Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ferido aúo de 1750; de forma que solo estos tra convenciones estipulados entre las dos coronas tados, pactos y convenciones celebrados antes antes del año de 1750, porque todos y todas se del año de 1750 quedan de aqui adelante en su hallan instaurados y restituidos á su primitiva y fuerza y vigor.

debida fuerza, como si el referido tratado de

13 de enero de 1750 con los demas que de él se Articulo 2.0

siguieron , nunca hubiesen existido; y estas orLuego que este tratado fuere ratificado, ha denes se entregarán por duplicados de una á otra rán los mismos serenisimos reyes espedir co corte para su direccion y mas pronto cumplipias de el auténticas a todos sus respectivos co miento. misarios y gobernadores en los limites de los

Artículo 3.° dominios de América, declarándoles por cancelado, casado y anulado el referido tratado de El presente tratado y lo que en él se halla paclimites signado en 13 de enero de 1750, con to tado y contratado será de perpétua fuerza y vidas las convenciones que de él y a él se siguie- | gor entre los dos referidos serenisimos reyes, ron; ordenándoles

que
dando

por
nulas

у

ha todos sus sucesores y entre las dos coronas; y ciendo cesar todas las operaciones y actos res se aprobará , confirmará y ratificará por sus Mapectivos á su ejecucion , abatan los monumentos jestades cangeándose las respectivas ratificacioerigidos en consecuencia de ella y evacuen inme nes en el término de un mes, contado desde la diatamente los terrenos ocupados á su abrigo, ó data de este , ó antes si posible fuese. cou pretesto del referido tratado; demoliendo las En fé de lo cual, y en virtud de las órdenes habitaciones, casas o fortalezas que en conside y plenos poderes que nos los sobredichos pleracion a él se hubieren hecho ó levantado por nipotenciarios recibimos de los referidos sereuna y otra parte; y declarándoles que desde el nisimos reyes nuestros amos, signamos el premismo dia de la ratificacion del presente tratado sente tratado y le sellamos con el sello de nuesen adelante solo les quedarán sirviendo de re tras armas en el Pardo á 12 de febrero de 1761.glas para dirigirse los otros tratados, pactos y Don Ricardo Wall. - José de Silva Pesanhu.

Tercer pacto de familia entre los reyes de España y Francia , Carlos III y Luis XV ; concluido

y firmado en Paris el 15 de agosto de 1761 (1).

En el nombre de la Santisima é indivisible ,jestad cristianisima en los empeños que contraen Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Así sea. por este tratado es perpetuar en su posteridad

Los estrechos vinculos de la sangre que unen el insigne modo de pensar de Luis XIV de Franá los dos monarcas reinantes en España y Fran cia , de gloriosa memoria, su comun y augusto cia, y la singular propension del uno para el bisabuelo, y que en el subsista para siempre un otro, de que se han dado tantas pruebas, empe monumento solemne del reciproco interés en ñan a su Majestad católica y á su Majestad cris que estriban los deseos de sus corazones y la tianisima en formar y concluir entre si un tra prosperidad de sus familias reales. tado de amistad y union bajo el northre de pac Con esta mira y para llegar al logro de un fin to de familia , cuyo principal objeto es hacer tan conveniente y saludable, sus Majestades capermanentes é indisolubles, tanto para sus Ma- tólica y cristianisima han dado sus plenos podejestades cuanto para sus descendientes y suce res; es á saber: su Majestad católica á don Gesores, aquellas mútuas obligaciones que traen rónimo Grimaldi, marqués de Grimaldi, su consigo naturalmente el parentesco y la amistad. gentil-hombre de cámara con ejercicio y su La intencion de su Majestad católica y de su Ma embajador estraordinario al rey de Francia; y

[ocr errors]

su Majestad cristianisima al duque de Choiseul, tautes, que la corona requerida de suministrar par de Francia, caballero de sus reales órde- el socorro, tendrá en uno ó muchos de sus nes, teniente general de sus reales ejércitos, puertos, tres meses despues de la requisicion, gobernador de Turena , gefe y superintenden-doce navíos de línea y seis fragatas armados , á te general de los correos y postas de á caballo la entera disposicion de la corona demandante. y coches, ministro y secretario de Estado , en

