Imágenes de páginas
PDF

Don Pedro José tomó fila entre los verdaderos patriotas, i con fecha 2 de abril de 1812 fué nombrado vocal de la junta que gobernaba al pais.

Los otros vocales eran don José Miguel Carrera i don José Santiago Portales.

Prado desempeñó este alto cargo hasta el mes de abril de 1813.

Despues de la derrota de Rancagua, don Pedro José fué desterrado por Osorio a Juan Fernández; pero no permaneció allí hasta el año 17, como la mayor parte de sus compañeros, pues las autoridades españolas le hicieron volver al continente en pleno período de la reconquista, talvez por no considerarle mui comprometido en la causa de la revolucion (1).

Se le obligó entónces a permanecer relegado en la chacra del mayorazgo, a poca distancia de Santiago,

La firma de Prado Jaraquemada aparece de las primeras en el acta de adhesion a Fernando VII que algunos vecinos respetables de Santiago levantaron en vísperas de la batalla de Chacabuco (2).

Este gran triunfo de la patria permitió al mayorazgo Prado volver al campamento de sus afectos, i, como coronel de milicias, al mando de 300 hombres de caballeria, formó parte de la reserva de O'Higgins en la batalla de Maipo, en la cual le cupo la honra de tomar prisionero al coronel Morgado (3).

(1) Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 10, pajina SS, nota 24.

(2) Caceta del Gobierno de Chile, de n de febrero de 1817.

(3) Barros Arana, Historia Jeneral, tomo 11, pajina 449. Consúltense ademas las relaciones de la batalla publicadas en El Ferrocarril de Santiago a 5 de abril de 1857, en que se dan pormenores sobre la conducta de Prado.

En esta fecha contaba don Pedro José sesenta i cuatro años de edad, i desde entónces se retiró a la vida privada.

[graphic][graphic]

En 1825 fué elejido diputado suplente por Santiago; pero él se negó a aceptar el cargo, por el mal estado de su salud (1).

[ocr errors]

Don Pedro José Prado i Jaraquemada es uno de los fundadores de la actual sociedad de Santiago, pues de él provienen numerosas familias distinguidas.

Los hijos nacidos de su matrimonio con doña María Mercedes de la Sotta i Aguila fueron cinco:

1) Doña Antonia, la cual profesó en el monasterio de capuchinas con el nombre de sor María del Rosario.

2) Don Jose Miguel.

3) Doña María Mercedes, mujer de don Ramon Guerrero i Carrera, padres del ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago don Ramon Guerrero i Prado.

(1,) Sesiones de los cuerpos legislativos de Chile, tomo 10, pajina 398.

4). Doña Francisca Javiera, mujer de don Pedro Antonio Leon i Montt.

5). Don Antonio, casado con su sobrina doña Dolores Montt i Valenzuela, hija de don José Montt i Prado i de la señora doña Josefa Valenzuela (1).

Don Pedro José Prado i Jaraquemada casó en segundas nupcias con su prima doña María de la Concepcion Montaner i Astorga, bisnieta por parte de su madre del castellano de Arauco don Diego Martínez de Prado i Medina, hermano, como se sabe, de don Pedro de Prado de la Canal.

De este segundo matrimonio tambien llegaron a la mayor edad cinco hijos:

1) Doña María del Rosario, mujer de don Francisco de Amor (2) i Ovalle.

2) Don Pedro José, casado con doña María Mercedes Aldunate e Irarrázaval, hija de don Manuel de Aldunate i Guerrero i de doña María Mercedes de Irarrázaval i Solar.

3) Doña Josefa, mujer de don José Antonio del Villar i Fontecilla.

4) Doña María Dolores, mujer de su primo don Manuel José Prado i Palacios (3).

5) Doña Clara, segunda mujer de don Joaquin de Aguirre i Boza.

