Imágenes de páginas
PDF

lia, discurso que fué mandado publicar de órden del Congreso, i comunicado al Ejecutivo (1).

Las reformas eclesiásticas patrocinadas por el prebendado Larrain ponen en descubierto su espíritu liberal. En ellas se encuentra el jérmen de algunas de las leyes que se han dictado en nuestros dias.

Larrain debe ser considerado como uno de los precursores de la abolicion del fuero eclesiástico, del rejistro i del matrimonio civil, i de los cementerios laicos. En cambio, sus ideas económicas eran retrógradas. En el mismo Congreso Constituyente presentó un proyecto para reglamentar el precio de los abastos (2). Aunque don Manuel de Salas i Corvalan combatió esta idea con sólidas razones de utilidad práctica, ella fué aceptada i se convirtió en lei de la República (3).

El prebendado Larrain, en los últimos dias de su vida, tuvo la satisfaccion de ser elejido diputado propietario por Santiago al Congreso Nacional de 1824, i la de ser nombrado presidente interino de este cuerpo en sesion de 10 de noviembre.

Un accidente que le ocurrió en la misma sala del Congreso le obligó a guardar cama, i pocos dias mas tarde dejó de existir, con fecha 30 de aquel mes.

El Congreso designó una comision de tres diputados para que manifestara a la familia el sentimiento con que habia recibido la noticia de su muerte; i otra de siete diputados para que asistiera a las exequias.

(1) Sesiones ordinaria i estraordinaria de 9 de diciembre. Anexos 893 i 906.

(2) Sesion de 6 de octubre.

(3) Barros Arana, Historia Jeneral de Chile, tomo 14, pajinas 163 i 164.

[ocr errors]

Se acordó ademas que todos los miembros del Congreso llevaran luto por tres dias en señal de duelo (1).

El prebendado don Joaquín de Larrain fué sepultado en el Cementerio Jeneral, i por muchos años sus restos descansaron en una misma tumba con los de su primo hermano don Santiago Antonio Pérez i Salas, padre del presidente de la República don José Joaquin Pérez.

X Don José Vicente de Larrain i Salas nació en la capital de Chile a 4 dias del mes de marzo de 1762.

Empezó sus estudios de humanidades en el Seminario de Santiago; pero observó en este colejio tan mala conducta que el rector, presbítero don Juan Blas de Troncoso, se vió obligado a espulsarle en el año 1777 (2).

La familia le envió entónces al Tucuman, donde terminó sus estudios de filosofía i teolojía en la Universidad de Córdoba.

De regreso a nuestro pais se matriculó en la Universidad de San Felipe, i en ella obtuvo el grado de bachiller en teolojía i, dos años mas tarde, los de bachiller, licenciado i doctor en cánones i leyes.

En el año 1790 se recibió de abogado en la real audiencia de Chile.

Ya en esta fecha don José Vicente se habia ordenado de presbítero.

Como sintiera vocacion para la enseñanza, uno

(1) Tomo 10 de las sesiones de los cuerpos lejislativos.

(2) Amunategu1, La Crónica de 1S10, tomo 3.0. pajinas 116 i siguientes.

de sus anhelos fué el de obtener una cátedra en la Universidad de San Felipe.

Por desgracia, su carrera de aspirante se prolongó demasiado.

Hizo oposicion a cinco cátedras diversas i las perdió (1).

Por fin se le concedió la cátedra de prima de cánones en 1798.

En esta ocasion don José Vicente de Larrain tuvo u n rival terrible en la persona de don Miguel de Eizaguirre, quien desempeñaba a la fecha la cátedra de Instituía.

Eizaguirre no se conformó con su derrota, i removió cielo i tierra, i apeló ante todas las autoridades de Chile i ante el mismo rei de España, hasta que consiguió una cédula firmada por Cárlos IV en que se quitaba a Larrain la propiedad de la cátedra de cánones.

Esta inesperada resolucion del monarca decidió a don José Vicente a trasladarse a la corte por los años de 1802, i su constancia i entereza de ánimo doblegaron la voluntad del rei, el cual, por cédula de 31 de enero de 1803, le devolvió la propiedad del empleo, que debia conservar hasta su muerte (2).

Como sacerdote, Larrain desempeñó diversas comisiones i ministerios.

Ejerció varias veces el cargo de promotor fiscal suplente de la curia eclesiástica, i el de diputado de número del hospital de San Francisco de Borja.

(1) Indice de los libros de la Universidad, pajinas 308 i 309.

(a) Este interesante litijio universitario ha sido narrado con pluma de mano maestra por el distinguido escritor don Gaspar Toro en la revista Sud-America, tomo 2.0, año 1874.

Predicó innumerables sermones dentro i fuera de la capital i cumplió siempre con sus obligaciones de confesor.

En 15 de noviembre de 1798 fué nombrado cura interino de la parroquia del Sagrario de la Catedral de Santiago, i al año siguiente alcanzó la propiedad.

Larrain era tambien examinador sinodal del obispado.

Por último, en 15 de enero de 1804, a la vuelta de su viaje a Europa, obtuvo una de las canonjías de la Catedral de Santiago.

Este es el cargo mas alto que le cupo ejercer como eclesiástico; pues, aunque mas tarde el Consejo de Indias le propuso para los obispados de Cartajena i Concepcion, no fué agraciado con ninguno de ellos (1).

De todos los que conocen la historia de Chile es sabido que la lucha entre patriotas i realistas empezó durante el gobierno de García Carrasco, i que la contienda se trabó en todas las esferas sociales.

La hidra revolucionaria mostró su cabeza en las calles i en los salones, en los conventos i en los paseos públicos, en el cabildo secular i en la Universidad de San Felipe, en el palacio de gobierno i en la Catedral de Santiago.

En ninguno de estos lugares se atacaba la autoridad real, i, por el contrario, todos se esmeraban en rendirle acatamiento; pero en el fondo de los litijios universitarios, de los capítulos conventuales mas reñidos, de los recursos de fuerza, de las contiendas políticas entre el presidente i el cabildo secular, se ocultaba la idea de la

(1) Medina, Biblioteca Hispano-Chilena, tomo 3.0, pajinas 363, 364 i 365

patria i de un cambio mas o ménos radical en el sistema de gobierno.

Este mismo fenómeno se repitió en el cabildo eclesiástico.

Despues de la muerte del obispo Maran el canónigo doctoral don José Santiago Rodríguez Zorrilla habia sido elejido vicario capitular en sede vacante.

La enerjía que siempre manifestó este eclesiástico i sus opiniones ultrarrealistas pronto le constituyeron dentro del cabildo en el jefe de un partido que se opuso a toda innovacion, en cualquier órden de cosas.

El dean don Estanislao de Recabárren, que a sus dotes de intelijencia i de ilustracion unia el prestijio que le daba la nobleza de su familia, fué la persona llamada para contrarrestrar los planes del vicario.

No necesita indicarse a cuál de estos dos personajes siguió don José Vicente de Larrain.

Rodríguez Zorrilla habia aceptado los cargos del visitador Aguirre contra su hermano frai Joaquin de Larrain i se negaba a dar cumplimiento al breve de secularizacion con que la Santa Sede habia favorecido a éste último.

El vicario capitular era, en consecuencia, un enemigo personal de su familia.

I, lo que era inmensamente mas grave, debia serlo tambien de la independencia de Chile.

El canónigo Larrain acompañó sin vacilar al dean Recabárren en todas las cuestiones, grandes o pequeñas, que sostuvo con el vicario Rodríguez Zorrilla, i le acompañó con su palabra i con su voto.

Al partido del vicario pertenecian los canónigos don Rafael Huidobro, don Manuel José de Várgas, don Mi

[graphic][ocr errors]
« AnteriorContinuar »