Imágenes de páginas
PDF
[blocks in formation]

Oro habido de los indios por rescate, su fundición, ensaye, marca y quinto. V. Ensaye en ka ley 1, til. aa, lib. 4- Oro y plata de rescates, no se funda. V. Fundición en la ley 7, til. aa, lib. 4- Procedimiento de las audiencias sobre res cates. V. Valor del oro -y plata en la ley 3, til. a4, lib. 4- En la Florida ni otras partes no se hagan rescates con los indios sin licencia del rey ó gobernador, ley 8, til. 1a, lib. 8.

RESIDENCIAS.

Las de los vireyes se sustancien y determinen en término de seis meses, ley 1, tit. i5, libro 5 (49). Los jaeces de residencia de los Tireyes, procedan contra los oidores sobre lo qne hubieren resuello por voto consultivo, ley a, tit. 15, lib. 5 (5o). Y los oidores no den parecer consultivo a los vireyes en materias de hacienda rea'. V. Junta de hacienda Yeal en la misma ley a, tit. i5, lib. 5. Los presidentes y ministros togados den residencia cuando dejaren los puestos para pasar á otros; y si perdieren oca* •ion de viaje,dejen poder con fianzas, ley 3, lit. i5, lib. 5 (Si). De gobernadores y otros ministros se tomen por comisión de quie'n los proveyere, ley 4) til i5, lib. 5 (5a). \ los gobernadores perpetuos se tome residencia cada cinco años, ley 5, tit. 15, lib. 5. Los corregidores y alcaldes mayores proteidos por los vireyes, presidentes a •idores, den residencia, ley 6, tit. i5, lib. 5 (53). El gobernador de Filipinas tome residencia á su antecesor en propiedad ó en ínterin, ley 7, tit. i5, lib. 5. Tómese residencia en Filipinas á los fabricadores de naos de la hacienda real de fabricas y cuánto es el precio del tae, ley 8, tit. i5, lib 5. El gobernador de Yuc.itan tome residencia a la villa de Campeche cuando visitare la tierra, ley 9, tit. 15, lib. 5. Los correos mayores del Perú y Nueva España sean residenciados cuando pareciere conveniente á los vireyes y remitan la residencia al consejo, ley 10, tit. i5, lib. 5. Cada ano se nombre un oidor que tome residencia • los regidores que hubieren sido fieles ejecutores

(49) Conforme i esta ley se declara por el conseje nulo lo obrado por el juez de residencia de un vir«v de «uenos-Aircs, después de trascurrido el término de los seis meses y prorogádnle por dos mas; y s« declara igualmente el contenido de la misma, especificando las personas sujetas a residencia , los cu-* »os en que los asesores deben darla , quienes deben nemhrar los jueces de las mismas, las dietas y demás relativo á dichos juicios, (n. I ib.)

(áO) E igualmente cuando se entrometan en cosas perteneciente! á la real hacienda; y se multa á Vos oficiales reales de Lima porque hicieron un pago por libramiento de la audiencia, (n. 2 ib.)

(5l) ('«.evocada en cuanto,á residencias de endure-. y mandada observar respecto de los denlas funtionnrios que las deban dar, (11 3 ib.)

(Vi' Mandada guanrar al principio, y después de ▼aria» alteraciones y vicisitudes, se lii/.o la oportuna demarcación de casos, determinándose cuándo semejante uoinltramicuto se deberá hacer por S. M., y «liando por funcionarios, (11. 4 ib.)

(55) >'■'•■ el día no I» deben dar si no bebiere habida queja contra los mu>:oos, (n. 5 ib.) tí." PARTO. '•

donde hubiere audiencia, ley i', tit. i5, libro 5 ¡54). Tómense i los visitadores de indios, ley ía, til. 1 5, lib. 5. A los jueces repartidores de obrajes y grana, se les tome residencia, ley i3, tit. i5. lib. 5. Tómese residencia a los tasadores de tributos, ministros y oficiales de la real hacienda en ínterin, y á los de las casa» de moneda, ley i4, lit. i5, lib. 5. A los alcaldes ordinarios, regidores y oficiales de los concejos te les tome residencia, ley i5, tit. i5, lib. 5(55). Los jueces de registros de las islas de Canaria y sus oficiales de'n residencia, ley 16, til. i5, lib. 5. De los generales, almirantes y otros oficiales de galeones y ilotas, se tomen en forma de visita, ley 17, tit. i5, lib. 5. En las visitas ó residencias de los generales se incluyan y excluyan lo» que se declara, ley 18, tit. i5, lib. 5. A los proveídos por el rey no se les tome residencia ante* de haber cumplido, sin mny justa causa, ley 19, tit. i5, lib. 5. iNo se provea pesquisidor ni juez de residencia fuera del tiempo señalado para darla, sino fuere en los casos de la ley 30, lit. i5, lib. 5. Las comisiones de residencia y las demás se despachen con acuerdo de las audiencias, y los presidentes nombren jaeces, ley ai, título 15, libro 5 (56). A tomar las residencias de los gobernadores puedan ir oidores ó abogados, ley 22, tit- i5, lib. 5. Sobre lomar las residencias los oidn.es por turno se guarde el estilo, ley a3, til. i5, lib. 5. Cuando se vieren las de los corredores y alcaldes mayores se vean las de sus oficiales, ley a4, tit. i5, lib. 5. No se cometan las de los corregidores y alcaldes mayores i los sucesores si no fueren de mucha satisfacción, ley a5, tit. i5, lib. 5. Los *ire\es y presidentes avisen al consejo de las personas que hay en sos diitritüs ú quien se puedan cometer residencias, ley a6, til. i5, lib. 5 (57). Se den en los lupares principales del ejercicio, ley 57, lit. l5, H-bro 5. La publicación de residencias sea dé forma que venga á noticia de los indios, ley 38, tit. i5, lib. 5. Ll termino de las residencias y demandas públicas, sea sesenta dias, ley 39, tit. l5, libro 5 (,¿8,1. Pür el te'rmíno de la residencia tío traigan vara los alguaciles mayores y sus tenientes, ley 3o, tit. i5, lib. 5. No se tomen de lo que otra vez se hubieren dado, ley 3(, tit. i5, lib. 5. Los jaeces procuren averiguar los buenos y malos procedimientos ile los residenciados, ley 3a, lítalo i5, lib. 5. En las residencias y visitas se tome cuentas á los oficiales reales de lo librado, ley 33, tit. 1 5, lib. 5. En el juicio de residencias

(54) Y aunque el presidente no lo nombre deba el oidor á «nieu \t corresponde en tumo tomar dichas cuentas, (11. tí ib.) '','. Í55) Derogada posteriormente, (o. 7 ib.) 56) Reencarnado nuevamente su cumplimiento, siendo el regente el que hará el nombramiento de juez si el presidente se excusase de nombrar; debiéudosc tener presente que puede ser recusado todo juez de residencia, (n. 9 ib )

(57) ilecucargado nuevamente su cumplimiento, (n 10 ib.)

(5tt) Alterado en parte por la cédula de 24 de agosto de 1799, la que previene en su articulo $.f sean fenecidas dentro de cuatro meses las demanda» que se entablen contra los corregidores y subdelegados, contándose aquellos desde el dia inmediato al da la presentación de ¡a demanda, (n. 11 ib.)

R

no se tomen cuentas de hacienda, y se remitan á los tribunales de cuei'tas, ley ?4, '■'• '5, lib. 5. Los jaeces de residencia envión copia de los alcances á tos oficiales reales, ley 35, tit. i5, lib. 5. Los corregidores que en las residencias fueren alcanzados en hacienda real y otras que se declaran, incurran en las penas de esta ley, y cómo se ha de proceder a su cobranza, ley 36, tit. i5, lib. 5. Las demandas puestas en residencia al gobernador de Venezuela de hasta mil ducados, vayan á la audiencia de la Española, ley 3j, tit. i5, lib. 5. Las demandas puestas en residencia al gobernador y ministros de Filipinas, no pasando de mil pesos, se fenezcan en aquella audiencia, ley 38, tit. 15, lib. 5. Los jueces de residenca no ejecuten las sentencias de que se apelare sino conforme á derecho, ley 3g, tit. i5, l'<b. 5. Declarante las condenaciones exequibles en residencia, ley 4°, tit. i5, lib. 5. A los jueces y ministros de las visitas de armadas y flotas se baga bueno el «alario desde el dia que salieren de la corte, ley 4i, tit. l5, lib. 5. Declárase de qué. se han de pagar los salarios i los jueces de residencias, ley 4a> tit. i5, lib. 5 (5g). A los escribanos de residencias de los corregidores se paguen sus salarios sin tocar en hacienda real, ley 4-3, tit. i5, lib. 5 (6o). £1 corregidor juez de residencia dé cuenta por el escribano que nombrare, ley 44> '•'•■ '5. lib. 5. Sobre defraudar derechos y traer fuera de registro se prnebe con testigos singulares en las visitas ó residencias de armadas ó (Iotas, y asi se determinen y sentencien en el consejo, ley 45, lítalo i5, lib. 5. Los escribanos de visitas y residencias copien y entreguen los trasladas en las .audiencias, ley 4&, tit. i5, lib. 5 La de Popa ya n •e entregue en el archivo de la audiencia Je Qui to, ley 4^, tit 15, lib. 5. Los cargos de (ratos y contratos pasen contra los herederos >y fiadores, habiéndose contestado con los ministros difuntos y en qué forma, ley 49, tit» '5, lib. 5 (61). Testimonio de haberla dado se presente por los que hubieren ejercido cargos, y de haber pagado las condenaciones. V. Consejo en las leyes 4o y 5o< tit. 2, lib. 3. Cuáles se han de consultar al rey. V. Consejo en la ley 64, tit. s, lib. 3. Certificación de la contaduría del consejo, de haber pagado las condenaciones pecuniarias por los primeros oficios para el despacho de nuevos títulos. V. Secretarios en los autos 112 y 172, tit. 6, lib. 3. Testimonio de haberlas dado los pretendientes. V. Secretarios en. los autos 180 y 181, tit. 6, lib. 3. De las de jueces proveídos por el reino conozcan las audiencias. V. sindicadas en la ley 69, tit. i5, lib. 2. Si los jueces de residencia bailaren que los ministros togados merecen pena de muerte, cómo han de proceder. V. Oidores en la ley 46, tit. iG, lib. 3. De los. intér