(1) Otro hijo de don José Montt i Prado, don Lorenzo, contrajo matrimonio con doña Carmen Luco Fernández, i éstos son los padres del distinguido publicista i orador don Ambrosio Montt.

(2) Don Luis Thayer Ojeda, con el seudónimo de C. de Waldeck, ha dado noticias sobre los fundadores de la familia Amor en nuestro pa1s, en las Flores Chilenas.

(3) Véase el poder para testar de don Diego de Prado, otorgado ante José María Luque en 18 de diciembre de 1793.

Don Pedro José Prado i Jaraquemada murió el dia 3 de octubre de 1827, de 73 años de edad, i dejó mejorados a su hijo Pedro José en el tercio de sus bienes, i en el remanente del quinto a la señora Montaner i Astorga (1).

Don Melchor José Ramos, distinguido escritor de la época, publicó en La Clave, periódico de Santiago, un artículo necrolójico en honor del patriota que acababa de desaparecer.

Despues de enumerar los servicios políticos i militares del mayorazgo Prado, Ramos agregaba estos encomiásticos conceptos:

«Su fortuna fué el consuelo seguro de sus amigos i el patrimonio de los pobres.

»Su probidad, su moderacion i beneficencia le constituyeron la delicia de la amistad i el ídolo de su numerosa familia.

»Con su empeño i con sus bienes, ha sostenido la casa de espósitos.

»E1 sentimiento jeneral que ha causado su muerte, anuncia que la patria ha perdido uno de sus mejores hijos i un modelo digno de imitacion i de gratitud eterna» (2).

(1) Don Pedro José Prado i Jaraquemada dió poder para testar a su segunda mujer ante Agustin Diaz, en dos ocasiones: por primera vez, en 24 de julio de 1801, i, por segunda vez, en 12 de enero de 1826; i su testamento fué otorgado por la viuda ante Manuel de la Cruz Gajardo en 24 de diciembre de 1827. La fecha precisa de su muerte se halla en la necrolojía que consagró a su memoria don Melchor José Ramos en el periódico La Clave.

(2) Don Melchor José Ramos era mui amigo de don Pedro José Prado i Montaner, pues ámbos militaban en las mismas filas políticas. La necrolojíi consagrada a su padre puede leerse en el libro de don Miguel Luis Amunátegui sobre Ramos. Santiago, 1889, pajinas 98 i 99,

[ocr errors]

Don Pedro José Prado i Montaner fué el único de los hijos de Prado i Jaraquemada que tomó participacion activa en política; i perteneció a las filas liberales, o de los pipiolos.

Fué diputado suplente por Santiago en el Congreso de 1826, i diputado propietario, tambien por Santiago, en el Congreso Constituyente de 1828.

Su firma se lee al pié de la Carta de este último año.

El Congreso le elijió senador, i en 1.° de octubre de 1828 fué nombrado vice-presidente del Senado.

A fines de la administracion liberal ejerció los cargos de intendente de Santiago i de ministro de hacienda.

La batalla de Lircai puso término a su carrera pública.

Su hijo don Francisco Prado Aldunate debia ser un notable ajitador político. Conocido es el papel que desempeñó en la revolucion de 1851 (1).

Despues de la muerte de Prado i Jaraquemada, el mayorazgo tocó a los varones de la familia Prado i Sotta.

El último de ellos que poseyó el vínculo fué don Pedro Prado i Montt, hijo de don Antonio Prado i Sotta, quien falleció en 28 de marzo de 1853.

Despues de esta fecha se esvincularon las propiedades del mayorazgo, de conformidad con la lei de 1852.

Actualmente se hallan redimidos en arcas fiscales los censos que provienen de aquella vinculacion, por una suma de 333,847 pesos i 88 centavos, que al cuatro por ciento da una renta anual de 13,353 pesos i 90 centavos.

(1) El fecundo escritor don Benjamín Vicuña Mackenna ha narrado estos sucesos en un libro mui interesante que se publicó en 1878.

« AnteriorContinuar »