Imágenes de páginas
PDF
EPUB

entera libertad al administrador del asiento Gas Indias en el tiempo de su duracion diez mil tonepar de Andrade, como tambien á todas las demas ladas de negros, reguladas en la forma de la mispersonas portuguesas que han servido en el asien ma condicion y de la 7.", habiéndose de pagar á lo y que se hallen arrestadas ó presas por cual su Majestad católica los derechos de los negros quier causa que sea , sin poder ser obligadas, ni que faltasen para la introduccion de las dichas diez ejeculadas por condenaciones ó gastos algunos mil toneladas, como si efectivamente se hubiesen hechos por causa ú ocasion de sus prisiones ó pro vendido é introducido en Indias, su Majestad cacesos. Y todos los papeles, libros y efectos que tólica por las justas causas que le mueven, concede se tomaron, embargaron ó secuestraron á Gaspar á la compañía que no pague derechos sino de los de Andrade, ú otras cualesquier personas serán negros que real y enteramente ha introducido y entregadas á aquellas que presentaren poderes vendido en Indias, haciéndose la cuenta de los especiales de la compañía para esta comision. Y se

negros por las toneladas en la forma de la refemandará dar pasaje para este reyno en navios rida condicion 7.* portugueses, castellanos ó franceses para sus

6.° personas, como tambien para las haciendas y Que su Majestad católica mandará espedir las jéneros procedidos de los efectos de la compañía, órdenes necesarias para que en el tiempo de dos tocando la eleccion de los navios á las mismas per meses perentorios se cobre efectivamente todo lo sonas; y siendo en portugueses, podrán venir en que se debe en las Indias a la compañia; y en el derechura á los puertos de Portugal en la forma ajuste de las cuentas de los derechos de los ney manera que les estaba concedido en tiempo del gros que la compañia ha vendido en las Indias, escontrato por la condicion 5.“; y viniendo en na tarán obligados los ministros de su Majestad cavios castellanos gozarán de todo lo que por la di tolica á aceptar las escrituras corrientes que les cha condicion les seria permitido si durase el con- entregaren los administradores del asiento, protrato; y lo mismo se les concederá viniendo en cedidas de los esclavos que se hubieren vendido navios franceses á los puertos de Castilla y Por fiados á los moradores de las Indias. Y cuando estugal.

tas escrituras no basten para la satisfaccion de es4.°

tos derechos, se descontará lo que faltare en el Que si hubiere algunas personas que hayan re pagamento de las doscientas mil patacas de anticibido efectos de la compañia , siendo vasallos de cipacion y sus réditos. la corona de Portugal, los obligarán a embarcar, sien lo requeridos los gobernadores y cualesquier Que en el pagamento de los derechos de los neotras justicias por los procuradores de la compa gros que se vendieren en los puertos de Indias ñía. Y todos los papeles que se les hallaren per se guardará sobre la entrega de ellos lo que está tenecientes a la dicha compañia , caudales y efec- dispuesto en la condicion 24. tos que tuvieren se entregarán a los comisarios

8.° de ella por inventario hecho judicialmente, para que conste con verdad lo que se les hubiese ha Que hallándose algunos navios en los puertos llado.

de Indias que hayan llevado negros en la forma 5.0

que les cra permitido por la condicion 6.", y esSin embargo de que por la condicion 1.2 del tando embargados o detenidos por esta causa, secontrato se obligó la compañía á introducir en ran desembargados ó libertados; restituyéndose

7.0

co mil pesos. Habiendo dado quiebra esta casa se trasfirió el contrato al holandes don Baltasar Coimans, prorogáodole el tiempo por dos

años mas.

1662 en que se dió de nuevo por siete años á Domingo Grillo y Ambrosio Lonelin , durante cuyo tiempo introducirian 24.500 negros, dando al rey dos millones y cien mil pesos. Pasó en 1674 á Antonio Garcia y don Sebastian de Siliceo por cinco años : debian introducir en cada uno 4.000 esclavos y pagar 450.000 pesos. No habiendo cumplido estos las condiciones del contrato se rescindió y concluyó otro por cinco años en el de 1676 con el comercio y consulado de Sevilla, ofreciéndose á dar un millon ciento veinte y cinco inil posos y doscientos mil de donativo gracioso. En 27 de enero do 1682 se dió por cinco años á don Juan Barroso del Pozo y don Nicolas Porejo vecinos de Cádiz en la cantidad de un milloo ciento ve'nte y eid

