Imágenes de páginas
PDF

solicitó del virrei del Perú licencia para reimprimir dicha ordenanza a su costa, cuya reimpresion se ejecutó con la correspondiente licencia del mismo virrei. Madrid, 25 de agosto de 1772.

Número 2

Relac10n De La Cal1dad 1 Mér1tos De Don Jerón1mo De Herrera 1 Mor0n, Vec1no 1 Rej1dor Perpetuo De La C1udad De Sant1ago Del Re1no De Ch1le.

Por una informacion recibida en esta corte en doce de julio del presente año, ante don Juan Moreno Beltran, del consejo de su Majestad i su alcalde de casa i corte; i por una relacion de servicios formada en esta secretaría del supremo consejo i cámara de Indias de la negociacion del Perú, su fecha veintidos de noviembre de mil setecientos cincuenta i ocho, consta que el referido don Jerónimo de Herrera i Moron es natural de la'ciudad de Buenos Aires, hijo lejítimo del capitan don Joseph Cipriano de Herrera i Loizaga i de doña Ana Ines de Moron, ésta natural de la misma ciudad de Buenos Aires i aquél de la del puerto de Santa María, i ámbos de nobles familias, cristianos viejos i limpios de toda mala raza.

Que el espresado don Jerónimo se halla avecindado en la mencionada ciudad de Santiago de Chile, en donde ha obtenido el cargo de alcalde ordinario i actualmente ejerce el empleo de rejidor perpetuo; i que está casado con doña María Mercedes de Roxas, natural de la misma ciudad, hija lejítima de don Andres de Roxas i la Madriz i de doña Josepha de la Cerda, asimismo naturales i vecinos de ella, familias tambien nobles, i como tales ha obtenido el dicho don Andres los empleos de alcalde ordinario i rejidor perpetuo.

Que, en atencion a lo bien que habia servido el espresado don Joseph Cipriano de Herrera, padre del referido don Jerónimo, en las provincias del Rio de la Plata, le nombró el gobernador i capitan jeneral de ellas, el año de mil setecientos i catorce, por capitan de una de las compañías de infantería del presidio de Buenos Aires, cuyo empleo ejerció con aprobacion, i con la misma desempeñó el de tesorero jeneral de cruzada de aquella ciudad i su jurisdiccion,

[ocr errors]

por espacio de once años, sin salario alguno, mereciendo que por ello le diesen gracias los comisarios de este ramo; que en el de mil setecientos veinticuatro se halló cerca de la persona del mismo capitan jeneral para el desalojo de los portugueses que se habian fortificado en el puerto de Montevideo, ejecutando en aquella funcion todo cuanto se le ordenó del real servicio, i, concluida, obtuvo licencia para venir a España; i que, atendiendo su Majestad a estos méritos, a los de sus antepasados, i al servicio pecuniario de veintidos mil pesos que hizo para las urjencias de la corona, le concedió por su real decreto de doce de marzo de mil setecientos veintiocho la presidencia de Chárcas, de cuya gracia se le espidieron los respectivos despachos en veintiocho del propio mes i año; i, habiendo entrado en las reales cajas de Potosí cuatro mil ochocientos treinta i nueve pesos i seis reales, correspondientes al derecho de la media anata, empezó a servir este empleo el dia veintiuno de setiembre del año de mil setecientos treinta i tres, i falleció en veintinueve de enero de mil setecientos treinta i seis, disfrutándole solo dos años i cuatro meses, en cuya consecuencia informaron la misma audiencia, el fiscal, el reverendo obispo de la iglesia de la Paz, los cabildos eclesiástico i secular, i los prelados de las relijiones de la ciudad de la Plata, en cartas de dos, veintidos i veintitres de febrero i dos de mayo del propio año de treinta i seis, el universal sentimiento que causó su muerte, tanto por sus recomendables prendas, desinteres i arreglada conducta con que manejaba aquel ministerio, como por la horfandad i pobreza en que dejó constituida a su mujer i cinco hijos, por los crecidos desembolsos que hizo hasta tomar posesion del espresado empleo.

