Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Estas dos señoras, en compañía de su madre, se establecieron en Buenos Aires (1).

La pobreza en que habia quedado la familia despues del repentino fallecimiento de don José Cipriano, esplica su dispersion en los dominios españoles.

Don Jerónimo José de Herrera i Moron fué el que tuvo mejor suerte entre todos sus hermanos.

Casado en nuestro pais, en el año 1747 (2), con una de las señoras mas distinguidas de la sociedad, adquirió en poco tiempo fortuna i alta situacion política.

Don Jerónimo José fué dueño de la hacienda de Tango (3), contigua a la hacienda de la Calera de la Compañía de Jesus.

Rejidor perpetuo del cabildo de Santiago, en el año 1759 desempeñó las funciones de alcalde ordinario.

[ocr errors][merged small]

El asesor del virrei Amat le calificaba de este modo:

«Mui político; de gran crianza; buenos modales; i hace mucho por el agasajo i estimacion » (4).

(1) Cuadro jenealójico.
(2) Cuadro jenealójico, varias veces citado.
(3) Volúmen 188 del archivo de la Capitanía Jeneral.
(4) Don José Perfecto Salas, Anales de la Universidad, 1896.

10

El presidente Guill i Gonzaga le encargó en 1767 que tomara posesion de la hacienda de la Calera, perteneciente a los jesuitas (1), i esta propiedad fué administrada por él durante muchos años (2).

De su matrimonio con doña María Mercedes de Rojas i Cerda tuvo los hijos que siguen:

1) Don José Jerónimo, quien se dirijió a España en 1764, i fué nombrado alférez de dragones en el rejimiento de Pavía en 1776 (3).

2) Don Francisco de Paula, casado, como se ha visto, con su tia doña María Mercedes de Rojas i Urtugurem.

3) Don Miguel, capitan del rejimiento de la Princesa, casado en el año 1800, en la ciudad de Valdivia, con doña María Bárbara de Molina i Agüero, hija del coro. nel español don Lúcas de Molina i de doña Margarita Agüero (4).

4) Don Eusebio Antonio, el cual, como su hermano mayor, se trasladó a la Península, donde obtuvo, en el año 1774, gracias a los esfuerzos de su tio don José Antonio de Rojas, una plaza de guardia marina (5).

Al año siguiente, el rei le nombró alférez de fragata (6).

5) Don Andres, casado en 1791 con doña Mercedes

(1) Barros ARANA, Historia Jeneral de Chile, tomo 6.0, pájina 269. (2) Volúmenes 62, 63 i 90 del archivo de los antiguos jesuitas de Chile. (3) Cuadro jenealójico.

(4) Noticias de don Abraham de Silva i Molina. El teniente coronel don Miguel de Herrera i Rojas falleció en Santiago a 27 de agosto de 1808. En 1.o de agosto de 1803 el rei le habia concedido el hábito de la orden de Montesa. Véase el volúmen 761 de la Capitania Jeneral.

(5) AMUNÁTEGUI, La Crónica de 1810, tomo 2.", pájina 30. (6) Cuadro jenealójico.

Ovalle i Soto, hija de don Francisco Javier de Ovalle i Gallardo i de doña Francisca Soto (1).

6) Don Jerónimo José. Despues de haber sido alumno de los padres agustinos, recibió las órdenes sagradas en 1782, a los 23 años de edad. En 1792 fué nombrado cura de Limache, i en 1799 canónigo de gracia de la Catedral de Santiago (2). En el cabildo eclesiástico, perteneció al partido del vicario Rodríguez Zorrilla, i fué contrario del dean Recabárren.

7) Don Tadeo.
8) Doña María del Carmen.
9) Doña Ana Catalina.

10) Doña Cayetana, casada con don Nicolas Martinez de Luco i Aragon (3).

Estos últimos fueron los padres de don José Santiago Luco i Herrera, quien desde mui jóven empezó a servir en los ejércitos de la Península, i en junio de 1808 fué enviado a Chile, con el título de capitan de infantería, en lagoleta «La Cármen», en union de su compatriota don Eujenio Cortes i Azúa, que era alférez de navío, con el objeto de que pidiera ausilios de dinero para sostener la guerra contra Napoleon (4).

Posteriormente, don José Santiago Luco abrazó con entusiasmo en nuestro pais la causa de la independencia americana, i en 1811, al mand odel batallon de grana

(1) Noticia de don Tomas Thayer Ojeda.
(2) MEDINA, Biblioteca Hispano-Chilena, tomo 3.", pájina 377.

(3) Carta de dote otorgada ante Francisco de Borja de la Torre en 18 de agosto de 1783.

(4) Del mayor interes son las comunicaciones del capitan Luco enviadas desde Chile a la junta de gobierno de España i dadas a luz por el señor Matta Vial en el tomo 8.o de la Coleccion de documentos relativos a la independencia.

deros, con el título de teniente coronel, defendió las libertades públicas contra las tropas sublevadas de don Tomas de Figueroa, en la plaza principal de Santiago.

En 1820, tomó parte en una conspiracion contra el gobierno de O'Higgins, i fué desterrado de Chile (1).

Don José Santiago Luco falleció en Santiago a una edad bastante avanzada.

Su abuelo don Jerónimo José de Herrera i Moron habia muerto antes de cumplir los sesenta años, i habia otorgado sus últimas disposiciones ante Luis Luque Moreno, con fecha 5 de enero de 1776.

Su abuela doña María Mercedes de Rojas i Cerda habia sido sepultada en la iglesia de San Agustin a 25 de febrero de 1819 (2)..

Doña Rosa de Rojas i Cerda habia heredado de don Antonio del Aguila la estancia de la Angostura de Paine (3).

Don Antonio habria deseado que ella tambien le sucediera en la encomienda de indios de Reloca, en el Maule, i habia escrito a su cuñado don José Antonio de Rojas, cuando éste se hallaba en la Península, a fin de que solicitara del rei esta gracia, pero tal merced no llegó a concederse (4).

er

(1) Barros ARANA, Historia Jeneral de Chile, tomo 12.o, pájinas 603 i siguientes.

(2) Parroquia del Sagrario.

(3) Testamento de don Antonio del Aguila, otorgado por su viuda, ante Pedro Gaona, en 17 de diciembre de 1778.

(4) AMUNÁTEGUI, La Crónica de 1810, tomo 2.", pájina 18.

Ademas de los bienes que le habia dejado su marido, doña Rosa era acreedora de la sociedad conyugal por su dote de 10,000 pesos (1)

Segun parece, esta hija de don Andres de Rojas i la Madriz poseia la misma aptitud comercial de su padre, i a los pocos años despues de la muerte de don Antonio del Aguila se encontró en situacion de comprar una casa en Santiago, a pesar de que la hacienda de la Angostura de Paine habia quedado con deudas i compromisos.

Aquella propiedad estaba situada a una cuadra de la Plaza Mayor, como la casa solariega de los Jufré del Aguila, pero no hacia el poniente, sino hacia el sur, en la calle de Ahumada (2).

Sobre esta casa i sobre su hacienda de campo estableció la señora Rojas, por escritura otorgada ante Antonio Centeno, padre del ilustre jeneral Centeno, con fecha 3 de abril de 1789, un mayorazgo, del cual debian gozar, despues de los dias de la fundadora, los hijos de su hermana María Mercedes de Rojas i Cerda, i sus descendientes, en este órden:

1.o Don Francisco de Paula. 2.o Don Miguel.

3.0 Don Eusebio, el cual en esta fecha tenia el grado de teniente de navío.

4.° Don Andres.
5.° Doña Cayetana.

A falta de las anteriores líneas, debia entrar en la posesion del vínculo el pariente mas inmediato.

La señora Rojas cuidaba de advertir que ella misma

n

(1) Escrituras de 26 de noviembre de 1750 i de 25 de octubre de 1752, autorizadas por Bartolomé Mundaca.

(2) En este mismo sitio se levanta el Pasaje Toro.

« AnteriorContinuar »