Don Bernardo Francisco Marin de Guzman, residente en Venezuela consiguió el asiento por cinco años en el de 1692: pagando durante ellos la suma de dos millones ciento veinte y cinco mil escudos de plata. Finalmente la compañía portuguesa de Guinca, le contrato por seis años y ocho meses, en 12 de julio de 1696. lle los portugueses pasó el asiento á los franceses por el tratado de 27 de agosto de 1701 y últimamente a los ingleses por el de 16 de marzo de 1713.

les todo lo que se les hubiere tomado en la forma, galeones: de suerte que este pagamento se haga en de la condicion 11.".

dos plazos subsecuentes en las primeras dos llega9.°

das de galeones flota ó flotilla. Y todo este dinero Que su Majestad católica se obliga á mandar de estos dos pagamentos se podrá traer a Portugal pagar las doscientas mil patacas de 'la anticipa en moneda , ó barras de plata é de oro. eion que se le hizo, como tambien los réditos de

12. ellas de ocho por ciento, en la forma que se declara en la condicion 4.°: los cuales réditos se

Que su Majestad de Portugal cede en su nomhan de contar y devengar desde el dia en que se

bre y en el de todos los interesados en la compaentregaron las doscientas mil patacas hasta aquel Nia, todas las acciones que le pertenecian y poen que se pagaren en Castilla á la persona que tu

dian pertenecer contra la hacienda de su Majestad viere los poderes necesarios para cobrarlas.

católica coforme y de la misma manera que su 10.o

Majestad católica cede todas las acciones que le Que su Majestad católica mandará ejecutar competian segun el artículo 1.", con todas las prontamente la condicion 34 del asiento sobre los

cláusulas y condiciones declaradas en él. bienes que quedaron de don Bernardo Francisco

13.° Mariño para la satisfaccion de nuestra deuda que

Que su Majestad católica mandará despachar en la misma condicion se declara.

inmediatamente las órdenes necesarias para la eje11.o

cucion de esta transaccion, de las cuales mandará Que su Majestad católica dará trescientos mil entregar un tanto a la compañía, para remitirle cruzados de moneda portuguesa, que en este rei- | luego á Indias. no vale 400 reis, à la compañía en satisfaccion de

14. los daños recibidos y de todas las acciones que la

Que ambas Majestades estarán obligadas á cumdicha compañía puede tener contra la hacienda de plir y guardar enteramente lo ajustado en esta su Majestad católica por los dichos daños ú otra transaccion como parte del tratado que se hace de cualquier causa perteneciente al asiento de ne nueva alianza, y á mandar despachar todas las gros, pues de todas se dá por pagado y satisfecho órdenes necesarias para que tenga su debido efeccon la cantidad referida. Los cuales trescientos to. Y en caso que por alguna de las partes se falte mil cruzados serán pagados en Castilla en la ve- á lo prometido se tendrá por contravencion al digida de la primera flota , flotilla ó galeones que lle cho tratado, como si se faltase á lo que en él se congaren; y de la misma manera las doscientas mil tiene. Lisboa á 18 de junio de 1701.-Rouille. — patacas de anticipacion y sus réditos hasta la real El marques de Alegrete.-El conde de Alvor.-entrega en la forma de la condicion 3."y 4.", sc Mendo de Foyos Pereira. rán pagadas en Castilla en las segundas embarca Su Majestad católica don Felipe 5.. ratificó csta eiones que llegaren, siendo de la flota, flotilla ó transaccion en 1.° de julio de dicho año.

Asiento para la introduccion de esclavos negros en las Indias por la compañia real de Guinea es

tablecida en Francia ; ajustado y concluido en Madrid el 27 de agosto de 1701.

El rey. Por cuanto habiendo terminado el asiento de negros con motivo del último tratado ajustado entre esta corona y la de Francia con Portugal , conviene embarazar desde luego por todos medios lá introducion de negros en los reinos de las Indias por las naciones estranjeras; y porque deseando entrar en esta dependencia la compañía real de Guinea establecida en

Francia, otorgaron poder los directores y otros interesados en ella á Mr. Ducase , caballero de el orden de San Luis, jefe de escuadra de las armadas navales del señor rey cristianísimo, mi abuelo, en Paris á 23 de julio de este presente año para tratar y ajustar nuevo asiento de introduccion de esclavos negros en las Indias; en cuya virtud dió pliego el referido Mr. Ducase

