Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tarcos, que, no contentos con su ignorancia, predican la pereza; si no me alentase la perepectiva de los útiles efectos que debe producir necesariamente.

"No me sostiene la esperanza de recompensa, porque estoi cierto de que la que se da a este jénero de fatigas, es tarda, aunque segura, i solo puede hallarse de pronto en la satisfaccion de concebirse autor de un gran bien. Por otra parte, el interes de cualquiera clase rebajaría el servicio, i sería inferior siempre al que produjera este mismo anhelo aplicado a otros objetos. Aspiro únicamente a que se me permita concluir una obra cuya importancia es incalculable. Sin duda el rei continuará su proteccion, nunca tan necesaria i mas bien empleada, si Usía, que dignamente le representa, patrocina las ciencias que mas influyen en el adelantamiento del país de su mando, radicando así en sus habitantes el reconocimiento i gratitud al soberano."

VII.

Junto con pasar esta esposicion al presidente interino del reino don José de Santiago Concha, Sálas le pidió que designara dia para los exámenes públicos de aritmética i jeometría que los alumnos de la academia estaban preparados para rendir; i ordenara ademas que el cabildo, consulado i tribunal de minería nombrasen comisiones que fuesen a presenciar dichos exámenes.

El presidente señaló para el objeto indicado el 29 de abril de 1801 i los siguientes no impedidos.

Voi a dar a conocer el informe de las comisiones nombradas, el cual manifiesta que Sálas habia logrado ya hacer participar a otros las ideas de mejora social, que tanto se habia esforzado por hacer aceptar.

"mui Ilustre Señor Presidente. Los comisionados en virtud de superior decreto de Usía por los cuerpos que de sus fondos sostienen la escuela de aritmética, jeometría i dibujo, para presenciar los exámenes públicos de sus alumnos e informar a consecuencia, han visto con la mayor satisfaccion las pruebas que han dado de su aprovechamiento en los dos primeros estudios.

"Para juzgar con toda seguridad que estos aplicados jóvenes han correspondido completamente al esmero i dedicacion del digno e instruido profesor que los enseña, les basta solo haber observado el desembarazo con que han respondido a las prolijas preguntas, la posesion del idioma técnico, su prontitud en deshacer la menor equivocacion que ocurria, la detencion de reflexion para proceder en las operaciones preparatorias a las demostraciones i el método i seguridad en ellas.

"Estos primeros ensayos hacen ver en perspectiva los favorables pronósticos de ilustracion que se anuncian en el discurso inaugural que pronunció el jóven don Joaquin Campino i Salamanca.

"En efecto, los comisionados que conocen que es un error creer que las nociones jenerales i el celo suplen la falta de principios, i que están persuadidos a que cuando éstos no se esperan sino de la esperiencia de los casos particulares, se establecen con suma lentitud, i siempre con poca seguridad, creen que con la enseñanza de tan útiles conocimientos, i los del dibujo, que se ha interrumpido con la ida del profesor que por rara casualidad se logró al principio, los cuales son la base de las ciencias naturales i mecánicas i de las artes, no tardarán en verse en el país agrimensores, que estableciendo sólidamente los hechos, preparen la pronta i entendida decision en los litijios sobre limites de las propiedades territoriales; perspicaces mineralojistas,metalúrjicos i docimásticos, químicos que simplificando las operaciones que están en el dia en manos meramente práticas, aumenten sus tesoros i descubran nuevos recursos; buenos constructores navales i hábiles pilotos, que den i faciliten al país todas las ventajas con que los convida la naturaleza i su sitnacion jeográfica i política; elegantes arquitectos, pintores i escultores, que establezcan el placer i comodidades de la vida, que esparcen las nobles artes; por último, ven abierta una nueva carrera de utilidad i aprovechamiento, así a la juventud distinguida, como a la ménos considerada. Circunstancia es esta que han notado los comisionados con el mayor placer en la academia, porque prescindiendo de que los mas necesitados son quizá los mas acreedores a la instrucion pública, sobre todo a ésta que conduce a las artes, es de un excelente influjo la reunion por los conocimientos entre clases que separan el nacimiento i la comodidad mas de lo que exije el órden de una sociedad bien organizada. Así serán mas respetados los unos, i mas atendidos i considerados los otros. "La noticia de tantos establecimientos útiles, que en todas partes han perecido, o con la muerte de su autor, o con su ausencia, sobre todo cuando están en su infancia, hace temer a los comisionados que pudiera caberle igual suerte a éste; i a fin de precaver tan fatal accidente, no pueden ménos de excitar el celo de Usía a que propenda, con la autoridad que le dan su dignidad i la calidad de protector, i con sus informes a Su Majestad, al mas sólido establecimiento de tan útil enseñanza. Suficientes medios le ocurrirán a Usía de protejer el

