Imágenes de páginas
PDF

del capitan don José de Ureta i Pastene, fué por muchos años el hogar de centro de la familia (1).

El testamento de don Pedro de Prado de la Canal fué otorgado por su hijo, ante José de Morales, en 20 de marzo de 1682.

Con la jeneracion de los Prado i Lorca empezó para esta familia una existencia considerablemente mas feliz i tranquila; la cual fué sin duda efecto natural de los esfuerzos i trabajos del abuelo, el contador de Concepcion, i del padre, el aguerrido soldado de Arauco.

Los descendientes de éstos gozaron desde entónces alta situacion en la sociedad de la capital del reino.

Don Pedro de Prado i Lorca, que era el mas distinguido heredero del apellido de Prado, siguió por algun tiempo la carrera de las armas, pero sin grande entusiasmo.

Las campañas contra los indios no tenian, por lo demas, importancia despues del levantamiento de 1655.

Prado i Lorca empezó a servir en el ejército veinte años mas tarde.

En 1675, el presidente Henríquez le encargó reclutase una compañía de infantería, i alcanzó a reunir en Santiago 34 soldados.

cipal. Estos datos aparecen en las particiones de los bienes de don Pedro de Prado i Lorca. Archivo de Vicuña Mackenna.

(1) Por curiosa coincidencia, en nuestros dias, la casa indicada volvió por algunos años a poder de los Prado, i en ella vivieron los hijos de don Manuel José Prado i Palacios i de doña Dolores Prado i Montaner.

El capitan Prado presentó entonces un memorial en que ponia de manifiesto la buena calidad de los hombres que tenia bajo su mando, i en que solicitaba se le permitiese convertirlos en soldados de caballería, para lo cual ofrecia proveerles, a su propia costa, de los caballos i elementos indispensables.

La junta de hacienda, compuesta del presidente Henríquez, del veedor jeneral capitan Jorje Lorenzo de Olivar, de don Mateo Cajigal del Solar i de don Jose Faría i Mascarena, tesorero i contador de Concepcion, acordó en esta última ciudad, con fecha 28 de noviembre, que la compañía de Prado fuera en adelante de caballería.

El capitan Prado reclutó otros 21 soldados, i completó así el número de 55, de que hizo muestra en Santiago a 15 dias del mes de enero de 1676.

En seguida se trasladó a la frontera de Arauco, donde desempeñó su cargo por espacio de 26 meses i 21 dias (1).

A esto se redujo la carrera militar activa de don Pedro de Prado i Lorca. Sin abandonarlos negocios públicos, debia consagrar la mayor parte de su vida a las faenas agrícolas e industriales.

En 1.° de agosto de 1678 el presidente Henríquez le nombró maestre de campo del batallon de Santiago; pero éste era un cargo mas bien honorífico que de verdadero servicio militar.

Al año siguiente Prado i Lorca fué elejido alcalde ordinario del cabildo de esta ciudad.

(1) Certificacion del veedor jeneral capitan Juan Pérez Pinero, dada en Concepcion a 23 de diciembre de 1695. Volúmen 485 de la Capitanía Jeneral, en el cual se halla la hoja completa de los servicios militares de don Pedro de Prado i Lorca.

En esta época contrajo matrimonio con doña Mariana de Carrera, hija de don Ignacio de Carrera e Iturgóyen i de doña Catalina de Elguea.

Aunque la novia llevó por dote 20,000 pesos (1), esta suma quedó reducida a la mitad despues de la muerte de sus padres, una vez hecha la particion de bienes.

Prado i Lorca llegó al apojeo de su vida política durante el gobierno de don José de Garro, quien le nombró en 9 de setiembre de 1687 correjidor, justicia mayor i lugarteniente de capitan jeneral de la ciudad de Santiago.

Don Pedro de Prado ejerció estas funciones hasta el año de 1690, en que le sucedió don Gaspar de Ahumada.

La señora Carrera vivió casada por espacio de treinta i cinco años (2); i dejó los hijos que siguen:

1) Don Pedro.

2) Capitan don José, el cual murió soltero ántes que su padre (3).

3) Don Diego.

4) Frai Ignacio Justo, relijioso dominicano.

5) Doña Francisca, mujer del capitan don Francisco de Madariaga i Jáuregui.

