Imágenes de páginas
PDF
EPUB

mente en los puertos abiertos al comercio es en veinte articulos , será ratificado y los instrutranjero con sus cargamentos compuestos total, mentos de ratificacion se canjearán en esta corparcial o promiscuamente de articulos y efec te dentro del término de catorce meses. tos naturales y manufacturados, nacionales y es En fé de lo cual los respectivos plenipotenciatranjeros de licito y libre comercio, y no pa

rios lo han firmado y puesto en el sus sellos pargarán derechos mayores, ya sean de anclaje, ticulares. Fecho en Madrid por duplicado el 16 toneladas y demas conocidos bajo el nombre de de febrero de 1840. - Evaristo Perez de Casderechos de puerto, ya sea en los de importacion tro.-- Pedro Gual. ó exportacion, que los que paguen o pagaren los naturales de cada pais respectivamente.

DECLARACIONES ANEJAS AL TRATADO. Articulo 17.0

Primera. Su Majestad católica y la república del Ecuador convienen en proceder con la brevedad El infrascrito plenipotenciario de la república posible a ajustar y concluir un tratado de comer del Ecuador al firmar hoy el tratado definitivo cio y navegacion fundado en principios de re de

paz y amistad perpétua, concluido felizmente ciprocas ventajas para uno y otro pais.

entre su Majestad católica y la referida repúbliArticulo 18.°

ca, declara formalmente, que renuncia desde Su Majestad católica y el gobierno del Ecua ahora para siempre en nombre del gobierno y dor gozarán la facultad de nombrar agentes di ciudadanos ecuatorianos, todo derecho que por plomáticos y consulares, el uno en los dominios las clausulas del tratado , ó por otro titulo cualdel otro; y acreditados y reconocidos que sean quiera, puede o pueda competirle a reclamar tales agentes diplomáticos y consulares por el del gobierno de su Majestad católica indemnizagobierno cerca del cual residan , ó en cuyo ter ciones de cualquier clase o denominacion por ritorio ejerzan sus funciones, disfrutarán de las menoscabo, deterioro, usufrutos, embargo, sefranquicias, privilegios é inmunidades de que cuestro, confiscacion ó enagenacion de propiese hallen en posesion los de igual clase de la na dades muebles o inmuebles, ó exacciones de cion mas favorecida, y de las que se estipula dinero o valores, ó articulos equivalentes á diren en el tratado de comercio que ha de formar nero hechas en el territorio ecuatoriano durante sc en virtud del articulo anterior.

la guerra dichosamente terminada por el refeArticulo 19.o

rido Tratado definitivo de paz y amistad perpéDeseando su Majestad católica y la república tua. Consiente asimismo dicho infrascrito pledel Ecuador conservar la paz y buena harmo nipotenciario, eu que la presente declaracion nia, que felizmente acaban de restablecer por formal y debidamente aceptada, sea y deba ser el presente tratado, declaran solemne y formal en todos tiempos obligatoria al Ecuador y a sus mente: 1." que cualquiera ventaja ó ventajas que ciudadanos, como si se hubiese insertado palaadquirieren en virtud de los artículos anterio- bra por palabra en el tratado a que va aneja. res, son y deben entenderse como una con En sé de lo cual, el infrascrito plenipotenciapensacion de los beneficios que mutuamente se rio de la república del Ecuador firma la presente confieren

por

ellos; y 2.o que si ( lo que Dios no declaracion y la sella con su sello particular en permita) se interrumpiese la buena harmonia que Madrid á 16 de febrero de 1840.- Pedro Gual. debe reinar en lo venidero entre las partes con El infrascrito plenipotenciario de su Majestad tratantes, por falta de inteligencia de los articu católica acepla del modo mas formal y solemne los aqui convenidos, o por otro motivo cual el contenido de la precedente declaracion, y quicra de agravio ó queja de injurias, ninguna promete que ratificada que sea por parte del de las partes podrá autorizar actos de represa- presidente de la república del Ecuador, se ralilia ú hostilidad por mar ó tierra, sin haber pre ficará igualmente esta aceplacion por su Majestad sentado antes a la otra una memoria justificativa católica, canjeándose los respectivos instrumende los motivos en que funde la injuria o agravio tos en el tiempo convenido para las ratificaciones y denegadose la correspondiente satisfaccion.

