Imágenes de páginas
PDF
EPUB

a cada paso en todo el mundo, i por eso la comun prosperidad, que nace de la individual, no avanza una línea.

"Las facultades abstractas que exijen previamente metodizar el discurso hallarán su perfeccion en las demostrativas, si ántes se enseña por ellas a buscar por órden práctico i progresivo los conocimientos útiles i sólidos de que es capaz el injenio humano. Así se rectifica acostumbrándolo a la exactitud en el raciocinio, si de ese modo se purgan los ánimos del escolasticismo i espíritu de partido, que despues de trastornar el juicio, inspira una terquedad que trasciende a la sociedad i costumbres, que siempre se resienten de aquella futilidad i orgullo consiguientes a los estudios de memoria, mui diversos de la sinceridad i modestia inseparables de los que solo estudian la verdad, que se habitúan a ella a fuerza de buscarla, i que fundan sus mas sublimes discursos en principios sencillos i ciertos.

"Sobre todo (porque nos toca de mas cerca), la desacreditada, la ruinosa, la desesperada ocupacion de las minas, que debe ser la primera en estimacion, en utilidad i en adelantamiento, jamas tendrá el que puede, si el arte no suple a las ventajas que tenian cuando se labraban en la superficie por enjambres de operarios, si no se sustituye la razon a la fuerza. Nunca los tesoros que oprimen los montes para reservarlos de la mano ignorante i avarienta, i franquearlos a la diestra i laboriosa, nos darán en los signos de todas las riquezas, aquellas con que nos dotó la Providencia con predileccion. En vano pisamos las preciosas producciones del reino mineral; las mas nobles se solicitan con ímproba fatiga e incertidumbre; las demas se esconden a nuestra escasa vista. Los desperdicios en todo sentido de las primeras i el absoluto desconocimiento de innumerables fósiles útiles para las artes, farmacia i fábricas, nos privan de objetos que bastarian a constituir el bienestar de naciones enteras. Nada hai mas obvio; todos lo conocemos, i nos lo recuerdan los viajeros, escritores i cuantos tienen sentido comun."

La reiterada comparacion entre el miserable estado a que Chile se hallaba reducido, i la prosperidad floreciente a que le llamaban sus recursos naturales, halagaba las imajinaciones, i causaba tristísima impresion en los ánimos de muchos.

La repeticion de estos proyectos de mejoras i las dificultades que el réjimen existente oponia a su realizacion, debian a la larga predisponer contra la metrópoli a gran número de chilenos.

Sálas hacía en su memorial una reseña de la fundacion i de los progresos de la academia de San Luis, i de algunos de los planes que habia concebido para mejorarla.

Por último, aquel ilustre filántropo terminaba con esta sentida peroracion:

"Tales son las ideas i los recursos que me he propuesto. No todo es asequible de un golpe, pero todo se hará sucesivamente. El total es un plan a que se irán adaptando las partes segun se presenten aquellas felices ocurrencias que nunca faltan, si se esperan con celo i buena voluntad. Aunque varíe, o no se logre en la plenitud que se desea, a lo menos se conseguirá, i ya se ha adelantado bastante para dar por bien empleado el trabajo. Confieso injenuamente que me lo hubieran hecho abandonar los cuidados que me cuesta, si no tuviese a la vista ejemplares de iguales dificultades que venció la constancia, aunque de jenios superiores, i con ausilios para poder resistir a los Aristarcos, que, no contentos con su ignorancia, predican la pereza; si no me alentase la perepectiva de los útiles efectos que debe producir necesariamente.

"No me sostiene la esperanza de recompensa, porque estoi cierto de que la que se da a este jénero de fatigas, es tarda, aunque segura, i solo puede hallarse de pronto en la satisfaccion de concebirse autor de un gran bien. Por otra parte, el interes de cualquiera clase rebajaria el servicio, i sería inferior siempre al que produjera este mismo anhelo aplicado a otros objetos. Aspiro únicamente a que se me permita concluir una obra cuya importancia es incalculable. Sin duda el rei continuará su proteccion, nunca tan necesaria i mas bien empleada, si Usía, que dignamente le representa, patrocina las ciencias que mas influyen en el adelantamiento del país de su mando, radicando así en sus habitantes el reconocimiento i gra- . titud al soberano."

VII.

Junto con pasar esta esposicion al presidente interino del reino don José de Santiago Concha, Sálas le pidió que designara dia para los exámenes públicos de aritmética i jeometría que los alumnos de la academia estaban preparados para rendir; i ordenara ademas que el cabildo, consulado i tribunal de minería nombrasen comisiones que fuesen a presenciar dichos exámenes.

El presidente señaló para el objeto indicado el 29 de abril de 1801 i los siguientes no impedidos.

Voi a dar a conocer el informe de las comisiones nombradas, el cual manifiesta que Sálas habia logrado ya hacer participar a otros las ideas de mejora social, que tanto se habia esforzado por hacer aceptar.

"mui Ilustre Señor Presidente. Los comisionados en virtud de superior decreto de Usía por los cuerpos que de sus fondos sostienen la escuela de aritmética, jeometría i dibujo, para presenciar los exámenes públicos de sus alumnos e informar a consecuencia, han visto con la mayor satisfaccion las pruebas que han dado de su aprovechamiento en los dos primeros estudios.

"Para juzgar con toda seguridad que estos aplicados jóvenes han correspondido completamente al esmero i dedicacion del digno e instruido profesor que los enseña, les basta solo haber observado el desembarazo con que han respondido a las prolijas preguntas, la posesion del idioma técnico, su prontitud en deshacer la menor equivocacion que ocurria, la detencion de reflexion para proceder en las operaciones preparatorias a las demostraciones i el método i seguridad en ellas.

"Estos primeros ensayos hacen ver en perspectiva los favorables pronósticos de ilustracion que se anuncian en el discurso inaugural que pronunció el jóven don Joaquin Campino i Salamanca.

"En efecto, los comisionados que conocen que es un error creer que las nociones jenerales i el celo suplen la falta de principios, i que están persuadidos a que cuando éstos no se esperan sino de la esperiencia de los casos particulares, se establecen con suma lentitud, i siempre con poca seguridad, creen que con la enseñanza de tan útiles conocimientos, i los del dibujo, que se ha interrumpido con la ida del profesor que por rara casualidad se logró al principio, los cuales son la base de las ciencias naturales i mecánicas i de las artes, no tardarán en verse en el país agrimensores, que estableciendo sólidamente los hechos, preparen la pronta i entendida decision en los litijios sobre límites de las propiedades territoriales; perspicaces mineralojistas,metalúrjicos i docimásticos, químicos que simplificando las operaciones que están en el dia en manos meramente práticas, aumenten sus tesoros i descubran nuevos recursos; buenos constructores navales i hábiles pilotos, que den i faciliten al país todas las ventajas con que los convida la naturaleza i su sitnacion jeográfica i política; elegantes arquitectos, pintores i escultores, que establezcan el placer i comodidades de la vida, que esparcen las nobles artes; por último, ven abierta una nueva carrera de utilidad i aprovechamiento, así a la juventud distinguida, como a la menos considerada. Circunstancia es esta que han notado los comisionados con el mayor placer en la academia, porque prescindiendo de que los mas necesitados son quízá los mas acreedores a la instrucion pública, sobre todo a ésta que conduce a las artes, es de un excelente influjo la reunion por los conocimientos entre clases que separan el nacimiento i la comodidad mas de lo que exije el órden de una sociedad bien organizada. Así serán mas respetados los unos, i mas atendidos i considerados los otros. "La noticia de tantos establecimientos útiles, que en todas partes han perecido, o con la muerte de su autor, o con su ausencia, sobre todo cuando están en su infancia, hace temer a los comisionados que pudiera caberle igual suerte a éste; i a fin de precaver tan fatal accidente, no pueden ménos de excitar el celo de Usía a que propenda, con la autoridad que le dan su dignidad i la calidad de protector, i con sus informes a Su Majestad, al mas sólido establecimiento de tan útil enseñanza. Suficientes medios le ocurrirán a Usía de protejer el

« AnteriorContinuar »