Historia de los gobernadores de las provincias argentinas desde 1810 hasta la fecha: precedida de la cronología de los adelantados, gobernadores y vireyes del Rio de La Plata, desde 1535 hasta 1810, Volumen1

Portada
C. Casavalle, 1879
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página vi - Y visto en mi Consejo de las Indias, con lo que dijo mi Fiscal de él, he...
Página 89 - ... forma el monumento glorioso que el gobierno de Buenos Aires os ha consagrado ante el mundo civilizado... monumento que advertirá, hasta las últimas generaciones, que el pueblo porteño no ha sido cómplice en vuestro infortunio...
Página 207 - Es llegado el caso de devolveros la investidura de gobernador de la Provincia y la suma del poder con que os dignasteis honrarme. Creo haber llenado mi deber como todos los señores Representantes, nuestros conciudadanos, los verdaderos federales y mis compañeros de armas. Si más no hemos hecho en el sostén sagrado de nuestra independencia, de nuestra integridad y nuestro honor, es porque más no hemos podido.
Página xv - En la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de la Santísima Trinidad puerto de Santa María de Buenos Aires...
Página 231 - Estados bien organizados en sí mismos, porque conservando cada uno su soberanía e independencia, la fuerza del poder General con respecto al interior de la República, es casi ninguna, y su principal y casi toda su investidura, es de pura representación para llevar la voz a nombre de todos los Estados confederados en sus relaciones con las naciones extranjeras...
Página 92 - La historia señor ministro, juzgará imparcialmente si el coronel Dorrego ha debido, o no morir; y si al sacrificarlo a la tranquilidad de un pueblo enlutado por él, puedo haber estado poseído de otro sentimiento que el del bien público. Quiera persuadirse el pueblo de Buenos Aires, que la muerte del coronel Dorrego es el sacrificio mayor, que puedo hacer en su obsequio.
Página 143 - Ninguno ignora que una fracción numerosa de hombres corrompidos, haciendo alarde de su impiedad y poniéndose en guerra abierta con la religión, la honestidad y la buena fe...
Página 492 - Que una vez manifestada así la libre voluntad de la Provincia de Entre Ríos, queda ésta en aptitud de entenderse directamente con los demás Gobiernos del mundo, hasta tanto que congregada la Asamblea Nacional de las demás Provincias hermanas sea definitivamente constituida la República.
Página 233 - Es menester emplear el terror para triunfar en la guerra. "Debe darse muerte a todos los prisioneros ya todos los enemigos.

Información bibliográfica