Articulo 6.° cargado de los despachos de Estado y de la La potencia requerida tendrá en el mismo tiemGuerra; quienes informados de las disposicio-po de los tres meses á disposicion de la potencia nes de sus respectivos soberanos, y despues de demandante, si fuese España la potencia requerihaberse comunicado sus dichos plenos poderes, da, diez mil hombres de infanteria y dos mil de han convenido en los artículos siguientes. caballería; y si lo fuese la Francia , diez y ocho Articulo 1.o

mil hombres de infanteria y seis mil de cabaEl rey católico y el rey cristianisimo decla lleria. En cuya diferencia de número se mira ran que en virtud de sus estrechos vínculos de solo a las que hay entre las tropas que mantiene parentesco y amistad, y en consecuencia de la la España y las que la Francia tiene actualmenunion que contratan por el presente tratado, te en pie; pues si llegase á ser igual, entonces mirarán en adelante como enemiga comun la será tambien igual la obligacion. Y este número potencia que viniere å serlo de una de las dos de tropas le ha de juntar y avocar la potencia coronas.

requerida, sin salir desde luego de sus domiArticulo 2.o

nios en el parage de ellos que la demandante Los dos monarcas contratantes se conceden señalase , para estar mas a la mano de la emprereciprocamente en la forma mas auténtica y ab sa ó del objeto con que las pida: y como haya soluta la garantia de todos los estados, tierras, de preceder a este objeto embarco y navegaislas y plazas que poseerán en cualquier partecion ó marcha de tropas por tierra, todo lo ha del mundo, sin reserva ni escepcion alguna, de costear la potencia requerida , dueña en procuando por primera vez, despues de este trata-piedad del socorro. do, se hallen uno y otro en plena paz con las

Articulo 7.o demas potencias, y tales cuales entonces estu En cuanto á dicho diferente número de trovieren sus respectivas posesiones.

pas, hace el rey católico la escepcion de que la Articulo 3.0

necesidad de ellas, sea para defender los doConceden su Majestad católica y su Majestad minios del rey de las Dos Sicilias, su hijo, ó cristianisima la misma absoluta y auténtica ga- | los del infante duque de Parma, su hermano; rantía al rey de las Dos Sicilias y al infante don pues reconociendo la preferente, aunque volunFelipe, duque de Parma, para todos los estados, taria obligacion que le impone su mas inmediaplazas y tierras que actualmente poseen , supo to parentesco, ofrece acudir en este caso con niendo correspondan de su parte, garantiendo los mismos diez y ocho mil hombres de infantodos los dominios de su Majestad católica y de teria y seis mil de caballería, y aun con todas su Majestad cristianisima.

sus fuerzas sin exigir del rey cristianisimo Articulo 4.°

que el mismo número ya estipulado y los demas Aunque la garantía mútua é inviolable que esfuerzos á que le moviere su amor á los princontratan sus Majestades católica y cristianisi- cipes de su sangre. ma debe ser sostenida con todo su poder y que

Articulo 8.° lo entienden asi, conforme al principio sentado Hace tambien por su parte el

rey

cristianique hace la basa de este tratado de que quien simo la escepcion de las guerras en que pudiese ataca á una corona ataca á la otra; sin embargo entrar ó tomar parte en consecuencia de los han juzgado á propósito las dos partes contra- empeños contraidos por la paz de Westfalia y tantes fijar los primeros socorros que la poten otras alianzas con las potencias de Alemania y cia requerida tendrá obligacion de suministrar del Norte. Y considerando

que

dichas guerras à la potencia demandante.

en nada pueden interesar a la corona de España, Articulo 5.o

su Majestad cristianisima promete no exigir soSe ha convenido entre los dos reyes contra corro ninguno del rey católico, a menos de que

mas

tomase parte alguna potencia marítima en las en esplicacion alguna, sea de la especie que se espresadas guerras, ó que los sucesos de ellas fuese, ni bajo de pretesto alguno, para eludir fuesen tan funestos á la Francia que se viese ata la mas pronta y mas perfecta ejecucion de este cada por tierra en su propio pais; en cuyo últi empeñv. mo caso , su Majestad católica acepta y ofrece á

