Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ridablanca no era una novedad. Antes i despues de esta época, la América fué en el periodo colonial un pedazo de tocino para el caldo gordo de lo metrópoli.

Pero sea de ello lo que se quiera, Aranda tenia sobradisima razon en sus temores. Era evidente que el ejemplo de los Estados Unidos, años ántes o años despues, habia de inquietar a las colonias vecinas.

III.

Sería desacordado el sostener que la revolucion hispano-americana haya sido una simple imitacion.

Las causas que dan oríjen a los grandes trastornos sociales son casi siempre varias i complejas.

Mas es fuera de duda que la independencia de las colonias inglesas contribuyó a la de las españolas.

Ella no fué la única causa de la revolucion hispano-americana, pero fué una de sus causas.

Precisamente, uno de los primeros i mas insignes caudillos de la emancipacion hispano-americana, el venezolano don Francisco Miranda, principió su carrera militar sirviendo de capitan en el continjente de la tropa que España envió al ausilio de la insurreccion de las colonias inglesas.

Miranda adquirió en el trato con los angloamericanos sus ideas de libertad, i concibió ante el bello espectáculo de un pueblo que conquista la independencia a costa de toda especie de esfuerzos, el proyecto de trabajar para que la abatida América Española lograse igual beneficio.

Apénas habia terminado la revolucion de Norte América, cuando Miranda intentó ya en 1783, con el italiano don Luis Vidalle, promover en Venezuela, su patria, una insurreccion análoga a la delos Estados Unidos (1).

Así, aunque es cierto que aquel ilustre americano solo mas tarde pudo poner en ejecucion su proyecto, sin embargo, el haberlo concebido en el año citado está manifestando la influencia patente e inmediata que el ejemplo de la república del Norte ejerció desde luego en el ánimo de muchos hispano-americanos.

IV.

El relijioso español frai Melchor Martínez, testigo ocular de los sucesos, que escribió la historia de la revolucion chilena desde 1808 hasta 1814, enumera entre las principales causas de este acontecimiento el deseo de imitar lo que se habia ejecutado en la América Inglesa i la activa propaganda que, segun asegura, hacian los republicanos norte-americanos en los dominios españoles de este continente.

Sus aserciones i sus reflexiones merecen conocerse.

Hélas aquí.

"La sagrada escritura nos dice que Dios prohibió al pueblo israelita los enlaces con mujeres idólatras, i da la razon: porque sabe ciertísimamente que su compañía i trato los arrastrarian a la idolatría; i este precepto no escluye a los sabios, pues Salomon, el mas sabio de los mortales, que quebrantó el precepto, incurrió i abrazó el error de la idolatría, seducido por sus mujeres, i con la cir

(1) Lafuente, Historia de España, parte 3, libro 8, capítulo 21, párrafo 2 en una nota.

[graphic]

cunstancia de estar advertido del peligro. Las Américas recibieron desde los principios el sistema de la revolucion francesa como el mas análogo i conforme a sus deseos; pues este nuevo mundo cree que ya llegó al estado de la pubertad, i que puede mui bien rejirse sin tutores ni curadores que lo sostengan, cuyo concepto halagüeño, abrigado i fomentado en el seno de la América hace algun tiempo, ha recibido cuerpo i robustez últimamente en el ejemplo constante i manifiesto de los Estados Unidos, que siendo una pequeña parte de su vasto cuerpo, ha conseguido su independencia.

"Esta república, que abrió la primera puerta a la libertad americana, i rompió los lazos que la unian a Europa, se ofrece como modelo a todas estas dilatadas colonias, sirviendo como de levadura, que, aunque en pequeña porcion, fermenta i convierte en su gusto i naturaleza un cuerpo mui crecido de masa. La semejanza de esta comparacion me parece la mas propia para esplicar el estado actual de las posesiones ultramarinas, i la parte o causa principal que en todas las novedades actuales influye con poca esperanza de remedio.

"La república bostonesa, aislada, i rodeada de tantos pueblos deseosos de imitar sus ideas de libertad, considera i teme al mismo tiempo la debilidad de su existencia; i por esta razon excita sus mayores esfuerzos para engrandecer su pequenez i jeneralizar su sistema como medio único de su firmeza i subsistencia. A este fin, pone en movimiento todos los resortes imajinables, sin escrupulizar en los mas inicuos e inmorales, para atraer a los americanos a su depravado intento. La libertad de conciencia i de imprenta le sirve para publicar i esparcir los principios i máximas suversivas i sediciosas, que siempre hallan acojida en la mayor parte de los hombres, dominada de la ignorancia i de la malicia. El comercio clandestino i el permiso de la pesca de ballena los introduce en todas las costas, puertos, islas i demas posesiones españolas, dándoles ocasion a persuadir a los americanos el floreciente estado i ventajosa situacion de su país, afeándoles como una ignominiosa esclavitud el gobierno colonial i la sujecion a la matriz de Europa. Ponderan las riquezas i proporciones de estas provincias; afirman la injusticia i tiranía con que son arrebatadas a enriquecer la Europa, i el estado de oscuridad, desamparo i nulidad civil en que yacen las Américas; ofrecen con desvergüenza todos los ausilios de su gran poder a los pueblos que quieran sacudir el yugo de la lejítima i justa dominacion. Ademas, han adoptado i puesto en ejecucion el mas poderoso arbitrio para minar i destruir el edificio de política i relijion de las colonias españolas, enviando clandestinamente a todas i cada una de estas posesiones sujetos a propósito que se establezcan i avecinden en ellas con el fin de pervertir la opinion pública i adhesion a la matriz de Europa, a cuyo efecto no omiten estos detestables espiar medio para enlazarse con las familias principales i que tengan influjo en los gobiernos, sin que les sirva de embarazo la diferencia de relijion, pues, como esto es para ellos indiferente, abrazan la católica en el nombre, i de ese modo adquieren seguridad i libertad para insinuarse i tomar parte activa en la seduccion de estos habitantes. Este es el medio mas eficaz i comun que ha producido las actuales convulsiones de la América, i que la tendrá siempre, si no se remedia, al borde del precipicio, en próxima disposicion de su ruina.

"En todos estos puertos, ciudades i especialmente en las capitales, conozco establecidos muchos de estos bostoneses, que ademas de cultivar la semilla seductora verbalmente, mantienen correspondencia con su república, encargan i reciben los escritos libertinos de su patria, los esparcen, persuaden i descifran como buenos apóstoles de tal secta.

"Redarguyendo a uno de éstos en cierto concurso, i diciéndole que se abstuviera de proferir i propagar doctrinas sediciosas, despues de convencer los principios erróneos en que las fundaba, concluyó diciendo que ya los americanos no necesitaban rejirse ni mendigar la cultura de Europa, pues tenian la fuente de la ilustracion en su propio suelo i continente.

"I a la verdad, está de manifiesto este aserto, porque aquella república ha servido de cátedra majistral para corromper i pervertir todos estos pueblos, disponiéndolos i preparándolos con sus falaces máximas a sacudir el yugo lejítimo de su antiguo gobierno, i de la verdadera doctrina de su sagrada i católica relijion, a cuyos dos puntos se encaminan directamente todos los esfuerzos de aquel inicuo sistema.

"Estos gravisimos i efectivos males se podian remediar en gran parte prohibiendo a dichos bostoneses la pesca en estos mares del sud, especialmente de esta banda del Cabo de Hórnos, pues con dicho permiso arriban frecuentemente a nuestras costas, introducen jéneros de contrabando, entran con frecuencia en los puertos simulando escasez de aguada, alguna pequeña avería i otros infinitos pretestos; i permaneciendo en ellos, entablan conexiones i amistades, traen i llevan correspondencias, se quedan muchos de ellos en tierra con título de desertores, enfermos, médicos, artistas, etc.,

« AnteriorContinuar »