Esta señora tuvo una dote de 10,000 pesos (4)

(1) Escritura de 22 de julio de 1680, otorgada ante José de Morales Melgarejo.

(2) Dió poder para testar a su marido, ante José Alvarez de Henestrosa, en 22 de noviembre de 1714; i su testamento fué otorgado ante el mismo escribano en 6 de mayo de 1715.

(3) Dió a su padre poder para testar ante Gaspar Valdes en i.0 de enero de 1715, i su testamento fué otorgado ante José Alvarez de Henestrosa, en 7 de mayo del mismo año.

(4) Carta de dote de 23 de abril de 1721. No debe confundirse a este

6) Doña María Josefa (1).

Siete hijos mas, nacidos del matrimonio de doña Mariana de Carrera con don Pedro de Prado i Lorca, habian muerto en la infancia.

Prado i Lorca contrajo segundas nupcias con doña María Clara de Covarrúbias i Montero, hija del maestre de campo jeneral don Alonso Antonio Velásquez de Covarrúbias i de la señora doña Jinebra María Clara Montero del Aguila.

Este matrimonio se celebró en Santiago en el mes de junio de 1716 (2), i fué tan fecundo como el primero, pues llegaron a su mayor edad estos seis hijos:

1) Frai Pedro, relijioso franciscano (3), quien ejerció los cargos de provincial i guardian.

2) Doña Mariana, mujer de don Juan Infante de Tobar, viudo de doña Manuela Núñez de la Fuente (4).

don Francisco de Madariaga con el tesorero bilbaíno del mismo nombre i apellido, cuyas hijas casaron con Errázuriz i con Cortes Cartavio. Doña Francisca de Prado i Carrera dió poder para testar a su hijo don Francisco de Madariaga i Prado, ante Alvarez de Henestrosa, en n de noviembre de 1755.

(1) Con fecha 12 de julio de 1752, dió poder para testar, ante Bartolomé Mundaca, a don Ignacio Moreno, casado con una hija de doña Francisca de Prado.

(2) Carta de dote otorgada a 28 de abril de 1734 ante Juan de Morales Narváez.

(3) Como su tio el dominicano frai Vicente de Prado i Lorca, frai Pedro tuvo motivos para quejarse de sus superiores, como puede leerse en el volúmen 741 del archivo de la real audiencia.

(4) Infante de Tobar habia nacido en la villa de Aracena, en la provincia de Huelva, i se habia casado en Lima con la señora Núñez de la Fuente, la cual le habia dejado una regular fortuna. Don Juan Infante de Tobar i doña Mariana de Prado i Covarrúbias son los abuelos paternos del célebre periodista don José Miguel Infante. He tomado estas noticias de un interesante artículo de don Luis Thayer Ojeda publicado en las Flores Chilenas.

r

3) Don Alonso, bautizado en 13 de noviembre de 1718(1).

4) El comisario don Antonio.

5) Doña María Clara, casada en 17 de octubre de 1762 con el maestre de campo don Miguel Pérez de Cotapos i Villamil, viudo de doñaMaría Mercedes Guerrero i Carrera (2).

6) Don José Miguel.

Un séptimo hijo, don José, habia fallecido en la niñez.

VI

La familia de don Pedro de Prado i Lorca habia llegado a ser numerosa, como acaba de leerse; pero, al mismo tiempo, la fortuna de don Pedro habia ido en aumento.

No solo era dueño de las casas situadas en la calle de la Merced (3), sino ademas de las haciendas de Pudágüel i de Acuyo, que, segun se ha visto, tambien habian pertenecido a su padre.

Posteriormente habia agregado a estas propiedades nuevas adquisiciones: una chacra en Pudágüel, del capitan Alonso Carrasco de Ortega; i la estancia de San Miguel de Acuyo, comprada a don Jerónimo de Zapata i Pizarro i a su hijo don Cristóbal Zapata del Aguila (4).

(i) Véase volúmen 628 de la Capitanía Jeneral.

(2) Datos de don Tomas Thayer Ojeda.

(3) Estas casas tenían tiendas en el costado de la calle de San Antonio, i en el de la calle de la Merced.

(4) Particiones de don Pedro de Prado i Lorca. Archivo Vicuña Mackenna.

« AnteriorContinuar »