Articulo 13." su Majestad cristianisima , sin escepcion algu En consecuencia del articulo precedente no na, no solo dichos diez mil hombres de infante tendrá lugar la discusion del caso ofensivo ó deria y dos mil de caballeria, sino tambien en fensivo en orden a los doce navios, seis fragacaso necesario aumentar este socorro hasta los tas y tropas de tierra que se han de suministrar, mismos diez y ocho mil hombres de infanteria debiendo mirarse estas fuerzas en todas ocasioy seis mil de caballería que su Majestad cristia nes y tres meses despues de la requisicion, como nisima ha estipulado, no atendiendo su Majes- pertenecientes en propiedad a la potencia que tad católica para este caso a la desproporcion las hubiese pedido. espresada de las fuerzas terrestres entre la Es

Articulo 14.° paña y la Francia.

La potencia que suministrare el socorro, sea Artículo 9.o

de navios y fragatas , sea de tropas de tierra, Será permitido á la potencia demandante en las pagará en cualquier parte en donde su aliado viar uno ó muchos comisarios que nombrarán las hiciese obrar, como si directamente para de entre sus súbditos para que vayan á asegu sí misma emplease estas fuerzas; y la potencia rarse por sí mismos de que con efecto, pasados demandante estará obligada , sea que hagan corlos tres meses de requisicion ha juntado y tie ta ó larga mansion en sus puertos ó tierras dine existentes la potencia requerida en uno ó mu chos navios , fragatas ó tropas , á hacerlas sumichos de sus puertos los doce navios de línea y nistrar cuanto necesiten á los mismos precios las seis fragatas armadas en guerra y las tropas que si fuesen propias, y guardarlas los mismos estipuladas, todo prontas á partir.

respetos y privilegios de que gozan sus tropas. Articulo 10.o

Y se ha convenido que en ningun caso dichas Dichos navios, fragatas y tropas obrarán se tropas, navíos ó fragatas causarán gasto á la pogun la voluntad de la potencia que los necesite tencia en cuyo servicio se empleasen, y que y que los haya pedido, sin que sobre los moti permanecerán á disposicion de ella todo el tiemvos ú objetos que indicase para emplear estas po que durare la guerra en que estuviese emfuerzas de mar y de tierra, pueda hacer la po peñada. tencia requerida mas que una sola y única repre

Articulo 15.o sentacion.

El

rey católico y el rey cristianisimo se obliArticulo 11.o

gan á tener completos y bien armados los na Lo que se acaba de convenir se entiende siem vios, fragatas y tropas que sus Majestades se pre que la potencia demandante pidiese el so suministrarán reciprocamente, de suerte que corro para alguna empresa de mar ó de tierra, apenas la potencia requerida hubiese suminisdefensiva ú ofensiva, de inmediata ejecucion: trado los socorros estipulados en los artículos pero no para que los navios y fragatas de la po 5.0 y 6.o del presente tratado , hara armar en tencia requerida vayan á fijarse en sus puertos sus puertos número suficiente de navíos y frani las tropas en sus dominios; pues bastará

que gatas para reemplazar sin pérdida de tiempo el requerido tenga dichas fuerzas de mar y tier los que puedan perderse en los accidentes de la ra dispuestas y prontas en los parages de sus guerra ó del mar. Y la misma potencia tendrá dominios , que prefiriese la potencia demandan- igualmente preparadas las reclutas y reparaciote por mas útiles á sus miras.

nes necesarias para las tropas de tierra que huArticulo 12.o

biese suministrado. La requisicion que uno de los dos soberanos

Articulo 16.° hiciese al otro de los socorros estipulados por Los socorros estipulados en los artículos preel presente tratado, bastará para probar la ne cedentes, segun el tiempo y forma que se ha cesidad de una parte y la obligacion de la otra, esplicado , han de ser considerados como una de suministrarlos; sin que sea necesario entrar obligacion inseparable de los vínculos del pa

rentesco y amistad, y de la union intima que formasen mas que una sola y misma potencia. desean los dos monarcas contratantes se perpe

