Imágenes de páginas
PDF

relacionada por los lazos del parentesco con las casas mas encumbradas del pais.

Don Martin de Larrain i Salas, hermano de don Diego, estaba casado con la hija mayor del marques de Montepío; i el mismo alférez real habia contraido matrimonio con una cuñada de don José Santiago de Irarrázaval, marques de la Pica.

Cuando el pueblo de Santiago obligó al presidente García Carrasco a revocar la órden de destierro de los patriotas Ovalle, Rojas i Vera, a mediados de 1810, don Diego de Larrain se ofreció para ir personalmente a Valparaiso a hacerse cargo de la traslacion de aquellos distinguidos ciudadanos (1).

I así lo ejecutó, aunque el viaje era penosísimo por la falta de buenos caminos i de medios adecuados de locomocion.

La familia de los ochocientos, como la llamaba el virrei Abascal, se habia fortalecido en 1809 con dos preciosos ausiliares, la pluma mejor cortada de América i una espada de primer órden: don Antonio José de Irisarri i don Juan Mackenna.

Irisarri habia nacido en Guatemala i era hijo de don Juan Bautista de Irisarri i Larrain, primo hermano de los Larrain i Salas chilenos.

Al poco tiempo Irisarri debia estrechar mas aun su parentesco con esta familia. Con fecha 3 de mayo contrajo matrimonio en Santiago con su prima doña María Mercedes Trucíos i Larrain (2).

(1) Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 8.0, pajina 155.

(2) Amunátegui, La Crónica de tSio, tomo, 3.0, pajina 244.

[ocr errors]

Todo el que conoce la historia de nuestro pais sabe que la figura de don Antonio José de Irisarri no se pierde en los coros de la trajedia de la guerra de la independencia. El ilustre guatemalteco se distinguió como escritor i como político.

Don Juan Mackenna era irlandes i habia servido en los ejércitos de España.

Enviado a Chile por el virrei del Perú habia organizado una floreciente colonia en la ciudad de Osorno.

En el año 1809 casó en la capital con doña Josefa Vicuña i Larrain, hija de don Francisco Vicuña Hidalgo i de doña María del Cármen Larrain i Salas.

Mackenna se alistó con entusiasmo en las filas patriotas, i su gloria militar resplandece con luz propia en las campañas de la patria vieja.

La familia Larrain i Salas contribuyó poderosamente al cambio de réjimen que se verificó en Santiago en el memorable 18 de setiembre de 1810, i en la junta que se elijió en ese dia estuvo representada por don Juan Enrique Rosales, marido de doña Rosario Larrain.

Al alférez real don Diego de Larrain i Salas cúpole la honra de firmar el acta de la instalacion de este primer gobierno nacional.

Bastaba el delito mencionado para que don Diego fuera de los primeros patriotas perseguidos por el jeneral Osorio.

Le apresaron con fecha 7 de noviembre de 1814 i le trasladaron inmediatamente a Valparaiso.

En esta última ciudad le fué notificada una órden de Osorio por la cual se le obligaba a pagar una multa de 50,000 pesos

Don Diego se negó a entregar esta cantidad i fué llevado a Juan Fernández (1).

Antes de un año le permitieron, sin embargo, regresar al continente, donde vivió desterrado en Illapel durante todo el gobierno de Marcó del Pont.

Despues del desastre de Cancharrayada huyó a Mendoza i permaneció allí un año entero.

Don Diego de Larrain poseia un carácter jovial i estravagante.

En su hacienda de Colina vivia rodeado por sus parientes i amigos.

Aunque a veces gastaba burlas impertinentes con sus convidados, éstos le dispensaban en atencion a su buen espíritu (2).

Don Diego era sumamente jeneroso, sobre todo con los individuos de su familia.

En su testamento donó a su hermano don Martin i a la mujer de éste, doña Josefa de Aguirre, las dos haciendas de Colina que habian pertenecido a su padre don Martin José, o sean Los Cerrillos, conocidos ántes con los nombres de Tambo i San Vicente.

Don Diego falleció en el año de 1820, con el grado de coronel de milicias, sin dejar descendencia (3).

(1) Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 10, pajina 25, nota 18.

(2) Vicuña Mackenna refiere algunas jenialidades de don Diego en su libro De Valparaíso a Santiago, pajina 48 1 i siguientes.

(3) El testamento de este personaje fué otorgado por la viuda, doña Francisca del Solar i Lecaros, en 22 de diciembre de 1820, ante el escribano Agustin Diaz.

[ocr errors]
[ocr errors]

Don Joaquin de Larrain i Salas habia nacido en Santiago en el año 1759.

A los diez i seis años de edad hizo su profesion relijiosa en el órden mercedario.

Mui pronto frai Joaquin debia prestar importantes servicios en la enseñanza.

Por algunos años fué lector, o catedrático, de filosofía i teolojía en el convento principal de Santiago.

En seguida emprendió un viaje de tres años a Europa en desempeño de una comision de su órden.

A su regreso ejerció el cargo de rejente de estudios en el mismo convento de Santiago, hasta 1788.

Por la participacion que habia tenido en la educacion de la juventud, alcanzó el grado de presentado por la enseñanza, o presentado de cátedra, como entónces se decia.

En dos ocasiones fué elejido provincial, en 1791 i en 1800.

El período del provincialato era de tres años (1).

El carácter de frai Joaquin, como el de algunos otros de sus hermanos, no sobresalia por la mansedumbre. Antes al contrario, era inquieto i levantisco.

En su segundo período de provincial sostuvo ardientes litijios con el visitador de su órden frai José Ignacio Aguirre, i la contienda llegó a tal estremo que el visita

(1) Todas las noticias que se han leido sobre frai Joaquin de Larrain, me han sido proporcionadas por mi amigo el señor presbitero don Luis Francisco Prieto del Rio.

dor nombrado, con fecha 18 de agosto de 1802, privó a frai Joaquin de voz activa por el delito de desobediencia, i en 3 de febrero del año siguiente le condenó a prision dentro de su celda.

Se trataba del nombramiento de definidor, recaido en la persona de frai Joaquin Jara, a quien amparaba el provincial, aunque la eleccion habia sido declarada nula por letras patentes del padre maestro jeneral del órden mercedario.

Frai Joaquin de Larrain interpuso recursos de fuerza ante el presidente Muñoz de Guzman i ante la real audiencia, sin que lograra su objeto.

El visitador Aguirre dirijió en esta ocasion gravísimos cargos contra el padre Larrain por mala administracion de los bienes que le estaban confiados i le acusó de haber favorecido con ellos indebidamente a su familia (1).

Sobre este último punto puede agregarse que siempre frai Joaquin se distinguió por un acendrado cariño a sus hermanos i parientes; i buena prueba dió de su amor fraternal cuando en 1775, al hacer su profesion relijiosa, renunció a la lejítima paterna en favor de don Martin de Larrain i Salas (2).

No seria raro, sin embargo, que en esta apasionada querella entre el visitador Aguirre i el provincial La

(1) Tengo a la vista un espediente en que el visitador aludido hace cargos a frai Joaquin por la venta de algunos esclavos pertenecientes a la provincia mercedaria de Chile. Ademas, he podido consultar los recursos de fuerza interpuestos por frai Joaquin ante Muñoz de Guzman i ante la real audiencia.

(2) Testamento de frai Joaquin de Larrain otorgado en 1.0 de junio de 1775 ante el escribano Santiago de Santibáñez.

[graphic]
« AnteriorContinuar »