:

con

por sí , y en nombre de la dicha real compania , aprobado y firmado por su Majestad este asiento, de Guinea, obligándose á encargarse de este y la segunda otros dos meses despues de la priasiento por diez años , que empezarán á correr mera ; cuya cantidad no ha de poder reembolen 1.o de mayo de el que viene de 1702 , y á in sar la dicha conpania hasta los dos últimos años troducir en ellos 48.000 piezas de Indias de am de este asiento , que lo podrá hacer asi de los debos sexos, señalada y repartidamente 4.800 en rechos de la introduccion como de las ganancias cada uno de los diez años, con diferentes

que á su Majestad católica pertenecieren, segun diciones, sobre las cuales me consultó mi con adelante se dirá. sejo de las Indias, y en vista de ello, he tenido 4. Será de la obligacion de la compañía entrepor bien admitir y aprobar el pliego expresado gar la cantidad espresada en esta corte ó en la de (que consta de 34 condiciones, con los allana Paris á cleccion de su Majestad católica; y en la mientos que en algunas de ellas van puestos por misma conformidad deberá y sc obligará à salisMr. Ducase) el cual es del tenor siguiente. facer lo correspondiente a los derechos espresa

1. La referida compañía real establecida en dos de la introduccion, sin embargo de que su Francia con permision de sus Majestades católica obligacion era pagarlos en Indias, para que su May cristianisima para encargarse del asiento é jestad católica reciba esta mayor conveniencia. introduccion de esclavos negros en las Indias 5. Las pagas de los derechos se ejecutarán de occidentales de la América, pertenecientes a su scis en seis meses, empezando desde el 1.° de noMajestad católica, y establecer una loable, pura, viembre del año próximo futuro, y prosiguienmútua, y reciproca utilidad de sus Majestades, y do sucesivamente hasta el fin de este contrato sin de los vasallos de una y otra corona ; ofrece y disputa, atraso, ni interpretacion alguna; con se obliga por si, sus directores é individuos á advertencia y declaracion de que deberá satissaencargarse de introducir en las referidas Indias

cer los derechos pertenecientes a las 4000 piezas occidentales de su Majestad católica en tiempo de Indias, y no los de las 800 restantes, porque de diez años que empezarán a correr en 1.o de de estas en todo el curso y progreso de este asienmayo próximo venidero de 1702, y acabaran to le ha de hacer, y hace su Majestad gracia, dootro tal dia del año de 1712 , es a saber : 48.000 nacion y liberacion en forma por los intereses y piezas de Indias de ambos sexos y de todas eda- ricsgos que debian bonificarse á la compañía, pades, que no sean de Minas ni de Caboverde, gando y anticipando las cantidades espresadas como poco á propósito para aquellos reinos, se en esta corte ó en la de Paris, como queda dicho; ñalada y repartidamente 4.800, en cada uno de cuyo medio, sobre ser útil á la rcal Hacienda de los dichos diez años.

su Majestad católica, facilita y da claridad a la 2.- Por cada pieza de Indias de la medida re cuenta de este negocio. gular de aquellas provincias, en que ha de prac 6. Recolando que sobreviniendo la guerra sc ticarse para la paga de los derechos, lo hasta hade embarazar sumamente la dicha introduccion aqui establecido y estilado; pagará la compañía de esclavos negros en las Indias, esponiéndose treinta y tres escudos y un tercio de otro de la compañia al peligro de perder sus embarcaplata del valor de tres libras tornesas moneda de ciones y armazones, se declara ; que todo el tiemFrancia, que es lo mismo que treinta y tres pe po que durare no serà obligada á introducir mas sos escudos y un tercio de otro de estos reinos; quc 3000 piezas de Indias cada año, quedándose en cuya cantidad se han de incluir y compren con el derecho de poder llenar é introducir la der (como quedan comprendidos) todos los de cantidad de las 1.800 restantes, cumplimiento rechos de entrada y regalia que á su Majestad á las 4.800 de la permision en los años sucesicatólica pertenecen, sin poderse pedir otra cosa vos; y si por algun accidente aun no pudiere alguna.

cumplir el número de las 3.000 piezas de Indias, 3. Ladicha compañía anticipará á su Majestad le ha de quedar el propio derecho, constando católica para ocurrir a las urgencias presentes las que hubiere dejado de introducir; pero no 600.000 libras tornesas , moneda de Francia, y por esto dejará de satisfacer las 300.000 libras torpor ellas 200.000 pesos escudos en dos pagas nesas ó 100.000 pesos escudos que importan los iguales de á 300.000 libras, ó 100.000 pesos ca derechos de las dichas 3.000 piezas de Indias, de da una; la primera dos meses despues de estar scis en seis meses en cada uno de los años que

durare la guerra; antes bien siempre que cons y atraso al real Patrimonio de su Majestad catótare haber introducido mas de las dichas 3.000 lica , y los dispendios y fraudes que se cometen piezas, lo satisfará puntualmente en la forma es por adquirir algunos negros; es condicion de presada.