Articulo 19.o túe entre todos sus descendientes: y dichos socorros estipulados serán lo menos que la poten Concurriendo en el rey de las Dos Sicilias los cia requerida podrá hacer por la que los nece mismos vínculos de parentesco y amistad y los sitare. Pero como la intencion de ambos reyes mismos intereses que unen intimamente á sus es que en empezándose la guerra por ó contra Majestades católica y cristianisima; estipula su la una de las dos coronas, ha de venir á ser per- Majestad catolica por el rey de las Dos Sicilias, sonal y propia tambien de la otra; se ha conve su hijo; y se obliga a hacerle ratificar tanto por nido que luego que los dos esten en guerra de sí como por sus descendientes perpetuamente, clarada contra el mismo ó los mismos enemi- todos los artículos del presente tratado : bien gos, cesará la obligacion de dichos socorros es entendido que se determinarán en el acto de actipulados, y ocupará su lugar la de hacer la cesion de su Majestad siciliana los socorros que guerra juntos empleando para ella todas sus haya de suministrar á proporcion del poder de fuerzas; á cuyo fin establecerán entonces los sus dominios. dos altos contratantes convenciones particula

Articulo 20.o res relativas a las circunstancias de la guerra en que se hallasen empeñadas; concertarán y Sus Majestades católica, cristianisima y sicideterminarán sus esfuerzos y sus ventajas res liana se obligan á concurrir, no solo á la conserpectivas y reciprocas, así como los planes y las vacion y esplendor de sus reinos en el estado en operaciones militares y políticas; y adoptadas que se hallan actualmente, sino tambien á sosteque sean las seguirán los dos reyes juntos, y ner primero que cualquiera otro objeto y sin esde comun y perfecto acuerdo.

cepcion la dignidad y los derechos de su casa ;

de suerte que cada principe que tendrá el honor Articulo 17.0

de venir de la misma sangre, podrá estar aseSus Majestades católica y cristianísima se em gurado en cualquiera ocasion de la proteccion peñan y se prometen para el caso de hallarse y asistencia de las tres coronas. ambos en guerra no escuchar ni hacer proposi

Articulo 21.o cion alguna de paz, no tratarla ni concluirla con el enemigo, ó los enemigos que tuviesen, Debiendo ser considerado el presente tratasino de un acuerdo y consentimiento mútuo y do, segun se anuncia en el preámbulo, como un comun, y comunicarse reciprocamente todo lo pacto de familia entre todas las ramas de la auque pudiese acaecer á una ú á otra de las dos gusta casa de Borbon, ninguna otra potencia que potencias, en particular sobre el objeto de la las que fueren de esta sangre podrá ser convipacificacion; de suerte que tanto en guerra co

dada ni admitida á acceder á él. mo en paz cada una de las dos coronas mirará

Articulo 22.° como propios los intereses de la otra su aliada.

La estrecha amistad que une á los monarcas Articulo 18.0

contratantes y los empeños que toman por este Siguiendo estos principios y los empeños con- tratado, los determinan á estipular que sus estatraidos en su consecuencia, han convenido sus dos y súbditos respectivos participarán de las Majestades católica y cristianisima que cuando ventajas y de la alianza que se establece entre se trate de terminar con la paz la guerra que los soberanos; y sus Majestades se prometen hayan sostenido en comun, compensarán las que no sufrirán , por ningun caso pi bajo cual-ventajas que una de las dos potencias haya po-quier pretesto , que sus dichos estados y subdidido lograr con las pérdidas que haya padecido tos puedan hacer ni emprender nada contrario la otra; de forma que tanto sobre las condicio- á la perfecta correspondencia que debe subsisnes de la paz como sobre las operaciones de la tirinviolablemente entre las tres coronas. guerra, las dos monarquías de España y Fran

Articulo 23.° cia , en toda la estension de sus dominios, han de ser consideradas y han de obrar como si no Para cimentar mas esta buena inteligencia y