del tratado de paz y amistad perpétua firmado Articulo 20.o

en el dia de hoy.-Eo sé de lo cual, lo firma y El presente tratado, segun se halla estendido sella con el sello de sus armas en Madrid á 16

de febrero de 1840.- Evaristo Perez de Castro. sercucia á su Majestad católica en uno y otro de

los dos ejemplares en que se ha estendido el reSegunda.

ferido tratado. Pero que en lo venidero se obEl infrascrito plenipotenciario de la república servará la alternativa, como se usa y acostumbra del Ecuador al firmar hoy el tratado definitivo generalmente en todo tratado público. · En fé de paz y amistad perpétua, concluido felizmente de lo cual, el infrascrito plenipotenciario de la entre su Majestad católica y la referida republi- república del Ecuador firma por duplicado la ca, declara formalmente: que deseando dar á su presente declaracion y la sella con su sello pardicha Majestad católica un testimonio público ticular en Madrid á 16 de febrero de 1840.de alta consideracion y profundo respeto en el Pedro Gual. momento solemne de una reconciliacion tan sin El presidente del Ecuador Juan José Flores cera y perfecta como la que dichosamente aca ratificó este tratado y declaraciones á 13 de ba de establecerse entre dos naciones unidas marzo de 1841. Su Majestad católica el 4 de ocpor los vínculos de la sangre é intereses comu tubre de dicho año; y en 30 del propio mes se nes, se ha hecho el grato deber de dar la pre canjearon las ratificaciones en Madrid.

Real decreto de 17 de febrero de 1840, admitiendo en los puertos españoles de la Peninsula los

buques mercantes de la república del Ecuador, en los términos que se admiten los de las naciones mas favorecidas.

Terminadas ya las principales diferencias que la protección y seguridad que gozan los de las han existido entre España y el territorio ameri demas naciones. cano dei reino y presidencia de Quito, hoy co

Articulo 2.o nocido bajo el nombre de república del Ecua Desde la publicacion de este decreto , los budor; y deseosa yo, no menos de acelerar una ques mercantes del Ecuador no pagarán otros ó parte de las ventajas estipuladas en favor del mas altos derechos de puerto que los que pagan comercio de ambos paises, que de corresponder ó pagaren los de las naciones mas favorecidas. con una medida de reciprocidad a la adoptada por

Articulo 3.0 las autoridades del citado territorio en el decre Los frutos, géneros y efectos del Ecuador no to que precede; conforme con el parecer del

adeudarán otros ó mas altos derechos que los que consejo de ministros, he venido en decretar co adeuden ó adeudaren los frutos, géneros y efec. mo reina gobernadora , en nombre de mi es tos de otros estados del continente americano. celsa hija la reina doña Isabel II, lo siguiente: Tendréislo entendido y lo comunicareis a quien Articulo 1.o

corresponda para su cumplimiento. - Está ruLos buques mercantes del Ecuador serán ad-bricado por la reina gobernadora.- En palacio á mitidos en los puertos españoles de la Penínsu 17 de febrero de 1840.-A don Evaristo Perez la; y los naturales de dicho territorio hallarán de Castro, presidente del consejo de ministros.

Tratudo de comercio y navegacion concluido entre España y la Sublime Puerta otomana;

firmado en Constantinopla el 2 de murzo de 1840.

