Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ros i modestos; que estos principios son la llave do lahistoria natural, de la fisica, de la mineralojía, de la metalurjia, de la agripericia, de la navegacion, de la química, de la arquitectura, del arte militar i de todas las profesiones que hacen un ciudadano proficuo i un buen vasallo; que vivimos en un país vírjen, que será el teatro glorioso de

nuestros trabajos; en fin, que ;pero ¿para qué

esponer verdades que sabeis, i que algunos se interesan en resistir?

"Dejemos a éstos en su error; aun las preocupaciones han de respetarse. No tengais el orgullo de despreciarlos, la debilidad de temerlos, ni la desgracia de aborrecerlos. No creáis que nuestro clima solo abriga a las harpías. Acaso es donde ménos mal hacen. Hubo tiempo que en la Europa se creyó indigno de la nobleza mejorar las facultades del alma. El marques del Hospital escandalizó a Paris resolviendo un problema; el de Villena fué objeto de la persecucion, porque sabía poco mas que vosotros; Tritemio fué tenido por energúmeno; i Enrique Cornelio Agripa, por mago.

"No os desmaye la estúpida risa de los que contentos con vejetar, envidian en el fondo vuestra aplicacion; ni de los que arrancaron al vulgo una estimacion forzada, i recelan fundadamente verse reducidos a su justo valor. Nada os arredre. Seguid con paso firme i moderado vuestra vocacion, i los designios de nuestro buen rei. Fijad la vista en la Patria, que espera de vosotros su adelantamiento. Poned las miras en los innumerables que van a deberos su bien. Considerad vuestras familias, que lograrán por estas tareas el que seamos su honor i apoyo, cuando por las ordinarias, les serviríamos solo de peso inútil. Inflamaos de aquella jenerosa ambicion, de aquel justo amor propio, que eleva i sostiene en el camino de la gloria.

"Teneis para esto una ventaja sobre otros jóvenes que se hallaron en el caso que vosotros. Aquellos labraban campos exhautos i agotados, i reduelan sus esperanzas dentro de un pequeño círculo de objetos poco preciosos; pero Chile es el terreno mas nuevo i feraz del orbe. Desde la atmósfera hasta sus entrañas, todo está intacto. Solo aguarda que lo toquen manos hábiles para descubrir su exhuberancia. Vosotros sois el instrumento de su

prosperidad, italvez de la de la nacion

Siento ajitarme con tan lisonjera i cierta

perspectiva. Ya diviso vuestros nombres colocados en el catálogo de los benefactores de la humanidad.

"Hai otro estímulo que debe excitaros. Necesitais desvanecer la opinion que se tiene de la debilidad de vuestros talentos. O sea que haya trascendido a nosotros la que formó de los indíjenas el cruel doctor Sepiilveda; o sea la falta de ocasion de manifestarlos; o el poco exámen con que se lee a Gumilla, Pauvv i otros cáusticos escritores que prefieren a la verdad los hechos singulares, se nos concibe ménos aptos para las ciencias que demandan meditacion i perseverancia. Ya empieza a decaer esta impostura, i nuestro empeño es confundirla. Bastarían el doctor Peralta, el injenioso Franklin, nuestro compatriota Molina, a vindicarnos. La astronomía, la electricidad i la historia natural han tomado nuevo aspecto en la pluma de estos ilustres americanos. ¿No podrémos imitarlos, i mostrar que la falta fué de doctrina, no de aptitud?

"No os contenteis con estos certámenes destinados a dar cuenta de vuestra aplicacion. Debeis derramar sobre todas las clases vuestras luces. Para

[graphic][ocr errors]

eso, despues de estudiar con docilidad i teson loa principios que forman la teoría, habeis de aprender su aplicacion a fines útiles. Guardaos de aquella petulancia que precipita i trastorna el órden, que solo forma sujetos precoces i superficiales, radicando la prevencion a favor de la ciencia práctica. Unid con paciencia los elementos i las necesidades del hombre, las reglas que unos prescribieron sin aplicarlas, i otros aplicaron sin enseñarlas. Tened presente "que el conocimiento i ciencia de las cosas, junto con una accion i ejercicio considerado i prudente, es la sabiduría." Alumbrados de ésta, i con el tino de la esperiencia, correreis sin tropiezo por los tres reinos de la naturaleza. La madre comun solo aguarda atenciones regladas por el arte para brotar nuevas materias al comercio, que civiliza i enlaza las naciones, haciéndolas necesitarse i socorrerse mutuamente. Las ocupaciones que hacen al hombre laborioso i feliz encontrarán en vuestra direccion aquella facilidad con que nos aventajan los que se anticiparon a conocer el influjo de las ciencias que enseñan a medir las fuerzas, sus relaciones, sus ausilios, sus apoyos i las acciones a veces tan complicadas i poco sensibles, que no pueden combinarse sin investigaciones profundas i una teoría delicada, que la esperiencia no enseña sola, i que no pueden verse sin los ojos del arte. Los tesoros que, escondidos entre rocas, i envueltos de tantas maneras entre tan diversos jugos, se desfiguran i sustraen a las manos ignorantes, saldrán a la voz de Minerva; i sujetándose a la docimástica, pasarán los mares a permutarse por todo lo que sirve a nuestras comodidades; irán a los piés del príncipe que los convierte en nuestra seguridad, fomento i proteccion. El análisis rasgará el velo que encubre los simples útiles a la farmacia i a las fábricas; i no solo entrarán en el tráfico artículos que desconocemos i hacen opulentos otros países, sino que talvez descubrirémos alguna de aquellas producciones que esclusivamente poseen ciertos lugares: Ñápoles, el carmin; Cumberland, la molibdena; Lémnos, las tierras sijiladas; Sajonia, el cobalto. Cada canton tiene un fruto privativo. Hasta la infeliz Gomorra provee el asfalto: i el vasto, fértil i vario suelo chileno ¿no encontrará un fósil que lo distinga? Apénas se labran a tiento unas pequeñas partes de la superficie; i ¿desesperarémos de algun descubrimiento nuevo a vista del que se ha hecho poco hace do la platina i el niquel?

"La jeometría deslindaba cada año las propiedades que confundia i fertilizaba el Nilo. La agrimensura produce aquí litijios que embarazan la atencion de los majistrados. Solo podrán terminarlos cuando presenteis a los depositarios de la conciencia pública, a los administradores de la lei, una copia justa de los objetos de sus decisiones; cuando los acerqueis por medio del arte encantador a las distancias, a las ásperas cordilleras, a las cavernas profundas que labró la sed del oro, i que hace mas intrincadas la orgullosa ignorancia. Dirijiendo la vista de los jueces hacia la verdad, sereis el primer instrumento de la justicia, deshareis los enredos de la cábala i la chicanería, hidras que devorando al inocente i pacífico ciudadano, alimentan caucídicos cavilosos i casuistas profanadores del santuario de la lei.

"Cuando se fíe a vuestra pericia la especulacion de ajenos derechos, no os advierto que procedais rectamente; un jeómetra es por naturaleza veraz, exacto i honrado; no el que os escuseis, si no os encontrais con el fondo necesario de conocimientos; porque sabeis bien toda la ruina que ocasionareis, i que riada hace tanto honor como la injenua confesion de la propia inciencia, ni que mas desdore que la intrépida satisfaccion. Solo sí os encargo que manifesteis con sencillez i claridad vuestro concepto. La verdad, el celo i el saber se anuncian simple i lacónicamente. La asiática hinchazon i el énfasis ocultan la estolidez o la malicia.

"Jamas penseis haber llegado al cenit de la ciencia. Aspirad siempre a tocarlo. No hai medio alguno despreciable. Muchas noticias se deben al acaso. Cualquiera puede ministrarlas. El inquirir no humilla; el sabio duda; solo el presuntuoso charlatan se desdeña de ignorar; i esto es el colmo de la ignorancia. Su mas segura indicacion es el estancar lo que se sabe. Léjos de vosotros este ruin vicio de los egoístas de cerebro o corazon mal sano. Esparcid con dulzura vuestros conocimientos sobre el taller del laborioso artesano; facilitad sus operaciones al virtuoso labrador; mejorad los instrumentos de la industria; simplificad las labores del minero; i hareis así un bien mas estendido i permanente, que cuantos debieron al terror i la lisonja estatuas cuya materia vale mas que el orijinal, i que recomiendan el cincel, no el modelo.

"Vuestras miras siempre benéficas i grandes os conducirán necesariamente a descubrimientos titiles. Este ha sido el oríjen de todos: meditando i aplicando las reglas a los fenómenos, se ha formada la teoría que los esplica; i los convierte en socorro del hombre. No de otro modo, Franklin encadenó el rayo, i sujetó al imperio de la física un meteoro que de distinto modo asola las mieses i nuestras ciudades. Jamas perdais de vista esta espantosa materia; la importancia de refrenarla es

« AnteriorContinuar »