[ocr errors]

ventajas reciprocas entre los súbditos de las dos mo la bandera francesa será tratada en España coronas de España y Francia ; se ha convenido con el propio favor que la española. Los súbdique no comprenderá en adelante á los españolestos de las dos monarquías, en declarando sus la ley de auvena (de estrangeria) de Francia; y mercaderías , pagarán los mismos derechos que en su consecuencia ofrece su Majestad cristia- pagarian si fuesen de naturales; y esta misma nisima abolirla por lo que á ellos toca, de suerte igualdad se observará en cuanto a la libertad de que podrán disponer por testamento, donacion la importacion y esportacion, sin que deban paó de cualquiera otra manera, de todos sus bie garse de una y otra parte mas derechos que los nes que posean en los dominios de Francia, sin que se perciban de los propios súbditos del soescepcion, de cualquiera naturaleza que sean, berano; ni ser materias de contrabando para y que sus herederos , súbditos de su Majestad unos las que no lo fuesen para los otros; y por católica, habitantes fuera ó dentro de Francia, lo que mira á estos objetos, quedan abolidos podrán recoger las herencias, aun cuando haya cualesquiera tratados, convenciones ó estableabintestato, por sí mismos, por sus procura cimientos anteriores entre las dos monarquias; dores o apoderados, aunque no esten naturali- bien entendido que ninguna otra potencia eszados, y trasportarlos fuera de los estados de su trangera gozará en España ni en Francia priviMajestad cristianísima, no obstante las leyes, legio alguno mas ventajoso que el de las dos naedictos, establecimientos, costumbres o dere ciones. Las mismas reglas se observarán en chos que haya en contrario; pues todas y todos España y Francia con la bandera y súbditos del los deroga su Majestad cristianisima en cuanto rey de las Dos Sicilias; y su Majestad siciliana sea necesario. Su Majestad católica ofrece por hará que los gocen reciprocamente en sus domisu parte hacer que gocen igualmente de los mis nios las banderas y súbditos de las dos coronas mos privilegios en todos los estados y paises de de España y Francia. su dominio todos los franceses у súbditos de su majestad cristianisima por lo que toca á la libre

Articulo 25.o disposicion de los bienes que posean en toda la Si los altos contratantes hiciesen en adelante estension de su monarquía española; de suer algun tratado de comercio con otras potencias te que los súbditos de las dos coronas serán y les acordasen ó les hubiesen ya acordado el generalmente tratados en todo y por todo lo tratado de la nacion mas favorecida en sus puerconcerniente á este articulo, en los paises que tos ó estados, se prevendrá á dichas potencias ambas dominan como los propios y natura que el trato de los españoles en Francia y en las les de la potencia en cuyo territorio residan. Dos Sicilias, el de los franceses en España y Todo lo dicho respecto a la abolicion de la ley tambien en las Dos Sicilias, y el de los napolitade auvena en favor de los españoles en Fran

nos y sicilianos en España y Francia sobre el cia, y á las demas ventajas concedidas á los

mismo objeto es esceptuado en esta parte, y no franceses en los estados del rey de España (2), debe ser citado ni servir de ejemplo, pues sus se entiende concedido á los súbditos del rey de Majestades católica , cristianísima y siciliana no las Dos Sicilias, que van comprendidos bajo las quieren que otra alguna nacion participe de los mismas condiciones en este artículo; y recipro- privilegios que hallan por conveniente hacer camente los súbditos de sus Majestades católica reciprocamente gozar á sus respectivos vasallos. y cristianisima gozarán las mismas exenciones

Articulo 26.° y ventajas en los estados de su Majestad siciliana.

Los altos contratantes se confiarán reciprocaArticulo 24.°

mente todas las alianzas que pudiesen formar Los súbditos de los altos contratantes serán en lo sucesivo, y las negociaciones que pudietratados, relativamente al comercio y á las impo sen seguir, sobre todo las que tuviesen alguna siciones en los dominios de cada uno en Euro conexion con sus intereses comunes, y en su pa, como los propios súbditos del pais adonde consecuencia sus Majestades católica , cristianillegasen ó residiesen; de suerte que la bandera sima y siciliana mandarán a los respectivos miespañola gozará en Francia los mismos derechos nistros que mantienen en las demas cortes esy prerogativas que la bandera francesa, así co trangeras que vivan entre si con la mas perfecta

« AnteriorContinuar »