La corte de España habiendo obtenido por el tratado de paz y de comercio que ajustó con el imperio Otomano en 11 de setiembre de 1789

el derecho de disfrutar las ventajas de que gozan en los dominios del sultan las potencias amigas de la Sublime Puerta , y habiéndose modi

ficado las relaciones comerciales del mismo im ña, ó sus factores ó apoderados tendrán la faperio con la Gran Bretaña por el tratado con cultad de comprar en toda la estension del imcluido entre ambas coronas en 16 de agosto de perio otomano, ya para hacer el comercio en 1838, concediendo a las potencias amigas la fa lo interior de él, ya para su esportacion, si les cultad de participar de las mismas condiciones acomodare , todos los productos, sin escepcion que le han servido de base, su Majestad la rei-alguna, del suelo, ó de la industria de este pais. na de España y su Majestad imperial el sultan La sublime Puerta habiendo abolido todos los de los otomanos han resuelto arreglar de nue monopolios que pesaban sobre los productos de vo y por un acto espreso y adicional las rela la agricultura, como sobre todos los demas ob. ciones comerciales entre los súbditos respecti jetos que dá de sí su territorio, se compromete vos con el fin de procurarles todo el auge y fe á suprimir el uso de teskeres (permisos) espelicidad posibles. Al efecto han nombrado por didos anteriormente por las autoridades locales sus plenipotenciarios: su Majestad la reina de para la compra de aquellos productos, ó para España y en su nombre y durante la menor edad su trasporte de un punto a otro despues de su su augusta madre su Majestad la reina goberna- adquisicion. La menor tentativa para obligar á dora, á don Antonio Lopez de Córdoba , caba los súbditos españoles á proveerse de dichos tesllero con placa de la real y distinguida órden keres, debiendo considerarse de derecho como española de Carlos III, comendador de las rea una infraccion de este tratado, los visires o les órdenes americana de Isabel la Católica, de cualquier otro funcionario público que incurCristo de Portugal, del Salvador de la Grecia riese en semejante abuso , será severá é inmey de la del Santo Sepulcro de Jerusalen, del diatamente castigado por el gobierno otomano, consejo de su Majestad , su secretario y su mi y en el caso de seguirse de ello algun perjuicio pistro residente cerca de la Puerta Otomana. Y ó vejamen á los comerciantes españoles, estos su Majestad el sultan de los otomanos al muy recibirán el correspondiente resarcimiento por ilustre entre los visires el escelentisimo señor los daños ó pérdidas que sufran , y sus reclamaMustafa Reschid Buja, secretario de estado y ciones serán debidamente atendidas por la autodel despacho de negocios estranjeros, condeco ridad competente, rado con las insignias en brillantes correspon

Articulo 3.0 dientes a esta alta dignidad, caballero gran cruz Los comerciantes españoles ó sus comisionade la real orden americana de Isabel la Católica, dos que compren un articulo cualquiera, prode la real orden de la Legion de Honor, de la de ducto del suelo ó de la industria de la Turquia, Leopoldo de Bélgica: quienes despues de haber con el fin de revenderlo para consumo del misse comunicado mútuamente sus plenos poderes, mo pais, pagarán al verificarse la compra o la y de haberlos hallado en buena y debida forma venta los mismos derechos que en circunstancias han convenido en los artículos siguientes: análogas satisfagan los comerciantes musulmaArticulo 1.o

nes ó los rayás mas favorecidos entre aquellos Sc confirman de nuevo y para siempre todos que se dedican al tráfico interior. los derechos, privilegios é inmunidades confe

Articulo 4.9 ridas á los súbditos y buques españoles por las El negociante español ó sus agentes que comcapitulaciones y tratados vijentes, escepto las pre mercancias o cualquier articulo que produzcláusulas especialmente modificadas por el pre ca la agricultura ó la industria del imperio Otosente tratado, entendiéndose ademas espresa mano para esportarlo a otro pais, será libre de mente, que todos los derechos, privilegios y espedirlo al puerto ó escala que mas le acomoprerogativas que la sublime Puerta concede en de, sin estar sujeto á ninguna especie de derela actualidad ó pudiere conceder en adelante a cho o impuesto cualquiera. Al arribo de dichos los súbditos y buques de cualquiera otra poten-obje!os al sitio de su embarque, abonarán en cia , los concederá igualmente a los súbditos y lugar de los antiguos derechos de comercio inbuques españoles, para que sea estensivo á estos terior que quedan suprimidos por el presente su disfrute y ejercicio.

