Imágenes de páginas
PDF
EPUB

pondan á los reinos y provincias en cuya pose-, juntamente con los productos que de dicha hision estan ó estuvieren , omitiendo todos los poteca se hubiesen percibido, así antes de la demas.

muerte del rey Carlos II, como despues de la

aceptacion del tratado de Londres. Articulo 11.o

Articulo 14.0 El duque de Parma ha de ser conservado y mantenido en la posesion de todos sus estados, Por lo que toca á las deudas contraidas por derechos y acciones del mismo modo que se una y otra parte, se ha estipulado que asi como hallaba al tiempo de firmarse el tratado de la su Majestad cesárea católica satisfizo las deudas cuátriple alianza; y para que las controversias que por sí ó en su nombre se causaron en Caque hay movidas con las provincias confinantes taluña, y se encarga de pagar las que quedaren de su Majestad cesárea sean amigablemente de- por liquidar ; así tambien el serenisimo rey de cididas se elejirán para este fin jueces árbitros España Felipe V pagará las deudas contraidas por una y otra parte.

por sus ministros en nombre de su rcal Majes

tad, tanto en Flandes como en Milan, Nápoles Articulo 12.o

y Sicilia , ó procurará contentar á sus acreedoSu Majestad cesárea promete defender , pro res; á cuyo fin se nombrarán comisarios de una teger y mantener siempre que sea necesario, el y otra parte, en el término de dos meses despues órden de sucesion recibido en el reino de Es de firmada la paz, que distingan y liquiden dichas paña, y confirmado por el tratado de Utrech, deudas. por las renuncias que despues se hicieron en

Articulo 15.o fuerza de la cuatriple alianza , y últimamente por el presente instrumento de paz. Y el rey de Como tambien se haya discurrido con varieEspaña ofrece por su parte defender y proteger dad en orden a la restitucion de los palacios de el orden de sucesion que su Majestad cesárea, Roma , de Viena y del Haya , se ha concluido siguiendo la mente de sus antepasados , ha de finalmente sobre ellos la transaccion siguiente: clarado y establecido en su serenisima casa por que el palacio del Haya quede compensado con los pactos antiguos de ella, en forma de perpé el de Viena , y que por el de Roma pague el rey tuo, indivisible é inseparable fideicomiso afecto católico al emperador la mitad de su justo preá la primogenitura, á favor de todos sus herede cio ó valor. ros y sucesores de uno y otro sexo; cuya série

Articulo 16.° de sucesion ha sido despues universalmente admitida por voto comun de todos los órdenes y En este presente tratado de paz han de ser estados, de los reinos, archiducados, ducados, comprendidos aquellos principes que en el esprincipados , provincias y paises que por dere-pacio de un año fueren nombrados de comun cho hereditario pertenecen a la serenisima casa consentimiento por una y otra parte. de Austria ; reconocida de todos ellos con grata

Articulo 17.0 y rendida voluntad; y registrada en los protocolos públicos en fuerza de ley y de pragmática Los comisarios cesáreos y el embajador de sancion , perpétuamente firme y valedera. su Majestad catolica prometen que la paz de este

modo concluida será ratificada por el emperaArticulo 13.°

dor y el rey católico en la forma mútuamente En órden a los dotes de las serenisimas infantas cstablecida en este tratado, y que las ratificaMaria y Margarita , emperatrices de romanos, ciones serán reciprocamente cambiadas en Viese ha convenido en que se restituya la hipoteca na dentro de dos meses, ó antes si fuere poque por ellos se les señaló; esto es, las ciuda sible. des , villas y tierras cuyos frutos se percibian

Articulo 18. por razon de la asignacion estipulada; ó que en lugar de estos dotes é hipoteca se satisfaga á su Finalmente, como las renuncias hechas por Majestad cesárca por una sola vez en dinero, una y otra parte, de que se ha hecho repetida la asignacion misma que les cupo en suerte, mencion, sean entre las demas la parte princi

pal de este tratado, sin embargo de que tienen se haga en fin comun á toda la Europa este tan ya todo su vigor y fuerza , estando, como estan, grande beneficio de la paz; y no hallándose otro ratificadas en forma solemne; ha parecido con camino mas cierto para llegar á término tan saveniente insertarlas en el para su mayor con

ludable, sino el que por estos mismos tratados, firmacion.

concebidos segun la idea y norma de los antece

dentes, se establezca luego por ley inmutable Renuncia de su Majestad imperial.

