Imágenes de páginas
PDF
EPUB

177

Del juez oficial y cónsul que van á los puertos al despacho

de las flotas y armadas.

isita.

[ocr errors]

LEY PRIMERA.

nuestros jueces oficiales á quien tocare por turEl emperador D. Cárlos y la reina doña Juana y el no asistir al despacho y apresto de galeones ó principe gobernador, ordenanza 191 de la casa. Y á flotas de Nueva España, sucediere esperarse ó 24 de abril de 1353. Y à 19 de enero de 1555. Véase venir de las Indias otros galeones ó flotas, haya la nota al fin de este título.

de acudir ý tener cuidado de recibirlos, no Que un juez oficial vaya por turno al despacho de

| obstante que no le toque por su turno, y que las flotas y armadas, y asistan el general y lhohindein recibirlos otro inez oficial, porque

visitadores.
Ordenamos y mandamos que cuando se

nuestra voluntad es que nunca puedan concur

rir en las dichas ciudades dos jueces oficiales despacharen flotas, galeones ó armadas para las Indias, unos de nuestros oficiales de la casa

juntos para ambas cosas: y en las ocasiones de de contratacion de Sevilla , por turno, baje al

esta calidad excusen competencias y no se mulpuerto de Sanlúcar ó Cádiz, donde fuere nues

tipliquen los gastos y costas. tra voluntad que se haga el despacho, y se ha

LEY IV. lle presente à la visita de todos los navios, use : D. Felipe II allí á 10 de diciembre de 1566. Y à 18 y ejerza este cargo, segun y en la forma que le

de agosto de 1589. es permitido por leyes y ordenanzas, junto con | Que al juez oficial que fuere al despacho de flotas ó los visitadores nombrados por Nos, y no el uno armadas, se ' el salario conforme d esta ley. sulo, y reconozca si van sobrecargados ó boyan- Mandamos que desde el dia en que los juetes, armados y marineros, conforme à las di. ces oficiales salieren al despacho de las flotas y chas ordenanzas : y si llevan cosas probibidas ! armadas á Sanlúcar ó Cádiz y en esto se ocupa. y fuera de registro, y si se cumple en todo lo įren, tengan y gocen el salario acostumbrado que por Nos está ordenado, porque nuestra vo- 1. hasta el dia en que volvieren á Sevilla, el cual luntad es no ivnovar la costumbre y buena ór- | hayan y lleven de las averias, y de lo que se den que en los despachos se ha observado. Y cobra para el gasto de las flotas y armadas, y declaramos que el general ha de hacer su vi este salario se les pague demas del ordinario y sita despues de haber salido de la barra de San. ! gajes que por Nos les estuvieren señalados por lúcar y bahía de Cádiz, y que dentro del puer sus oficios. to ha de visitar el juez de la casa con los visita

LEY V. dores, hallándose presente el general, al cual se le dé traslado de la visita, para que haga la que

El emperador D. Carlos y la princesa gobernadora,

en Valladolid á 5 de junio de 1555, capítulo 1.o de le toca en saliendo de barra y bahia , y en esta

instruccion del juez oficial. forma se guarde para mejor ejecución de lo or.

Que el juez oficial visite las naos, y señale las que denado; y advierta el general si lleva algo con

puedan navegar. tra las leyes y ordenanzas, para que el juez lo

Luego que llegue el oficial á Sanlúcar ó remedie y ejecute : y babiendo salido al inar

Cádiz vea y visite por su persona las naos que con la flota y armada, haga el general lo mis- estuvieren cargadas para ir en la flota ó armamo, cutejando ambas visitas y todo lo demas

da , y no lo cometa ni encomiende á otra vinque en el discurso del viaje hallar: contra la dicha visita, leyes y ordenanzas de la casa, y lo

guna, y señale y inatricule la que hallare car

gada , armada y artillada, para que pueda ha. castigue y remedie como convenga.

cer el viaje, y á las que tuvieren la.ta en lo suLEY II. .

sodicho lo haga proveer , y de otra forma no D. Felipe II en el Escorial á 30 de diciembre de 1566. las consienta navegar en la tal flota ó armada. Que el juez oficial que fuere á despachar flola, no !

LEY VI.
sea el que hubiere comprado los bastimentos.
El juez oficial de Sevilla que hubiere tenido

Los mismos alli, capítulo 2. cargo de comprar y proveer los bastimentos y

Que el juez reconozca si las naos estan cargadas, de cosas necesarias para las flotas, galeones ó ar

forma que se puedan valer de las armas en la

ocasion. madas que se despacharen á nuestra costa, no

| Aunque las naos esten arınadas y artilladas vaya al despacho sino otro juez oficial á quien

conforme las leyes y ordenauzas, si el juez oficupiere el turno por su orden.

cial viere y reconociere que estan sobrecargaLEY III.

das y embarazadas, sobrecubiertas y de otras D. Felipe IV en Madrid á 1.° de julio de 1653.

partes, de forına que mal se puedan aprove. Que estando en Cadiz o Sanlúcar alguno de los jue

char de la artilleria, defender y ofender alene. ces oficiales al apresto de galeones o flolas, si

wigo en ocasiou de valerse de las arınas: Malillegaren otros , acudu á todo.

dainos que esté muy advertido, note y recoDeclaramus y mandamos que si estando en nozca la que llevare carga fuera de las órdenes • las ciudades de Cádiz ó Saulúcar alguno de | dadas y no se pudiere servir de las armas y al

TO 10 lil.

[ocr errors]

tilleria con la facilidad y presteza que se re- 1 ó se han introducido mas mercaderías de las quiere, y haga descargar y echar fuera lo que que se hubieren registrado, y castiguen á los á esto embarazare, por manera que el navío culpados v avisen de lodo á la casa de contraquede boyante y marinero para los dichos tacion, para que alli se tenga noticia y haga jusefectos.

ticia.
LEY VII.

LEY X.
Los mismos allí, capítulo 5.

Los mismos allí, capítulo 7. D. Carlos Il y la reina Que el juez oficial pueda poner barcos y personas

gobernadora. para que no se cargue ni saque nada despues de l Que el juez oficial haga pregonar que las naos aguarla visita.

den y saluden a la capitana, y tomen el nombre, Si al juez oficial pareciere que en Chipiona

y no muden derrota sin licencia. ó Rota es bien que se ponga alguna persona que

Al tiempo que la llota ó armada hubiere le dé aviso de lo que se cargare ó descargare

de partir, el juez oficial haga pregovar públicontra lo ordenado, y que conviene traer bar. camente, como venga á noticia de todos los caco que reconozca y ronde de dia y noche entre pitanes y maestres, que aguarden á la capitana, los navios desde que se comenzaren á visitar,

y no se propasen, y cada mañana y tarde la para que haya el recaudo que convenga, y se

saluden, ó por lo menos una vez, para tomar pueda mejor cuinplir lo que fuere á su cargo,

el nombre, y siempre guarden la conserva , y la pondrá y prevendrá el barco, y los gastos

ninguno tome derrota sin licencia y orden del que se hicieren se pagarán á costa de culpados

general, pena de incurrir en la que se halla que en esto hubiere y no los habiendo del l impuesta por la instruccion de generales del año caudal de la avería.

de mil seiscientos y setenta y cuatro, la cual se

ejecute sin remision. LEY VIII.

LEY XI. Los mismos allí, capitulo 3 y 4 de instruccion.

Los mismos alli, capítulo 8. Que despues de visitadas las naos no se carguen | Que elinez ohcinl haga cerrar los registros y desmercaderias ni descarguen armas, ni las acompanen barcos.

pachar las naos con brevedad. El juez oficial esté siempre con mucha ad.

Į Porque suele haber dilacion en cerrar los vertencia y provea que despues de visitadas las

registros, ordenamos y niandamos al juez ofinaos no se puedan introducir en ellas ningunas

cial que fuere á la visita y despacho, que ponga mercaderias, ni saque artilleria ni armas, ni

diligencia eu procurar que se cierren, y que en otra ninguna cosa que estuviere registrada, cas

la partida de llota ó armada à que asistiere hatigando y ejecutando en las personas y bienes

ya toda brevedad. de los culpados las penas impuestas con todo ri.

LEY XI. gor, y envie algunos barcos con la flota que sal

Los misinos allí, capítulo 6. gan en la misma ocasion, y provea y haga que Que el juez oficial procure que las naos vayan bien ningun género de embarcacion salga con la flo.

prevenidas de agua. ta o armada, sino las que el juez oficial envia | Mandamos que el juez oficial visitador pro. re: y ademas de estas diligencias le encarga vea y ordene que las nang de flota y armadas mos, y á los demas jueces que por su turno vayan bien prevenidas de agua , de forma que tocare, que tengan especial cuidado al tiempo

por falta de agua no padezca la gente que fueque volvieren las notas ó armadas, de hacer

re embarcada como algunas veces ha sucedido. gran diligencia é informacion sobre lo susodi. cho, y averiguar los que fueren culpados , pa

LEY XIII. ra que sean castigados conforine lo ordenado, D. Felipe III en Valladolid á 29 de setiembre : y siempre nos den aviso de lo que hicieren. Y

de 1602. porque ninguno pueda alegar ignorancia , es

Que el juez ofuial procure que no vayan pasajeros nuestra voluntad que los dichos jueces hagan

en plazas de sueldo. pregonar lo contenido en esta nuestra ley, con

Mapdamos que el juez oficial ponga muy las penas y apercibimientos que les pareciere,

extraordinario cuidado en las visitas que hicie. y las hagan ejecutar, que Nos les concedendos

re, para que no se embarque ni vaya ningun todo el poder y facultad que para ello se re

pasajero sin licencia ni en plaza de marinero, quiere.

artillero, soldado ni otra alguna , y haga noti

ficar á los generales, y pregovar en Sanlúcar LEY IX.

y Cádiz al tiempo del despacho de llotas y arLos misinos allí, capitulo 6.

madas, lo que sobre esto está proveido. Que el juez oficial avise á los oficiales reules de los

LEY XIV. puertos, como fueren las naos, para que castiguen D. Felipe II en el Bosque de Segovia á 5 de oetubre los excesos.

de 1566. Ordenamos que el juez oficial que fuere al

Que al presidente y jueces oficiales no se reciban despacho escriba à los oficiales reales de los en cuenta gastos hechos en ir a los puertos d puertos de las Indias donde las naos fueren

cosas de su oficio. consignadas y registradas, y remita relacion de Ordenamos que no se reciban en cuenta al la forma en que van armadas, artilladas y car. presidente y jueces oficiales de la casa de Segadas, y en qué cantidad y género, para que / villa ni á ninguno de ellos, ningunos maravedis vean y reconozcan si llegan asi ó les falta algo. l que digan haber pagado por Aletes de barcos y

[ocr errors]

alquileres de cavalgaduras para llevar sus per. comision del presidente y jueces de la casa de sonas, criados y ropa, de Sevilla á Sanlúcar, Sevilla ni despache correos a nuestra corte, y Cádiz y otras partes, ni de vuelta á la dicha ciu. si algunos se hubieren de despachar sea por el dad, ni de lletes de barcos para visitar las naos, presidente y jueces oficiales de la casa. porque todos estos gastos son suyos propios, y

LEY XVIII. los deben y son obligados á hacer por sus oficios y salarios que de Nos perciben.

D. Felipe II en el Pardo á 10 de agosto de 1574.

Que el dinero que se hubiere de distribuir entre la LEY XV.

gente de la armada, si corriere por el comercio, se D. Felipe II en San Lorenzo á 5 de octubre de 1594.

entregue para ello al cónsul que fuere al D. Felipe III en Madrid á 28 de marzo de 1611.

despacho. Que cuando algunas naos entraren en Cádiz, vaya

Si corrieren los aprestos y despachos de la un juez oficial de la casa d la visita de ellas, jo J armada y flotas á cargo del consulado y comerotro á Sanlúcar.

cio , es nuestra voluntad y mandamos que el Porque está mandado que uno de los oficia dinero que se hubiere de distribuir en pagales de la casa de Sevilla vaya á Saulúcar a la mentos de los que fueren á servir en ellas, se visita de las armadas y flotas que vinieren de entregue al cónsul que fuere á Sanlúcar à des las Indias, y podria suceder que algunos gene pacharlas, para que pague conforme al acuerrales con los navios grandes de su cargo y otros do y órden que para ello le dieren el prendente de las flotas de mucho porte, sin embargo de y jueces oficiales, y el cónsul sea obi zado á la prohibicion se resolviesen á entrar en la ba- que dentro de quince dias, computados desde hia de Cádiz y no por la barra de Sanlúcar en que haya vuelto a Sevilla, dará cuenta al pre. el puerto de Bonanza, por el riesgo que podrian sidente y jueces oficiales de las pagas que butever viniendo muy cargados, y no acertando à | biere hecho, y de volver à la averia el dinero llegar á tiempo que hallasen aguas en la barra que sobrare y en que fuere alcanzado. ni pudiesen aguardar, á cuya causa se habrá de dividir la armada ó flota, y entrar algunas naos

LEY XIX. con plata en Sanlúcar y otras en Cadiz, y en

El mismo en Madrid á 10 de setieňbre de 1583. este caso es forzoso que en ambas partes haya

Que al cónsul que fuere á Sanlúcar no se mas de

ires ducados cada dia , y el escribano propietario el cobro que se requiere, porque un juez ofi

de la armadu vaya d su despacho, ó envie cial solo no podrá acudir á todo en un mismo

otro e su cosla. tiempo : Mandamos al presidente y jueces ofi

Permitimos que el cónsul del comercio de ciales de la casa de contratación, que sucedien. Sevilla cuando fuere á Sanlúcar ó Cádiz y le do el caso referido vaya un juez á Sanlúcar y

tocare conforme al asiento pagar la gente de otro à Cádiz. Y declaramos que la visita de las

guerra de las flotas y armadas, pueda llevar å naos que entraren en la bahia de Cádiz, y por

razon de tres ducados cada dia y no mas, y el ser de mucho porte no pudieren entrar por la

escribano propietario de armadas vaya siempre barra, y la descarga que de ellas se hiciere no

al despacho, y sino pudiere por ocupacion ó toca ni conviene al juez oficial que reside en

causa forzosa envie un oficial, y sea á su costa Cádiz. Y mandamos que la deje hacer á la di

y no de la averia. cha casa y juez oficial de ella á quien tocare, conforme a la orden referida, y el de Cádiz

LEY XX. no se introduzga en ello.

D. Felipe III allí á 18 de marzo de 1618.
LEY XVI.

Que los mercaderes y cargadores cumplan lo que les

ordenare el prior ó cónsul que fuere al despacho • D. Felipe II allí á 14 de enero de 1583.

de las flotas, y las justicias lo favorezcan. Que el presidente y juez que fuere al despacho, pue

Mandamos que todos los mercaderes y cardan enviar ulguaciles por los capitanes, maestres

gadores de las flotas que se despachan å las Ingente de mar. El presidente o juez oficial de la casa que

dias, y otras cualesquier personas interesadas en hubiere de ir al despacho de arınada ó flota, sal.

