Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tiempo que durare el dicho asiento; á los cuales diez años, con la condicion de que el dicho bapagamentos estarán obligados los bienes de la jel será visitado y rejistrado por los ministros espresada compañía.

y oficiales de su Majestad católica que estuvieArticulo 8.°

ren en los puertos de la Veracruz, Cartajena Por lo que mira al bajel anual que su Majes- y Portobelo. tad católica ha concedido a la compañía y que

Articulo 9.o no ha enviado a las Indias en los tres años de

El tratado del asiento hecho en Madrid en 96 1714, 1715 y 1716, habiéndose obligado la com

de marzo de 1713 quedará en su fuerza a la repañía á pagar á su Majestad católica los derechos

serva de los artículos que se hallaren contrarios y las rentas de los tres años sobredichos, se ha

á lo convenido y firmado hoy; los cuales serán servido su Majestad indemnizar a la dicha com

abolidos y de ninguna fuerza, y la presente pañía , concediéndola pueda repartir las mil y

será presentada , aprobada, ratificada y trocada quinientas toneladas en diez porciones anuales,

de una y otra parte en el término de seis semaempezando desde el año próximo de 1717, y

nas, ó antes si es posible. En fé de lo cual, y en acabando en el año de 1727. De suerte que el

virtud de nuestros plenos poderes, firmamos la bajel concedido en el tratado del asiento, en

presente en Madrid á 26 de mayo de 1716.-EL lugar de las quinientas toneladas, será de seis

marques de Bedmar.-Jorje Bubb. cientas y cincuenta (debiéndose reputar cada una de ellas, medida de dos pipas de Málaga, y Su Majestad católica don Felipe V aprobó y del peso de veinte quintales, como es ordinario ratificó estos articulos en el Buen Retiro á 19 entre España é Inglaterra) durante los dichos de junio del mismo año.

[merged small][merged small][ocr errors]
[ocr errors]

Tratado que con el nombre de Cuádruple Alianza se concluyó en Londres el 2 de agosto de 1718

por sus Majestades Imperiul, Cristianisima y Británica; habiendo accedido á él su Majestad católica en 17 de febrero de 1720 (1).

yo

Don Felipe, por la gracia de Dios, rey de Cas Instrumento de accesion de su Majestad católitilla , de Leon (siguen todos los titulos.) Habien ca al tratado concluido en Londres 9 de do venido en aceptar el acto de convencion

agosto de 1718.
hecho en París en 18 de julio de 1718 por los
plenipotenciarios del serenisimo y muy pode-

Respecto de que cierto tratado y articulos se roso rey cristianisimo , y el serenisimo y muy

parados y secretos, y tambien otros cuatro artipoderoso rey de la Gran Bretaña, y el tratado

culos separados concernientes á lo mismo y toque en su consecuencia se concluyó en Londres

dos de un mismo vigor, con el tratado princien 2 de agosto del mismo año; se firmó última- pal, fueron concluidos y firmados lejitimamente mente en el Haya los dias 16 y 17 de febrero

por los ministros plenipotenciarios de su Majespasado de este presente año la referida conven

tad cesárea, de su Majestad cristianisima y de cion y tratada por el marques Beretti Landi, mi

su Majestad británica, en Londres el dia del embajador en Holanda, juntamente con los mi

del año de 1718 entre las parnistros del serenísimo y potentísimo emperador tes contratantes arriba nombradas; cuyo tenor de romanos, del serenisimo y muy poderoso es como sigue palabra por palabra: rey cristianisimo y del serenisimo y muy pode En el nombre de la Santisima é individua roso rey de la Gran Bretaña; cuyo contenido, | Trinidad. con el de los articulos secretos y separados que Sea notorio y evidente a todos aquellos á quieen él se incluyen, palabra por palabra es como nes pertenece o puede pertenecer en cualquier sigue.

manera que sea.

[ocr errors][ocr errors]

mes de julio V. s.

agosto N.S.