(en que estriba la salud de toda la Europa) la «Nos Carlos VI, por el favor de la divina cle- separacion perpétua entre las coronas de Franmencia, electo emperador de romanos, siem- cia y España, y la misma perpétua separacion pre augusto y rey de Germania , España , Hun entre la corona de España y de las Indias, y los gria , Boemia , Dalmacia, Croacia y Esclavónia; | estados que actualmente poseemos y debemos archiduque de Austria, duque de Borgoña, de

poseer en fuerza del tratado; y disponer, que Brabante, de Milan, de Mantua , de Estiria, de determinado un equilibrio y justa proporcion de Carinthia, de Carniola, de Limburgo, de Lu- fuerzas entre los principes de Europa, quede xemburgo, de Güeldres, de la superior é inferior impedida la union de muchas coronas en unas Silesia y de Wittemberg; principe de Suavia; mismas sienes y línea , y asegurar otras convemarqués del sacro romano imperio , de Burgo- niencias y ventajas , tanto á nos como á los prinvia, de Moravia y de la superior é inferior Lu-cipes que concurran ó quisieren acceder a esta sacia ; conde de Habspurg , de Flandes, Tirol, pacificacion y alianza, segun mas estensamente Ferreti, Kiburgo , Goricia y Namur; landgrave

se contiene en los citados articulos de las conde Alsacia; señor de la Marca de Esclavónia, venciones; y tambien como la renuncia que hedel puerto Naon, y de las Salinas, etc., etc. mos de hacer de los reinos de España y de las Hacemos notorio a todos los presentes y veni ·

Indias sea parte en este tratado, por razon de deros: que como despues de haberse por la in que habiendo determinado por nuestro natural tempestiva muerte del serenisimo y muy pode- anhelo de la paz, y por la salud y tranquilidad roso Carlos II, rey de España y de las Indias, pública, mas poderosa que otra razon alguna , de perpétua memoria, originado con motivo de como asimismo por evitar todo motivo de sila sucesion á sus reinos, la dura y dilatada guer niestra sospecha, ceder nuestros derechos á los ra que tanto tiempo y tan cruelmente ha afligido dichos reinos de España y de las Indias , habiacasi toda la Europa, sin que para ajustar las di

mos mandado á nuestros plenipotenciarios que ferencias fuesen tan del todo bastantes los con

firmasen en Londres el dicho tratado; y compavenios que se celebraron en Utrech y en Baden, deciéndonos ( para no ceder en nada a los deseos que no renaciese una nueva guerra en Italia, de los principes amigos) del estado deplorable fuese Dios servido de disponer por su bondad de la Europa , y de la desolacion que amenazaque habiéndose conferido con amigables conse

ba á tantos pueblos y naciones; y movidos tamjos, y maduramente considerado y discurrido bien de las ventajas contenidas en dicho tratado: sobre ello, se viniesen á concluir y firmar en hemos venido por fin en hacer esta cesion y reLondres cl dia 2 de agosto de este año de 1718, nuncia de los reinos de España y de las Indias, ciertos artículos de pacificacion y alianza cntre principalmente para que por ella adquiera tamnos y el serenisimo y muy poderoso Luis XV, bien su pleno vigor y efecto la renuncia del reirey de Francia, bajo de la tutela del serenisimo no y corona de Francia, que el serenisimo y principe Felipe, duque de Orleans, que ejercia muy poderoso principe Felipe V, rey de Espaentonces la regencia de aquel reino, y el sere

ña y de las Indias , hizo por sí y sus descendiennisimo y muy poderoso principe Jorge, rey de tes el dia 5 de noviembre de 1712 á favor del sela Gran Bretaña, duque de Brunswick Lunc renisimo duque de Orleans, y fué recibida por burg, elector del sacro romano imperio : aten- | ley en España, y es como condicion de la nuesdiendo únicamente á que la paz sea mas y mas

tra; y tambien para que por esta nuestra renunasegurada entre aquellos principes que ya la go

cia se revaliden las que hicieron el seren simo zan entre si, y se restablezca y vuelva cuanto duque de Berry en Marly el dia 24 de noviemantes á florecer entre los que se mantienen aun bre de 1712, y el referido serenisimo duque de discordes; y que desvanecidas sus competencias

Orleans en Paris el dia 19 del mismo mes y año,

y fueron confirmadas por los tratados de Utrech fuerza de ley pública y de pragmática sancion, á 11 de abril de 1713 : y que con tan perpétua é y que como tal sea admitida y

observada por toinmutable ley quede determinado y establecido dos los súbditos de nuestros reinos y provinque en ningun tiempo las monarquias de Fran- cias, sin embargo de cualesquiera leyes, sancia y España puedan unirse en una misma per- ciones, pactos y costumbres contrarias á ella , sona ni en una misma linea.

