Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Lo séptimo, que su Majestad imperial ha de solicitar y se ha de empeñar en que segun lo ofrecido ya por la Inglaterra, restituya esta á la España la plaza de Gibraltar con su puerto: y que tambien restituya la isla de Menorca con el puerto de Mahon, mediante haberse apoderado de esta isla y aquella plaza, siendo el emperador coligado con las potencias que me hicieron la guerra; poniéndose asimismo este de acuerdo y unido conmigo desde luego a este fin.

Lo octavo, que el emperador podrá usar de todos los titulos de que ha usado, igualmente que de las arunas, durante su vida ; bien entendido que yo, y todos mis sucesores hemos de usar de todos los títulos y armas de que he usado siempre, como todos mis antecesores.

Lo noveno, que he de quedar absolutamente gefe y soberano de la orden del Toison ; pero que si á esta circunstancia hallareis resistencia fuerte de parte del emperador, y considerareis por ella preciso y absolutamente necesario ceder en alguna parte de ella, podreis tambien ofrecer al emperador, que quedando yo gefe y soberano de la orden, tendrá su Majestad imperial durante su vida, la facultad y autoridad de conceder en la misma órden , un cierto número de Toisones , poniéndose de acuerdo conmigo, y dispensando el Papa todo lo que á este fin se hallare por preciso y necesario.

Lo décimo, que entre el emperador y yo se hará un tratado de alianza defensiva y ofensiva contra el turco y los principes protestantes, para todos los casos que en adelante se ofrecerán, capitulándose las sumas de dinero , tropas y bajeles que parecieren convenientes. Y que si su Majestad imperial insistiese en que el espresado tratado de alianza sea general para todos aquellos que movieren ó hicieren la guerra al emperador ó á la España, podais poneros de acuerdo y estenderla á este fin, pero con la precisa esclusion de hacer yo la guerra á la Francia en ningun caso, bien que el emperador se la deberá hacer en el de declararmela, y hacerla la Francia á la España.

Lo undécimo , que no me opondré al comercio de la compañía de Ostende å las Indias orientales, y que sus navios se admitirán en todos los puertos de España.

Lo duodécimo , que entre el emperador y yo ha de quedar reglado, concertado y asegurado, que el duqne de Parma será conservado y mantenido en todos sus estados, derechos y acciones , segun y como los gozaba al tiempo de la signatura del tratado de la cuátriple alianza.

Lo décimotercio , que me upiré con el emperador para ayudar y fomentar que el principe electoral de Sajonia obtenga y recaiga en él la corona de Polonia.

Lo décimocuarto , que de mi parte y la del emperador reciprocamente, se concederá un perdon general á todos los que siguieron el uno y el otro partido con la restitucion de sus bienes y haciendas.

Lo décimoquinto, que en el caso de ajustarse estos matrimonios, vendré y dispondré gustoso, que el infante don Carlos, mi hijo, pase a vivir en la corte de Viena, si así lo deseare el emperador.

I lo décimosesto y último, que si el emperador entrare sobre estas proposiciones á dar fin á esta grande obra de la paz, procure su Majestad imperial dar largas á sus ministros plenipotenciarios en Cambray, que yo ejecutaré lo mismo con los mios.

Y siendo esto lo que habeis de observar, y estas las proposiciones que habeis de hacer al emperador, lo fio todo de vaestro celo y acertada conducta , esperando que correspondiendo enteramente á mi confianza dejeis satisfechos mis buenos deseos y enteramente cumplidas vuestras obligaciones: De Madrid á 22 de noviembre de 1724.

Tratado de alianza defensiva entre su Majestad católica don Felipe V y el emperador de Alemania

Carlos VI, concluido y firmado en Viena el 30 de abril de 1725.

En el nombre de la sacrosanta é individua Trinidad.

Sepan todos. Aunque la sincera amistad entre el serenisimo y muy poderoso principe y se