[ocr errors]

Despues que el serenisimo y muy poderoso blico, con absoluta libertad y como de cosa que principe Luis XV, rey de Francia y de Navarra, le pertenece. y el serenisimo y muy poderoso principe Jorje,

Articulo 2.o rey de la Gran Bretaña, duque de Brunswick y

Como el único medio que se ha podido hallar de Luneburgo, elector del sacro romano impe

para asegurar un equilibrio permanente en la rio. y los altos y poderosos Estados generales Europa ha sido establecer por regla que las code las provincias de los Paises Bajos, aplicados ronas de Francia y de España no puedan jamás continuamente a la conservacion de la paz, re

ni en tiempo alguno juntarse en una misma caconocieron muy bien que habian proveido en

beza , ni en una misma línea, y que perpétuaalgun modo a la seguridad de sus reinos y pro mente estas dos monarquías se mantengan sepavincias mediante la triple alianza ajustada entre

radas; y que para asegurar una regla tan neceellos el dia 4 de enero de 1717, pero no tan en

saria para el reposo público, los principes que teramente ni con tanta solidez, que la tranquili- por su nacimiento pudiesen tener derecho á esdad pública pudiese permanecer si no se quita

tas dos sucesiones renunciasen solemnemente la sen al mismo tiempo las enemistades y las fuen

una de las dos por sí mismos y por toda su posles perpétuas de las desavenencias que todavía teridad ; de modo que esta separacion de las dos crecen entre algunos principes, como se ha espe

monarquias se constituyese ley fundamental, y rimentado en la guerra que se levantó el último

así fue reconocida en las Cortes juntas en Maaño en Italia; con el ánimo de estinguirla á tiem

drid el dia 9 de noviembre de 1712, y confirpo han convenido entre si en ciertos articulos

mada por los tratados concluidos en Utrech en por el tratado concluido en Londres el 18 de ju

11 de abril de 1713; su Majestad imperial para lio (V. S.) 2 de agosto (N. S.) de 1718, segun

dar la última perfeccion á una ley tan necesaria los cuales pueda ajustarse y establecerse tambien

y tan saludable , y para no dejar en lo venidero la paz entre su Majestad imperial y el rey de algun motivo de siniestra sospecha , y queriendo España, y entre su dicha Majestad y el rey de atender a la pública tranquilidad, acepta y conSicilia, despues de haber convidado amistosa

siente las disposiciones hechas, arregladas y mente a su Majestad imperial para que tenga á confirmadas en el tratado de Utrech con resbien por amor á la paz y á la tranquilidad públi- pecto al derecho y orden de sucesion á los reica admitir en su nombre y aprobar los dichos

nos de Francia y de España ; y renuncia, tanto articulos , y entrar tambien en el tratado con

por si como por sus herederos , descendientes y cluido entre ellos , cuyo tenor es como sigue:

sucesores varones y hembras todos los derechos Condiciones de la paz ajustada entre su Majes

y todas las pretensiones cualesquiera, general

mente, sin esceptuar alguna, sobre todos los lad imperial y su Majestad católica.

reinos, paises y provincias de la monarquia de Articulo 1.o

España, de las cuales el rey católico ha sido re

conocido lejítimo poseedor por los tratados de Para enmendar el desorden hecho últimamen

Utrech: prometiendo espedir los actos de rele contra la paz de Baden de 7 de setiembre de

nuncia en toda la mejor forma, hacerlos publi1714, y la neutralidad establecida para la Italia

car y rejistrar donde fuere necesario, y dar los en el tratado de 14 de marzo de 1713 (2), el se

despachos en la forma acostumbrada á su MajesTenisimo y muy poderoso rey de España se obli- tad católica y las partes contratantes. ga á restituir á su Majestad imperial, y le resti

Articulo 3.9 tuira efectivamente luego despues del cambio de las ratificaciones del presente tratado, ó á lo mas

En virtud de la dicha renuncia que su Majestarde dos meses, despues la isla y reino de Cer tad imperial ha hecho por el deseo que tiene de deña en el estado en que estaba cuando se apo

contribuir al sosiego de toda la Europa, y porderó de ella; y renunciará en favor de su Ma que el duque de Orleans ha renunciado por sí y jestad imperial todos los derechos, pretensio- por sus descendientes sus derechos y pretennes, títulos y acciones al dicho reino, de suerte siones a la corona de España, con condicion de que su Majestad imperial pueda disponer de él que, ni el emperador ni alguno de sus descenen el modo que se ha resuelto por el bien pú dientes, pueda jamás suceder en el dicho rei

no; su Majestad imperial reconoce al rey Feli de Toscana y por el duque de Parma y Plasenpe V por legitimo rey de la monarquia de Es cia , si ellos y sus sucesores llegasen á faltar sin paña y de las Indias; promete darle los títulos hijos varones, podria dar ocasion á una nueva y prerogativas debidos á su dignidad y á sus guerra en Italia ; bien sea por los derechos que reinos; dejarle ademas gozar pacificamente, á la actual reina de España , nacida duquesa de él y á sus descendientes, herederos y suceso Parma , pretende tener sobre las dichas suceres, varones y hembras, de todos los estados

siones despues de la muerte de los herederos de la monarquia de España en Europa, en las legitimos mas cercanos que ella ; bien sea por Indias y en otras partes, cuya posesion se le los derechos que el emperador y el imperio ha asegurado por los tratados de Utrech; no pretenden tambien tener sobre los dichos ducainquictarle en dicha posesion directa ni indi dos; á fin de obviar las funestas consecuencias rectamente; y no intentar jamás pretension al de estas disputas , se ha acordado : que los diguna sobre los dichos reinos y provincias. chos estados ó ducados poseidos actualmente Articulo 4.°

por el gran duque de Toscana y por el duque En consideracion de la renuncia y del reco de Parma y Plasencia, sean reconocidos de aqui nocimiento que su Majestad imperial ha hecho adelante y para siempre, y tenidos incontestaen los dos articulos precedentes , el rey católico blemente por todas las partes contratantes por renuncia tambien de su parte, tanto por si como feudos masculinos del sacro romano imperio. por sus herederos, descendientes y sucesores , Y en el caso que la vacancia á dichos estados llevarones y hembras, á favor de su Majestad, im gare á verificarse por falta de sucesores varones, perial y de sus sucesores , herederos у descen su Majestad imperial, por si, como gefe del imdientes, varones y hembras, todos y cuales- perio, consiente que el hijo mayor de la reina quiera derechos y pretensiones, sin esceptuar de España y sus descendientes varones, nacialguno, sobre todos los reinos, paises y pro- dos de legitimo matrimonio, y en su defecto el vincias que su Majestad imperial posee en Italia hijo segundo ó los otros menores de la misma y en los Paises Bajos, ó adquiera alli en virtud reina, si los tuviese , igualmente con los desdel presente tratado, y generalmente todos los cendientes de ellos varones, nacidos de legitiderechos, reinos y provincias en Italia que an mo matrimonio, sucedan en todos los sobredites pertenecieron a la monarquia de España, chos estados. Y como para este efecto se requieentre los cuales el marquesado del Final , cedi ra el consentimiento del imperio , su Majestad do por su Majestad imperial á la república de imperial hará todos sus oficios para conseguirle, Génova el año, de 1713, se debe reputar por y habiéndole obtenido mandará despachar los espresamente comprehendido: y promete espe instrumentos de espectativa que contengan la dir los actos solemnes de renuncia arriba espre investidura futura para el hijo ó hijos de dicha sados en toda la mejor forma que se pueda; reina y sus descendientes varones legitimos, en publicarlos y rejistrarlos en donde fuere nece buena y debida forma, y los hará remitir luego sario, y dar los despachos á su Majestad impe- al punto á manos de su Majestad católica , ó por rial y a las partes contratantes en la forma acos lo menos dos meses despues del cambio de las tumbrada. De la misma suerte, su Majestad ratificaciones, sin menoscabo alguno ni perjuicatólica renuncia el derecho de reversion á la cio en el interin , y salvo en su estension el goce corona de España que se habia reservado sobre de los principes que al presente poseen los diel reino de Sicilia, y todas las demas acciones chos ducados. y pretensiones que pudiera tener para inquietar Igualmente sus Majestades imperial y católica al emperador, á sus herederos y sucesores di se han convenido en que la plaza de Liorna sea recta o indirectamente , así en los dichos reinos

y permanezca para siempre puerto franco en la y provincias como en todas las otras que actual misma manera que lo es al presente. mente posee en los Paises Bajos, y en otra cual En consecuencia de la renuncia que el rey de quiera parte.

España ha hecho de todos les reinos, provinArticulo 5.o

cias y dominios de Italia que en otro tiempo perComo la vacancia á las sucesiones de los es tenecieron a los reyes de España, cedera y tados poseidos al presente por el gran duque | traspasará al sobredicho príncipe su hijo la pla

FELIPE V.

177 za de Porto-Longon, juntamente con la parte quienes las dichas tropas prestarán juramento que posee actualmente en la isla de Elva, luego de fidelidad , sin tomarse otra ninguna potestad que por la vacante de la sucesion del gran duque que la de guarnecer las plazas entregadas á su de Toscana, en defecto de descendientes varo guarda. nes, sea puesto el referido principe de España Y como el tiempo que se puede gastar en en actual posesion de dichos estados (3). ajustarse con los cantones suizos sobre el núme

Ademas se ha ajustado y solemnemente esti-ro , la paga y el modo de levantar dichas tropas pulado, que ninguno de los dichos ducados y podria retardar la ejecucion de una obra tan estados en ningun tiempo ni caso pueda ni deba saludable, su sacra Majestad británica por el ser poseido por principe alguno que sea al mis- | deseo que tiene de adelantarla , y por llegar mo tiempo rey de España ; y que ningun rey de mas presto al restablecimiento de la tranquilidad España pueda jamás tomar ni tener la tutela de pública , que es el fin que se propone , no rehueste mismo principe.

sara , si á los demas contratantes pareciere bien, En fin, se ha concordado entre todas y cada suministrar tropas suyas para el efecto arriba una de las partes contratantes, y ellas igualmen- mencionado hasta que las que han de levantarse te se han obligado á no permitir de modo algu- en Suiza puedan entregarse de la guarda de las no que durante la vida de los actuales poseedo-sobredichas plazas. res de los ducados de Toscana y de Parma y la

Articulo 6.o de sus sucesores varones, el emperador, los Su Majestad católica para dar una prueba de reyes de Francia y de España, ni tampoco el su sincero deseo de la pública tranquilidad, principe arriba designado para esta sucesion, consiente en la disposicion que se reglare aquí puedan jamás introducir tropas de cualquier acerca del reino de Sicilia en favor de su Manacion que sean, ya propias, ya á sueldo suyo, jestad imperial: renuncia por sí y por sus heen los estados y tierras de dichos ducados, ni rederos sucesores, varones y hembras, el deponerlas de guarnicion en las ciudades , puer recho de reversion del dicho reino á la corona tos, lugares y fortalezas situadas en dicho ter de España , que se le habia reservado espresa

mente por el acto de cesion de 10 de junio de Pero a fin de procurar aun mayor seguridad 1713; y por amor al bien general, deroga en contra todo acontecimiento al dicho hijo de la cuanto fuere necesario el dicho acto de cesion, reina de España nombrado por este tratado pa y asimismo el artículo 6.o del tratado concluido ra suceder al gran duque de Toscana y al duque en Utrech entre su Majestad católica y su Alteza de Parma y Plasencia, y de afianzarle mas el real el duque de Saboya ; y generalmente todo efecto de la sucesion que se le ha prometido ; lo que pueda ser contrario a la retrocesion, discomo tambien para poner fuera de todo riesgo posicion y trueque del dicho reino de Sicilia , ha feudalidad establecida sobre los estados en establecidas por los presentes convenios; pero favor del emperador y del imperio; se ha con con la condicion de que en cambio se le cederá tenido por una y otra parte, que los cantones y asegurará el derecho de reversion sobre la suizos suministren para las guarniciones de las isla y reino de Cerdeña, segun mas largamente principales plazas de aquellos estados , á saber: se espresa abajo en el artículo 2. del convenio de Liorna , Porto-Ferrayo , Parma y Plasencia entre

entre su Majestad imperial y el rey de Sicilia. un cuerpo de tropas que no esceda de seis mil

Articulo 7.0 hombres, á cuyo efecto , las tres partes contra El emperador y el rey católico prometen mútantes, que hacen oficio de medianero, pagarán tuamente y se obligan á la defensa y garantia å dichos cantones los subsidios necesarios para reciproca de todos los reinos y estados que posu manutencion; que se mantendrán en dichas seen actualmente o deben poseer en virtud del guarniciones hasta que se verifique la enuncia- presente tratado. da sucesion , obligándose en este caso á entre

Articulo 8. gar al referido principe nombrado para ella las Sus Majestades imperial y católica ejecutarán plazas cuya custodia se les hubiese fiado, pero inmediatamente despues del cambio de las rasin causar ninguna molestia ó gasto á los actua tificaciones del presente convenio todas y cada les poseedores ni á sus sucesores varones ,

á una de las condiciones que en él se contienon

ritorio.

y esto en el término de dos meses á mas tardar; , únicamente con motivo de asegurar la paz sin y las ratificaciones se cambiarán en Londres que el rey de Sicilia pudiese alegar derecho alen el espacio tambien de dos meses , que se han guno en este reino , lejos de contribuir al logro de contar desde el dia que se firmaren , ó antes de este fin habia sido el principal obstáculo hassi fuere posible: y luego despues de la previa ta hoy para que el emperador entrase en ella , ejecucion de dichas condiciones, sus ministros porque la separacion de los reinos de Nápoles y plenipotenciarios que para ello nombraren , en de Sicilia, que han estado tan largo tiempo bajo de el lugar del congreso que acordaren entre si una misma dominacion con la denominacion cocuanto antes ajustarán y concluirán cada uno mun de Dos Sicilias , es contraria no solamente a de por si los demas puntos de su paz particular los intereses comunes de estos dos reinos y á su por la mediacion de las tres potencias contra mútua conservacion, sino tambien al reposo de tantes.

lo restante de Italia , pudiendo dar origen todos Ademas se ha convenido, que en el tratado par- | los dias á nuevos disturbios las antiguas comuticular de paz que se ha de ajustar entre el em nicaciones y correspondencias entre ambas naperador y el rey de España habrá una amnis- ciones, que no sería fácil cortar, y por la divertia general para todas las personas de cualquier sidad de los intereses de los diversos soberanos estado, condicion, dignidad y sexo que fueren, que seria dificil conciliar ; por tanto, las potenasi eclesiásticos como militares y seglares que cias que pusieron la primera mano en los tratahubiesen seguido el partido de la una ú de la dos de Utrech han considerado que seria conotra potencia durante la última guerra; por la veniente, aunque sea sin el consentimiento de cual amnistia será permitido a todos y á cualquie-las partes interesadas, derogar aquel solo arra de dichas personas reintegrarse en la plena tículo del tratado de Utrech que concierne á la posesion y goce de todos sus bienes, derechos, disposicion del reino de Sicilia, y no constituye privilegios , houores, dignidades é inmunidades una parte esencial del dicho tratado, fundándose para gozarlas y disfrutarlas tan libremente co- principalmente en que el presente tratado recimo las gozaban antes de empezarse la última birá su aumento y perfeccion con la renuncia guerra, ó al tiempo que las dichas personas em del emperador, y que con el trueque del reino pezaron á abrazar el uno ú el otro partido; sin de Sicilia con el de Cerdeóa, se evitarán las embargo de las confiscaciones, decretos y sen guerras de que está amenazada la Italia, si su tencias dadas ó pronunciadas durante la guerra, Majestad imperial recobrase por armas la Sicilas cuales serán consideradas por nulas y como lia , á que nunca ha renunciado, y que se halla no hechas. Ademas, en virtud de la dicha am con derecho de atacar despues que con la ocunistia , todas y cada una de las referidas perso-pacion de la Cerdeña se ha violado la neutralinas que hubieren seguido el uno ú el otro par dad de Italia ; y que al mismo tiempo se asegutido tendrán accion y libertad para volverse á raria al rey de Sicilia un estado cierto y persu patria , y gozar de sus bienes como si no hu manente por medio de un tratado tan solemne bicse habido tal guerra; con entera facultad de con su Majestad imperial, y por la garantia de administrarlos y venderlos por sí mismos, si se las principales potencias de Europa. Fundados hallaren presentes , ó por apoderado, si pre en tan poderosos motivos han convenido, que firiesen vivir fuera de su patria , y disponer de el rey de Sicilia restituirá al emperador la isla ellos como tuvieren por conveniente, del mis- y reino de Sicilia con todas sus dependencias y mo modo que podian hacerlo antes de princi- anejos en el estado en que hoy se hallan , luego piarse la guerra.

despues del cambio de las ratificaciones del pre

sente tratado, ó dos meses despues á lo mas Condiciones del tratado que se ha de concluir tarde, renunciando todos los derechos y pre

entre su Majestud imperial y el rey de Si- tensiones al dicho reino, por si, sus heredeciliu.

ros y sucesores varones y hembras, en favor Articulo 1.o

de su Majestad imperial, sin cláusula de reverHabiendo reconocido toda la Europa que la sion à la corona de España. disposicion de la Sicilia que se hizo en favor de

Articulo 2.o la casa de saboya por los tratados de Utrech, En cambio, su Majestad imperial cederá al

« AnteriorContinuar »