pues todas las derogamos espresamente por este » Movidos, pues, por estas razones de tanto acto, supliendo, si hubiere algunos, todos los momento, á fin de no retardar mas tiempo la defectos de hecho y de derecho, de estilo y de tan deseada paz universal de la Europa , que se observancia, y renunciando todos los beneficios juzga consiste en estas dos renuncias; con áni que concede el derecho, y especialmente al de mo deliberado, y maduro consejo cedemos y restitucion por entero, como tambien á cuantas renunciamos en virtud de las presentes por nos, escepciones puedan imaginarse, aunque sea la de nuestros herederos y sucesores varones y hem lesion enorme y enormisima; la cual y las cuabras todas las razones, derechos, acciones y les todas deliberada, espontáneamente y con copretensiones que nos pertenecen o pueden per nocimiento cierto renunciamos, y queremos que tenecer á los reinos de España y de las Indias, sean tenidas por irritas, nulas y renunciadas; y á los estados de la corona de España que por prometiendo séria y religiosamente que no nos los tratados de Utrech y por estos han sido con- opondremos á que el referido principe , actual firmados al referido rey de España y de las In- rey de España y de las Indias, sus descendiendias; y asimismo con pleno y cierto conocimien-tes, herederos y sucesores, goce y gocen de la to, espontánea y libre voluntad renunciamos y quieta y pacifica posesion de dichos reinos, y transferimos en virtud de las presentes todo este que en consecuencia de esta renuncia nunca januestro derecho al referido serenisimo principe más los perturbaremos ni inquietaremos por Felipe, rey de España y de las Indias, á sus des fuerza de armas ni por otra alguna via ; antes cendientes, herederos y sucesores varones y

bien desde ahora declaramos que la guerra que hembras, y faltando estos de cualquier modo nos ó nuestros sucesores emprendiésemos conque sea, lo transferimos a la casa de Saboya con tra ellos para recuperar y ocupar dichos reinos forme al tenor del referido tratado y al órden será ilicita é injusta; y al contrario serà justa y de sucesion en él establecido, es a saber: al se permitida la que para defenderse nos hicieren renisimo actual rey de Cerdeña, duque de Sa el serenisimo actual rey de España ó sus suceboya , principe del Piamonte Victor Amadeo, á sores, ó en su defecto los llamados á la sucesion sus hijos y descendientes varones, habidos de de sus reinos. Y si acaso se echase menos algulegitimo matrimonio; y faltando su descenden na cosa mas de lo que va espresado en este acto cia masculina , al principe Amadeo de Cariñan, de nuestra renuncia , es nuestra voluntad que á sus hijos y descendientes varones , habidos de todo ello se supla y tenga por suplido por el ya legitimo matrimonio; y llegando tambien á faltar citado tratado de Londres últimamente ajustala descendencia masculina de este, al principe do, que es la única base , regla y norma de esta Manuel de Saboya, á sus hijos y descendientes nuestra cesion , y debe serlo en todo y por todo: varones, nacidos de legitimo matrimonio ; y en prometiendo en fé de nuestra palabra imperial, defecto de estos al principe Eugenio de Saboya, real y archiducal que todo lo contenido en este á sus hijos y descendientes varones nacidos de instrumento de cesion, abdicacion y renuncia legitimo matrimonio, como oriundos de la infan lo observaremos santa y religiosamente tanto ta Catalina, hija del rey Felipe II : renunciando nos como nuestros herederos y sucesores, y por nos, nuestros herederos y sucesores todas procuraremos que nuestros súbditos lo obserlas razones y derechos que nos competen, ó

por

ven del mismo modo. En cuya fé y para su mayor cualquiera razon nos pueden competer a los di- fuerza y vigor, hemos firmado y asegurado este chos reinos, ya sea por derecho de sangre ó por presente acto de cesion , abdicacion y renuncia, los pactos antiguos y leyes del reino.

con juramento corporal, tocando los santos evan» Confirmamos y aprobamos esta renuncia de gelios en presencia de los testigos infrascritos, los reinos de España y de las Indias que hemos de cuyo juramento nunca solicitaremos relajahecho, queriendo y estableciendo que tenga cion ; y si alguno la pidiere por nos , o que vo

1

luntariamente y sin nuestra solicitud nos fuere, Castilla, de Leon (siguen todos los titulos). Haceofrecida , no la admitiremos ni nos valdremos mos notorio a todos los presentes y venideros: de ella. El presente instrumento de renuncia, que como despues de haberse por la intempesfirmado de nuestra mano, y autorizado con nues tiva muerte del serenisimo y muy poderoso printro sello imperial, real y archiducal lo hemos cipe Carlos II, rey de España y de las Indias, depositado en manos del serenisimo y muy po de perpétua memoria, originado con motivo de deroso rey de la Gran Bretaña para que lo en la sucesion á sus reinos la dura y dilatada guertregue al serenisimo y muy poderoso rey de Es ra que tanto tiempo y tan cruelmente ha aflijido paña en el tiempo y en la forma determinada en á casi toda la Europa, sin que para ajustar las el mismo tratado. Dado en Viena á 16 de setiem diferencias fuesen tan del todo bastantes los conbre del año del Señor de 1718, de nuestro rei venios que se celebraron en Utrech y en Baden, nado romano el VII, del de España el XVI y que no renaciese una nueva guerra en Italia , del de Hungria y Bohemia el VIII. — Cárlos. fuese Dios servido de disponer por su bondad » Se hallaron presentes el muy escelso señor

que habiendo intervenido con amigables conseJuan Leopoldo Tranthson , del sacro romano jos, y maduramente considerado y discurrido imperio, conde de Falkenstein, baron libre en sobre ello, se viniesen á concluir y firmar en Sprechen y Schroffenstein, etc., mariscal he Londres el dia 2 de agosto de este año de 1718 reditario del condado de Tirol, caballero del ciertos artículos de pacificacion y alianza entre toison de oro y consejero intimo actual de la el serenisimo y muy poderoso rey de Francia sacra, cesárea y católica Majestad; el escelenti Luis XV, bajo de la tutela del serenisimo prinsimo é ilustrisimo Felipe Ludovico, conde de cipe Felipe , duque de Orleans, que ejercia enSinzendorff, tesorero hereditario del sacro ro tonces la regencia de aquel reino, y el serenisimano imperio, etc., caballero del toison de oro, mo y muy poderoso principe Jorge , rey de la gentil-hombre de cámara y consejero intimo ac- Gran Bretaña, duque de Brunsvick-Luneburg, tual de la sacra, cesárea y católica Majestad, y •clector del sacro romano imperio; atendiendo canciller de la corte cesárea; el escelentisimo únicamente á que la paz sea mas y mas aseguraé ilustrísimo señor Gundacaro Tomás, conde

da entre aquellos principes que ya la gozan enStaremberg, del sacro romano imperio en tre sí, y cuanto antes se restablezca y vuelva a Schaumburg , etc., caballero del toison de oro, florecer entre los que se mantienen aun discorconsejero intimo actual de la cesárea, real y ca- des, y que desvanecidas sus competencias se tólica Majestad, y mariscal hereditario del ar haga en fin comun á toda Europa este tan gran chiducado del Austria superior é inferior; el beneficio de la paz; y no hallándose otro camino reverendisimo don fray Antonio Folch de Car mas cierto para llegar á término tan saludable, dona , arzobispo de Valencia, consejero actual sino el que por estos mismos tratados, concebide estado, de la sacra, cesárea, real y católica Ma- dos segun la idea y norma de los antecedentes , jestad, y su presidente del supremo consejo de se establezca luego por ley inmutable, en la cual España; y finalmente el escelentisimo é ilustri-estriba la salud de toda la Europa, la separacion simo señor Roque , conde de Estela, consejero perpétua entre las coronas de Francia y España; de estado y del supremo consejo de España, de y disponer que determinado un equilibrio y jusla sacra, cesárea, real y católica Majestad. ta proporcion de fuerzas entre las potencias de

» Y porque yo el infrascrito consejero áulico, Europa, quede impedida la union de muchas secretario de la sacra , cesárea , real y católica coronas en una misma cabeza y linea y aseguramajestad, refrendario y notario público, creado das otras conveniencias y ventajas , tanto á nos para este acto con autoridad cesárea y archidu como a los principes que concurren ó quisieren cal, me halle presente, oi y ví ejecutar todo es

acceder a esta pacificacion y alianza , segun mas 10; por tanto, en testimonio de verdad lo firmé y estensamente se contiene en los citados artícusellé en el año y dia arriba espresado. Juan

los de las convenciones. Y como tambien sea Jorge Buol. S. R. I. E.»

una parte de estos tratados la abdicacion y re

nuncia que hemos de hacer de los reinos, paises Renuncia de su Majestad católica.

y provincias que su Majestad cesarea posee ya «Nos Don Felipe, por la gracia de Dios, rey de en Italia y en Flandes, ó le pudieren pertenecer

en virtud del presente tratado , y de todos los ses y provincias que su Majestad cesárea al prederechos, reinos y provincias en Italia que en sente posee ó deberá poscer en virtud del dicho otro tiempo pertenecieron a la corona de Espa- tratado, tanto en Italia como en Flandes, entre ña, y que nos por nuestro anhelo innato de la los cuales se han de entender por espresamente paz, y por la salud y tranquilidad pública mas comprendidos, no solo el marquesado del Fipoderosa que otra razon alguna, como asimismo nal, cedido por su Majestad cesárea á la repúpor evitar todo motivo de siniestra sospecha; blica de Génova el año de 1713, sino tambien los habiendo resuelto ceder todos nuestros dere- reinos de Sicilia y Cerdeña, segun las leyes dechos á los dichos reinos, paises y provincias, claradas en el tratado; bien entendido que la isla tuvimos por bien aceptar el dicho tratado en y reino de Sicilia ha de quedar perpétuamente Madrid el dia 16 de enero último , y dinos ór en lo venidero á su Majestad cesárea , á sus heden a nuestro plenipotenciario en el Haya para rederos, sucesores y descendientes, suprimido que lo firmase, lo que solemnemente fué asi eje- enteramente todo el derecho de reversion á la cutado á 17 de enero próximo pasado. Por tanto, corona de España , y que la isla y reino de Cernos, compadeciéndonos (para no ceder en nada deña ha de ser retrocedida y entregada por la á los deseos de los principes amigos) del estado misma cesárea Majestad , despues de tenerla en deplorable de la Europa , y de la desolacion que su poder, al rey de Cerdeña, duque de Saboya, amenazaba á tantos pueblos y naciones; y mo reservando el derecho de reversion de aquel vidos tambien de las ventajas contenidas en el reino á la corona de España , si en algun tiempo dicho tratado : hemos venido por fin en hacer llegase el caso de que la posteridad y agnacion esta cesion y renuncia de los reinos, paises, del dicho serenisimo rey de Cerdeña llegase á provincias y derechos, principalmente para que faltar. Y asimismo con pleno y cierto conocipor la renuncia del emperador á los reinos de miento, con espontánea y libre voluntad , transEspaña y de las Indias, adquiera su pleno vigor ferimos y abdicamos en virtud de las presentes y efecto la renuncia que hemos hecho al reino y á la espresada Majestad cesárea, á sus heredecorona de Francia por nos y nuestros descen ros, sucesores y descendientes varones y hemdientes á 15 de noviembre de 1712 en favor del bras, todo nuestro derecho a los espresados reiserenisimo duque de Orleans, la cual se ha es nos, paises y provincias que en otro tiempo pertablecido por ley en España y es como condi- tenecian a la monarquia de España, y ahora posee cion de la renuncia de su Majestad cesárea, y

y

debe poseer su Majestad cesárea; renunciando tambien para que por esta nuestra renuncia se por nos, nuestros herederos , descendientes y revali len las que hicieron el serenisimo duque sucesores, todas las razones y derechos que á nos de Berri en Marli á 24 dias del mes de noviem-ó á ellos pertenecen, ó por cualquiera razon pubre de 1712, y el referido serenisimo duque de diesen pertenecer á los dichos reinos, paises y Orleans en Paris el dia 19 del mismo mes y provincias de cualquier modo que sea, por deaño, que fueron confirmadas por los tratados recho de sangre, ó por los pactos antiguos del de Utrech á 11 de abril de 1713, y que con tan

reino. perpétua é inmutable ley quede determinado y >> Confirmamos y aprobamos esta renuncia establecido que en ningun tiempo las monarquias que hemos hecho de los reinos , islas , paises y de Francia y España puedan llegar á unirse en provincias situadas en Italia o en Flandes, queuna misma persona ni en una misma linea. riendo

у estableciendo que esta renuncia tenga » Movidos , pues, por estas razones de tanto fuerza de ley pública y de pragmática sancion, momento, para no retardar mas tiempo la tan y que como tal sea admitida y observada por todeseada paz universal de la Europa , que se juz- dos los súbditos de nuestros reinos y provincias ga consiste en estas dos reuuncias, con ánimo y especialmente por los estados del reino, que deliberado y maduro consejo, cedemos y renun vulgarmente llaman córtes, sin embargo de cuaciamos en virtud de las presentes por nos, nues lesquiera leycs, sanciones, pactos y costumtros herederos , sucesores y descendientes va bres contrarias á ella, pues todas las derogarones y hembras, todas las razones , derechos,

mos espresamente por este acto, supliendo, si acciones y pretensiones que nos pertenecen y hubiere alguno, todos los defectos de hecho y pueden pertenecer á los referidos reinos, pai de derecho, de estilo y de observancia; y re

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »