octubre de 1755, con los nombres de Diego Froilan (1).

Con fecha 9 de octubre de 1776 obtuvo habilitacion de edad del presidente Jáuregui (2).

Don Diego habia dado pruebas de competencia en la administracion de la hacienda de su madre.

Los trabajos agrícolas que ejecutó por su propia cuenta fueron coronados por un éxito mui feliz i en pocos años reunió una fortuna.

En 1787 remató la vara de alférez real de Santiago por la suma de 2,225 pesos (3).

En el año anterior habia desempeñado las funciones de alcalde ordinario en compañía de don Martin Calvo de Encalada.

Don Diego de Larrain perteneció desde el primer momento al partido de los patriotas exaltados, i en su casa, situada en la Plaza Mayor, se verificaron importantes reuniones políticas.

Esta actitud tan decidida le honra grandemente, pues no solo era dueño de estensas propiedades raices, que se esponia a perder, sino que tambien formaba parte de la aristocracia colonial.

La familia de Larrain contaba entre los suyos un título de Castilla, el marques de Larrain, i se hallaba

(1) Archivo parroquial del Sagrario.

(2) Archivo de la Capitanía Jeneral, volúmen 122, número 2,146.

(3) Archivo de la Capitanía Jeneral, volúmen 1,008.

« AnteriorContinuar »