Imágenes de páginas
PDF
EPUB

rey de Sicilia la isla y reino de Cerdeña en el da jamás poseer á un mismo tiempo estados ó mismo estado en que la habia recibido el rey dominios en el continente de Italia; y que en tal católico, y renunciará todos los derechos y caso dichos estados pasen a los principes colapretensiones al dicho reino de Cerdeña por si, terales de esta casa, que sucederán en ellos, uno sus herederos y sucesores varones y hembras despues de otro, segun los grados de la sangre. en favor del rey de Sicilia, sus herederos y su

Articulo 5.o cesores, para que le posea desde ahora en ade

Su Majestad imperial y el rey de Sicilia se lante y para siempre bajo del titulo de reino, garantirán mútuamente todos los reinos y estay con todos los honores anejos á la dignidad dos que poseen actualmente en Italia , ó deben real, como habia poseido el reino de Sicilia, adquirir en virtud del presente tratado. escepto sin embargo, como se ha dicho mas ar

Articulo 6.0 riba, la reversion del dicho reino de Cerdeña á Su Majestad imperial y cl rey de Sicilia ejela corona de España en el caso de no tener su cutarán inmediatamente despues del cambio de cesion masculina el rey de Sicilia , y de quedar las ratificaciones de estos articulos todas y cada siu descendientes varones la casa de Saboya; una de las condiciones que en ellos se contiedel mismo modo en lo demas que se habia con nen, y esto en el espacio de dos meses á lo mas venido y reglado dicha reversion para el reino | tarde: y las ratificaciones de dichos artículos de Sicilia por los tratados de Utrech y por el se cambiarán en Londres dentro del término de aclo de cesion hecho en consecuencia por el dos meses que se han de contar desde el dia de rey de España.

la firma, ó antes si fuere posible : é inmediataArticulo 3.0

mente despues de la prévia ejecucion de las diSu Majestad imperial confirmará al rey de chas condiciones, los ministros plenipotenciaSicilia todas las cesiones que se le han hecho por rios que autorizarán para ello, en el lugar del el tratado firmado en Turin en 8 de noviembre congreso que acordaren, ajustarán cada uno de 1713, tanto de aquella parte del ducado de separadamente los demas puntos de paz partiMonferrato, como de las provincias, ciudades, cular bajo la mediacion de las tres potencias, lugares, castillos, aldeas, tierras, derechos y contratantes, rentas que posee del estado de Milan, en la La referida Majestad imperial católica , esmisma forma que lo posee actualmente. Y pro tando por sí misma inclinada á promover la obra meterá por si, sus descendientes y succsores de la paz y a desviar las consecuencias funestas no inquietarle jamás, ni á sus herederos , des de la guerra , por un deseo sincero de consolicendientes y sucesores en la dicha posesion; dar la general tranquilidad, ha aceptado, como pero con la condicion de que todas las otras ac acepta, en virtud del presente tratado los conciones y pretensiones que el dicho rey de Sici venios arriba insertos , y todos y cada uno de lia pudiere formar en virtud del referido tratado sus articulos; y en su consecuencia ha concluido serán y quedarán estinguidas perpétuamente. con las dichas tres potencias una alianza partiArticulo 4.0

cular, cuyas condiciones son las siguientes. Su Majestad imperial reconocerá el derecho

Articulo 1.o del rey de Sicilia y de su casa para suceder in Habrá entre su sacra Majestad imperial catómediatamente a la corona de España y de las lica, su sacra Majestad cristianisima , su sacra Indias en defecto del rey Felipe V y de su pos- Majestad británica y los altos y poderosos seteridad, del modo que quedó establecido por ñores los Estados generales de las Provinciasbas renuncias del rey católico, del duque de Unidas de los Paises Bajos, sus herederos y Berry y del duque de Orleans, y por los trata sucesores una firme y muy estrecha alianza, en dos de Utrech: y su Majestad imperial prome

virtud de la cual cada una de estas potencias tera, tanto por sí como por sus sucesores y des estará obligada a defender los estados y súbdicendientes, no hacer jamás oposicion alguna tos de las otras, á mantener la paz , á procurar directa ni indirectamente , ni formar en tiempo sus ventajas como suyas propias, y obviar y alguno pretension contraria; pero declaran- evitar todo género de daños y ofensas. do tambien que ningun principe de la casa de

Articulo 2.o Saboya que suceda a la corona de España pue Los tratados concluidos en Utrech y en Ba

[ocr errors]

:

[ocr errors]

den de los suizos subsistirán en su entero vigor su sacra real Majestad británica y los Estados y fuerza , y harán parte de este, escepto en los Generales de las Provincias Unidas de los Paiartículos que por convenir al bien general se ses Bajos , prometen por si, sus herederos y han derogado espresamente por el presente sucesores, no inquictar jamás directa ni inditratado; como tambien los otros artículos de

rectamente a su sacra Majestad cristianisima en los tratados de Utrech que fueron derogados ninguno de los dominios que pertencen hoy á la por el de Baden. Sin embargo, el tratado

corona de Francia; antes bien los mantendrán de alianza concluido en Westminster á 25 de y defenderán contra todos у cada uno de los que mayo de 1716 entre su sacra Majestad imperial los quisiesen invadir , dándole en este caso los católica y su sacra Majestad británica permane socorros de que necesitase el rey cristianisimo, cerá en su fuerza y vigor en todas sus partes, segun lo que está mas abajo estipulado. como tambien el otro tratado de alianza conclui Igualmente su sacra Majestad imperial catódo en el Haya á 4 de enero de 1717 entre sus lica, su sacra Majestad británica y los señores Majestades cristianisima, británica y los Esta Estados Generales prometen, y se obligan á dos generales de las Provincias-Unidas de los

mantener, amparar y defender el derecho de Paises-Bajos.

sucesion al reino de Francia , segun el tenor de Articulo 3.

los tratados concluidos en Utrech en 11 de abril Su sacra Majestad cristianisima juntamente de 1713, obligándose á sostener la dicha renuncon su sacra Majestad británica y los señores cia hecha por el rey de España en 5 de marzo Estados generales de las Provincias-Unidas de de 1712, aceptada en las cortes generales de los Paises-Bajos prometen por si mismos , Madrid por un acto solemnc el dia 9 del sobreherederos y sucesores, no inquietar jamás di dicho mes y año, y en su consecuencia, estarecta ni indirectamente a su sacra Majestad im-blecida en ley el dia 8 de marzo de 1713, y últiperial católica, á sus herederos y sucesores, en mamente afirmada y arreglada por los referidos alguno de los reinos, estados ó dominios que ac tratados de Utrech, y esto contra todos y cada tualmente posee en virtud de los tratados de

uno de los que intentasen turbar el orden de la Utrech y de Baden, ó que adquiera por el tra

dicha sucesion en perjuicio de los sobredichos tado presente; antes bien garantirán todos los actes y de los tratados hechos en su consecuenreinos, provincias y derechos que hoy tiene u

cia; y á suministrar para este fin los auxilios obtenga en fuerza de este tratado, así en Ale- correspondientes , segun el repartimiento mas mania y en los Paises Bajos, como en Italia, abajo estipulado. Y tambien, si el caso lo pidieobligándose á defender, ó como dicen, garan

re, aplicarán á ello todas sus fuerzas, declarantir los dichos reinos y provincias a su sacra do la guerra al que intentare quebrantar ó conMajestad imperial católica contra todos y cada tradecir el dicho orden de sucesion. uno de los que intentasen invadirlos hostilmente; Ademas, su sacra Majestad imperial y real y á dar á su sacra Majestad imperial católica en

católica, y su sacra real Majestad británica y al caso los socorros necesarios conforme a lo

los Estados Generales, se obligan tambien á no estipulado y convenido mas abajo entre ellos. dar ó conceder jamás en sus dominios amparo Igualmente sus Majestades cristianisima y

ni asilo á los súbditos de su Majestad cristianibritánica y los Estados generales se obligan es

sima que actualmente son declarados rebeldes ó presamente à no dar ó conceder proteccion al lo fueren en adelante ; y en caso de hallarse alguna ni asilo en ningun paraje de sus dominios

gunos de estos en los reinos , provincias y estaá los súbditos de su sacra Majestad imperial ca

dos de su obediencia, á mandar que salgan de tólica que esta tiene al presente declarados por sus fronteras ocho dias despues del requerirebeldes, ó los declarare en adelante; y en el caso

miento del rey cristianisimo. de ballarse algunos de ellos en sus reinos, prometen formal y sinceramente espedir las órdenes

Articulo 5.o para hacerles salir dentro de ocho dias despues

Su sacra Majestad imperial católica , su sacra de la notificacion de su Majestad imperial.

Majestad cristianisima y los Estados Generales Articulo 4.

de las Provincias Unidas de los Paises-Bajos, se Por su parte , su Majestad imperial católica, | obligan por si, por sus herederos y sucesores á

mantener y defender la sucesion al reino de la armas, su Majestad imperial católica , como Gran Bretaña en la forma que ha sido estableci- tambien su Majestad cristianisima y los Estados da por las leyes de este reino, en la casa de su Generales de las Provincias Unidas de los PaiMajestad británica hoy reinante, como tambien ses-Bajos, se obligan á suministrarle los subsidefender todos los dominios y estados que posee dios abajo estipulados, y asimismo á sus descensu dicha Majestad; y á no dar ó conceder asilo dientes , en el caso de ser inquietados en la suni refujio en parte alguna de sus dominios á la cesion al reino de la Gran-Bretaña. persona que durante la vida de Jacobo II tomó

Articulo 6.0 el titulo de principe de Gales, y despues de su muerte el de rey de la Gran-Bretaña, ni á los Su sacra Majestad imperial católica y sus Madescendientes de dicha persona , si los tuviere : jestades cristianisima y británica se obligan por prometiendo igualmente por sí, sus herederos si, sus herederos y sucesores á la garantia y y sucesores no ayudar jamás á la dicha persona,

defensa de todos los dominios , provincias y deni á sus descendientes directa ni indirectamente rechos que los señores Estados Generales de las por mar ó por tierra con consejos, socorros,

Provincias Unidas de los Paises Bajos poseen Bi auxilio alguno, sea en dinero, armas y muni- actualmente, contra cualesquiera que los inquieciones, sea en bajeles, soldados ó marineros, ó ten o invadan, prometiéndoles en tal caso los en cualquier otra manera posible; y a observar subsidios mas abajo estipulados. lo mismo respecto de cualquiera que pueda te

Su Majestad imperial católica y sus MajestaDer órden ó comision de la dicha persona ó de

des cristianisima y británica , igualmente se sus descendientes para perturbar el gobierno obligan á no conceder jamás favor ni asilo en de su Majestad británica ó la quietud de sa rei- ninguno de sus reinos á los súbditos de los Estano, sea por medio de guerra descubierta ó de dos Generales que son actualmente declarados conspiraciones secretas , ó fomentando sedicio por rebeldes o lo fueren en adelante; y en el nes y rebeliones , ó el corso contra los súbditos caso de ballarse algunos de estos en sus reinos, de su Majestad británica, en cuyo último caso estados y dominios, les mandarán salir de sus se obliga su sacra Majestad imperial católica á fronteras ocho dias despues del requerimiento no permitir se dé entrada ni abrigo á dichos hecho por parte de la república. corsarios en sus puertos del Pais-Bajo.

Articulo 7.0
Tambien su sacra Majestad cristianísima y los
Estados Generales de las Provincias Unidas de

Si alguna de las cuatro potencias contratantes los

Paises Bajos se obligan á observar lo mis- fuese invadida por cualquier otro soberano ú mo respecto a los puertos de sus dominios, y

estado , o inquietada en la posesion de sus reisa Majestad británica respecto a los suyos, con

nos y dominios , apoderándose violentamente los corsarios que persigan a los subditos de su

de sus súbditos, embarcaciones, efectos y mersacra Majestad imperial católica, de su sacra

caderias por mar ó por tierra ; las otras tres Majestad cristianisima y de los señores Estados

potencias harán todos sus oficios, luego que Generales.

scan requeridas sobre ello, para que se la dé saEn fin, su sacra Majestad imperial católica,

tisfaccion del daño é injuria que hubiese recisu sacra Majestad cristianisima y los señores

bido, y que el agresor cese en la continuacion Estados Generales, se obligan á no dar jamás

de sus hostilidades. proteccion ni asilo en territorio de sus domi

Pero si los oficios amigables no bastasen para nios á los súbditos de su Majestad británica que

reconciliar las partes y para satisfacer é indemactualmente son declarados por rebeldes ó lo

nizar á la agraviada, los altos contratantes da

dos fueren en adelante; y en caso de hallarse algu- rán en este caso a su aliado acometido, nos de estos en sus reinos , provincias y domi

ses despues de ser requeridos, los subsidios nios, les mandarán salir de sus fronteras ocho siguientes, de mancomun ó separadamente, es dias despues del requerimiento del rey britá

á saber : su sacra Majestad imperial católica nico.

ocho mil hombres de infantería y cuatro mil de Y en el caso tambien que su sacra real Majes- caballería ; su Majestad cristianisima , ocho mil lad británica fuere invadida en alguna parte por

hombres de infanteria y cuatro mil de caballe

me

ria; su Majestad británica ocho mil hombres de Newcastle. - Bolton. - Roxburghe. - Berkeinfanteria y cuatro mil de caballería y los se ley.-J. Graggs. ħores Estados Generales cuatro mil hombres

ARTICULO SEPARADO. de infantería y dos mil de caballería.

Pero si el soberano ó la parte agraviada pre Pero si los señores Estados Generales de las firiese en lugar de tropas naves de guerra ó de Provincias Unidas de los Paises-Bajos juzgaren trasporte, ó subsidios en dinero, lo cual se que les sería demasiado embarazoso el dar su deja á su eleccion; en este caso se le suminis cuota parte de los subsidios que se habrán de patrarán los buques ó el dinero que pidiere hasta gar á los cantones suizos para las guarniciones completar el coste que habian de tener las tro de Liorna, de Puerto-Ferraro, de Parma y pas. Y para evitar cualquier motivo de duda en Plasencia , conforme al tenor del tratado de órden al cálculo de este coste, las potencias alianza concluido hoy, se ha declarado espresacontratantes han acordado entre sí, que cada mente por este artículo separado y convenido mil hombres de infantería se regulen al mes por entre las cuatro partes contratantes, que en este diez mil florines de Holanda , y cada mil de ca caso el rey católico podrá encargarse de la porballería, en treinta mil florines de la misma mo cion

que hubiesen de pagar los señores Estados neda , guardando la misma proporcion respecto Generales. de los navios. Si los subsidios arriba especificados no bas

OTRO ARTICULO SEPARADO. tasen para la necesidad que ocurriere, las po Como en el tratado de alianza con la sacra tencias contratantes, sin dilacion, se convendrán cesárea católica Majestad , que se ha de firmar en los demas socorros que hayan de suminis hoy y tambien en las condiciones de la paz intrar; y tambien, si fuese necesario, ayudarán sertas en él, las sacras reales Majestades cristiacon todas sus fuerzas al aliado ofendido , y de- nisima y británica y los señores Estados Geneclararán la guerra al agresor.

rales de las Provincias-Unidas llaman al posee

dor presente de España y las Indias, rey catolico Articulo 8.°

y al duque de Saboya, rey de Sicilia ó tambien Los soberanos y estados de que las potencias de Cerdeña, y á la verdad su sacra Majestad contratantes se convinieren unánimes podrán cesárea católica no pueda conocer a estos dos entrar en el presente tratado, y espresamente principes por reyes antes que adhieran tambien el rey de Portugal.

á este tratado : por tanto, su sacra Majestad imEl sobredicho tratado será aprobado y ratifi-perial católica por este artículo separado y fircado por sus Majestades imperial, cristianisimamado antes del tratado de alianza, declara y y británica , y por los altos y poderosos señores protesta , que por los títulos que en él se dan ó los Estados Generales de las Provincias Unidas se omiten no le pare perjuicio en manera alguna, de los Paises-Bajos; y los instrumentos de las ni entienda que a los dichos dos principes se les ratificaciones se cambiarán en Londres, y se conceden ó atribuyen titulos reales , sino tan entregarán reciprocamente en el término de dos solamente en caso que tambien ellos adhieran al meses, o antes si fuese posible.

tratado que se ha de firmar hoy, é igualmente En fé de lo cual nosotros los infrascritos, consientan en las condiciones de paz que están autorizados de los plenos po leres que mutua-espresadas en él mente nos hemos comunicado, cuyas copias reconocidas por nosotros y confrontadas con sus

OTRO ARTICULO SEPARADO. originales están insertas á la letra al fin de este Como algunos de los títulos de que su sacra instrumento, hemos firmado este tratado y se ccsarea Majestad usa , ya en las plenipotencias, llado con nuestros sellos. Dado en Londres el ya en el tratado de alianza que con él se ha de dia 22 del mes de julio (V.S.) 2 de agosto (N. S.) firmar hoy, no puedan reconocerse por su sacra del año del Señor 1718. — Cristobal Penterrid real Majestad cristianisima; por este artículo ler Abadelshausen. Juan Ph. Hoffman separado y firmado antes del tratado de alianza, Dubois.-W. Cant. - Parker C. — Sunder declara

y protesta que, por los dichos titulos land P. Kingston G. P.S. Kent. Holles puestos en este tratado , no pretende en manera

[ocr errors]

alguna perjudicarse á sí mismo ni á otro, ni aña sus vasallos , desviarán de las otras naciones las dir derecho alguno á su sacra Majestad cesárea. calamidades inseparables de la guerra; y á este

fin sus Majestades cristianisima y británica , y ARTICULOS SEPARADOS Y SECRETOS.

los Estados Generales de las Provincias Unidas Articulo 1.o

de los Paises-Bajos, aplicarán junta y separadaEl serenisimo y muy poderoso rey cristiani mente sus oficios mas activos para reducir a los simo, y el serenisimo y muy poderoso rey de la dichos principes á la referida aceptacion. Gran-Bretaña, y los altos y poderosos señores

Articulo 3.° Estados Generales de las Provincias-Unidas de Pero si, contra todo lo que se espera por los Paises-Bajos, habiéndose convenido por el los altos contratantes, y contra los deseos de tratado concluido entre ellos y firmado el dia de toda la Europa, el rey católico y el rey de hoy en ciertas condiciones conforme las cuales Cerdeña, despues de haber pasado el dicho térpodria hacerse la paz entre el serenisimo y po mino de los tres meses rehusaren el aceptar las tentísimo emperador de romanos, y el sereni- dichas condiciones que se les han propuesto simo y potentisimo rey de España y entre su para la paz con su Majestad imperial, como no sacra Majestad imperial y el rey de Sicilia , al es justo que la quietud de la Europa dependa de cual se tiene por conveniente llamarle de aqui la resistencia ú de las diferencias secretas de los adelante, rey de Cerdeña, y habiendo comuni- dichos dos principes; sus Majestades cristianicado las dichas condiciones á estos tres princi- sima y británica , y los Estados Generales, se pes para que sirvan de base de la paz que ha de obligan á unir sus fuerzas á las de su Majestad hacerse entre ellos; su sacra Majestad imperial imperial para obligarles á la aceptacion y ejecumovido por los gravisimos motivos que han obli- cion de las referidas condiciones, y para este gado al rey cristianisimo, al rey de la Gran- efecto darán unida ó separadamente a su MajesBrelaña y á los dichos Estados Generales á in- tad imperial los mismos socorros que estan estentar una obra tan grande y tan saludable, y tipulados para su reciproca defensa por el ardefiriendo á sus sabias y eficaces instancias, de- tículo 7.o del tratado de alianza, firmado el dia de clara , que acepta las dichas condiciones ó ar hoy, consintiendo unánimemente que su Majesticulos, sin esceptuar alguno, como condiciones tad cristianisima de los subsidios en dinero en fijas é inmutables, segun las cuales consiente en lugar de tropas, y si los socorros estipulados que se concluya una paz perpétua entre el rey en dicho articulo 7.o no bastaren para el fin que de España y el rey de Cerdeña.

aquí se proponen, entonces las cuatro potencias Articulo 2.

contratantes se conformarán, sin dilacion, entre El rey católico y el rey de Cerdeña, no ha- si, sobre los socorros que han de dar de mas á biendo todavía consentido en las dichas condi

su Majestad imperial, y los continuarán hasta ciones, sus Majestades imperial cristianisima y que su Majestad imperial haya sujetado el reino británica , y los referidos Estados Generales, se de Sicilia, y esté en seguridad plena de sus reihan convenido en dejarles para consentir en nos y estados en Italia. Tambien se ha conveniellas el término de tres meses que han de con do espresamente en que si por ocasion de los tarse desde el dia de la firma de este presente socorros que sus Majestades cristianisima y britratado, juzgando suficiente este espacio de tánica y los señores Estados Generales, dieren tiempo para examinar las dichas condiciones á

à su Majestad imperial , en virtud y para la ejefin de tomar por último sus resoluciones, y para cucion de este presente tratado, declarar si quieren aceptarlas tambien por con España y de Cerdeña ó el uno de ellos declaradiciones fijas é inmutables de su paz con su Ma ren o hicieren guerra á una de las dichas tres jestad imperial, como se puede esperar de su potencias contratantes, ya acometiéndola en piedad y de su sabiduría lo harán , y que si sus estados, ya apoderándose por fuerza de sus guiendo el ejemplo de su Majestad imperial mo vasallos ó de sus bajeles y sus efectos por mar derarán los movimientos de su ánimo, y tendrán ó

por

tierra, que en este caso las otras dos pola humanidad de preferir el reposo público á tencias contratantes inmediatamente declararán sus particulares sentimientos, y que al mismo y harán guerra a los dichos rey de España y de tiempo que escusarán la efusion de la sangre de l Cerdeña, ó al que de estos dos reyes la hubiere

los

reyes de

« AnteriorContinuar »