(59) Debiendo regularse estos por los reales •cuerdos de las audiencias con arreglo :í las circunstancias del pais, de la persona coinision.iilH y demás en conformidad de estar declarada* estas ¡uc-Cus competentes de eile incidente como de todos los dental de las residencias que tocan ai consejó, (n. 12 ib.)

(60) No debiendo los mismos llevar siinulláneain,e.iUe derechos de actuación y salario, y si elijcu este, no se les pague en pesos ensayados, (n. 15 il>.)

(61) Reencarnado nuevamente su cumplimiento, (n. 14 ib)

pretes. V. Interpretes en la ley i3, til. 39, libro 3. De los prelados. V. Informes en la ley ai, tit. i4, lib. 3. Del adelantado de nuevo descubrimiento. V. Descubrimientos por tierra en la ley 23, tit 3, lib. 4- I*e 'as casas de moneda, V. Casas de moneda en la ley i3, til. s3, lib. 4Den los alcaldes ordinarios antes de ser reelegidos. V. Alcaldes ordinarios en la ley .9, tit. 3, libro 5. Vengan las apelaciones al consejo, y lo especial en demandas de parte hasta cierta cantidad sobre ir á las audiencias. V. Apelaciones en la ley 8, tit. 12, lib. 5. De las sentencias del consejo en juicio de residencia no haya suplicación sino en los casos que se refieren. V. apelaciones en la ley 3i, til. 12, lib. 5. Hagan los generales, almirantes y demás oficiales de vuelta de viaje por el tiempo que se declara. V. Generales en la ley i3o, tit. i5, lib. 9 De los escribanos del juzgado de registros de Canarias. V. Jueces tle registros de Canaria en la ley 9, litólo 4o, lib. 9 Den los cabos y mini-tros de la carreta «le Filipinas. V. Navegación de Filipinas en las leyes 4a Y 43, tit. 45, lib. 9.

RESIDENCIA PERSONAL.

De los encomenderos y pensionarios en Ini términos de sus encomienda*. V. Encomenderos en las leyes 5. '4, a5,a6, 3o, 3i y 3a, tit. 9, lib. 6. De los doctrineros es precisa para percibir los salarios. V. Arzobispos en la ley 16, titulo 7, lib. i. De los prebendados, canónigos, racioneros y beneficiados: licencia para ausentarse con quién se ha de determinar: sean apercibida» y no gocen estando ausentes : no sirvan beneficio* curados, ó no gocen los frutos de las prebendas, y asistan al coro y culto divino. V. Prebendados en las leyes 1, 2, 3, 4 y 5, til. 11, lib. 1. Á los prelados y eclesiásticos que se declara, no se d« licencia para venir á estos reinos, y quede reservada al rey. V. Arzobispos en la ley 9, tit. 11,

lib. I.

RESCUENTROS.

De avería, cómo sellarán. V. Averia en la ley 33, tit. 9, lib. 9.

RESTITUCIÓN.

Dentro de qué término se ha de pedir. V. Aboyados en la ley 20, tit. 24, lib. 2.

RETASAS.
V. Tributos Y tasas en el tit.. 5, lib. 6..

RETENCIÓN. De pleitos. V. Audiencias en la ley 74, título i5, lib. a. De las causas de jueces de registros de Canaria no, baga aquella audiencia. V. Apelaciones eu la ley 6, tit. 12, lib. 5¿

REVOLTOSOS Inquiérase en las Indias sobre esto. V. Soldados en la ley 52, tit. 21, lib. 9.

REZO. Lo especialmente ordenado sobre los fibroi del rezo eclesiástico V. Libros impresos en la*, leyes 8, 9, 10, 11, 12 y i3,1it. 24, lib. i.

RIKSGQS. Y SEGUROS. '.' i V. Aseguradores'en el til. 3g, lib. 9.

[ocr errors]

RJO GRANDE DE LA MAGDALENA.

A qu"é* gobernación pertenece. V.. Términos de las gobernaciones en la ley 10, til. i, lili. 5, Críese prolector a los indios bog-abantes. Y. Protectores en la ley 9, tit. 6, lib. 6. Cumpren-te eseraros para la boga. V. Servicio personal en la ley aG, tit. i3, lib. 6.

RIO DE LA PLATA.

Por el Rio de la Plata no pueda haber comercio con el Perú del Brasil , Angola , Guinea , ni otra cualquier parte de la corona de Portugal, ni pueda entrar gente sin licencia del rey, ley 5, título 18, lib. 4- Anle quien se puede apelar de los alcaldes mayores y tenientes V. Apelaciones en la ley 27, tit 13, lib. 5. Indios de esta gobernación. V. Tucuman en el tit. 17, lib. 6. Pasajeros, naturales y extranjeros prohibidos de pasar á las Indias por el Rio de la Plata: prohibense las licencias para volver por allí: no las pueJa dar el rey, ni el gobernador de Buenos- Aires, ni la audiencia de los Charcas. V. Pasajeros en las leyes 53, 54, 55 y 56, tit. 26, lib. 9 Repartimiento de la permisión de navios. V. Navegación de las Islas de Barlovento en la ley 3o, tit. 4á, lib. 9.

RIO DE LA HACHA.

Consignación del sueldo del alcaide del castillo. V. Dotación de presidios en la ley i4, lítalo 9, lib. 3.

RONDAS.

De los oidores de Lima y Méjico qoe sirvieren por falta de alcaldes. V. Oiilores en la ley 37, tit. 16, lib. a. No excuse el alcalde mas antiguo. V. Alcaldes del crimen en la ley 33, tit. 17, libro a. Y Alguaciles mayores en la ley ao, tit. 20, lib. 2. No desarmen á los soldados. V. Soldados eo la ley 11-, tit- ri, lib. 3. De los alguaciles mayores y sus tenientes. V. Alguuciles mayores en la ley 8, tit. 7, lib. 5.

[ocr errors]

SABANA DE BOGOTÁ.

No'pueda ser corregidor el alcalde de la hermandad de Santa Fe. V. Provisión de oficios en la leyGa, til. 2, lib. 3.

SACA DE MONEDA.

Labrada en las Indias, prohibida para otros reinos. V. Valor del oro en la ley 5, lit. a4, libro 4

SACERDOTES

Qoe administren en las fabricas V. Fábricas y fortificaciones en la ley i3, lit. 6, lib. 3. Haya •n los castillos y fortalezas. V. Castillos en la ley 11, tit. 7, lib. 3.

SACRAMENTOS

Por su administración no se lleven derechos á los indios. V. Sepulturas en la ley 10, lit. ití,

[ocr errors]

SACRISTÍAS. De las catedrales., se provean por el patronal

go real. V. Patronazgo real en la ley ai, til* ?> lib. i.

SAL.

Haya estancos, y con qué calidades. V. Están» eos .en la ley i3, tit. a3, lib. 8.

SALARIOS.

Pagúense por los tercios del año, lev i, título 26, lib. 8. De tos que fueren proveídos parí las Indias, se paguen desde el dia que los navios se hicieren a la vela, hasta el término concedido en sos títulos, si no se les concediere especialmente mas, ley 3, tit. a6, lib. 8 ¡ 1 ). No se paguen á los ministros que no sirvieren: y cuando se podrá dispensar, ley 3, tit. a6, lib. 8 (3). A los ministros enfermos d ausentes por justa causa, se les paguen como si sirvieran, ley 4> tit. 26, libro 8. Los ministros no reciban ninguna cosa fiada dé la real hacienda ni salario anticipado, ley 5, tit. 36, lib. 8 (3). No se sitúen sin licencia y cédula del rey, ley 6, tit. 26, lib. 8. No se paguen de lá real hacienda á los tenientes de oficiales reales: y encargúense estas ocupaciones á vecinos honrados y de confianza, ley 7, tit. a6, lib. 8. No se den de la real hacienda á los escribanos que hicieren autos en materia de cuentas, ley 8, tit. 26, lib. 8. Refiérense los que están prohibidos de percibir salarió de la real hacienda, que son los letrados, procuradores, alguaciles, porteros, escribientes de oficiales reales y los proveídos y prorogados en oficios á provisión de los vireyes, ley 9, tit. 26, lib. 8. A los herederos y sucesores de oidores, alcaldes y fiscales difuntos, se les pague el salario por el tiempo que hubieren vivido los ministros y no el año ni parte de él, ley 10, til. aG, lib. 8(4)- No habiendo en Sania María y Rio de la Hacha, hacienda real para pagar el salario del gobernador, .se le pague en Carlagena, ley 11, lit. 2G, lib. 8. Si no hubiere hacienda real de que pagar sus salarios á los oficíales reales de Sania Marta, se los paguen los del Rio de la Hacha, ley 13, til. aG, lib. 8. Loque faltare para salarios y sueldos de la Isla Española, se pague en la caja de Panamá, lev l3, tit. 26, lib. 8. A los oficiales de la Isla de la Trinidad se les paguen de efectos y no ¿e hacienda' real, ley i4, tit 26, lib. 8. Pegúese en la caja real de Méjico lo que faltare de sa'arios y soldadas en Filipinas, ley i5, tit. 26, lib. 8. Los oficiales reales no paguen sálanos, ni I i lira nzas en oro: remítanlo en especie y guarden lo ordenado, ley 16,

(1) Se revoca, j se manda que los empleados promovidos ó trasladados gocen del sueldo de sus primeros empleos hasta que tomen posesión del nuevo á escepcipa de que haya necesidad de embarcarse, pues entonces percibirán el de su nuevo destino des de el dia inmediato al de su embarque; previniéndose igualmente sobre el sueldo que deiien gozar lo* militares que han sido goheruadoics y han cesado eu sus destinos, (11. 1 :\>.)

(2) Y se aprueba la licencia concedida á un oidorde Quito por un término mayor que el señalado po'la presente ley , (11. 2 ib )

(5) Mandada guardar nuevamente, (ti. 4 ib.) (4) Y auuque en algún tiempo se concedió i las viudas de los ministro» el sueldo de su» maridos1 por el término de los seis primeros meses después de su mut-ite, postei iornieute se revocó dicha concesión, (u. 5 ib.) ■•■mi

Üt. aC, I ib. 8 (5). No se paguen í los corregidores y alcaldes mayores del último añn, hasta haber dado cuenta y satisfacción de lo que fuere a su cargo, ley 17, tit. 26, lib. 8. De oficiales de las audiencias consignados en penas de cantara, se prefieran á otros cualesquier gastos, ley 19','ti-" talo 26, lib. 8. Oe los inquisidores y oficiales de la inquisición de Cartagena, ley 20, lit. afi, libro 8. Los vireyes presidentes y ministros que se declara envíen cada año relación de los saJarios, que se pacán en sus distritos y de los emolumentos que g rizan y perciben los ministros y oficiales, ley ai, tit. 26, lib. 8. Se paguen de sus con signacioíies y po de otras, ley 33, tit. 36, lib. 8. A ninguno se dé salario desde el dia de la merced, sino desde el dia del juramento: resolución de so Majestad de 3o de julio.de I6i4> autos 43, J t4<>, tit. 36^ lib. 8. Prevéngase en ludas las comisiones que se despacharen por las seciciarías y escribanía de cámara para visitas y residencias y otras cualesquier averiguaciones, que los jaeces i quien se cometieren no han de llevar salarios del tiempo que se ocuparen en las mismas ciudades donde residieren: y después acudan al consejo á pedir se les dé alguna ayuda de costa, segan la ocupación que hubieren tenido, auto acordado de 37 de abril de 1676, tit. 26, lib. 8. Librados i los eclesiásticos que se declara se paguen en la caja real por tercios. V. Prebendados en la ley i4» tit. 11, lib. 1. De los doctrineros no retengan los corregidores. V.-Curan err la ley 17, tit. i3, lib. i. De los curas y sacritanes cuando se han de suplir dé la real hacienda. V. Curas en la ley ai, tit i3, lib. 1. Y casas de los ministros del consejo: súplase lo que faltare de lo procedido de mesada. V. Mesaría en la ley 4, titulo 17, lib. 1. De los inquisidores y ministros, de drinde se ha de pajar: sea con testimonio deque no hay bienes confiscados: (os que sirvieren en Ínterin gocen la mitad del salario. V. Inquisición en las leyes lo, 11 y i3, tit. 19, lib. 1. forma de pagar los salarios á los inquisidores y ministros. V. Inquisición en la ley 3o, núm. 1, tit. 19, libro 1. Nf» corran desde el dia de la merced, sino desde el dia del juramento.' V. Consejo de Indias en los autos 43 y 140, tit. 3, lib: a. De los vireyes. V. Secrclurios en el auto 4s, til. 6. li brn 2. Del consejo se entreguen sin dilación en Sevilla al correspondiente del tesorero y el de los oficiales se envié á su poder. V. Tesorero en las leyes 8 y i5, til. 7, lib.. a. El tesorero junte las consignaciones de salario y casa y pague romo se acostumbra. V. Tesorero en la ley 17, titulo 7, lib. a. Del cosmógrafo que lia de preceder para su cobráiixa en el consejo. V. Cosmógrafo en la ley 6, til. i3 lib. 3. De tos ministros de las andancia-i, se envié relación. V. Audiencias en l.i ley 168, tit. i5 lib. 3. No se fien ni anticipen: Jos oidores no los lleven por comisarios de fábricas de las Iglesias: pagúense i los ministros estando au3eutes pur justas causas: cuanto deben percibir los togados que salen á comisiones, y no

(5) Proviniéndose nuevamente que los salarios y todas las demás cargas de las cajas relés se pague» precisamente en moneda de piala, reduciendo 1. e»ta especie 1» de oro qim faltase para cubrir el total de sus HÍ«ns¡oiie>. (u. 6 ib.)

perciban mas que el luyo y el de la comisión. V. Presidente y oidores en las leyes 36, 37, 38, 39, 4o y 4*i l'1- «6, lib. 3. De los relatores de las audiencias, se paguen por libranzas y con qué prelado». V. Relatores de las audiencias en las leyes 3a y 33, lit. 33, lib. 3. De los abogados si tasen: forma de la tasa: el de pobres se pague de penas de cámara y gastos. V. Abogados en las leyes 23, a4 y 27, tit. s4, lib. 3. No se aumenten por la administración de penas de cámara. Véase Penas de cámara en la ley «9. tit. a5, libro 3. Gocen los intérpretes de los indios. Véase Intérpretes en la ley 1, til. 29, lib. s. De donde, se han de pagar á los porteros de las audiencia*. V. Porteros en la ley 5, tit. 3o, lib. 3. Del oidor visitador de la provincia, no se paguen hasta haber determinado los pleitos y hecho las tasas. V. Oidores visitadores en la ley i5, tit. 3i, libro 3. De los ministros inferiores de la visica de la tierra, de donde se han de pagar. V. Oidores visitadores en la ley 3o, lit. 3i, lib a. No se paguen ñ los que se delara, si no hubieren tomado las mentas de bienes de difuntos. V. Juzgado bienes de difuntos en la ley 35, tit. 3s, libro a. No se paguen i los prohibidos de obtener oficio». V. Provisión de oficios en la ley 35, tit. 3, libro 3. De los contadores de cuentas, resullas y ordenadores en ínterin. V. Provisión de oficios en la ley 46» •»•• a> '''»■ 3. En ínterin no excedan de la mitad. V. Provisión de oficios en la ley 5i, lit. 2, lib. 3. De los vireyes del Perú y Nueva España. V. I'ireyef en la ley 7a, tit. 3, lib. 3.

Y sueldos infórmese de los salarios y sueldos.

V Informes en la ley 20, til. i4» l'D- 3. Prohibido ñ los regidores por comisión extraordinaria. V. Oficios Concejiles en la ley i o, til. 10, libro. 4. No sitúen las ciudades. V. Propios en la ley 3, tit. i3, lib. 4- De la hermandad en Lima. V. Sisas tu la ley io, tit. i5, lili. 4- Pagados en perlas en la Margarita, cómo se han de computar, V. Valor de perlas en la ley 7, tit. 18, '¡b. 4De los alcaldes mayores y veedores de minas. V. Alcaldes de minas en la ley 4i t>'- a ' > ''D* 4- "* los gobernadores, corregidores, alcaldes mayores y tenientes nombrados por el rey. V. Gobernadores en la ley 1, tit. a, lib. 5. No lleven los gobernadores por las visitas. V. Gobernadores en la ley 16, til. 3, lib. 5. De los corregidores y alcaldes mayores de la Nueva Galicia, no se paguen de los tributos: los de señorío se psguen de los tribuios y no de la comunidad: el gobernador que se ausentare sin licencia, no perciba salario. V. Gobernadores en las leyes 3i, 32 y 35, lit' a, lib. 5. De los gobernadores y otros, se pagnen hasla el dia de la muerte V. Gobernadores en la ley 5a, tit. 2. lib. 5. De los alcaldes de la hermandad, su cómputo. V. Hermandad en la ley a, lit. 4, lib. 5. De los jueces y ministros de las visitas de armadas y ilotas, desde cuando corren. V. Residencias en la ley 4'i • '•• *5. 1«D- 5. Da los jueces de residencia:-á los escribanos no se paguen de la real haci«nda; y firma, en los de jueces visitadores de armadas y (Iotas. V. Residencias en las- leyes 4a y 43 y Pisitás en la ley 47. til- i5, lib. 5. Del juez de indios. V. indios en la ley 47, til. 1, lib. 16. De las retasas no lleven los jueces, ni ha»au -¿asió á los indios: quien pidiere tasa o retasa los pague y no los indios i los comisarios. V. Tributos y tasas en las leyes 56, Sj y 5'J, tit. 5, l¡l>. 6. Del protector Je los indios «le Filipinas. V. Protectores en la ley 8, tit. 6, lib. 6. De los protectores de indios de señorío. V. Protectores en la ley Ii, tit. 6, lib. 6. De los ejecutores en pedimento de indios sean moderados. Véase Servicio personal en la ley Ifi, tit. i a. lib. 6. No Neven los indios lenguas, protectores en Chile. Véase Servicio personal en Chile en la ley 8, tit. 16, libro 6. De los corregidores en bienes de comunidad y de indios, prohibido umversalmente. Véase Servicio personal en Chile en la ley 12., tit. 16, lib. 6. De doctrina, justicia y protector de Chile, «e paguen en moneda corriel.te. Véase Servicio personal en Chile en la ley a5, titulo 16, libro 6. De ministros togados conforme i lo ordenado; y de pesquisidores y jueces de residencia, no se paguen de hacienda real, ni penas de enmara. V. Pesquisidores en las leyes i5 y a3, tit. 1, lib. 7. En vacante de contadores de cuentas y de sus oficiales. V. Contadores de rúenlas en las leyes 6 y 7, tit. a, lib. 8. Guárdese lo ordenado en cuanto al salario en ínterin. V. Oficiales reales en la ley 3i, I. 4> '■ 8. De oficiales reales, sea conforme á sus títulos, y loa que sirvieren en ínterin., guarden lo ordenado. V. Oficiales rea/es en !a ley 4>> '>'• 4> lib. 8. Del defensor de la real nacienda en Cartagena. V. Oficiales reales en la ley 42i t«l- 4i Ub. 8. De los oficiales reales que salieren á negocios del real servicio. V. Oficiales reales en la ley 44* •''• 4> 'jb. 8. Del oficial mayor de la caja real de la Habana. V. Oficiales reales en la ley 61, tit. 4-, lib. 8. Sobre que no se anticipen. V. Cajas reales en la ley 16, t. G, lib. 8. De los receptores de alcabalas y de los es cribieiiles por su ocupación en este derecho. Véase Alcabalas en las leyes 4a y 4^i til >3, I. 8. Prohüddo á los ofir¡a'es«rca!es por tasar y avaluar. V. A va luaiiones en la le) 19, til. 16, 1.8. Sobre que no se anticipen ni paguen de otras consignaciones, se guarde lo ordenado. V. SUuacruucs en la ley 2, tit 37, lib. 8. Relación de salarios, s<: remita al consejo, V. Situaciones en la ley 17, tit. 27, lib. 8. No se libren ¡i título de limosna* á los que no asistieren. V'. libranzas en ia ley to. til. 28, lib 8. No se libren á los contadores v oficiales reales que no hubieren tomado y dado sus cuentas. V. Ótenlas en la ley 5, til. ag, lili. 8. De los comisario* y escribanos de cuentas de •Ocíales reales, sean muy moderados. V. Cuentaf en la ley 34, tit. 20,, lib. 8. Separación para salarios pueda hacer, la casa V. Casa de contratación en la ley G8, t. 1, 1 9. De la casa en penas de cámara se rateen. V. Cusa de , contrata' ion en la ley 96, til. 1, lib. 9. Múdese la consignación de penas de cámara y gastos de justicia eu avería. V. Casa de contratación en la \ey 100, til. 1, lib. 9. No se libre en la casa i los jueces que faltaren. V. Jaeces afilíales de la cusa en la ley 23, til. a, lib. g. Del soli itador fiscal de la casa. V .Fiscal de la cusa en la ley a3, til. 3, lib. 9. Del juei oficial que va al despacho de las armadas y ilotas. V. Jaez oficial en la ley 4» ••••• 5, lili. 9. Del letrado, portero y solicitador del consulado. V. Consulado de Se~ villa en la ley 20, tit. 6, lib. 9. Del prior y con* «ules de Sevilla. V. Cjinuimdo de Sevilla eu la 2.1 Paute.