convenio un derecho de nueve por ciento de su Articulo 2.0

valor ; y á su salida , las mismas mercancias paLos súbditos de su Majestad la reina de Espa. | garán ademas el derecho de tres por ciento se

gun el uso antiguo; con el bien entendido que dos tendrán facultad de hacer en todos los domitodo género comprado en una escala para es nios del sultan el tráfico de todas las mercanpedirlo de alli á otra parte, y que hubiese ya sa cias procedentes de paises estranjeros; y si estisfecho su derecho interior, no deberá satisfa tos géneros hubiesen satisfecho á su entrada en cer mas que el derecho primitivo de tres por Turquia el derecho de importaciou, todo subciento.

dito español ó su ajente quedará libre de com Articulo 5.

prarlos o venderlos, pagando el derecho adiCualquier articulo producto del suelo ó de la cional de dos por ciento; derecho que deberá industria de la España y de sus dependencias, abonar cuando venda los géneros que el mismo como igualmente cualquier otro género o mer haya importado ó cuando los introduzca ó trascancia perteneciente a negociantes españoles mila para venderlos en el interior; y una vez embarcada en buques españoles, o conducida verificado este abono no se exigirá por tales por tierra ó por mar de cualquier otro pais por mercancias ningun otro nuevo derecho, ya sea súbditos españoles, será admitida como hasta que se revendan dentro del pais, ya sea que se aqui y sin escepcion alguna en todo el imperio espidan al estranjero. Otomano, mediante un derecho de tres por cien

Articulo 7.o to, calculado segun su valor.

En vez de todos los derechos de comercio in Todos los géneros procedentes del suelo é de terior que se perciben actualmente sobre dichas la industria de España y de sus dependencias, mercancias, los comerciantes españoles que las como asimismo todos los que procedan del suelo importen, bien sea para venderlas en los para

o de la industria de cualquier pais estranjero ges de su arribo , bien sea que las espidan al in- pertenecientes á súbditos españoles, no estarán terior para venderlas alli, pagarán un derecho sujetos á ninguna especie de derechos de tránsupletorio de dos por ciento. Cuando hayan de sito al pasar el estrecho de los Dardanelos, del revenderse los mismos géneros en lo interior Bósforo ó del mar Negro, ya sea que se endel pais ó fuera de él no se exijirá otro derecho, cuentren en el buque que los conduzca o en otro bajo cualquier titulo ni denominacion , del ven al cual se hayan trasbordado, ya sea cuando desdedor, ni del comprador, ni de aquel que habién tinados a un pais estranjero deban por algun jusdolos comprado quisiese espedirlos fuera. Los to motivo, y durante un tiempo razonable, ser comerciantes españoles, despues de haber abo- depositados en tierra para despues reembarcarnado el antiguo derecho de tres por ciento sobre los y espedirlos á su último destino. las mercancias de importacion conducidas á una Mas todas las mercancias importadas en Turescala podrán espedirlas á cualquiera otra sin quia con direccion a otros paises, y tambien las pagar ningun otro derecho, y solo satisfarán el que quedando en poder del importador espida supletorio de dos por ciento, cuando las vendan este para traficar con ellas en otros paises , paen el lugar de su arribo, ó cuando desde alligarán únicamente el antiguo derecho de tres por quieran espedirlas dentro del pais.

ciento de importacion, sin que puedan ser bajo El gobierno espaŭol no pretende dar a los ningun pretesto , gravadas con ningun otro. términos empleados en este articulo ni en nin

Articulo 8.° gun otro del presente tratado mas que su significacion natural, precisa y determinada , ni mez

La sublime Puerta cuidará siempre de que la clarse de modo alguno en los derechos ni en el espedicion de los firmanes que necesitan los huejercicio de administracion interna del gobier ques mercantes españoles á su paso por los DarOtomano, siempre que estos derechos no cau dancios y el Bósforo se haga en tal forma que les sen menoscabo ni perjuicio manifiesto á lo esti- ocasione el menor retardo posible. pulado en los antiguos tratados, ni tampoco á

Articulo 9.o los privilegios que otorga el presente á los súbditos españoles ó á sus propicdades.

