Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Don Manuel Diaz Montero, cuarenta i dos mil pesos por año.

Don Juan Antonio de Araos, cuarenta i cinco mil pesos.

Don Martin José de Larrain, cincuenta mil pesos.

Los guarismos que preceden, demasiado elocuentes por sí solos, hacen superflua cualquiera reflexion.

En vista de ellos, fácil es de concebir que los americanos en jeneral, i por supuesto los chilenos, soportasen con sumo desagrado una constitucion económica que les causaba tantos perjuicios i les hacía soportar tantas privaciones.

CAPITULO VIL

DON MANUEL DE SALAS I CORVALAN.

Antecedentes biográficos de don Manuel de Salas i Corvalan.—Su viaje a España.—Contraste do lo que era el reino de Chile con lo que podía ser, proclamado por Salas.—El consulado de Chile rechaza el proyecto que le presentó Salas para abrir una escuela de aritmética, jeometría i dibujo.—Creacion de la academia de San Luis.—Organizacion que Salas fué dando a este establecimiento.—Primeros exámenes públicos de la academia de San Luis el año de 1801.—Discurso pronunciado en aquella ocasion por el alumno don Joaquin Oampino.—Favorable impresion que producen en el ánimo de las autoridades i del público los buenos resultados de la academia de San Luis.—Informe de la junta de gobierno del consulado de Chile sobre los planes de mejoras que proponía Salas para el mencionado establecimiento.—Beal órden que manda suspender la academia de San Luis.—Derogacion de la real orden precedente.—Memoria Bobre la agricultura, industria i comercio de Chile dirijída por Salas al gobierno español en 1796.—Informe acerca de la misma materia dirijido al gobierno español por la junta de gobierno del consulado.— Nuevo informe de Salas.—Eesolucion del rei en -el asunto.—Otros trabajos de Satas en beneficio público.—Su correspondencia con don Manuel Belgrano i don Santiago Liniers.

Las escaseces i privaciones producidas por él pésimo réjimen económico establecido por el gobierno español en sus posesiones ultramarinas despertaron en gran número de los habitantes de América, i por supuesto en algunos1 dé los de Chile, el vehementísimo anhelo de promover una reforma radical en la organizacion de la industria i del comercio.

[graphic]

Los promotores de aquel movimiento eran tan buenos ciudadanos, como leales vasallos, los cuales ni remotamente pensaban en llevar a cabo una revolucion política; pero como por una parte sus pretensiones eran evidentemente justas, i por la otra, se oponian a su realizacion resistencias mas o ménos declaradas, en las cuales aparecian reunidas la obstinacion i la necedad, aquellas lejítimas aspiraciones de bienestar, no satisfechas, fueron haciendo ver de un modo práctico que cualquiera mejora sería dificultosísima en el sistema vijente, i predisponiendo contra la metrópoli los ánimos de algunos.

El espíritu de reforma económica a que acabo de aludir tuvo en Chile por apóstol a un hombre de un mérito esclarecido i estraordinario, don Manuel de Sálas i Corvalan, quien por un privilejio envidiable, debido a la alta posicion social que supo adquirirse, resume en su biografía uno de los aspectos mas interesantes de la historia del pueblo chileno en aquella época.

Así conviene que examinemos con alguna detencion los antecedentes, i sobre todo, los principales trabajos de Sálas anteriores a la revolucion de la independencia.

Don Manuel de Sálas i Corvalan habia nacido en Santiago de Chile; i era hijo de un célebre togado bonaerense don Perfecto Sálas, que habia desempeñado sucesivamente por muchos años los cargos de fiscal de la audiencia del dicho reino, i el de asesor jeneral del virrei del Peni don Manuel de Amat i Junient, i que habia fallecido con el título de oidor de Cadiz.

Habiendo pasado el jóven Salas con su padre a la ciudad de Lima, estudió allí la filosofía, la teolojía i el derecho, dando pruebas de su aprovechamiento en nueve actos públicos que defendió con el mayor aplauso en la universidad de San Márcos.

Don Manuel de Sálas obtuvo de la audiencia de Lima el título de abogado, que mas tarde debia serle confirmado por la de Santiago.

Con motivo de una de las varias guerras que la España tuvo con la Gran Bretaña en el último siglo, Sálas, el año de 1767, sentó plaza en el Rejimiento de la Nobleza, en el cual ascendió al cabo de algun tiempo desde alférez hasta capitan.

Pero la vocacion de Sálas no era ser teólogo, lejista o militar, aunque conformándose a los usos de la época, hubiera abrazado las tres profesiones. La naturaleza de su talento i la bondad de su carácter le destinaban a ser el primero de los economistas i filántropos de su país.

A causa de un quebranto de salud, i por consejo de los médicos, regresó en enero de 1774 a Chile, donde el cabildo de Santiago le elijió en 1775 alcalde ordinario, por los motivos i en la forma que dicha corporacion espresa en el siguiente pasaje sacado de un informe que ella dirijió al rei sobre los méritos de tan digno sujeto.

"Cerciorado este cabildo por la voz i pública aclamacion del vecindario, i lo que es mas, por su propio conocimiento i observaciones, que a las prendas naturales i heredadas de sus padres i mayores, de cuyas ilustres familias desciende don Manuel de Sálas i Corvalan, habia añadido otras mui particulares adquiridas que le hacian distinguir por su esplendor, talentos, cordura i acreditado juicio, puso los ojos en su persona; i el dia 1.° de enero de 1775, por uniforme sufrajio de todos los capitulares, salió alcalde ordinario electo, sin embargo de que su temprana edad no afianzaba aquella madurez que para el desempeño de estos cargos regularon las presunciones del derecho; pero desmentidas por la esperiencia, hizo ver ésta en su porte, solidez i discrecion, el acierto con que procedió el ayuntamiento, el que contando con este seguro le encomendó las comisiones mas graves i de mayor peso que ocurrieron." (1)

En aquel mismo año de 1775, el presidente de Chile don Agustín de Jáuregui, "atendiendo a la actividad, aplicacion, conducta i demas buenas circunstancias" de Sálas, le nombró superintendente de una poblacion de indios que se habia mandado fundar en la hacienda de la Calera, i de otras que so proyectaba establecer en diversos puntos. De un documento oficial i fidedigno consta "que desempeñó esta confianza, no solo fomentando el pueblo con su continua tarea i asistencia, alentando i atrayendo los nuevos pobladores, sino tambien manteniéndolos a su costa hasta que se hallaron en estado de subsistir de su trabajo, dándoles para ello las herramientas necesarias por no hallarse el real erario en aquella ocasion con fondos para estos gastos; i que de todos los impendidos en dicha poblacion (los que habia suplido con su propio caudal) hizo cesion a Su Majestad, manifestando habia sido siempre su ánimo coadyuvar a su costa a que tuviesen efecto sus reales intenciones, cuya cesion le fué admitida por el superior gobierno de Chile, i se le dieron gracias en nombre de Su Majestad por este nuevo servicio" (2).

(1) informe al Reí dd Cabüdode Santiago sobre los méritos i servicios de don Manuel de Satas i Oorealan, fecha 12 do octubre do 1776.

(2) Relacion de méritos i circunstancias de don Manuel de Salas i Corcalan, formada en la secretaría del Supremo Consejo i Cámara de Indias a 2G do febrero do 1778.

« AnteriorContinuar »