Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Dal-Borgo di Primo, caballero de la orden de dades, jurisdicciones, corporaciones ó pueblos, Danebrog, de la de Cristo, de la de la Concep

Articulo 4.° cion de Villaviciosa y de la real de Carlos III, Se esceptuan de estas disposiciones cualesgentil-hombre de cámara de su Majestad el rey quiera impuestos, ya sean en favor del gobierno, de Dinamarca y su encargado de negocios cerca ya á beneficio de particulares , que se perciban de su Majestad católica:

ó percibieren en lo sucesivo de las herencias, Quienes despues de haberse comunicado sus bajo otro cualquiera concepto que el de esporplenos poderes y haberlos hallado en buena y lacion, y que afecte igualmente a los naturales debida forma, han convenido en los artículos que a los estranjeros. siguientes:

Articulo 5.

Las estipulaciones contenidas en los anterioArticulo 1.o

res articulos producirán su efecto desde el dia Los derechos de detraccion, impuesto de del canje de las ratificaciones de este convenio. emigracion y otros semejantes, cuyo objeto sea No obstante, para que gocen cuanto antes los subgravar la traslacion de bienes de un estado á ditos de las dos partes contratantes de los beneotro, sin esceptuar el derecho de advenia, aun ficios que debe procurarles el susodicho conveque hasta aqui no haya estado reciprocamente en nio, se ha determinado que los bienes adquiridos vigor, son y quedan abolidos en los estados de actualmente en los respectivos territorios de amsu Majestad católica y de su Majestad el rey de bos monarcas, que aun no se hubiesen esportado, Dinamarca.

gocen de la libertad de derechos convenidos para Articulo 2.o

las adquisiciones futuras. Por lo tanto, los súbditos de cada uno de los dos

Articulo 6." monarcas podrán esportar libremente sin pago El presente convenio será ratificado y las rade ningun derecho, todos los bienes que hubie- tificaciones canjeadas en el término de cuatro ren adquirido en el territorio del otro por su. meses, ó antes, si ser pudiere. En sé de lo cual, cesion, donacion, cambio ú otro cualquier ti nos los respectivos plenipotenciarios lo liemos tulo.

firmado y sellado con el sello de nuestras armas. Articulo 3.°

En Madrid á 29 de marzo de 1840.– Evaristo Estas disposiciones sonaplicables, no solo a los Perez de Castro-Dal-Borgo di Primo. derechos y demas impuestos de este género que La corte de Dinamarca ratificó este convenio

forman parte de las rentas públicas, sino tam el 8 de mayo de 1840 ; la de España el 10 de ocbien a los que hasta ahora hayan sido percibi-tubre de 1841; y en 13 del mismo mes se caudos por cualesquiera personas, provincias, ciu-jearon las ratificaciones en Madrid,

Declaraciones que se canjearon entre las coronas de España y de Belgica acerca del trato que pro

visionalmente debe darse á los buques y comercio de los súbditos de la una en los puertos y territorio de la olra ; firmáronse el 20 de abril y el 21 de julio de 1840.

heul decreto de su Majestad católicu.

Las amistosas relaciones establecidas hace tiempo entre el gobierno de mi augusta hija y el de su Majestad el rey de los Belgas requieren para su complemento se determine bajo qué concepto han de ser considerados la navegacion y

comercio de los súbditos del uno en los puertos y territorio del otro. Decretada, y ya en practica en los estados belgas una medida general que concede á la bandera mercante estranjera el mismo trato que se otorgare a los buques y comercio belga en el pais respectivo, se me ha propuesto por parte de la corte de Bruselas el ajuste

de un tratado de comercio, que determine cla se concede provisionalmente a los buques y coramente este punto tan interesante á los naturales mercio del reino de Bélgica en los puertos esde uno y otro reino. Pero como las circunstan- pañoles de la Peninsula é islas adyacentes el cias de la Peninsula, y la conveniencia de espe mismo trato de que gozaban durante la union rar al nuevo sistema de aduanas, próximo ya á politica de las Provincias belgas al reino de los ser presentado a las cortes , son un obstáculo Paises-Bajos. para que se realice por ahora el citado convenio; Queriendo igualmente facilitar y estender, deseando yo que esta inevitable dilacion no pri hasta que se concluya un tratado de comercio, ve á los súbditos y comercio español de la pro- las relaciones maritimas y comerciales entre los teccion debida en los puertos y territorio de la habitantes de ambos estados ; à propuesta de Bélgica, de acuerdo con el consejo de ministros, puestro ministro de negocios estranjeros, hemos y en nombre de mi escelsa bija la reina doña decretado y decretamos: Isabel II, he venido en decretar;

Articulo 1.0 1.° Los buques del reino de la Bélgica serán recibidos y su comercio tratado en los puertos Los buques del reino de España serán recibiespañoles de la Peninsula é islas adyacentes del dos y su comercio será tratado en los puertos mismo modo que se les recibió y trato durante belgas del mismo modo que se les recibió y trala union politica de las Provincias belgas al rei-tó durante la union politica de la Bélgica y Paino de los Paises-Bajos.

ses-Bajos. 2.• Esta medida tendrá el carácter de provi

Articulo 2.o sional, por base una exacta reciprocidad, y sus efectos cesarán luego que se establezca el nuevo Se aplicará esta disposicion á los buques y cosistema general de aduanas. Tendréislo entendi mercio español en Bélgica todo el tiempo que se do y dispondreis su cumplimiento.--Está rubri. asegure igual trato en España á los buques y cocado de la real mano. - A don Evaristo Perez mercio belga. de Castro, presidente de consejo de ministros.

Articulo 3.0 Leopoldo rey de los belgas, á todos los presentes y venideros, salud.

Nuestro ministro de negocios estranjeros Habiendo visto el decreto de su Majestad la queda encargado de la ejecucion del presente reina regente del reino de España, dado en nom decreto. Dado en nuestro palacio de Laeken á 21 bre de sa augusta hija la reina Isabel II, en Ma- de julio de 1840.-Leopoldo.--Lebeau, ministro drid á 20 de abril del presente año, por el cual de negocios estranjeros.

Reglamento firmado el 23 de mayo de 1840, para llevar á efecto la libre navegacion del rio Duero,

estipulada entre las coronas de España y Portugal por el convenio de 31 de agosto de 1835.

Falemile del reglamento y tarifas anejas es el si

Doña Isabel II, por la gracia de Dios y por ral, el del reglamento y tarifas anejas es el sila Constitucion de la monarquia reina de las guiente: Españas, y en su real nombre y menor edad la Doña María , por la gracia de Dios y por la regencia provisional del reino: atendiendo a Constitucion reina de Portugal y de los Algarque por real decreto espedido por su Majestad

ves, etc. : fidelísima á 27 de enero del presente año, se ha Sepan todos nuestros subditos que las Cortes aprobado y mandado llevar á ejecucion en el generales decretaron y Nos sancionamos la ley reino de Portugal el reglamento firmado en siguiente: Lisboa á 23 de mayo de 1840, cuyo tenor lite Articulo 1.° Se autoriza al gobierno para

llevar á ejecucion el reglamento de 23 de mayo ro en su estension navegable actualmente, o de 1840 y sus respectivas tarifas, el cual es par que en adelante lo sea. te del convenio firmado en 31 de agosto de 1835 $ 1.° Esta libertad se entenderá solamente con el gobierno español para la libre navega de reino á reino en toda la estension del rio para cion del Duero.

los barcos de ambas naciones, pues que la naArt. 2. Se revoca toda legislacion y dispo- vegacion de cabotaje que se haga en la parte del siciones que hubiere en contrario.

