Imágenes de páginas
PDF
EPUB

"Excelentísimo Señor. Hasta ahora tremolan en los castillos i buques de este puerto las banderas de Buenos Aires; i no se ha hecho mutacion en ellas por no haber órden para variarlas. Vuestra Excelencia, por medio de un diseño, se servirá indicarme cuál es la forma que se haya adoptado en nuestro estado de Chile para los castillos i embarcaciones. En esa capital, las he visto tricolores; pero de distintos modos i figuras, que no me dan lugar a resolverme para establecerlas aquí; por cuyo motivo, Vuestra Excelencia tendrá a bien el esponerme acerca de este particular lo que tuviese por conveniente. Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años. Valparaíso i octubre 3 de 1817.—Francisco de la Lastra.—Excelentísima Junta Directorial."

El ministro de la guerra jeneral.don José Ignacio Zenteno dictóla resolucion que solicitaba el gobernador Lastra.

Efectivamente existe un oficio del segundo en que pide los materiales para hacer las banderas.

"Excelentísimo Señor. Uno de los artículos de mayor necesidad que hacen falta en este puerto para las banderas nacionales, como para las de las vijías, es la lanilla de los colores blanco, azul i encarnado. Se me ha noticiado que en esa capital hai algunas piezas de este jénero, en cuyo caso, Vuestra Excelencia se servirá remitirme algunas para las banderas que se necesitan hacer. Dios guarde a Vuestra Excelencia muchos años. Valparaíso i noviembre 14 de 1817.—Francisco de la Lastra.—Excelentísima Junta Directorial."

Sin duda ninguna, la forma de bandera que entónces decretó el jeneral Zenteno es la misma que ahora se usa; pero la disposicion relativa al asunto no ha podido encontrarse ni en el archivo del ministerio de la guerra, ni en el de la intendencia de Valparaíso.

En 18 de febrero de 1826. el director o presidente interino don José Miguel Infante i el ministro de la guerra don José María Novoa ordenaron que la bandera tricolor con estrella solo pudiera ser enarbolada en los ejércitos, en las plazas de armas, en las embarcaciones de guerra i en las casas del director supremo, comandantes jenerales, i gobernadores de provincia. En las naves mercantes i en las habitaciones de los particulares, solo podia usarse la bandera sin estrella.

Este decreto no fué obedecido.

Tanto las autoridades, como los particulares, siguieron enarbolando la bandera con la estrella.

El ministro de la guerra don Pedro Nolasco Vidal, con fecha 4 de julio de 1854, i por órden del presidente don Manuel Montt, fijó con exactitud la forma i dimensiones de la bandera chilena, i declaró ademas que las autoridades i los particulares debian usarla con estrella.

Volvamos ahora a los meses que siguieron a la batalla do Chacabuco.

El coronel arjentino don Hilarion de la Quintana, que estaba desempeñando el cargo de director delegado o interino, i el ministro de estado don Miguel Zañartu espidieron el 9 de junio de 1817 un decreto que debe mencionarse en una relacion de la especie de aquella que estoi haciendo.

Hasta entónces la moneda que se habia acuñado en Santiago habia llevado las armas españolas i la efijie del rei.

Quintana i Zañartu determinaron "que en lo sucesivo, nuestra moneda de plata tuviese por el anverso el nuevo sello del gobierno; encima de la estrella, una tarjeta con esta inscripcion: Libertad, i al rededor esta: Union i Fuerza; bajo la columna, el año; i que por el reverso, presentase un volcan i encima una corona de laurel, en cuyo centro se pondria el valor de la moneda, i al rededor: Chile Independiente; i debajo del cerro: Santiago."

Se cuenta que los araucanos despues de la batalla de Tucapel dieron muerte al conquistador Pedro de Valdivia obligánlole a tragar oro derretido.

Quintana i Zañartu tuvieron la intencion de imponer a los españoles un castigo parecido.

"La codicia española, dice el decreto de 9 de junio de 1817, llevará a su pesar por todas partes en el símbolo representativo de nuestras riquezas el de la majestad del pueblo chileno i constante resolucion de los americanos."

Habia temores de que algunos rehusaran admitir una moneda desconocida.

Para evitar esta dificultad, el decreto ordenaba que el que rehusase la nueva moneda "sería castigado como traidor a la Patria con todo el rigor que las leyes caducas imponian a los defraudadores del signo de los sangrientos reyes de conquista."

Esta moneda se habia acuñado aun ántes de haberse espedido el decreto de 9 de junio, puesto que el director delegado Quintana envió con fecha 3 de aquel mes al jeneral San Martin mil pesos en moneda del cuño nacional, advirtiéndole que no le remitia mayor suma, "por conocer que su delicadeza en esta parte no admitiria obsequio que no llevase el carácter de modicidad i sencillez;" i que el jeneral San Martin contestó con fecha 5 al director Quintana, dándole las gracias, i comunicándole que los mil pesos habian sido distribuidos entre los jefes del ejército.

"Las naciones i posteridad, agregaba San Martin, verán marcada en ese sello de la independencia de Chile la época gloriosa del presente gobierno, como en el monumento mas sólido i apreciable, i el mas auténtico para la historia."

La Gaceta del Supremo Gobierno de Chile, número 16, tomo 1.°, fecha 11 de junio de 1817, insertó un articulo editorial para dar la seguridad de que la variacion del cuño no traeria jamas la alteracion del valor intrínseco de la moneda, i para esplicar la significacion política de la medida.

Si el busto de los reyes, esculpido en las monedas modernas, decia, no hubiera de producir otra idea que la de un "animal permutable," como la producia la figura de un buei o de una oveja grabada en las monedas antiguas, sería premio digno de los tiranuelos de esta especie, i poco nos importaria conservar en la nuestra "el bobo retrato de Fernando;" pero el hecho es que el cuño es considerado como un signo de la soberanía, i por lo tanto ha sido indispensable el mudarlo.

Despues de lo que queda referido, solo faltaba hacer la declaracion solemne de la independencia.

Se discutió privada i públicamente sí para esto deberia reunirse un congreso de los representantes del país.

El director don Bernardo O'Higgins i los mas influentes de sus consejeros consideraron peligroso en las circunstancias la adopcion de aquel medio.

Tocaroa entónces el arbitrio de consultar directamente la voluntad del pueblo por medio de lo que ahora se habria denominado un plebiscito.

Un decreto supremo de 13 de noviembre de 1817, ordenó que en todos los cuarteles de cada ciudad, i por el término de quince dias, cada inspector, acompañado de dos alcaldes de barrio, abriese dos rejistros, en uno de los cuales firmarian los ciudadanos que estuvieran por la pronta declaracion de la independencia, i en el otro los de la opinion contraria.

El resultado fué, como era de esperarse, unánime por la declaracion de la independencia.

El proyecto de constitucion sometido a la consideracion de la convencion constituyente reunida en 1831, que formó la actual lei fundamental de nuestro país, contenia un artículo, que no fué aceptado, concebido en estos términos: "La República de Chile es libre e independiente."

Don José Miguel Infante, disertando acerca de este artículo en el Valdiviano Federal, número 65, fecha 13 de diciembre de 1832, se espresa como sigue:

"Se hizo mocion para la supresion de la voz independiente, esponiendo que ya en 12 de febrero de 1818, se habia declarado la independencia, i era por lo mismo inoficioso que lo hiciese ahora la constitucion. Hubo oposicion fundada en que aquella declaracion se hizo a proposicion del gobierno i por el medio poco libre de suscripcion pública.

"El Valdiviano habria tambien opinado por la refrendacion do aquella declaratoria, coincidiendo con el sufrajio que emitió en 1818, al tiempo de suscribirse, concebido en estos términos:—Voto por la independencia, declarándola los representantes del pueblo en congreso jeneral;—i si no se equivoca, este sustancialmente fué el voto del señor don Gaspar Marin."

La opinion de Infante sobre el modo de consultar al pueblo para la declaracion de la independencia, fué participada por muchos.

La redaccion del acta respectiva fué asunto de algunas diverj encias entre el director suprema.

[graphic]
« AnteriorContinuar »