Imágenes de páginas
PDF
EPUB

terse a uno de los cánones que para la composicion de la obra le prescribió el consejo de la Universidad, a saber, el de copiar los títulos de los impresos tales como se encuentran en las respectivas portadas. I como si la abreviacion de los títulos no desfigurase lo suficiente la fisonomía de los impreso, añadio todavía el descomponerlos en fragmentos, que colocó, a manera de factura de comercio, en columnas paralelas, destinando una al título propiamente tal, otra al año de la impresion, otra al nombre de la imprenta; anatomía que ha convertido no pocas de sus anotaciones casi en un jeroglífico.

Al hacerme cargo de la direccion de la Biblioteca Nacional en 1886, emprendí la publicacion del Anuario de la Prensa Chilena, en que desde entonces vienen rejistrándose con regularidad las producciones de la prensa nacional, i las de la prensa estranjera referentes al pais por razon de sus autores o de sus materias. Pero quedaba entre el principio de este Anuario i la Estadistica bibliógrafica una laguna, i para llenarla hice formar un catálogo que abrazara la casi década que va de 1877 a 1885; mas con tan poca fortuna que, apenas concluida su impresion, laconsumió un incendio no salvándose masque cinco o seis ejemplares.

Sometido este catálogo ántes de reimprimirlo a una revision prolija por haberse adquirido nuevas publicaciones del mismo período, se vió que sus deficiencias eran mas considerables de lo que al principio se temía, como nacidas de la irregularidad con que Cú'fttpíe por"

de una nueva noticia obliga a volver sobre ellos cuando se les creia definitivamente cerrados. Despues de impreso el apéndice, he tenido conocimiento de varias ediciones correspondientes a los años que este tomo abraza, i descubierto el autor de un opúsculo que rejistré solo con su seudónimo. Todo ello irá en un apéndice jeneral al fin de la obra.

los impresores, i por las autoridades llamadas a requerirlos, los gobernadores i los intendentes, la obligacion que impone la lei de imprenta de depositar en la Biblioteca Nacional dos ejemplares de todo lo que se imprime. Son tan considerables estas omisiones que, segun mis cálculos, pueden estimarse a lo menos en un treinta por ciento de lo que se recibe anualmente en la Biblioteca.

Con la publicacion de los Anuarios i de la Estadistica quedaba hecho hasta el dia el catálogo jeneral de la prensa del pais, aunque con la sequedad i aridez consiguientes de un rejistro oficial, pues ni en aquellos es posible, por tener tal carácter, insertar noticias o juicios personales sobre las obras colacionadas, ni es otra tampoco la fisonomía jeneral de la obra del señor Briseño a causa de lo exiguo de sus escasas notas ilustrativas.

Era, pues, llegado el momento de que sobre la base de esos trabajos que pueden considerarse como poco mas que meros índices, se pensase en formar monografías contraidas a períodos, materias o escritores determinados.

Han venido en efecto las monografías bibliográficas .; pero no nos detendremos a analizarlas, bastando

Puedeh agruparse estas monografías en tres órdenes. Primero, las personales; segundo, las referentes á sucesos particulares; i tercero, las referentes a materias especiales:

Bibliografía completa de las obras de don Benjamín Vicuña Mackenna. (Unica nómina completa, revisada i autorizada por el autor). Santiago, Imprenta del Centro Editorial. 1879.—Dos, 16 p. de 178x98. (Por el mismo Vicuña Mackenna).

Catálogo, por el órden alfabético de sus títulos, de las publicaciones que por la prensa hizo don Benjamín Vicuña Mackenna, desde que comenzó su fecunda carrera de escritor público, basta que falleció. Santiago de Chile. Imprenta Nacional, 1886.—29 p. de 1gox1or. (P0i don Ramon Briseño).

Noticias de las publicaciones hechas en Chile por don Domingo I . recordar sus títulos en una nota para no omitir detalles en esta revista de los inventarios de nuestra prensa.

Mas considerable que todas ellas por la importancia del período que abraza, por la erudicion del notable apa

Sarmiento. (1841-1871). Santiago. Imprenta Gutenberg, 1884.-83 p. de 123x73

Bibliografía del literato D. M1guel Luis Amunátegui, Ministro de Estado, diputado al Congreso..., por J A. Rosales. Santiago de Chile. Imprenta de La Libertad Electoral, 1888.—30 p. de 148x87.

Catálogo bibliográfico, alfabético i un tanto razonado (sic), de las obras de don Miguel Luis Amunátegui, formado por Ramon Briseño. Santiago de Chile. Imprenta Gutenberg, 1890.—30 p. de 180 x 97.

Ensayo de una bibliografía de las obras de don José Miguel Carrera, por J. T. Medina. (Del tomo IV de la Revista del Museo de la Plata, páj. 53 i siguientes.) Talleres del Museo de la Plata, MDCCCXCII.—ix, 36 p. de 202X113.

El Cólera. Ensayo bibliográfico. Folletos publicados en Chile con motivo de esta epidemia. 1886-87-88. Tirada de 25 ejemplares. Santiago de Chile. Imprenta Nacional, 1888.—14 p. de 187 y 103. (Por don Aníbal Ecf1everria Reyes).

Ensayo bibliográfico sobre la revolucion de 1891. (Tiraje de 300 ejemplares. Santiago de Chile, 1894. Al reverso de la portada: Imprenta de La Nueva República.—28p.de 199x119. (Por don Aníbal Echeverría Reyes).

Bibliografía de los Códigos Chilenos, por Aníbal Echeverría i Reyes, Juez de Letras de Talcahuano... Tirada de 50 ejemplares. Santiago de Chile. Imprenta Cervantes, 1890.—31.p. de 173 x 100.

Ensayo de una biblioteca chilena de lejislacion y jurisprudencia, por Aníbal Echeverría i Reyes. Tirada de 100 ejemplares. Hecha a espensas de la Universidad de Chile). Santiago de Chile. Imprenta Nacional, 1891.—VIH, 155, una páj. de 188x102.

Bibliografía Marítima Chilena (1840-1894), por Nicolas Anrique R. Santiago de Chile. Imprenta Cervantes, 1894.—201, una p. de 104 x 86.

Bibliografía Musical. Composiciones impresasen Chile i composiciones de autores chilenos publicadas en el estranjero. Segunda Parte, 18861896. Santiago de Chile. Establecimiento Poligráfico Roma, 1898.—89 p. de 174 x 100. (Publicacion de la Biblioteca Nacional).

Ensayo de una Bibliografía Dramática Chilena, por Nicolas Anrique R. (Publicado en los «Anales de la Universidad»).—Santiago de Chile. Imprenta Cervantes, 1899.—184 p. de 179x100.

Bibliografía Pedagójica Chilena (Anotaciones), por Manuel Antonio Ponce. Para el Congreso Jeneral de Enseñanza Pública. Santiago de Chile. Imprenta Elzeviriana, 1902.—xii, 307 p. de 172x99

rato histórico que la precede, i hasta por su lujo tipográfico, es la Bibliografia de la imprenta en Santiago con la cual inició don José Toribio Medina la série de sus hermosos trabajos acerca de los principios de la tipografía en las colonias españolas2.

Antes del trabajo del señor Medina, i esta novedad no es uno de sus menores méritos, no se tenía sino una que otra somerísima indicacion hecha de paso sobre la existencia de las pequeñas prensas de aficionados (creemos que fueron tres) que funcionaron en Santiago ántes que la establecida por el gobierno patrio, si bien no faltaban los documentos para que se les hubiese consagrado un estudio especial.

El señor Medina alcanzó a colacionar varios opúsculos i esquelas salidas de esas prensas, i casi un tercio mas que el señor Briseño, de los libros, folletos i hojas sueltas que produjo la imprenta de gobierno desde que se inició con la Aurora, 12 de febrero de 1812, hasta el mismo dia i mes de 1817 en que desaparecieron conjuntamente el dominio del rei i su Gaceta; que tal es el límite de aquella bibliografía.

Tenia yo de antiguo el proyecto de historiar los principios de la prensa chilena, para lo cual reunía papeles i anotaciones que formaban un caudal considerable cuando salió a luz aquella obra.

Por un momento creí que debía dejar de mano mi proyecto; empero no tardé en percibir que si bien el campo de mis estudios era mas o ménos el mismo que

2. Bibliografía de La Imprenta en Santiago de Chile, desde sus orígenes hasta febrero de 1817, por J. T. Medina, Miembro correspondiente de las Reales Academias de la Lengua y de la Historia. Santiago de Chile. Impreso en casa del Autor, 1891.—xli, 179, dos p., de 224x141 i tres láminas.

el señor Medina acababa de recorrer, una obra no escluía a la otra, dado el diverso plan que yo seguía.

Principian ambas obras con la colacion de las pequeñas i rudimentarias ediciones del siglo dieciocho, pero miéntras que la del señor Medina finaliza en Chacabuco, ésta sigue hasta 1823, de modo que rejistra la multitud de escritos de política personal i doctrinaria que como el desborde de una corriente hasta ahí comprimida, aparecieron entre la abdicación de O'Higgins i la promulgacion de la carta constitucional de aquel año, sucesos con que empezó su período de ensayos la República.

Hai otra diferencia capital entre el trabajo del señor Medina i el presente. Contráese aquél de preferencia a las descripciones bibliográficas con todo el gusto, o si se quiere refinamiento que en esta materia se exije ahora, al paso que en éste la descripcion de las condiciones tipográficas de los papeles no sirve en la jeneralidad de los casos sino de ocasion para dar el resumen de su contenido.

Mayores son todavía las diferencias en las respectivas introducciones de ámbas obras. La del señor Medina, notable, nos complacemos en repetirlo, por el caudal de noticias que acumula, es historia de la tipografía; i la de ésta (como se verá en el primer volumen), que considera la prensa por su aspecto de vehículo i portavoz de las ideas, se contrae a referir cuáles fueron sus rumbos, su influencia en los sucesos del tiempo, los debates o polémicas que en ella se sostuvieron, i el carácter de los escritores que mas la ocuparon.

He dividido este trabajo en tres partes claramente determinadas por la procedencia de los impresos que colaciono.

Comprende ,1a primera las prensas de aficionados que funcionaron en Santiago hasta 18.11, cuyas pro

« AnteriorContinuar »