Imágenes de páginas
PDF
EPUB

i el recus' T.1 . AS MTKS VIN: 1:11 am dat er TL 14 SIL 12.1. Iida :* * ms < a OSOB. SK ::I!: S1 ang sie E ESLS SD: Runni Sias insalais.

Š I 273 SI Maruitment 1.5 m Nadia

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small]

cias ecleziea, 22.

S de las razas

d i pola izde a su manis hiru ras las beencas xurss Translati paese per leres i mares pins contra els or wan sinar enis swatches has casti aras a malda de su delito sin t' me vendo en partida de rejistro i oun liencias, no bairro los enriareis presos con talo rus ruania Nafas reinos con los procesos que los hicientes en lo cual pondreis mui especial cuidado i rilancia estando adrertido que de cualquiera comision que hara en lo que os mando, será mui de mi desagt** do, i de que se os hará particular cargv en vuestra residencia; i del recibo de este despacho, me de reis cuenta en la primera ocasion que se oth Fecha en Madrid a 5 de marzo de 1703.-) Rei.—Por mandado del Rei Nuestro Señor, Iam Domingo López de Calo Londragon."

"Señas de los dos relijiosos trinitarios que se citan

en el despacho de Su Majestad de 5 de marzo de 1703.

“El castellano es de mediana estatura, mui mo. reno de cara, de mas de cincuenta años de edad, que trae cabellera a la española de color castaño oscuro, i del mismo color el vestido.

“El aleman es mui pequeño, delgado i mui corcobado el cuerpo, blanco de cara i de facciones mui delicadas, de edad de cerca de cuarenta años, que trae un vestido plateado con cabellera castaña clara i larga i poblada para encubrir la disformi. dad de su talle.—Dono Domingo López de Calo Mondragon."

Casi inmediatamente, el 13 de abril de 1703, el rei comunicó a su presidente de Chile que tenia “noticias ciertas i repetidas" de que los ingleses i holandeses habian celebrado alianza para la conquista de América.

"I si bien esas provincias, decia, parece que por ahora están libres de estas invasiones por la difícil navegacion i continjencias que tiene el pasar de Europa a esas partes, todavía no pudiéndose asegurar de enemigos tan versados e instruidos en la profesion náutica,” encargo a mi virrei del Perú que tenga la mayor vijilancia, i os recomiendo a vos otro tanto.

Algunos meses mas tarde, Felipe V suministraba a sus gobernadores de América, i entre ellos al de Chile, nuevos datos para que estuviesen apercibidos contra los proyectos de invasion o de trastornos interiores que podian intentarse.

“El Rei. Presidente i oidores de mi audiencia de la ciudad de Santiago en las provincias de Chile. Por despacho de 30 del pasado, reconocereis los justos i poderosos motivos que he tenido para declarar por enemigos del estado al rei de Portugal, al archiduque Cárlos i a sus aliados; i ahora estando con mi ejército en la provincia de Da Beira, una de las de aquel reino, he tenido noticia de haberse apresado por una pequeña embarcacion francesa otra inglesa, en la cual enviaba el gobernador de Jamaica tres cartas para el presidente de Santo Domingo, i gobernadores de Cartajena i la Habana (que orijinales quedan en mis reales manos), avisándoles de orden de la reina de Inglaterra la breve venida del archiduque a Portugal para invadir estos dominios mediante la alianza hecha a este fin entre el emperador, la referida reina i los estados jenerales, fundándose en las fuerzas que espone se prevenian al logro de este intento, i queriendo persuadir a estos gobernadores (como lo habian practicado con otros) a que faltasen a su obligacion i fidelidad; i si bien estoi con tan justa confianza de todos mis vasallos, i que los considero con aquella constancia i fidelidad que han esperimentado mis gloriosos antecesores, i envidiado las demas naciones, i hoi veo en las operaciones de esta campaña con el mayor gusto, acompañándoles a ser testigo de sus obras i de la nueva gloria que adquieren, i creyendo que su propio honor los ha de inflamar a que con el mayor esfuerzo soliciten tomar satisfaccion, siempre que tuvieren ocasion, de la ofensa que se les quiere hacer de presumir pueden ser capaces de asentir a sus excecrables designios, he resuelto enviar a ese reino este aviso, participándoles estas noticias, las que he mandado pasar a todos mis gobernadores de las plazas i puertos de él para que se

hallen prevenidos de tan maliciosas asechanzas, i que en conocimiento de ellas, obren todos con el indubitable amor i celo que hasta aquí, en cuanto mira a mi servicio; i para que asimismo os halleis informado con mas distincion del estado en que queda la guerra, se os remite la nota adjunta firmada de mi infrascrito secretario, de los felices sucesos con que la Divina Providencia favorece mis armas i la justicia de nuestra causa en todos los reinos i provincias de esta monarquía; i asimismo os encargo i mando que hallándoos en esta intelijencia, esforceis por vuestra parte todo lo que tocare al cumplimiento i mejor disposicion de lo que se previene, estando vosotros con el cuidado i atencion que pide el resguardo de ese distrito que está a vuestra cuenta para que se halle con toda la defensa posible, i precaver cualquier tentativa o invasion que los enemigos procuren hacer con este o otro motivo, solicitando su castigo, i escarmentándolos con él de modo que se eviten sus atrevimientos i osadías, quedando yo con entera confianza de la vijilancia que pondreis en materia tan grave i de tales consecuencias, continuando vuestro celo, i correspondiendo a vuestras obligaciones; i de todo lo que ocurriere i se ejecutare, me dareis cuenta repetidamente en todas ocasiones. Del campo de Portalegre a 7 de junio de 1704.Yo el Rei.- Por mandado del Rei Nuestro Señor, Don Domingo López de Calo Mondragon."

III.

Ya el cronista Carvallo i Goyeneche nos ha dado a conocer cuáles fueron las medidas militares que adoptó el presidente don Francisco Ibáñez de Peralta para asegurarse contra los peligros inte

riores i esteriores acerca de los cuales el monarca le llamaba la atencion; pero al propio tiempo, el presidente observaba una conducta tan desacertada i tan sumamente escandalosa, que si se hubiera llevado a cabo alguno de los proyectos advertidos por el soberano en las comunicaciones que quedan mencionadas, es mui probable que Chile no hubiera resistido.

Es preciso que se conozcan con algunos pormenores los irregulares procedimientos de Ibáñez i sus consecuencias.

Estas noticias pueden instruir mucho sobre lo que era la administracion colonial.

El presidente don Francisco Ibáñez de Peralta era una mezcla curiosa de militar, agricultor i comerciante.

Cuando fué elevado a la presidencia de Chile, se encontraba en la mayor miseria, i vino resuelto a salir de tan lamentable situacion. . Habia obtenido el grado de sarjento jeneral de batalla en las guerras de Europa; pero traia el propósito de trocar la espada en barreta o en vara de medir con tal de enriquecerse.

Miraba a Chile como un fundo que cultivar, o como un mercado que esplotar. El gobierno de la colonia era para él un negocio i nada mas.

Trajo en su séquito à su sobrino don Mateo Ibáñez de Peralta, caballero de la orden de Calatrava i marques de Corpa, conocido en el mundo li. terario por una traduccion al castellano de Quinto Curcio, que acababa de publicar, i de que existe un ejemplar en la Biblioteca Nacional. El marques venía acompañado de su mujer e hijos.

Don Francisco Ibáñez de Peralta i su familia habian salido pobres de España; pero llegaron a Chile mucho mas pobres de lo que habian salido.

« AnteriorContinuar »