aquel comercio que estuvieren ó asistieren en

los puertos de Sanlúcar ó Cádiz, cum plan y ga puntualmente al efecto sin ninguna omision

ejecuten lo que conforme a las ordenanzas y el dia que estuviere señalado, y si los capitanes,

leyes del consulado de Sevilla, les ordenare y maestres y otra cualquier gente de mar que hu. biere de ir en la armada o sota , no fueren á

mandare el prior ó cónsul que fuere al despaasistir a la carga y despacho de las naos que tu

cho, con apercibimiento de que nos tendremos vieren á su cargo, el presidente o juez puedan

por deservido de los que contravinieren, y se

procederá con rigor contra los culpados. Y orenviar por ellos con uno ó dos alguaciles, ó los que mas couviniere, y llevarlos presos para el

denamos al presidente y jueces oficiales de la dicho efecto, sin tener necesidad de esperar á

casa de contratacion, y al juez oficial de Indias,

y al corregidor de Cádiz, y å otros cualesquier que esto se ejecute por el tribunal de la casa.

nuestros jueces y justicias de ambos puertos, que LEY XVII.

cumplan, y hagan cumplir y ejecutar lo conteEl misino allí á 15 de junio de 1591.

nido en esta nuestrá ley precisamente, porque

asi conviene a nuestro real servicio y bien pú. Que el juez oficial no de permisiones ni despache 1 blico del comercio, honrando y favoreciendo al correus.

dicho prior ó cónsul que asistiere en cualEl juez oficial que fuere al despacho no de quiera de los dichos puerlos, en todo cuanto se perinisiones ni haga ninguna cosa siu orden ni l le ofreciere.

[ocr errors]

ΝΟΤΑ.

✓ su turno se halle en el puerto de Sanlúcar al

despacho y visita de los navios, nombre el con.
Su Magestad por resolucion, á consulta del sejo en cada ocasion de galeones y flotas al que
consejo y cédula de 20 de octubre de 1677, fue de los jueces oficiales de la casa pareciere de
servido de mandar por justas causas y inotivos, mas inteligencia y experiencia para asistir á su
que sin embargo de estar dispuesto por la or despacho y visita, y despues al recibo de vuel-
denanza 191 de la casa que un juez oficial por 'ta á estos reinos.

TITULO SHIS.
Del prior y cónsules , y universidad de cargadores á las

Indias de la ciudad de Sevilla.

LEY PRIMERA.

| nes, y el prior y cónsules se junten en la capi-
El emperador D. Cárlos y el principe gobernador, lla de la casa el dia de pascua de Reyes, donde
en Valladolid á 23 de agosto de 1543. D. Felipe Il y se diga una Misa del Espiritu Santo, para que
la princesa gobernadora, alli á 14 de julio de 1556,

los alumbre en la eleccion de electores, y sean
ordenanza 1.* del consulado. D, Felipe IV por órdeu
del consejo, en Madrid á 27 de noviembre de 1630.

tales, que convengan al acierto; y á los electo-
D. Carlos Il y la reina gobernadora.

res que elijan prior y consul, personas que
Que en Sevilla haya consulado de los cargadores que

guarden el servicio de Dios y nuestro bien, y
tralaren en Indias.

utilidad de la universidad del comercio; y otro
Considerando cuanto a nuestro real servicio,

dia siguiente (si no fuere fiesta) el juez oficial

dia siguiente (si, bo tu
bien connun y universal de estos reinos y los de y prior y cónsules , y los cargadores de las In-
las Indias importa el conservar el trato y co-

dias que quisieren hallarse presentes, se junten
mercio con ellas, y el gran beneficio y utilidad

á las dos de la tarde en la casa de contratacion
que se ha experimentado en las universidades

y sala del consulado, y asi juntos ante el di-
de los mercaderes donde hay consulados , de

cho escribano del consulado, con asistencia del
regirse y administrarse por prior y cónsules, y

juez de apelaciones, elijan entre los que allí se
las diversidades de pleitos y largas dilaciones

hallaren presentes ó ausentes que esten en la
que se ofrecen en su despacho, en grave daño

dicha ciudad, treinta personas 'houradas, car-
y detrimento de los comerciantes: Damos licen-

gadores á las ludias, por electores de prior y
cia y facultad a los cargadores, tratantes en

consul, dos años primeros, y asi juntos elijan á
nuestras la dias, Islas y Tierra-Firme del mar

las dichas treinta personas, y quede por auto y
Occéano, vecinos y residentes en la ciudad de

testimonio del escribano dei consulado en un li-
Sevilla, para que se junten en la casa de con.