La sublime Puerta se presta á hacer observar

todas las clausulas del presente convenio en toArliculo 6."

dos los dominios del imperio otomano en EuroLos comerciantes españoles o sus coniisiona pa, en Asia , en Egipto y en todas las demas

provincias del Africa que dependen de su anto rá en toda fuerza y vigor durante siete años desde ridad, y á aplicarlas a todas las clases de sus la fecha de su ajuste, al cabo de los cuales tensúbditos.

drá cada una de las Altas partes contratantes deArticulo 10.9

recho de reclamar su revision. Pero si dentro Con arreglo a la costumbre establecida entre de los seis meses siguientes á la espiracion de España y la sublime Puerta, y con el fin de evi. los primeros siete años no se hiciese uso de tar cualquiera dificultad ó retardo respecto a la dicha facultad por una ni otra parte, la misma tasacion de los géneros importados en Turquia tarifa continuará rigiendo por otros siete años ó esportados de paises otomanos por los súbdi mas, contándose desde el dia en que hubiese estos españoles, cada catorce años se solian pirado el primer plazo , y lo propio se seguirá nombrar comisarios de una y otra parte que se

practicando al fin de cada periodo sucesivo de ocupaban en fijar en moneda turca y por una

siete años. tarifa especial, el derecho de aduana que debia

Conclusion. percibirse sobre cada género ó mercancia. Como ha espirado ya el término de la última tari- El presente convenio será ratificado y las ratifa, se ha dado á nuevos comisarios el encargo ficaciones canjeadas en Constantinopla en el térde fijar el derecho de aduana que deberán satis mino de cuatro meses desde hoy dia de la fecha, facer los súbditos españoles sobre la base del ó antes si fuere posible , y empezará á tener tres por ciento del valor que tengan todos los efecto quince dias despues de verificarse dicha artículos de comercio que importaren ó espor- formalidad. taren; y los mismos comisarios cuidarán de re Acordados y concluidos los diez precedentes gular de un modo equitativo los derechos que en articulos, hemos firmado y sellado el presente virtud del presente tratado deberán satisfacer acto escrito en idioma español y francés; y ensobre los productos del imperio otomano desti-tregadolo al muy ilustre y escelentisimo pleninados a la esportacion, designando al mismo potenciario de la sublime Puerta, en cambio del tiempo los lugares de embarque en donde ofrez que él mismo nos entrega en idioma turco. Fecho ca mayor facilidad el abono de dichos derechos. en Constantinopla á 2 de marzo de 1840. - An

Concertada que así sea la nueva tarifa queda tonio Lopez de Córdoba.

Convenio para la abolicion del derecho de advenia o de estranjeria entre España y Dinamarca;

firmado en Madrid el 22 de marzo de 1840.

[ocr errors]

Su Majestad católica doña Isabel II, por la gracion, ban nombrado y constituido para ello gracia de Dios y por la constitucion de la monar por sus plenipotenciarios, á saber: quia española reina de las Españas, y durante su Su Majestad católica y en su real nombre la menor edad la reina viuda doña Maria Cristina reina gobernadora, á don Evaristo Perez de de Borbon, su augusta madre, gobernadora del Castro y Colomera, caballero gran cruz de la reino, de una parte; y de la otra , su Majestad real y distinguida órden española de Carlos III, Cristiano VIII, por la gracia de Dios rey de de las de igual clase de Cristo y de la Concepcion Dinamarca, etc. habiendo determinado por co de Villaviciosa de Portugal, de la legion de liomun acuerdo favorecer la traslacion de los bie nor de Francia y de la civil de Leopoldo de Bélnes adquiridos o que adquirieren sus súbditos en

gica, consejero de estado, primer secretario de sus respectivos dominios , aboliendo al efecto

estado y del despacho de su Majestad catolica entre sí los derechos conocidos bajo el nombre y presidente de su consejo de ministros; y de advenia, de detraccion y de impuesto de emi Su-Majestad el rey de Dinamarca á don Olinto

« AnteriorContinuar »