Imágenes de páginas
PDF

Entre otras personas conocidas, compraron esclavos a García de Huidobro las que siguen:

Don Matías Vásquez de Acuña, una negra de Guinea de 14 años, en 370 pesos.

El oidor don Francisco Sánchez de la Barreda, dos negros de Guinea, en 300 pesos cada uno.

Don Francisco Tagle Bracho, una negra de 16 años, en 340 pesos.

Don Juan Rodríguez de Ovalle, una negra de 22 años, en 340 pesos.

Don Manuel de Zañartu, siete piezas de esclavos varones, en 300 pesos cada una.

El comisario jeneral don José de Perochena, un negro de 18 años, en 300 pesos.

El comisario jeneral don Alejandro de Salamanca, cuatro negras i un negro, en 1,700 pesos.

La abundancia de negros que entónces se ofrecian en venta esplica su bajo precio.

García de Huidobro pedia por cada varon de 270 a 315 pesos, i por cada hembra de 330 a 375 pesos.

A fines del siglo XVII un negro, ya fuera varon o hembra, apto para el trabajo, se estimaba en 600 pesos (1).

García de Huidobro vendió en Santiago 55 negros, 34 hombres i 21 mujeres, i remitió a Concepcion dos negras que le habian sido encargadas especialmente (2).

Segun un cálculo mas o ménos exacto, el resultado total de las ventas hechas en Chile i en el Perú dió a García de Huidobro una suma redonda de 20,000 pesos.

(1) Véase Capitulo Primero de esta obra, apéndice, número 1.

(2) Borda, escritura de la de marzo de 1737.

[graphic]

III

Don Francisco García de Huidobro era oriundo de Castilla la Vieja, i habia nacido en Quecedo (1), en el valle de Valdivieso, arzobispado de Burgos, donde recibió el bautismo con fecha 21 de octubre de 1697 (2).

Sus padres se llamaban don Pedro Manuel García i doña Francisca Antonia de Huidobro (3).

Segun parece, el apellido materno era mas distinguido que el paterno, i con el trascurso de los tiempos debia ser el único que conservaran en Chile los individuos de esta familia.

En los ejércitos de la Península hubo tres Huidobro, parientes de don Francisco, que contribuyeron a aumentar el brillo del apellido: el brigadier don García; don Francisco, primer teniente de Reales Guardias Españolas; i don José, sarjento mayor del rejimiento de Valencia (4).

En Santiago de Chile don Francisco García de Huidobro no solo pudo reunir una buena suma de dinero con la venta de sus negros, sino que ademas tuvo la

(1) Quecedo cuenta hoi con trescientos habitantes.

(2) Pruebas de don José Ignacio García de Huidobro i Morandé para ser admitido en la órden de Santiago. Archivo jeneral de la Biblioteca Nacional, volúmen 119,

(3) Existe en España, en la provincia de Burgos, un lugarcito que lleva el nombre de Huidobro i en el cual solo hai cincuenta edificios. Los nombres de los padres de don Francisco García de Huidobro se hallan en los diversos testamentos que hizo. Véase tambien el número 2 del Apéndice.

(4; Apéndice, número 3.

fortuna de que le aceptaran como hijo en una familia respetable.

A esta feliz circunstancia se debió que individuo tan emprendedor i tan útil en una sociedad nueva se arraigara en nuestro pais.

Con fecha 15 de marzo de 1737 García de Huidobro contrajo matrimonio en esta ciudad con doña Francisca Javiera Briand de Morandais, de dieciocho años de edad, (1) hija del bilbaino don Juan Francisco Briand de Morandais i de la señora chilena doña Juana Cajigal i Solar.

Dióles la bendicion nupcial el padre jesuita Cárlos Haymhaussen (2).

La novia llevó de dote a su marido, ademas de algunas alhajas, telas i otros objetos valiosos, el oficio de tesorero jeneral de la Santa Cruzada, que su padre el señor Morandé (3) habia rematado para sí, en el año de 1725, por la cantidad de 20,050 pesos.

Muchos años mas tarde este remate fué declarado nulo por el real consejo de Cruzada, i el oficio fué devuelto a la familia de Mesía, previa restitucion que ésta hizo a la marquesa viuda de Casa Real, doña Francisca Javiera de Morandé, de los 20,050 pesos pagados por su padre al tesoro del rei (4).

(1) Bautizada en Concepcion a 15 de enero de 1719. Véanse las pruebas citadas de su hijo don José Ignacio para ser recibido en la órden de Santiago.

(2) Esta partida fué asentada en los libros de la parroquia del Sagrario a 26 de agosto de 1772, por no aparecer en ellos el testimonio correspondiente.

(3) Esta es la forma definitiva que ha tomado en Chile el apellido Briand de Morandais, i que emplearé en adelante en esta relacion.

(4) Mayorazgo de Sierra Bella. Capitulo primero de esta obra. Véanse los números 3 i 4 del Apéndice.

En la respectiva carta de dote, don Juan Francisco de Morandé se obligó a mantener a su hija por el término de seis años.

El novio, por su parte, dió en arras a su mujer la suma de dos mil pesos, i le obsequió alhajas i telas por valor de otra cantidad igual (1).

Los padres de la novia ocupaban buena posicion en la sociedad.

Su madre, doña Juana Cajigal i Solar, era hija del oficial real de las cajas de Concepcion don Mateo Cajigal del Solar i de doña Isabel del Solar Gómez de Silva.

Su padre, don Juan Francisco de Morandé, habia nacido en Bilbao (2) i habia llegado a Chile a principios del siglo XVIII, con el grado de capitan de fragata, en uno de esos navios franceses que fueron enviados a América con motivo de la guerra de sucesion de España.

Aunque el capitan Morandé pertenecia a una familia acomodada de Bretaña, prefirió avecindarse en Chile, donde se consagró al comercio, i pudo así reunir una fortuna, i, merced a las influencias de la familia de su suegro, alcanzó honores i distinciones.

Consta por papeles fidedignos que don Juan Francisco de Morandé sirvió en el ejército de la frontera con el grado de capitan de caballos, i que mantuvo doce soldados a su costa (3).

No bien habia contraido matrimonio cuando don

(1) Carta de dote otorgada en 13 de marzo de 1737 ante el escribano José Alvarez de Henestrosa.

(2) Vicuña Mackenna, Historia de Valparaíso, tomo II, pájina 150, nota 1.

(3) Apéndice, número 3.

i

Francisco García de Huidobro proyectó viaje a Buenos Aires, i talvez a España; i. aunque su mujer, segun sospechas, se hallaba en cinta, verdad era que iba a quedar mui atendida en casa de sus padres.

Todo esto se halla establecido en el testamento que, con fecha 2 de mayo de 1737, otorgó García de Huidobro ante el escribano Borda.

El viaje no debia, sin embargo, realizarse en esta ocasion.

A 22 dias del mes de julio, segun se ha leido, García de Huidobro vendia tranquilamente sus esclavos en Santiago, i en i.° de octubre siguiente remitia negros al Perú.

No se sabe cuál fué la causa de esta mudanza; pero es probable que tuviera parte en ella la preñez de su mujer.

Cuando García de Huidobro partió a España por el camino dela Cordillera, en el mes de abril de 1738, ya habia nacido su primojénito, el cual recibió en la pila bautismal los nombres de Juan Manuel (1).

Desgraciadamente este primer fruto de un matrimonio que debia ser mui feliz, murió ántes de llegar a la mayor edad.

[ocr errors]

Los biógrafos de García de Huidobro se han preguntado qué iba a buscar en la Península, i es mui comun

(1) Poder dado por García de Huidobro a su mujer, en 6 de abril de 1738, ante Borda; i testamento otorgado por él mismo, tambien ante Borda i con igual fecha.

« AnteriorContinuar »