bro que para ello tengan.
tratacion al tiempo señalado por las leyes de

LEY III.
este título en cada un año, y allí puedan elegir

Ordenanza 2 del consulado.
y nombrar, elijan y nombren un prior y un cón-
sul que sean de los mismos cargadores, los mas

Que los electores y los que eligieren tengan las cali-
hábiles y suficientes, y de mas experiencia que

dades que se declara
para la administracion y ejercicio de los dichos

Los treinta electores y los cargadores que
oficios vieren que conviene, y que este consu-

han de nombrar y elegir sean hornbres casados
lado se nombre é intitule universidad de los car-

ó viudos, ó de veinte y cinco años cumplidos,
gadores á las Indias.

cargadores á las Indias, que tengan casa de por

si en la ciudad de Sevilla y no sean extranje-
LEY II.

ros, ni criados de otras personas, ni escriba pos,
El emperador D. Carlos y la princesa gobernadora,

ni tengau tienda pública de cualesquier oficios,
en Valladolid á 14 de julio de 1554, Ordenanza 1.a porque estos tales no han de tener voto en la
Que para la eleccion del prior y cónsules se haga eleccion de los electores , ni ser nombrados pa-
primero la de los electores, conforme a esta ley. ra ninguna cosa.
Ordenamos que el prior y cónsules el se-

LEY IV.
gundo dia del año hagan pregonar públicamen.
te en la casa de contratacion, lonja y gradas de

| D. Felipe IV en Madrid á 26 de diciembre de 1623.
la ciudad de Sevilla, á las horas de mayor con-

Y á 15 de enero de 1648.
curso de gente , ante el escribano del consula. Que para electores, prior ó cónsul, no se admitan
do, que se han de elegir electores de prior y

extranjeros, ni sus hijos ni nietos.
consules; y los cargadores que quisieren se ha Ordenamos y mandamos al presidente y jue-
llen presentes para votar en la dicha eleccion | ces oficiales de la casa de Sevilla que en la elec.
de electores otro dia despues de pascua de Re cion de prior y cónsul de la universidad de los
yes, y este pregon se publique dos dias conti- i cargadores, no permitan que se falte á lo ordena.

que no sean fiestas, y habiéndose publica- | do, ni sean elegidos para los dichos oficios nin-
40, el juez oficial que conoce de las apelacio- ' gunos extranjeros , ni sus hijos ni nietos, ni

[ocr errors]

puedan ser nombrados para consiliarios, ni votar i P1: LEY VIII. . '
en las elecciones.

Ordenanza 4. .
LEY V.

Que el prior y cónsul nombrados juren y se haga

auto de su eleccion, como se ordena. D. Felipe II y la princesa gobernadora, Ordenanza 2. Que los electores de prior y cónsul hagan el jura

Luego que fueren nombrados prior y con• menlo de esta ley.

sul, el juez oficial que asistiere á la eleccion, Mandamos que nombrados los treinta elec

tome juramento al prior y cónsul, elegidos por tores de prior y cónsul , otro dia siguiente el

ante el escribano del consulado, de que usarán portero del consulado llame al juez oficial di

el dicho oficio de prior y consul, guardando el putado y á los electores para que se junten en

servicio de Dios nuestro Señor y el nuestro, la casa de contratacion en la sala del consulado,

bien y utilidad de aquella universidad, y jusy elijan y nombren prior y consul, estando

ticia à las partes ; y hecho este juramento bapresente el dicho juez oficial, los cuales, ó los

jarán de sus lugares, y se asentarán en ellos lo's que de ellos se hallaren presentes, con que no

nuevamente nombrados, todo lo cual quedará sean menos de veinte electores, se junten coa

por auto ante el dicho escribano, firmado del el prior y cónsules que fueren, y por ante el

prior y consul del año antecedente, y de todos escribano del consulado, ante quien han de pa

los electores, sin embargo de que algunos hasar todos los autos de la eleccion , cada uno de

yan votado por otros. los electores jure de hacer la dicha eleccion

LEY IX. bien y lealmente, conforme a Dios y á su con

D. Felipe II en Madrid á 30 de diciembre de 1588. cieucia , y que nombrará personas que entien.

Que el consul de Sevilla , que fuere segundo un año, dan han de guardar el servicio de Dios nuestro

sea primero el siguiente. Señor y nuestro, justicia a las partes y bien de

Es nuestra voluntad y mandamos que el la universidad.

cónsul de la universidad de cargadores de SeLEY VI.

villa que fuere segundo un año, haya de ser Ordenanza 3.

y sea cousul primero el año siguiente, y la elecQue los electores elijan prior y cónsul, y en igual. | cior que se hiciere para cada año sea de prior dad de votos le tenga el juez oficial que conoce y cónsul segundo.

de las apelaciones. Hecho el juramento conforme está ordena

LEY X. do, los electores nombren de su número ó fue

El mismo alli á 14 de enero de 1566. ra de él, segun les pareciere, dos personas, una Que no deje el consulado de hacer su eleccion cada påra prior y otra para consul segundo, que

año, si no tuviere especial orden del rey que 1,

lo prohiba. lo sean aquel año presente; y, el prior y cousules que alli han de estar no tengan volo en la

Mavdamos al prior y cónsules que sin emdicha eleccion de prior y consul, salvo si

bargo de cualquier contradicion que se les hifueren electores, y solainente han de asistir con

ciere no dejen de hacer en cada un año la eleclos dichos electores, para que se guarde lo or

cion del prior y consul, como se ordena por las devado en la elecciou ; y si acaso los electores

leyes de este título, y es uso y costumbre, si noinbraren dus ó tres personas para prior y con

no tuvieren especial mandato ú órden nuestra sul, que tengan tantos votos el uno como el

que lo prohiba. otro, en tal caso el juez oficial y juez de apela

LEY XI. ciones que asistiere á la eleccion, vole en ella, 1 D. Felipe II y la princesa gobernadora, ordenanza 5 estando, como dicho es, en igualdad de votos,

del consulado. y esto se guarde.

Que cada dos años se elijan nuevos electores, LEY VII.

El nombramiento de electores, de prior y Ordenanza t.

cónsules ha de durar por dos años primeros siQue la eleccion de prior y cónsul se haga en secre

guientes, y cada año han de nombrar prior y to y por cédulas escritus.

cónsul; y pasados los dichos dos años, todos los La eleccion y nombramiento de prior y

cargadores á las Indias nombren electores por cóusul se ha de hacer en secreto, trayendo ca

otros dos años, guardando la forma dispuesta, da uno de los que han de votar escritos en sus

LEY XII. cédulas los nombres de las personas que eligie

D. Felipe IV en Madrid á 11 de enero de 1647. ren, y haciendo primero la eleccion de prior,

Que los electores no puedan ser reelegidos sin dos pondrán un bonete ó caja sobre la mesa , y

años de intermision echando cada uno de los que tuvieren voto su

Los que acabaren de ser electores no puecédula doblada del que eligiere para prior, aca

dan ser nuevamente reelegidos, y precisamenbadas de introducir todas las cédulas se reco

Le pasen dos años de iuterinisiou para volver á nozcan en la dicha mesa en presencia de todos,

ser nombrados, siu embargo de cualquier cosy el escribano las abra y vaya asentando por

tumbre y estilo que antes se haya observado. escrito , quedando elegido por prior el que tuviere la mayor parte en las cédulas, ó en igual

LEY XIII. dad de votus el que tuviere el del juez oficial

Dicha ordenanza 5. diputado , conforme á la ley antecedente, y | Que faltando alguno de los electores en los dos años, de la misma forma elijan luego a uno de los dos se elijan hasta el número de treinta. cópsules, que será segundo.

Si faltare alguno de los treinta electores TOMO I11.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »