Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Ninguna prohibicion ni restriccion de importacion o do exportacion tendrá lugar en el comercio reciproco de las dos Parles Contratantes sin que sea igualmente extensiva a lodos los otros Estados.

Art. 7.

mal de los bilquta

[ocr errors]

Tratimiento nacion No se impondrá en los puertos de cada uno de los Pai

ses, a los buques del otro, cualquiera que sea el lugar de Derechos de toncin- su procedencia, derecho alguno por razon de tonelada,

puerto, faro, pilolaje, cuarentena u otros semejantes o correspondientes de cualquiera naturaleza o denominacion, sea que se exijan a nombre i en beneficio del Gobierno o de algun funcionario público, corporacion y establecimiento de cualquiera clase, si igualmente no se impusiere a los buques nacionales en los mismos casos; i en ninguno de los dos Paises, se impondrá derecho, gravámen, restriccion o prohibicion a las mercaderías importadas o exportadas de uno de ellos en buques del otro, sino estuviesen sujetas a iguales derechos, prohibiciones o restricciones las mercaderías importadas v exportadas en buques nacionales. De la misma manera, las rebajas, primas, exenciones o concesiones que se otorgaren a las mercaderías exportadas o importadas en buques nacionales, se entenderán otorgadas a la importaciono exportacion por buques de cada uno de los dos Paises respectivamente.

Jinportaciones i ex. portaciones,

Rebajas, primis, etc.

Art. 8.

Tratamiento 118ciopoil de les dues t'll

11:11to a los derecho ale portacou ici. portation due graian

Houdengue a onducen.

Les mismos derechos se pagarán por la importacion de cualquier articulo que es o pueda ser legalmente importado en los territorios de la República de Chile, ya se haga dicha importacion en buques chilenos o sardus; i los mismos derechos se pagarán por la importacion de cualquier articulo que es o pueda ser legalmente imporlado en los dominios de Su Majestad el Rei do Cerdeña, ya se ha a dicha importacion en buques chilenos o sardos. Los mismos derechos se pazaran, i las mismas primas i rebajas se conceleran a la exportacion de cualquier articulo que eso pueda ser legalmente exportado

de la República de Chile, ya se baga tal exportacion en buques chilenos o sardos; i los mismos derechos se pagarán i las mismas primas i rebajas se concederán a la exporlacion de cualquier articulo que es o pueda ser legalmente exportado de los dominios de Su Majestad el Rei de Cerdeña, ya se haga tal exportacion en buques chilenos o sardos.

Art. 9.

Puertos abiertos al comercio de escala.

Los ciudadanos i súbditos de las dos Parles Contratanles podrán hacer el comercio de escala en puertos babililados para ello, desembarcando las mercaderías conducidas del extranjero en uno o mas puertos del mismo Estado, o embarcando sucesivamente en uno o mas puerlos del mismo Estado sus mercaderías de retorno, sin que estén obligados a pagar en cada puerlo otros ni mas allos derechos que los que pagan o pagaren los buques nacionales en igualdad de circunstancias,

Lo estipulado en este artículo no se aplica al comercio de cabotajo que cada una de las Partes Contratantes se reserva para arreglarlo conforme a sus propias leyes.

[blocks in formation]

Art. 10.

Reglas para el caso

de arribada forzosa.

Los buques de cualquiera de los dos Paises que, por razon de algun inevitable accidente, hicieren escala forzada en los puerlos o sobre las costas del otro, no eslarán sujetos a ningun derecho de navegacion, cualquiera que sea la denominacion bajo la cual se hayan establecido respectivamente estos derechos, salvo los derechos de pilotaje i otros de la misma naturaleza, que representan el salario de los servicios hechos por industrias privadas, con tal que estos buques no efectúen ninguna carga o descarga de mercaderías. Les será permitido depositar en tierra las mercaderías que componen su cargamento o trasbordarlas a otros buques para evitar que se deterioren, i no se exijirán de ellos otros derechos que los relalivos al arrendamiento de los almacenes i astilleros públicos que fueren necesarios para depositar las mercaderías i para reparar las averías del buque.

[ocr errors]

Art. 11. Todas las operaciones relativas al salvamento de los buques de una de las l'arles Contratantes, que naufragaren o encallaren en las costas de la otra, scrán dirijidas por los Ajentes Consulares de la Nacion a que pertenece el buque. Las autoridades locales darán aviso del naufrajio al Cónsul respectivo e intervendrán solamente para mantener el órden, garantir los intereses de los cargadores o dueños, i los de las tripulaciones náufragas. En la ausencia i hasta la llegada del Cónsul o Vice-Cónsul respectivo, las autoridades locales tomarán todas las medidas necesarias para la proteccion de los individuos i la conservacion de los efectos naufragados. Los artículos i mercaderías salvados del naufrajio no estarán sujetos a ningun derecho de aduana, a no ser que se destinen al consumo interior,

Ant. 12.

Nacionalidad de los buques.

Buques i efectos apresados por piratas.

Para los efectos de este Tralado serán reputados buques chilenos los que lo fucren segun las leyes de Chile, i como buques sardos los que lo fueren segun las leyes del Reino de Cerdeña.

ART. 13. Todos los buques, mercaderias i efectos pertenecientes a los ciudadanos o súbditos de una de las Partes Contralantes, que fueren apresados por piratas i llevados o haNados en los puertos o territorios de la otra, serán entregados a sus dueños, probando éstos sus derechos en debida forma ante los tribunales competentes i pagando igualmente los gastos i premios de recobro que los mismos tribunales determinaren: bien entendido, que la reclamacion ha de hacerse dentro del término de un año, por las mismas Partes, sus apoderados o Ajenles de los respectivos Gobiernos.

Art. 14.

Reciproca prohibicion de aceptar letras

ve marca en caso de

Si una de las Partes Contratantes estuviere en guerra con cualquier otro pais, la otra Parte Contralanlc no podrá por ningun motivo autorizar a sus nacionales para que tomen o acepten comisiones o letras de marca con el objeto de obrar hostilmente contra la primera, o inquietar el comercio i las propiedades de sus ciudadanos o súbditos.

guerra con una ter cera potenc.a.

Art. 15.

Principios de dere. cho marítimo i su aplicacion.

Ambas Partes Contratantes adoplan en sus relaciones muluas los principios de que el pabellon cubre la mercadería enemiga, i de que la bandera enemiga no comunica su carácter a la propiedad neutral, i estipulan que si cualquiera de las dos Potencias permaneciere neutral mientras la otra se halle en guerra con una tercera potencia, serán libres las mercaderías enemigas defendidas por el pabellon neutral, i quedará igualmente exenta de confiscacion la propiedad neutral encontrada a bordo del buque enemigo. De la misma inmunidad gozarán las personas de los súbditos o ciudadanos de potencias enemigas que naveguen a bordo de buques neutrales, siempre que no scan oficiales o tropa en actual servicio de su Gobierno. Declaran, por último, que ambos principios los observarán en toda su latilud entre sí i con las naciones que los adopten; limitandose a guardar una estricta reciprocidad con las otras que solo admilan uno de ellos.

Art. 16.

Ajeltes DiplomátiCOS.

Deseando ambas Partes Contratantes evitar toda diferencia relativa a etiqueta en sus relaciones diplomálicas, ban convenido así mismo, i convienen en conceder a sus Enviados, Ministros i otros Ajentes Diplomáticos los mismos favores, inmunidades i exenciones de que gozan i gozaren en lo venidero los de las naciones mas favorecidas; bien entendido, que cualquier favor, inmunidad o privilejio que la República de Chile o Su Majestad el Rei de Cerdeña tengan por conveniente dispensar a los Enviados, Ministros i Ajentes Diplomáticos de otras potencias se haga por el mismo hecho extensivo a los de una u otra de las Partes Contratantes.

ART. 17.

Consules.

Cada una de las Partes Contratantes podrá nombrar para la proteccion de su comercio Cónsules que residan en los territorios o dominios de la otra; pero antes que cualquier Cónsul entre a ejercer su cargo, deberá ser aprobado i admilido en la forma de estilo por el Gobierno del Estado en que va a funcionar. Las Partes Contratantes pueden exceptuar de la residencia de los Cónsules aquellos lugares particulares que juzguen conveniente con tal que esta prohibicion sea comun a todas las naciones.

Art. 18.

Privilcjios de los Cónsules, siis Secretarios i Oficiales,

Los Cónsules, sus Secretarios i Oficiales, (no siendo estas personas ciudadanos o súbditos del Pais en que el Cónsul reside), estarán exentos de todo servicio público i tambien de toda especie de pechos, impuestos i contribuciones, exceptuando aquellos que están obligados a pagar por razon de comercio o propiedad, i a los cuales están sujetos los nacionales i extranjeros del Pais en que residen; quedando en todo lo demas sujetos a las leyes de los respeclivos Estados. Los archivos i papeles de los Consulados serán respelados inviolablemente, i bajo ningun pretexto los ocupará majistrado alguno ni tendrá en ellos ninguna intervencion.

Los Cónsules, sus Secrelarios i Oficiales gozarán de las demas franquezas i privilejios que se concedan a los de la misma clase de la nacion mas favorecida en el lugar de su residencia.

Art. 19.

Intervencion de los Cónsules en las siice. siones en que tengan interes sus compatriolas.

Si algun ciudadano o súbdito de una de las Partes Contratantes, muriere en los territorios o dominios de la otra, i no se presentare persona alguna que, segun las leyes del Pais en que haya acaecido la muerte, tenga derecho a sucederle, el Cónsul Jeneral, Cónsul o Vice-Cónsul de la Nacion a que haya pertenecido el difunto, será, en cuanto lo permitan las leyes del Pais, el representante legal de aquellos de sus conciudadanos que tengan in

« AnteriorContinuar »