rio cuyas dos márgenes pertenezcan á uno de Mandamos por tanto a todas las autoridades á los dos reinos continuará siendo privativa de la quienes incumba el conocimiento y ejecucion de nacion á que ellas pertenezcan. la referida ley, que la cumplan y guarden, y ha S 2. Las personas y barcos que se empleagan cumplir y guardar tan completamente, como ren en la navegacion del Duero , conforme a la en ella se contiene. Los ministros secretarios convencion celebrada entre España y Portugal de estado de los diferentes ramos la harán im en 31 de agosto de 1835, quedan sujetos á este primir , publicar y circular. Dada en el palacio reglamento y a la tarifa adjunta. de las Necesidades á 27 de enero de 1841.-La Art. 2.° El importe de los derechos de tránreina. — Hay una rúbrica. — Conde de Bom sito á que se somete esta navegacion pertenecefim. — Rodrigo de Fonseca Magalhaes. - Anto- rá esclusivamente á la nacion en cuyo territorio nio Bernardo de Costa Cabral. – Florido Ro se perciba. driguez Pereira Ferraz.

3. No podrá concederse por ninguno de

los dos gobiçrnos privilegios esclusivos para el REGLAMENTO.

tránsito por el Duero de efectos ni personas,

obligándose ambas à dejar siempre abierta la Los infrascritos don Carlos Creus y don Juan competencia. Rodriguez Blanco, comisarios nombrados por 4.° Ninguno de los respectivos gobiernos su Majestad católica, y don Francisco Joaquin podrá aumentar el derecho de navegacion que Maya y don Juan Ferreira de los Santos Silva se fijare en las tarifas de este reglamento, sin Junior, comisarios nombrados por su Majestad ser de comun acuerdo, y cuando asi parezca fidelisima para formar la comision mista encarga conveniente: ni tampoco podrá imponer , bajo da de rever el reglamento de policia y tarifa de cualquiera otra denominacion, ninguno otro derechos para la libre navegacion del rio Due que pese sobre los navegantes. ro, formado por otra comision en 14 de abril 5.° Los aranceles de aduanas que actualmende 1836, en conformidad con los articulos 3 y 4 te existen ó en adelante existieren quedan en su de la convencion celebrada entre las dos coro fuerza y vigor , y el comercio que se haga por nas en 31 de agosto de 1835, despues de haber el rio sometido a las leyes generales de los dos procedido en repetidas conferencias al exámen estados sobre importacion y esportacion de géy revision que les fue encomendada con la aten neros nacionales y estranjeros, arreglándose cion que reclamaba tan importante objeto, acor en el abono de derechos al tenor literal del ardaron formar y presentar a la aprobacion de tículo 8 de la convencion de 31 de agosto de 1835. ambos gobiernos, en sustitucion de aquel, el si En consecuencia queda al libre arbitrio de los guiente

dos gobiernos dictar las disposiciones fiscales

que tengan por conveniente para evitar el conreglamento de policia y tarifa de derechos para

trabando y estravío de derechos. la libre navegacion del Duero.

S único. Pero si en alguna de las dos nacio

nes fueren iguales los derechos que pagaren TITULO I.

todas las naciones estranjeras, de manera que

ninguna sca mas favorecida , no tendrá lugar en Disposiciones generales.

tal caso lo que establece el articulo 8 de la conArtículo 1.° Se declara libre para los súb-vencion sobre pagar los derechos de la nacion ditos de ambas coronas, sin ninguna restriccion mas favorecida ; pero si lo tendrá respecto de ó condicion especial que favorezca á los unos las dos contratantes en aquella en que no sean mas que a los otros, la navegacion del rio Due. I iguales los derechos que se exigieren á las otras

estranjeras por haber alguna mas favorecida. súbditos de las dos naciones indistintamente, y

Art. 6. Todos los géneros, frutos y efectos los barcos españoles en Portugal y los portugueprocedentes de España, de cualquier especie ses en España serán considerados como nacioque sean, pueden ser conducidos por el rio nales. Los barcos serán tripulados segun dishasta Oporto, donde se depositarán ó trasbor ponen las leyes marítimas de los respectivos darán para continuar a la mar , segun convenga paises para las embarcaciones de alta mar. a los interesados.

12. Si por desgracia (lo que no es de espe$ 1.° Queda prohibida la entrada y tránsito rar) se declarase la guerra entre los dos paises, de los vinagres, vinos, aguardientes y demas no podrán sufrir embargo ó confiscacion tanto bebidas espirituosas procedentes de España por los barcos cuanto los efectos depositados ó conel rio Duero, hasta que los dos gobiernos se ducidos por el rio hasta el tiempo de la declaraconvengan sobre este importante objeto. cion de guerra , ni tampoco los edificios para

$ 2.° Los géneros que al presente son , ó en uso de la navegacion, ni los destinados para la lo sucesivo fuesen estancados en España,

у

los recaudacion. Tambien serán religiosamente resque son ó vinieren á ser de contratos de la co petadas las personas empleadas en la navegarona de Portugal, quedan sujetos a las leyes y cion, así como toda propiedad particular que reglamentos que rigen tales estancos ó contratos. se halle en el caso antedicho.

Art. 7.° Los géneros y objetos que entraren 13. En caso de peste cada estado adoptará por la barra de Oporto para puerto franco, y

las reglas eventuales que mejor convengan a su salieren del mismo para ser importados por el seguridad, procurando que sufra lo menos poDuero en España , podrán ser conducidos a ella sible el comercio. por el rio , pagando los derechos de entrada y

TITULO II. consumo establecidos, o que establecieren las leyes en Portugal, en cuyo caso no pagarán dc De lus obligaciones de los patrones , conductorecho de depósito.

res de barcos, cargadores y demas interesados. 8.° Los gobiernos de ambas naciones se obligan á conservar espedita en el estado en que se 14. Todo español ó portugués que como pahalla actualmente la navegacion del rio Duero, tron ó conductor de un buque se dedique à la cada uno en la parte respectiva de su territorio, navegacion del Duero , deberá acreditar su idohaciendo las obras necesarias al efecto, y pro neidad ante las autoridades designadas por los meten ademas ocuparse eficazmente de mejorar respectivos gobiernos, de quienes obtendrá una cuanto sea posible la sobredicha navegacion. patente debidamente autorizada, donde se com

9. Para cubrir los gastos á que den lugar prueben la aptitud del agraciado , su nombre y las obligaciones del artículo antecedente se apli-demas circunstancias que no dejen duda de la cara, no solo el importe de los derechos de na identidad de su persona, espresándose lambien vegacion, sino tambien el de las multas que se las obligaciones y penas a que quedan sometidos. impongan por las infracciones de este regla 15. El patron está obligado ademas á llevar mento, ademas de algunos otros recursos ó au un manifiesto de su carga en la forma que esxilios que cualquiera de ambos gobiernos puedaplica el modelo número 1. prestar á un objeto de tan grande interés.

El manifiesto estará firmado de mano del pa10. Los individuos que limitaren el ejercicio tron ó conductor, y si no supiere, por persode la navegacion a cada uno de los dos paises, na que el autorice, siendo responsable de lo dey los que se ocupen en el pasaje de efectos y clarado en aquel documento. personas de una orilla á otra sin tocar en el Al manifiesto acompañarán como documentos reino vecino, no están comprendidos en este justificativos los conocimientos ó notas firmadas reglamento mientras no perjudiquen al libre por los interesados de los efectos que entregan tránsito , y cada una de las dos naciones fijará al conductor, quien cuidará igualmente de que para aquellos las reglas de policia que juzgue el referido manifiesto sea visado, y de él tomaconveniente.

da la correspondiente nota por el respectivo 11. La navegacion del rio dentro de España | agente consular si existiese en el punto de emá Portugal y vice-versa queda reservada á los barque, y si no hará sus veces el administrador

de aduana, y en defecto de este la autoridad 20. Todos los barcos destinados á esla navelocal.

gacion llevarán el pabellon pacional y el número Los patrones de barcos, inmediatamente que que les designe su patente, escrito con grandes lleguen a los puertos en que esten situadas las guarismos en la vela, y en los lados opuestos aduanas , presentarán á las mismas sus manifies

de la popa y proa. tos con aquellas y demas formalidades que exijan las leyes de los dos paises.

TITULO IV. 16. El patron ó conductor de los efectos es responsable de ellos a los cargadores é inte

De los puertos habilitados , almacenes y

depósitos. resados, desde el momento de recibirlos en el muelle ó sitio en que se dé por entregado de 21. Cada estado habilitará en su territorio los mismos; y no le servirá de escusa el separar los puertos que tenga por conveniente elegir se de su embarcacion con fundado motivo, pues para esta navegacion. en este caso debe dejar persona de su confianza La España designa por ahora la Frejeneda, que le sustituya.

у

el sitio donde ha de establecerse el muelle la 17. El ajuste de los salarios y el precio de confluencia del Agueda con el Ducro ú otro los fletes, serán de tal manera libres entre el igualmente cómodo. patron, marineros y demas interesados, que ni Portugal designa por su parte la ciudad de los gobiernos mismos podrán usar de los barcos Oporto. sin convenir en el precio con los dueños ó pa Designa tambien para registro el sitio mas á trones.

propósito en la confluencia del Agueda con el TITULO III.

Duero, y el que lo sea en la confluencia del Sa.

bor con el mismo Duero. En cualquiera de esDe los barcos y balsas.

tos registros se establecerá una aduana para el 18. Toda embarcacion destinada a navegar despacho de los géneros procedentes de España de un reino a otro , deberá estar construida con que se admitan á consumo en lo interior de Porla solidez y requisitos peculiares a la naturaleza tugal. En la ciudad de Oporto habrá otro regisde este rio; no pudiendo ninguno ser menor de tro, depósito y aduana general. 100 quintales de porte.

22. Para evitar fraudes , ningun barco con: El dueño del barco le presentará á la autori

ducirá efectos para el consumo juntamente con dad, que en un solo lugar á propósito designe los destinados al depósito. Ni tampoco podrán cada uno de los respectivos gobiernos para ins. los barcos pasar de noche de los registros situacribirle en la matrícula , acreditar su cabida y dos en las confluencias del Agueda y del Sabor designarle el número que le corresponda, es con el Duero, ni cargar y descargar sino en los pidiéndose a favor de aquel un documento, ó puntos habilitados, escepto despues de haber sea patente, que esprese estas circunstancias. pagado los derechos de consumo. Se les permiEste documento, unido a la patente de idonei te no obstante embarcar y desembarcar pasajedad prevenida en el artículo 14 de este regla ros sin sujecion al pago de ningun derecho en mento, bastarán para hacer esta navegacion. el tránsito, conformándose estos a las reglas de

19. Las balsas ó conducciones de maderas policia. que se hagan por el rio deberán ser precedidas 23. En cada puerto habrá los respectivos alpor una lancha o barquilla á 100 brazas por lo macenes para custodia de las mercancias, y menos de distancia, con el objeto de avisar á demas edificios útiles à la navegacion; y tanto los patrones de barcos y á los dueños ó cncar para gobierno de estos como de los puertos y gados de cuaiquier máquina ó efecto que pudie- muelles, cada nacion formará los reglamentos ra recibir daño, llevando ademas una bandera oportunos, de los que se darán conocimiento azul de tamaño y elevacion suficientes. Estas entre si para la posible uniformidad. formalidades no pondrán á cubierto la respon

24. Mientras no se organiza el depósito essabilidad del conductor si no ha adoptado todas pecial en Oporto, de que habla el artículo 8 de las precauciones necesarias para evitar el menor la convencion de 31 de agosto de 1835, se atenperjuicio.

drán los especuladores a las reglas generales

Jos

« AnteriorContinuar »