[graphic]

ley 64, tit. 6, lib. 9. De los contadores de averia. V. Contaduría de averias en la ley 4, título 8, lib. 9. Sobre avería. V. Contaduría dt averias en la ley 57, tit. 8, lib. 9. Del escribano y alguacil de la contaduría de averías. Véase Contaduría de averias en la ley 64, tit. 8, libro 9. Del apuntador de fallas de los contador** de avería. V. Contaduría de averias en la ley 65, lit. 8, lib. 9. De los contadores de avería acrecentados. V. Contaduría de averias en la ley 66, tit. 8, lib. 9. De salarios de navios no se pague avería. V. Averia en la ley 19, lil.-g, lib 9. Del repartidor de pleitos en la casa y su consignación. V. Repartidor de la casa en las leyes 11 y 12, tit. lo, lib. 9. De los oficiales del proveedor en averia. V. Proveedor en la ley 4». til- «7, I. 9. De los tenedores de bastimentos. V. Tenedor dt bastimentos en la ley 1, lit. ig, lib. 9. De los visitadores de navios, su crecimiento y consignación. V. risita y visitadores de navios en las leyes 37 y 28, tit. 35, lib. 9. De los jueces de registros de Canaria. V. Jueces de registro de Cantina en las leyes 17 y 33, til. 4o, lib. 9. De los gobernadores y otros se cobren de los frutos de la tierra. V. Secretarios en la ley a8, lit. G, lib. 3. No acrecienten los vireyes. V. Provisión de oficios en la ley 5g, til. 3, lib 3. Y correos del comisario del tercio de la armada y sus oficiales, se paguen cada ocho ó quince días. Véase Socorros en la ley 43, tit. ai, lib. g.

SALVAS.

A los castillos y fortalezas. V. Castillos en las leyes 12, i3 y 14, lit. 7, lib. 3. En armadas y ilotas. V. Gencra/ts en la instrucción, ley i33, cap. 8, lit. 15, lib. 9. De los navios para entrar en los puertos. V. Puertos en la ley 8, tit. 43, lib 9.

SANGLEYES.

El número de chinos y japones se limite, y los gobernadores de Filipinas vivan con todo recato, y las licencias no se den por interés en su propio beneficio, ley 1, til. 18, lib. 6 Las licencias de los sar.glcyes se den con intervención de los oficiales reales y tomen la raaon, lev a, ti4ulo 18, lib. 6. De las licencias para salir á contratar, no se lleven derechos á los sangleyes cristianos, ley 3, tit. 18, lib. 6. A los sangleyes no se impongan servicios personales y sean bien tratados, ley 4, tit. 18, l,b. 6. En el gobierno del Parían y todo lo demás, se guarde lo resue'to en la ley 5, lit. 18, lib. 6. Conocimiento de las causas del Parían, ley 6, lit. 18, lib. 6. Los sangleyes que se convirtieren no tribolen por diez años, ley 7, tit. 18, lib. 6. Qae se casaren en Manila, se agreguen á un pueblo, ley 8, lit. 18, lib. 6. Exprcsanse algunas cantidades en cuanto á personas y. tratos de sangleyes, y tp%é es pancada, ley 9, til. 18, lib. 6. No se haga en Filipinas agravio á los sangleyes, y particularmente en lo aqui contenido, y sean bien tratados, ley 10, lit. 18, lib. G.En Manila no se haga repartimiento de gallinas ¡i los sangleyes, ley 11, tit. ,8, lib. 6. Si sobrare alguna cantidad eo la caja de sangleyes se reparta tanto menos para el año siguiente, ley ia, til. 18, lib. 6. Ningún vecino de .Manila tenga sangleyes en su casa, ley i3, tit. 18, lib. 6, Gobierno

S

« AnteriorContinuar »