Que don Antonio Joseph de Herrera, abuelo del mencionado don Jerónimo, pasó de estos reinos en la leva que se condujo al puerto de Buenos Aires en los navios de rejistro del cargo de don Thomas Miluti, i sirvió a su Majestad con plazas de soldado, de alférez de una de las compañías de caballos corazas de aquel presidio, i de capitan, por espacio de doce años, dos meses i once dias, habiendo cumplido en todas las funciones que se ofrecieron, como valeroso soldado, i mui a satisfaccion del gobernador i capitan jeneral de aquella provincia.

Que don Joseph de Herrera i Sotomayor, su bisabuelo, sirvió igualmente cuarenta i dos años, dos meses i cuatro dias en los ejércitos de España, Estados de Flandes, i presidio de Buenos Aires, con plazas de soldado entretenido, alférez de infantería vivo i reformado, ayudante, capitan de infantería vivo i reformado, ayudante jeneral de batalla, capitan de caballos corazas, gobernador de la plaza de Peñiscola, en el reino de Valencia, cabo i gobernador de la caballería del citado presidio de Buenos Aires, gobernador i capitan jeneral de las provincias del Rio de la Plata, i de gobernador de la plaza de San Lúcar de Barrameda, con la superintendencia de rentas reales de su distrito; i, para que ejerciese con mas autoridad el último gobierno, le concedió su Majestad el año de mil seiscientos noventa i seis el grado de jeneral de la artillería, habiéndose hallado en dicho tiempo en varios sitios i funciones, en las cuales recibió algunas heridas i portádose en todos los referidos empleos con aprobacion de sus superiores.

I finalmente consta que el referido don Jerónimo es hermano carnal de don Antonio Joseph de Herrera i Moron, alférez mayor perpetuo, por juro de heredad, de la villa de la Rinconada, en el reino de Sevilla. Madrid i agosto 7 de 1765.

Número 3

Inst1tuc10n Del Mayorazgo Águ1la 1 Rojas.

En el nombre de la Santísima Trinidad, padre, hijo i espíritu santo, tres personas distintas i un solo Dios verdadero. Como el primario i principal fin de la institucion de mayorazgos sea la conservacion de la dignidad i memoria de las familias ilustres, i para que, unidos todos los bienes del instituyente, puedan los llamados a su posesion conservarse con aquella decencia correspondiente a su hidalguía, i tambien socorrer a sus hermanos, en caso que lo permitan sus facultades, con otros varios motivos que se han tenido presentes para el permiso de semejantes fundaciones, movida de estas consideraciones, sea notorio a todos los que vieren i entendieren la presente escritura de vínculo i mayorazgo que yo, doña Rosa de Rojas i de la Cerda, hija lejítima del maestre de campo don Andres de Rojas i la Madriz, rejidor perpetuo que fué de este ilustre cabildo, i de doña Catalina de la Cerda, natural que soi de esta capital de Santiago de Chile, viuda del maestre de campo don Antonio del Águila, rejidor tambien que fué del ilustre cabildo, no habiendo tenido del espresado nuestro matrimonio hijos algunos, instituyo, fundo i establezco, usando de las facultades que me permite el derecho, vínculo i mayorazgo; i para su establecimiento aplico i señalo la estancia de la Angostura, que heredé del precitado mi marido, como se demuestra del poder i demas recaudos legales que correrán juntos con esta escritura, en que constan los linderos de la referida mi estancia, de la que he hecho inventario con la formalidad correspondiente. Esceptuándosede su lejítimo valor los principales de los dos aniversarios que tengo instituidos en dicha posesion, lo restante de su valor será i es mi voluntad que quede aplicado para el referido mayorazgo, con espresion de sus ganados mayores i menores, dos viñas i demas aperos del servicio de la citada posesion. Tambien aplico i señalo la casa principal que poseo en esta ciudad, una cuadra distante de su Plaza Mayor, agregándose la escritura de compra, en que se demuestran los linderos que la circunscriben; de que asimismo se hará inventario i tasacion. I, deduciéndose de su valor el principal del aniversario que igualmente tengo instituido en ella, todo el residuo lo aplico, i es mi voluntad, para mayor aumento del mayorazgo, con declaracion de que todo el menaje i adorno de la casa, con mas las partidas de plata labrada que señalo en la forma siguiente, como son: dos azafates hermanos, con peso de veintiun marcos tres onzas; dos candeleros hermanos, con trece marcos dos onzas; un calentador, con nueve marcos una onza; un aderezo pequeño de mate, con tres marcos una onza; una bacinica con oreja, de cinco marcos; una palmatoria, de dos marcos siete onzas; un sahumador, de dos marcos tres onzas; una cajuela con cantoneras de plata, que su costo i valor será de cuatrocientos pesos; una alfombra hecha en Lóndres, campo amarillo i ramazon de todos colores; i un petate fino i otro corriente, todo lo referido es mi voluntad i desde luego queda aplicado para fondo del referido mi vínculo, con las demas partidas que fuere mi voluntad aplicar para la subsistencia i firmeza de su perpetuidad, desde el momento que se autorice dicha fundacion, con las formalidades, condiciones i nombramientos siguientes. Primeramente, me nombro por patrona de dicho vínculo por los dias de mi vida, gozando de sus réditos i de todo cuanto productare, con libre i absoluta facultad, con las condiciones i demas formalidades en la manera que se sigue. ítem, declaro desde ahora i para siempre que no llamo ni he por llamados sino solamente a mis sucesores que guardasen i observasen las condiciones espuestas en esta escritura; i a los que no lo hicieren o ejecutaren los he por no llamados i tenidos por esclusos de la sucesion de este vínculo i mayorazgo. Ítem, declaro que despues de mis dias ha de entrar a poseer i gozar de las dos dichas posesiones vinculadas, de sus frutos, rentas i adquisiciones, mi sobrino don Francisco Paula de Herrera i Rojas, hijo lejitimo del maestre de campo don Jerónimo de Herrera i Moron, rejidor perpetuo que fué de este ilustre cabildo, i de mi hermana doña María Mercedes de Rojas i Cerda; i confío de la prudencia, juicio i buena conducta del espresado mi sobrino en servicio de Dios, del rei i de la causa pública, que, tomada posesion de los fundos de este mayorazgo, disfrute de todas sus rentas bajo las condiciones, gravámenes, sustituciones i llamamientos que irán declarados. I por su muerte llamo a sus hijos i descendientes lejítimos, i nó de otra suerte, perpetuamente, prefiriendo el mayor al menor i el varon a la hembra, aunque sea mayor, i en línea del poseedor último a todas las otra líneas. I, no teniendo descendencia lejítima de varon o hembras el citado mi sobrino don Francisco, estinguida, apurada i acabada su descendencia, nombro i llamo por sucesor de dicho vínculo i mayorazgo a mi sobrino don Miguel de Herrera i Rojas i a toda su descendencia, en la misma conformidad i modo que tengo llamado al referido mi sobrino don Francisco. I, faltando de todo punto los descendientes de la línea de don Miguel, llamo i nombro a mi sobrino don Eusebio de Herrera i Rojas, residente actualmente en los reinos de España, caballero del orden de Alcántara, en servicio de su Majestad, graduado de teniente de navio; i por su muerte nombro i llamo a toda su lejítima descendencia, en la misma conformidad que en los nombramientos antecedentes. I, apurada i estinguida la lejítima descendencia de esta línea, llamo i nombro a mi sobrino don Andres de Herrera i Rojas i toda su lejítima descendencia, en la propia conformidad que llevo espresado en las antecedentes líneas. I, por falta de esta última, llamo i nombro a mi sobrina doña Cayetana de Herrera i Rojas, actualmente casada con don Nicolas Luco i Aragon; i por muerte de dicha mi sobrina a sus hijos lejítimos del referido matrimonio, en la conformidad que llevo significado en las anteriores líneas. I, por último, acabadas las susodichas líneas, llamo al pariente mas inmediato, observando siempre en la sucesion del vínculo las reglas establecidas para los mayorazgos de España, segun i como se previene en las reales leyes de Castilla. Ítem, es mi voluntad que los referidos fundos del vínculo para siempre jamas han de durar i perma

[graphic]
« AnteriorContinuar »