ñor don Carlos VI, emperador de romanos siempre augusto, rey de Alemania, de España, de las dos Sicilias, de Hungria, de Bohemia de Dalmacia, de Croacia y de Esclavonia; archi

duque de Austria ; duque de Borgoña, del Bra del toison de oro; gentil-hombre de cámara con bante, de Milan, de Mantua, de Estiria, de Ca ejercicio de la sacra cesárea católica Majestad, rintia , de Carniola, de Limburgo , de Luxem caballero del toison de oro ; nuestro consejero burgo, de Güeldres, de la superior é inferior intimo actual y primer canciller de la corte; y Silesia y de Witemberg; principe de Suábia; el ilustrísimo y escelentisimo señor Gundacaro marqués del sacro romano imperio , de Burgo- | Tomás, conde de Starhemberg , del sacro rovia, de Moravia y de la superior é inferior Lu mano imperio en Schaumburg y Waxemberg; sacia ; conde de Habspurg, de Flandes , Tirol, señor de las jurisdicciones de Eschelberg, LiechFerreti, Kiburgo, Coricia y Namur ; landgrave tenhaag, Rottenegg, Freistatt, Haus, Oberwalde Alsacia; señor de la Marca de Esclavonia , sée; Lenftenberg, Bottendorff , Hatwan; cabadel Puerto Naon y de las Salinas, etc., etc. ; y llero del toison de oro, nuestro consejero intiel serenisimo y muy poderoso principe y señor mo actual y mariscal hereditario del archiducadon Felipe V, rey de Castilla, de Leon, de do del Austria alta y baja; y por parte de su real Aragon, de las dos Sicilias, de Jerusalen , de Majestad católica, el ilustrisimo y escelentisi Navarra, de Granada , de Toledo, de Valencia, mo señor Juan Guillermo, buron de Ripperdá, de Galicia , de Mallorca, de Sevilla , de Cerde- señor de Jenzema, Engelenburh, Poelgeest, ña, de Córdoba , de Córcega, de Murcia, de Roudekente y Ferwert, juez hereditario de Jaen, de los Algarbes, de Algeciras, de Gibral-Humsterlant y Compen, han convenido en la tar, de las islas de Canarias, de las Indias orien presente y peculiar amistosa alianza, cambiadas tales y occidentales, islas y tierra firme del mar ante sus plenipotencias. Océano; archiduque de Austria: duque de Bor

Articulo 1.o gona; duque de Brabante y Milan; conde de Habrá de aquí en adelante entre su Majesead Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona; se cesárea católica y entre su real Majestad catóñor de Vizcaya y de Molina , etc., etc., estable lica una amistad solida y sincera que se cultivacida por la accesion de su Majestad al tratado rá por ambas partes , promoviendo cada una las de Londres, hecha en Madrid el 26 de enero utilidades de la otra como si fuesen propias y y en la Haya el 17 de febrero de 1820 , se evitando los daños. haya corroborado y afirmado mas por el solem

Articulo 2.o ne tratado concluido y firmado aquí en Viena Y como se hubiese espuesto por el ministro el 30 de abril del citado año; sin embargo pa del serenisimo rey de España que el de la Gran ra estrechar mas este lazo de concordia tan Bretaña habia prometido la restitucion de Giprovechoso al bien del mundo cristiano, por braltar con su puerto, y el rey de España inmedio de sus respectivos ministros, comisiona sista que se restituya á su real Majestad católica dos, enviados estraordinarios y plenipotencia- Gibraltar con su puerto y la isla de Menorca rios , á saber: por parte de su Majestad cesárea con su puerto de Mahon; se declara por parte catolica el muy excelso principe y señor Euge de su sacra católica cesárea Majestad que si se nio de Saboya y del Piamonte, consejero inti hiciere amigablemente la restitucion no se oponmo actual de su dicha Majestad cesárea católi drá á ella , y siempre que le pareciere conveca, presidente del consejo áulico de guerra y su niente empleará todos sus buenos oficios y hasta teniente general, mariscal de campo del sacro su mediacion si las partes lo desearen. romano imperio, y su vicario general de los es

Articulo 3.0 tados de Italia, caballero del toison de oro; y Para corresponder mas á la sincera amistad, el ilustrisimo y escelentisimo señor Felipe Luis, el serenisimo rey de España Felipe V promete tesorero hereditario del sacro romano imperio, dar á los buques de su sacra cesárea católica Maconde de Sinzendorff, baron libre en Emst- jestad y de sus súbditos entrada segura en sus brunn, señor de las dinastias Gfoll, de la supe puertos situados en el continente de España; así rior Seloviz , Pouliz, Sabor, Mülcig , Loos, Za que podrán ejercer el comercio libremente, no han y Droskan; burgrave en Reynech; gran solo en dichos puertos, sino tambien en todos escudero hereditario y gran trinchante en el los reinos de España , y disfrutarán de todos los Austria superior é inferior ; copero mayor he- privilegios y prerogativas que goza y disfruta la reditario en la Austria sobre el Ems, caballero nacion mas amiga (como los franceses lo han

sido hasta ahora y lo son todavía los ingleses) y soldados , de estos , quince mil de infanteria y esto inmediatamente desde el dia en que se pu cinco mil de caballería , á los cuales ha de problique la paz; lo que se hará sin demora en to veer el emperador de cuarteles de invierno; dos los puertos y lugares convenientes, segun pero es condicion que el rey en lugar de soldase ha acordado en el tratado de comercio firma dos pueda contribuir con dinero, contando por do en este dia.

cada mil infantes veinte y cuatro mil fiorines del Articulo 4.°

Rhin, pagaderos por mensualidades en la ciuSi las naves de los súbditos de su Majestad ce dad de Génova. Y en cuanto a los navios, si el sárea fuesen hostilmente atacadas por alguno, rey de España no los suministrare al emperador tanto de este como del otro lado de la línea, el rey le podrá satisfacer enviándole diez mil soldados católico promete hacer causa comun con su Ma ó en lugar de estos , dinero, segun el cálculo arjestad cesárea para vindicar y reparar las inju riba espresado. rias y daños ocasionados en aquel caso. Su Ma En reciprocidad, promete y se obliga su Majestad cesárea católica promete igualmente ha- jestad cesárea á auxiliar al rey católico de Espacer causa comun con su real Majestad en caso

ña, en caso de agresion hostil en sus provincias que naves de súbditos de su Majestad real cató

europeas, en cualquiera parte situadas, con tolica tanto por este como por el otro lado de la das sus fuerzas de mar y tierra , pero especiallinea fuesen atacadas hostilmente por alguno, mente enviándole para auxilio treinta mil soldapara vindicar y reparar las injurias y daños que dos , á saber : veinte mil infantes y diez mil se hubieren ocasionado.

cababallos que ha de suministrar siempre in naAdemas, aunque por la cuadruple alianza se tura , debiendo el rey proveerlos de los acosha estipulado garantir reciprocamente la segu tumbrados cuarteles de invierno. ridad de los reinos, dominios y provincias que

Articulo 6." poseen las partes contratantes, sin embargo se Prometen los respectivos comisarios y enviaha tenido á bien por esta alianza esplicar mas dos estraordinarios y plenipotenciarios de una por estenso dicha seguridad. En consecuencia , y otra parte, que este tratado de peculiar y para afirmar mas y mas entre su sacra cesárea amistosa alianza será ratificado por su Majestad Majestad católica y su sacra real Majestad cató cesárea católica y por su real Majestad católica lica la amistad que ya ha principiado bajo tan en la forma mútuamente convenida , y cangcabuenos auspicios, se juzga necesario y oportu- dos aquí reciprocamente los solemnes instruno el establecer bases sobre el modo de pres mentos de la ratificacion en el espacio de tres tarse mútuamente auxilio y de corroborar mas meses ó antes si se pudiere. En sé de lo cual los la debida seguridad. Es á saber: que si el em- espresados ministros, enviados estraordinarios perador, sus reinos y provincias hereditarias en

y plenipotenciarios firmaron con sus propias macualquiera parte situadas fuesen atacados hostil nos, y sellaron con sus sellos este instrumento mente, ó la guerra principiada en otro punto de peculiar y amistosa alianza. Hecho en Viena pasase á ellos, el rey católico promete y se obli de Austria el dia 30 de abril, año del Señor ga á auxiliar, con todas sus fuerzas de mar y 1725.- Engenio de Saboya - Felipe Luis, contierra , á su Majestad cesárea; y señaladamente de de Sinzendorff. - Gundacaro Tomás, conde con una escuadra compuesta á lo menos de quin de Starhemberg. ce naves mayores de guerra, llamadas comun

El emperador ratificó este tratado el 29 de jumente navios de linea , y ademas con veinte mil nio del mismo año.

Tratado de comercio y de navegacion entre el rey de España don Felipe V y el emperador de

Alemania Carlos VI, concluido en Viena el 1.o de mayo de 1725.

En el nombre de la Santisima é individua Trinidad. Amen.

Habiendo , por voluntad de Dios sumamente

bueno y grande que rige á su arbitrio los corazones de los principes, llegado el caso de que se haya restablecido y firmemente asegurado la

paz entre el serenisimo y muy poderoso princi- , cualquier estado, calidad y condicion que sean pe y señor, el señor Carlos VI de este nombre, entrar, salir ó morar en cualesquiera reinos, emperador siempre augusto de romanos y rey provincias y dominios suyos con toda libertad de Alemania, de España , de las Dos Sicilias, de y seguridad; sin que para ello se necesite de Hungria, de Bohemia , de Dalmacia , de Croa- patente especial, salvo conducto, ni de otro cia y de Esclavonia ; archiduque de Austria, du- particular permiso, bastando la sola publicacion

de de Mantua , de Estiria, de Carinthia, de Carniola, quisitos; y gozarán reciprocamente por tierra y de Limburgo, de Luxemburgo, de Güeldres, por mar de aquella misma proteccion pública de la Silesia alta y baja y de Wirtemberg; prin- asi en sus personas como en sus dependencias cipe de Suábia; marques del sacro romano im- de que por otra parte gozan en todo y por todo perio, de Burgovia, de Moravia y de la supe sus propios naturales súbditos, sin ningun terior é inferior Lusácia ; conde de Habspurg, de mor ni riesgo de perjuicio o daño alguno, se Flandes, del Tirol, de Ferrete , de Quiburgo, gun por este tratado se ha convenido. de Goricia y de Namur; landgrave de Alsacia,

Articulo 2.° señor de la Marca de Esclavonia , del puerto Se permite desde luego plenamente a los naNaon y de las Salinas etc. etc.; y el serenisimo vios, asi de guerra como mercantes, perteney muy poderoso principe y señor, el señor Fe cientes á los sobredichos contratantes ó a sus lipe V de este nombre, rey de Castilla , de súbditos, el que puedan reciprocamente freLeon, de Aragon, de las Dos Sicilias, de Je cuentar sus puertos, playas , ensenadas y prorusalen, de Navarra, de Granada, de Toledo, vincias, sin necesidad de pedir antes otra alguna de Valencia , de Galicia, de Mallorca , de Sevi- licencia; antes bien se les dará libre y amigable lla , de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de entrada en ellos, y se les suministrará por su Murcia, de Jaen, de los Algarbes , de Algecira, justo precio todo lo que hubieren menester, asi de Gibraltar, de las islas de Canaria, de las In de bastimentos y víveres , como para reparo de dias orientales y occidentales, islas y tierra firme sus navios ú otras necesidades, para que puedel mar Océano; archiduque de Austria, duque, dan con toda seguridad hacerse á la mar; sin de Borgoña , de Brabante y de Milan; conde de que se les pueda pedir derechos algunos, ni imHabspurg , de Flandes, del Tirol y de Barcelo puestos bajo de cualquier nombre ó titulo que na ; señor de Vizcaya y de Molina etc. y entre finalmente sea. Y esto mismo se ha de entender sus reinos, estados y dominios: y pareciendo por lo que toca á las Indias orientales ; pero con conveniente establecerla mas amplia y firme- tal que no ejerciten comercio alguno en ellas, mente con un tratado particular de navegacion ni puedan comprar sino lo que puramente ney comercio, en que decidiendo y resolviendo cesitaren de víveres, ó para reparos y pertreanticipadamente las controversias que de seme chos de sus navios. jante tratado se pudiesen suscitar , se dé provi

Articulo 3.o dencia con mas seguridad por este medio á la Por lo que toca a los navios de guerra, como reciproca conveniencia y bien público de los pueden con mas facilidad ser ocasion de siniestra reinos, estados y súbditos de entrambos prin- sospecha, se les prohibe la entrada en los puertos cipes contratantes. Por tanto nos los infrascri y ensenadas menos fortificados, sino es que para tos ministros , embajadores y plenipotenciarios librarse de alguna tormenta ó de caza de enede los sobredichos serenisimos contratantes, migos, se hallasen precisados á guarecerse en antorizados de pleno poder para ello, despues ellos; pero pasado el riesgo del enemigo , ó sede haber tenido conferencias sobre lo que toca renado el mar , y provistos de lo necesario, sin à la navegacion y comercio libre, convenimos mas detencion partirán de allí. Tampoco enviaen los artículos siguientes, habiendo permutado rán de su escuadra muchos marineros juntos á antes las plenipotencias.

tierra, sino tan solamente los que les permitiere Articulo 1.o

el magistrado ó gobernador del lugar; y últiEn virtud de la paz establecida entre su Ma mamente obrarán en todo de manera que aparjestad cesárca católica y su real Majestad católica, ten de sí cualquier justo temor ó siniestra sosserá lícito a todos los subditos de entrambos, de pecha que pudiesen ocasionar , lo que especial

mente se ha de observar en las Indias orientales, ó materias , así labradas como por labrar, que en donde mas que en otras partes, suele haber sirven para la guerra, como son cualesquier mas desconfianza.

armas ofensivas ó defensivas, y con especialiArticulo 4.°

dad cañones, morteros , falconetes, pedreros, No obstante lo referido , los navios de guer- petardos, salchichones con azufre, granadas inra ó armados en corso, podrán entrar con cendiarias y de mano, balas de artilleria y de futoda seguridad en dichos puertos con las presas sil; y tambien pedreros, fusiles y escopetas lartomadas al enemigo, y volver de la misma ma gas ó pistolas, y ademas de esto espadas, bayonenera á sacarlas sin pagar ningun portazgo ni tas, morriones , corazas y tahalíes, ó bridecues, tributo, á menos de que habiendo pedido antes pólvora, salitre, tablazon y maderaje para la y obtenido el permiso, quisiesen venderlas en construccion ó reparo de navios, alquitran y todo ó en parte en aquel lugar; en cuyo caso jarcia : todo lo cual está sujeto á confiscacion; habrán de pagar los mismos derechos de que pero solo en el caso de que por la póliza de carmas abajo se ha convenido por lo tocante á mer go, que se habrá de manifestar á los ministros, caderias.

constase que van destinadas para socorro de los Articulo 5.o

enemigos, ó dirigidas a algun puerto de estos. Los navios de trasporte ó mercantes, de cual Bajo de esta prohibicion estan comprendidas quier porte que sean, que ó por librarse del tambien todas aquellas mercaderias de cada pais, temporal, ó de la infestacion de enemigos, o cuya saca y estraccion está vedada por sus propor otro cualquier motivo, entraren en algun pias leyes, escepto el trigo y todo género de puerto, habrán de manifestar al gobernador granos, vinos, tambien aceites y frutas, y todo del lugar sus pasaportes y sus polizas de carga, lo comestible, ademas del cobre, hierro

y aceconcebidas en la fórmula abajo inserta: con la ro; y últimamente, todo lo que pertenece al uso cual podrán salir y apartarse libremente de alli, de vestidos de ambos sexos , y aun vestidos ensin molestia, estorsion ni oposicion alguna, y teros, como no vayan destinados para vestir sin que se les pueda precisar por ningun motivo regimientos ó compañías enteras.' à descargar sus mercaderias, ni á que se las vi

Articulo 8.° siten.

Si algun navío de guerra imperial se encon-
Articulo 6.°

trase en alta mar con un navio mercante pertePero se esceptúa el caso en que alguna de di neciente á súbditos del rey de España, ó si su. chas naves fuese destinada para puerto enemigo, cediese lo contrario no se acercará el de guerra y por las cartas de fletamento constase estar al mercante mas que a tiro de cañon, enviandocargada de géneros prohibidos; porque en se le el bote con dos o tres hombres tan solamente, mejante caso se ha convenido que se registre la á quienes el capitan del buque mercante tendrá tal nave, pero que no se haga sin asistencia del que manifestar su póliza de carga , por la cual juez conservador de la nacion, si acaso le hu se venga en conocimiento del lugar de donde biere, y del consul; y que sea con tal modera- salió, á cual va destinado y de las mercaderias cion y cuidado que no se derramen las merca que

lleva. Y en caso de constar que lleva entre derías, ni reciban algun daño, ni rompan los ellas algunas de contrabando, destinadas para los lios o envoltorios. Las mercaderias prohibidas enemigos del comandante del navio de guerra; que se hallaren á bordo serán confiscadas, es en tal caso, y no de otra manera, los géneros cepto el buque con los demas géneros; sin que prohibidos se adjudicarán al fisco, pero quepor esto sea licito exigir al capitan del navío dando salvos el buque, la tripulacion y demas multa pecuniaria ni costas, aunque fuese con mercaderías. Se deberá dar crédito á las pólizas pretesto de visita o de autos formados.

de carga que el capitan del navío exhibiere y Articulo 7.o

donde pareciere necesario, se convendrá reciPero para quitar las contiendas que podrian procamente de cierta marca distintiva que se esoriginarse sobre la palabra mercancias prohibi- tampará en las pólizas, con la cual se dará á das, que vulgarmente se dicen de contrabando, estas mayor fé. ha parecido conveniente declarar, que bajo de

Articulo 9.• este nombre se comprende a todos los géneros Ademas se ha convenido tambien que la li

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »