Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ajentes de todas clases que juzgaren a propósito: en fin, gozarán bajo este aspecto de lodos los derechos i privilejios concedidos a los nacionales mismos.

Art. 5.

Exencion del ser. vicio militar i contri

Excepcion.

Los nacionales de cada una de las Repúblicas Contratantes estarán exenlos en el territorio de la otra de todo buciones de guerra. servicio personal en los ejércitos de tierra i armada, i en las guardias o milicias nacionales, lo mismo que de todas las contribuciones de guerra, préstamos forzosos o requisiciones militares, con cualesquiera molivo que se exijan.

Sin embargo, los chilenos o arjentinos con domicilio establecido i que tuvieren mas de cinco años de residencia en una ciudad o villa de cualquiera de los dos Paises respectivamente, estarán obligados a prestar sus servicios en proteccion de las personas o propiedades de sus habitantes, cuando corran algun peligro directo e inminente.

Art. 6.

[blocks in formation]

Las propiedades muebles o bienes raices existentes en el territorio de las dos Repúblicas Contratantes, que pertenezcan a ciudadanos de la otra, serán inviolables en paz i en guerra, i no podrán ser ocupados ni tomados por la autoridad pública, ni destinados a ningun uso, cualquiera que éste sea, contra la voluntad de su dueño, ni por la circunstancia de pertenecer a chilenos o arjentinos dejarán de gozar de todas las exenciones, proteccion i seguridad que las leyes respectivas de cada Pais acuerden a la propiedad de sus nacionales.

Los ciudadanos de una de las Partes Contralantes que residan en el territorio de la otra no serán sujetos a visitas o rejistros vejatorios, ni se hará exámen o inspeccion arbitraria de sus libros. I en caso que la visita, rejistro o inspeccion hubiera de practicarse por exijirlo así la averiguacion de un crimen o delito grave, deberá pro. cederse a ella por orden de autoridad competente i verificarse con las formalidades legales de cada Pais, i no se procederá a estos actos de otra manera respecto de los chilenos o arjentidos, que respecto de los mismos na

Exencion de rejis. cionales. El Cónsul o Vice-Cónsul de la Nacion a que pertenezca el reo podrá presenciar la visila, rejistro o inspeccion, si concurricse al acto en la oporlunidad señalada por la autoridad que la decretare.

trog 0 visitas

Modo de verificar. lo en el caso de delito grave que lo exija.

ART. 7.

Capacidad para adquirir toda clase de bienes.

Los arjentinos en Chile i los chilenos en la Confederacion Arjentina podrán adquirir loda especie de bienes por venta, permuta, donacion, testamento o cualquier otro título de la misma manera que los habitantes del Pais, i del mismo modo conservarán los que hasla ahora tengan adquiridos.

Los herederos o legatarios no estarán obligados a pagar sobre los bienes que adquieran por herencia o legados, otros o mas allos derechos que los que en casos análogos se pagaren por los nacionales mismos.

Art. 8.

Embargo en caso de guerra o necesi. dad pública.

Los ciudadanos de la una i de la otra República no estarán respectivamente sujetos a ningun embargo, ni podrán ser relenidos con sus naves, cargamentos, mercaderías o efectos, arreos de ganados o bagajes, para una expedicion militar cualquiera, ni para algun uso público o particular que vaya unido a un servicio público o urjente, sin una indemnizacion previamente ajustada i consentida con los interesados, i suficiente para compensar eso uso i para indemnizarlos de los daños, pérdidas, demoras i perjuicios que pudieran resultar del servicio a que fueron obligados.

ART. 9.

mal de los buques en

de tollelada, faro, all. claje, etc.

Tratamiento sac1o. El comercio chileno en la Confederacion Arjentina i el Counto a los derech's comercio arjenlino en Cbile, se sujetará a las reglas de

reciproca igualdad. En consecuencia no se impondrá a los buques chilenos en los puertos de la Confederacion Arjentina, ni a los buques arjentinos en los puertos de Chile, otros o mas altos derechos en razon de tonelada, faro, anclaje u olros que afecten al cuerpo del buque, que los que en los mismos casos se cobraren a los buques nacionales.

ART. 10.

nal de los buques en cuanto a los derechos de importacion i er. portacion que gravan 1:19 mercaderias qne

Se ha convenido igualmente que en la importacion de Tratamiento nacicmercaderías o efectos que es o pueda ser lícito importar en los territorios de cualquiera de las Partes Contratantes, se pagarán los mismos derechos ya sea que la importa- conducen. cion se haga en buques chilenos o arjentinos, i que en la exportacion de mercaderías o efectos que es o pueda ser licilo exportar de los territorios de cualquiera de las ParIcs Contratantes, se pagarán los mismos derechos, ya sea que la exportacion se haga en buques chilenos o arjentinos. De la misma manera, las rebajas o exenciones que sc otorgaren a las mercaderías importadas o exportadas en buques nacionales, se entenderán otorgadas a la imporlacion o exportacion en buques de cada uno de los Paises Contratantes respectivamente.

Ninguna prohibicion, restriccion o gravámen, podrá imponerse al comercio recíproco de ambos Paises, sino en virlud de disposicion jeneral aplicable al comercio de 10das las olras naciones. I si esta prohibicion, restriccion o gravamen recayere sobre la importacion o exportacion, no quedarán sujelos a ella los buques de los respectivos Paises, si no se aplica tambien a la importacion o exporlacion en buques nacionales.

Art. 11. La República de Chile se obliga a eximir de todo de- Esencion de dererecho la introduccion que por tierra se hiciere en su te- por tierra de pruluerritorio de artículos de produccion, cultivo o fabricacion de la Confederacion Arjenlina, a no gravar con derecho alguno, sea en provecho del Estado o de cualquiera localidad, los artículos de produccion o fabricacion chilena que se exportaren por tierra para la Confederacion Arjentina, i a eximir igualmente de todo derecho al comercio de tránsito que por tierra se hiciere desde su territorio con la Confederacion Arjentina, de artículos o efectos de produccion o fabricacion extranjera. La República Arjenlina se obliga, por su parte, a no gravar con ningun derecho la introduccion que por lierra se hiciere de Chile en la Confederacion Arjenlina, de artículos o efectos de produccion, cultivo o fabricacion chilena; a eximir de todo

Exencion de dereclios de um prortacioni por tierra de productos nacionales.

Igual exencion resperto a productos extranjeros en tránsito. Excepciones.

impuesto o derecho, sea que se pague a favor de la Confederacion en jeneral o de alguna provincia en particular, los artículos de produccion, cultivo i fabricacion arjenlina destinarlos a introducirse en Chile; i a eximir igualmente de todo derecho al comercio de tránsito que por tierra pudiere hacerse con Chile de artículos o efectos de produccion extranjera.

La exencion de derechos eslipulada en este arlículo no se aplicará a los derechos de peaje, pontazgo, que para la conservacion o mejora de caminos i puentes se cobraren en los respectivos Paises.

El tabaco en rama o manufactura:Jo, i los naipes que mientras exista el estanco no son de libre comercio, se excepluarán de lo estipulado en este artículo; pero gozarán de la exencion de derechos acordada a las exportaciones o importaciones que se hicieren de cuenta del Gobierno Chileno.

Art. 12.

Especies estancadas en Chile.

Comercio de trán. sito de mercaderias extranjirus.

la Confederacion Arjentina

Puertos secos.

Comercio de irán. El comercio de tránsito de artículos de produccion ex

tranjera que la República de Chile se obliga a permitir libremente por su territorio, podrá hacerse desde todos

los puertos mayores en que haya establecido depósilos su internacion en de mercaderías extranjeras; pero su internacion en la

Confederacion Arjentina deberá precisamente verificarse por los puertos secos de Uzpallata i boquetes de Paipote i Pulido, u otros que el Gobierno de Chile designare mas

adelante para este comercio. Intervencion de pro- La internacion o exportacion de productos o manufac

turas de cualquiera de las Partes Contratantes en los lerritorios de la otra, podrá hacerse por cualquiera de los boqueles o caminos de Cordillera que al presente se practican; pero deberán siempre presentarse los pases libres de la respectiva aduana a los empleados del resguardo o aduana del Pais a que se internen.

ductos nacionales.

Art. 13.

Intervencion de los A jentes Consulares en el comercio de tránsito hasta el establecimiento de Aduapas comunes.

Con la mira de impedir que las mercaderías extranjeras despachadas en tránsito por tierra para la Confederacion Arjentina se destinen al consumo interior de Chile con defraudacion de los derechos de internacion; o se internen clandestinamente en el terrilorio de la Confederacion Arjentina con defraudacion respecto de ella de los mismos derechos de importacion, se estipula :-que ambos Gobiernos podrán disponer que los Ajenles Consulares que lengan respectivamente en los puertos chilenos de donde se despachan las mercaderías en tránsito, o en los puertos o ciudades arjentinas en que deban manifestarse para su internacion, intervengan en el despacho a mas de los funcionarios de aduana de cada Pais, i visen las piezas o documentos despues de verificados los reconocimientos necesarios para cerciorarse de la exacta conformidad entre las mercaderías despachadas i las internadas..

Dichos Ajentos se conformarán a las instrucciones de Jos respectivos Gobiernos, i ejercerán su intervencion de una manera amplia sin poner embarazos ni causar retardos al comercio.

La intervencion de los Ajentes Consulares en el despacho será provisoria i mientras por acuerdo de los dos Gobiernos se establezcan aduanas comunes para los dos Paises en los puertos de cordillera por donde se hiciere la internacion en la República Arjentina. Estas aduanas se compondrán de empleados nombrados por mitad por ambos Gobiernos, i los gastos que exijan serán tambien satisfechos por mitad. Establecidos que sean, bastará su intervencion en el comercio de Tránsilo.

Respeclo de los otros puertos secos en que no pudiera aplicarse el establecimiento de una aduana comun para regularizar el comercio, se empleará la intervencion de los Cónsules o de Ajentes Consulares designados por los respectivos Gobiernos.

[blocks in formation]

Art. 14.

Puertes abiertos los buques.

Los buques pertenecientes a ciudadanos de cualquiera la de las Repúblicas Contratantes, gozarán la franqueza de llegar segura i libremente a todos aquellos puertos i rios de los dichos territorios a donde sea permitido llegar a los ciudadanos o súbditos de la nacion mas favorecida.

« AnteriorContinuar »