establecimiento; pero entre otros, será uno el apoyar eficazmente los que sabrá sujerir a Usía el director don Manuel de Sálas, que, como autor del pensamiento, i de acreditada instruccion, intelijencia, laboriosidad i constancia, tendrá meditado el asunto en toda su estension, fases i circunstancias. Santiago de Chile a 11 de mayo de 1801.—Juan Enrique Rosález.Juan José de Santa Cruz; comisionados del Cabildo.—Juan Manuel Cruz.José de Cos Iriberri; comisionados del Consulado.—Juan Bautista de las Cuevas; comisionado del Tribunal de Minería."

El documento inédito que acaba de leerse revela varios hechos sobre los cuales conviene fijar la consideracion: la falta de elementos civilizadores que habia entónces en Chile; el candor de los ciudadanos mas encumbrados para creer que la simple enseñanza de los rudimentos de la aritmética, de la jeometría i del dibujo eran suficientes para hacer florecer las ciencias, las artes, la industria; i la vehementísima aspiracion que muchos esperimentaban de que Chile llegara a una situacion mas próspera.

VIII.

El discurso del alumno don Joaquin Campino, recomendado por la comision informante, i del cual por casualidad me he proporcionado una copia, es una pieza realmente notable que hace conocer las ideas mui adelantadas que comenzaban ya entónces a difundirse en la sociedad chilena.

Probablemente es obra de don Manuel de Sálas.

Son sus doctrinas; es su estilo; son frases suyas, que aparecen repetidas en otros escritos debidos a su pluma.

[graphic]

Don Joaquin Campino, andando los años, llegó a ser un estadista distinguido, capaz de componer un buen discurso; pero en aquella fecha, era todavía demasiado jóven, casi un niño.

La produccion a que me refiero merece por mas de un título ser salvada del olvido a que parecia haber sido condenada.

"Señores. El siglo de las luces fué para la Península el de las verdades útiles; el que le sigue lo será para sus antípodas. En todo el espacio anterior, combatieron con las densas tinieblas que la* cercaban; i han necesitado de una centuria para correr la inmensa órbita que dilata nuestra situacion. Los augustos Borbones las domiciliaron en la monarquía, i hoi las propagan hasta los confine* del vasto imperio que para su felicidad les confió la Providencia. En parte alguna eran nuevas; existieron desde que hai naturaleza; pero diseminadas en el cúmulo confuso del orbe, no ocuparon el lugar que les designa su importancia. Cuando mas, eran objeto de una doctrina privada i secundaria. Se resentian mas que otras ciencias de los efectos de aquella preferencia que la calamidad de los tiempos dió a estudios mas urjentes i conformes a las circunstancias coetáneas. Ya sea que cesaran éstas; o que el espíritu jeneral de ilustracion estendia su horizonte; o porque disipó los obstáculos un rei sabio i vigoroso, se vieron en España aulas consagradas a la enseñanza que mas conviene a sus pueblos, i estenderse ésta a distintos puntos, concillarse con todas las profesiones i hacerse la basa universal de los conocimientos. La patria de los mejores teólogos, juristas, políticos i poetas, dió en breve astrónomos capaces de medir la tierra.

"Las ciencias i las artes, sujetas a las visicitudes, siguen la suerte de las cosas humanas, i peregri

« AnteriorContinuar »