este contrato , que la dicha compañia poEn esta condicion hay el allanamiento siguien- drá introducir y comerciar las dichas piezas de te : me allano, á que si durante los diez años no Indias en todos los puertos de ellas de la parte cesare la guerra, y por ello dejare de introdu- del Norte , á su eleccion, dispensando su Majescir al principio, al medio o al fin de este tiempo tad católica ( como dispensa) la limitacion hasta los negros prescriptos en la obligacion de este aqui establecida , para que solo entrasen en los contrato, pagaré todos los derechos; pero po- puertos señalados por los asientos precedentes; dré introducir los negros que faltaren en los tres pero es declaracion , no han de entrar ni desaños que se conceden para dar las cuentas y re embarcar negro alguno en el que no hubiere cojer los efectos que de este asiento resultaren, oliciales reales que puedan visitar los navios ó sin estar entonces obligado á pagar otros dere- embarcaciones y dar certificacion de los nechos algunos.

gros que se introdujeren. Y asimismo se decla7. Tambien se declara, que aunque la paz per ra que los que se llevaren á los puertos de las manezca, no será obligada la compañía riguro islas de Barlovento , santa Marta , Cumaná, y samente á introducir las 4.800 piezas de Indias Maracaybo, no ha de poder la compañía venderen cada un año por los varios accidentes , riesgos los mas que á razon de trescientos pesos cada y contingencias que suelen esperimentarse; y uno , y de aquí abajo á lo que pudiere, para que le ha de quedar el derecho y accion de cum que aquellos naturales y habitadores puedan plir en el año ó años siguientes de este contrato costearlos y comprarlos; con advertencia, de que las que hubiere dejado de introducir , pagando en los demas puertos de Nueva-España, y Tierempero la entera cantidad correspondiente a los ra firme , será licito á la compañía ajustar los derechos de las 4.000 piezas de Indias, como si precios á como mejor le estuviere. las hubiese introducido de seis en seis meses,

10. Teniendo la libertad de introducir negros segun queda espresado.

en todos los puertos de la América de la banda 8.• La conduccion de sus armazones la hará la del Norte, por la razon expresada como queda compañia en navios de su Majestad cristianisima, dicho , lo ha de poder hacer en el de Buenos ó suyos propios, ó bien de españoles, si le tu- Aires, conduciendo á él en cada un año de viere cuenta , tripulados de vasallos de la corona los de este asiento dos navios ó embarcade Francia, o de los de su Majestad católica , á ciones capaces de llevar de 700 á 800 piezas su eleccion : y en caso de admitir otros algunos de Indias de ambos sexos, para venderlas alli, por falta de gente (aunque se presume remoto) como pudiere y ajustare, de que se seguirá uniserán to los católicos romanos; y juntamente ha versal beneficio á aquellas provincias; pero si de ser licito y poder la dicha compañía introdu excediere de este número , no ha de poder cir los esclavos negros de la obligacion de este

vender ni desembarcar los demas que llevare; asiento en los dichos puertos de el Mar del ni el gobernador y oficiales reales lo han de Norte en cualesquiera navíos de las naciones permitir con ninguna causa, pretexto ni motivo, amigas de esta corona, segun se ha concedido á por urgente que sea. Esta condicion tiene el otros asentistas ; pero siempre debajo de la pre allanamiento que se sigue: allánome á que en cisa condicion , de que así el comandante, como lugar de introducir en Buenos Aires, en cada un la jente de la tripulacion de dichos navios han año de 700 á 800 negros , se limite la permision de ser católicos romanos.

de 500 à 600. 9.- Por los graves inconvenientes que resultan 11. Para conduciré introducir los esclavos nede que la introduccion de esclavos negros no se gros en las provincias del Perú, se ha de concehaga en todos los puertos de las Indias, cuando der y concede permision á la compañía de comes cierto que las provincias que de ellos care prar ó fabricar en cambio de negros ó en otra cen experimentan grandes miserias por falta forma, en Panamá ú otro astillero , ó puerto del de cultura y bencficio en sus haciendas y po mar del Sur dos navios , fragatas ó urcas sesiones, de que resulta mi conocido perjuicio 1 de á 100 toneladas poco mas o menos en que

poder embarcarlos desde Panamá al Perú, y adentro los que hubiere menester la compañía retornar el producto de la venta de ellos en para el manejo y recaudacion de esta dependenfrutos de la tierra , reales, barras de plata y tejos cia que ha de gobernar la dicha compañia en la de oro : y siendo quintados y sin fraude, no se forma segun y como le pareciere, y mejor le le podrá obligar a pagar derechos algunos por estuviere, sin que ningun ministro ni oficial real, lo que toca a la plata y oro que en reales , bar- politico ó militar, de cualquier grado y calidad ras ó tejos condujeren, tanto de entrada cuan que sea, pueda embarazarlo debajo de ningun to de salida , porque han de ser libres, como lo pretexto, sino se opusiere lo que se intentare á serian y deberian ser si perteneciesen á su Ma las leyes establecidas, ni á lo capitulado en este jestad católica los dichos reales, barras y tejos asiento. de oro : y asimismo se permite á la dicha com 13.Podrá nombrar la compañía en todos los pañía pueda enviar de Europa por Portovelo, y puertos ó lugares principales de la América, juepasar á Panamá la jarcia, lona , fierro, y otros ces conservadores, que no sean oficiales reales pertrechos necesarios para la construccion y fa- por estarles prohibido, y sean vasallos de su Mabrica de los dichos dos bajeles, urcas ó fraga- jestad católica de grado y calidad que merezcan tas , y su manutencion tan solamente: porque si y tengan su real aprobacion; y a estos se ha de vendiere o comerciare los dichos pertrechos en conceder el privativo conocimiento de todas las todo ó en parte con el pretesto de no haberlos causas, negocios y dependencias de este asienmenester ú otro alguno, se han de dar por to con plena autoridad , facultad , jurisdiccion é perdidos, y castigar como fuere de justicia á inhibicion de audiencias, ministros y tribunales, los compradores y vendedores, quedando por presidentes , capitanes generales, gobernadoel mismo hecho de alli adelante derogada y pro res, correjidores, alcaldes mayores , y otros hibida absolutamente esta permision: y se ad cualesquiera jueces y justicias, en que han de vierte que cumplido este asiento, no podrá la ser comprendidos hasta los mismos vireyes de dicha compañía usar de las dos referidas fraga- aquellos reinos , porque solo han de conocer de tas, urcas o navios, ni trasportarlos á la Euro estas causas y sus incidencias los mencionados pa desembocando los estrechos, por los incon- jueces conservadores, otorgando las apelaciovenientes que esto podría ocasionar , antes será nes en los casos por derechos permitidas para obligada a venderlos , enagenarlos ó donarlos, el Real y Supremo Consejo de las Indias; y juncomo mejor le pareciere , en el término de seis tamente le ha de conceder y concede su Majesmeses sucesivos al fin de este contrato.

tad católica , que el presidente que es ó fuere de Esta condicion está con el allanamiento si dicho consejo , ó la persona que le gobernare guiente; me allano á que fletaré navios para sea protector de este asiento; y que demas de transportar los negros á las provincias del Perú, esto la compañía pueda proponer un ministro del tripulándolos y guarneciéndolos a voluntad de mismo Supremo Consejo de las Indias, para que la compañía, nombrando los oficiales de mar y su Majestad le apruebe y sea su juez conservaguerra, y pudiendo llevar los pertrechos de dor privativo, segun uno y otro se ha ejecutado Europa que fueren necesarios para mantener los y practicado en los asientos antecedentes. bajeles ó embarcaciones que fletaren.

14. Tampoco podrán los vireyes, audiencias, 12.- Podrá la dicha compañia valerse de fran-presidentes, capitanes generales, gobernadores, ceses ó españoles á su eleccion para el manejo de oficiales reales, ni otro ministro alguno emeste negocio , asi en los puertos de la América, bargar , ni detener los navios de este asiento, como en los demas lugares de la tierra adentro, ni armarlos de guerra, ni con otro pretexto, derogando su Majestad católica las leyes que

causa ó motivo impedirles su viaje; antes bien prohiben esta entrada a los estranjeros; y de

serán obligados a darles y hacerles dar todo el clarando, queriendo y mandando, que los fran

socorro y asistencia que les pidieren para su mas ceses sean tratados durante este asiento, co pronto despacho, y los viveres y cosas de que mo si fuesen vasallos españoles, para este caso necesitaren á los precios corrientes, pena de hameramente; y se previene, que en ningun puerto ber de dar cuenta y satisfacer por si proprio de las Indias podrá haber mas que de cuatro á los perjuicios que se ocasionaren á la compañía seis franceses, de los cuales pasarán la tierra por la detencion de los dichos bajeles.

« AnteriorContinuar »