Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Plenipotenciarios.

Convencion para la estradicion recíproca de los malhechores, han nombrado al efecto por sus Plenipotenciarios, a saber;

Su Exelencia el Presidente de la República de Chile, al ciudadano de la misma don Francisco Javier Ovalle, i

Su Majestad el Emperador de los Franceses, a don Mateo Limperani, su Encargado de Negocios i Cónsul Jeneral en Chile, los cuales, despues de haber canjeado sus Plenos Poderes i halládolos en buena i debida forma, han convenido en los articulos siguientes:

ARTÍCULO 1.

El Gobierno de la República de Chile i el GoEntrega reciproca bierno Imperial de Francia se comprometen por de reos.

la presento Convencion a entregarse recíprocaEscepcion

mente, a escepcion de sus nacionales, los individuos refujiados de Chile en Francia i de Francia en Chile que fueren perseguidos o condenados por los tribunales competentes por los crímenes enunciados a continuacion.

La estradicion deberá solicitarse por medio del Por qne medio se respectivo Ajente Diplomático o Cónsul Jeneral solicita la estradi- TOP

que cada uno de los dos Gobiernos tuviere acreditado cerca del otro.

cion.

ARTÍCULO II.

Orimenos que alltorizan la estradio cion.

105 Siguenes.

Los crímenes que autorizan la estradicion son die los siguientes:

1.o Asesinato;

2.° Homicidio, a no ser que se hubiere cometido en defensa propia o por imprudencia;

3.° Parricidio;
4.° Infanticidio;
5.° Envenenamiento;
6. Aborto;
7.o Castracion;
8.° Violacion con fuerza;
9.• Asociacion de malhechores;
10.o Estorsion de títulos i de firmas;

11.° Incendio voluntario;

12.° Robo con violencia, escalamiento, fractura u otra circunstancia agravante que le diere el carácter de crímen o de robo calificadoi que las leyes de ambos paises castigaren con pena aflictiva o infamante;

13. Falsificacion de escrituras públicas o auténticas, de documentos privados, de notas o billetes de banco, de títulos de la deuda pública de cada uno de los dos Gobiernos, de libranzas, vales o pagarées u otros efectos comerciales; pero no se comprenderán en dichas falsificaciones las que, segun la lejislacion del pais en que se cometieren, no merezcan pena córporis aflictiva o infamante;

14.° Fabricacion, introduccion o circulacion de moneda falsa, falsificacion o alteracion de papel moneda i de los sellos o timbres del Estado en las estampas para cartas o en otros efectos públicos, como asimismo la emision o circulacion de esos efectos falsificados o adulterados;

15.° Falsificacion de los cuñcs i sellos del Estado que se empleen para amonedar o sellar especies metálicas;

16. Sustraccion de caudales públicos i concusion, cometidas por funcionarios públicos, pero solo en el caso en que estos delitos merecieren pena córporis aflictiva o infamante, atendida la lejislacion del pais en que se hubieren cometido;

17.° Bar.carrota o quiebra fraudulenta;

18.° Baratería, siempre que los hechos que la constituyan i la lejislacion del pais a que perteneciere la nave, hagan responsables a sus autores de pena corporis aflictiva o infamante;

19.o Insurreccion del equipaje o tripulacion de una nave, cuando los individuos que componen dicha tripulacion o equipaje se hubieren apoderado de la embarcacion o la hubieren entregado a piratas;

20.o Sustraccion fraudulenta de dineros, especies, títulos o efectos pertenecientes a una compañía o sociedad industrial o comercial, u otra corporacion, por una persona empleada en ella o que

Requisitos para conceder la estradicion,

tuviere su confianza u obrare en su representacion, cuando esta compañía o corporacion es legalmente establecida i las leyes castigan estos crímenes con pena infamante. La estradicion se aplicará a los individuos acusados o condenados como autores o cómplices de dichos crímenes.

ARTÍCULO III. La estradicion no se concederá si la reclamacion no viniere acompañada de una sentencia condenatoria, o de un mandamiento de prision o de otro documento que tenga al ménos la misma fuerza, siempre que dichos autos sean espedidos por los tribunales competentes i en la forma prescrita por la lejislacion del pais que la solicitare.

El Estado que demanda la estradicion deberá adjuntar tambien las señas corporales del individuo reclamado e indicar igualmente la naturaleza i gravedad de los hechos que se le imputan, así como la disposicion penal aplicable a dichos hechos.

ARTÍCULO IV.

quisitos.

No obstante lo cstipulado en el artículo auterior, Arresto inmediato i provisorio. Re- cada uno de los dos Gobiernos podrá solicitar por

la via diplomática el arresto inmediato i provisorio de un fujitivo, comprometiéndose a presentar en el término de seis meses, o ménos, si fuere posible, los documentos que autoricen una demanda formal de estradicion. El Gobierno ante quien se elevare esta solicitud, podrá conceder o negar el arresto segun su discrecion i en ningun caso lo acordará respecto de un prevenido que no sea ciudadano de la Potencia que lo reclamare. Si autorizado el arres

to provisorio, trascurriere el plazo indicado sin haEscepcion. berse exhibido los mencionados documentos, el re

cluso será puesto inmediatamente en libertad.

ARTÍCULO V.

cion.

Si el individuo reclamado se hallare enjuiciado

Cuándo se aplaza por un crímen o delito que hubiere cometido en el odifiere la estradipais en que se encuentra asilado, su estradicion será diferida o aplazada hasta que concluya el juicio que se sigue contra él o sufra la pena que se le impusiere. Lo mismo sucederá si al tiempo de reclamarse su estradicion, se hallare cumpliendo una condena anterior.

ARTÍCULO VI.

Si el individuo reclamado no fuere ciudadano o súbdito de alguno de los dos Gobiernos, la estradi- Estradicion de

reos que no son ciucion podrá suspenderse hasta consultar al Gobierno dadanos del pais a que pertenezca el refujiado e invitarle a hacer una que los reclama. esposicion de los motivos que podrian asistirle para oponerse a la estradicion. En todo caso el Gobierno a quien se exijiere la

Facultades del estradicion quedará en libertad de dar a esta soli

pais en que está citud el curso que creyere conveniente, i de entregar al refujiado para que se le juzgue, bien sea al Soberano de su propio pais, o al de aquel en que el delito se hubiere cometido.

asilado el reo.

ARTÍCULO VII.

Delitos políticos anteriores a la estradicion.

En ningun caso el fujitivo que hubiere sido entregado a alguno de los dos Gobiernos, podrá ser castigado por delitos políticos anteriores a la fecha de la estradicion, ni por otro crímen o delito que no sea de los enumerados en la presente Convencion.

Los atentados de asesinato, de homicidio o de envenenamiento contra el Jefe de un Gobierno estranjero no se reputarán crímenes políticos para el efecto de la estradiccion. Tampoco se considerarán crímenes políticos los enunciados en este artículo cuando se cometieren contra el heredero inmediato de la corona de Francia,

Escepcion

ARTÍCULO VIII.

La estradiccion no tendrá lugar si hubiere trasLa prescripcion currido el tiempo suficiente para que el perseguido

o condenado pudiere oponer la prescripcion de la pena o de la accion segun las leyes del pais en que el prevenido se hubiere refujiado.

impide la estradicion,

aondonado na

ARTÍCULO IX.

Entrega

Los objetos muebles de uso personal del prevea de los nido que se hallaren en su poder al tiempo de objetos muebles del arrestarle, como asimismo los que hubiere hurtado den servir de prue- i los que puedan servir de prueba del delito que se

le imputare, serán entregados al momento de efectuarse la estradiccion,

reo i de los que pue

ba del delito.

ARTÍCULO X.

Los dos Gobiernos renuncian a la restitucion de Renuncia del pa- los gastos que ocasionaren la aprehension, detengo de gastos de aprehension, etc.; cion, manutencion i trasporte del acusado o conde

nado hasta el puerto en que deba embarcarse parit salir a su destino.

ARTÍCULO XI.

Cuando en la sustanciacion de una causa crimi

nal, uno de los dos Gobiernos creyere necesario el Exámen de testigos domiciliados en examen de testigos domiciliados en el territorio el otro pais.

del otro, dirijirá una comision rogatoria por la via diplomática al Gobierno del pais en que deba practicarse esta dilijencia, iéste dictará la medida oportuna para que se la despache cumplidamente.

Ambos Gobiernos renuncian a la reclamacion Renuncia del pa

de las costas que ocasionare este procedimiento,

go de costas,

ARTÍCULO XII.

Duracion.

La presente Convencion durará cinco años, contados desde el dia del canje de las ratificaciones; i si, doce meses antes de espirar este término, ni la una ni la otra de las dos Partes Contratantes anun

« AnteriorContinuar »