Imágenes de páginas
PDF

DE LA

BIBLIOTECA PUBLICA DE BUENOS AIRES

FUNDADA

BAJO LA PROTECCIÓN DEL GOBIERNO BE LA PROVINCIA

POR

MANUEL RICARDO TRELLES

No só lo que el mundo pensará de mis
trabajos; pero para mi tengo que no be
sido mas que un niño que se divierte á
orillas de la mar, y encuentra ya una pie-
drecita tosca, ya una Conchita mas agra-
dablemente variada que las demas, mientras
que el gran Océano de la verdad se esten-
dia inesplorado ante mi vista.

Isaac Newton.

TOMO II

BUENOS AIRES

Imprenta y Librería de Mato, de C Casavalle, Perú 115
1880

DIEGO GARCÍA
Primer Descubridor Del Pao De La Plata.

El año anterior dimos a luz un estudio histórico, cuyo título es el mismo que encabeza estas líneas.

Como era natural, la novedad de la tésis, llamó la atencion de una manera irresistible, principalmente de las ilustraciones entendidas en la historia del descubrimiento y conquista de estos países.

Sabemos que nuestro trabajo ha provocado estudios y manifestacion de opiniones que no han visto la luz, esceptuándose la contestacion que el Sr. D. LuisL. Domínguez ha creido deber dar á nuestro escrito, procurando revindicar para Juan Diaz de Solis, la prioridad del descubrimiento que, despues de tres y medio siglos, viene á disputarle el capitan general Diego García.

Pero, indudablemente, el Sr. Domínguez no ha conseguido su objeto con esa impugnacion.

Nada nuevo se manifiesta en ella. Ni documentos, ni demostraciones capaces de producir el convencimiento.

En seguida la reproducimos íntegra, con las réplicas y rectificaciones, en forma de notas, que contienen la refutacion que á nuestro turno hacemos á los diferentes puntos del escrito de nuestro ilustrado contendor.

Dámosle, no obstante, las mas tspresivas gracias, por el honor que ha dispensado á nuestro trabajo, y le pedimos disculpa si en algunos pasages encuentra nuestras observaciones un tanto severas.

JUAN DÍAZ DE SOLIS

PRIMER DESCUBRIDOR DEL RlO DE LA PLATA

POR

LUIS L. DOMÍNGUEZ.

El señor don Manuel Ricardo Trelles, investigador laborioso y editor de muchos documentos importantes relativos á nuestra historia, acaba de dar á luz por la «Imprenta del Porvenir» en Buenos Aires, un folleto que tiene por título: Diego García primer descubridor del Rio de la Plata. Encabeza este folleto una disertacion del señor Trelles destinada á probar la tésis enunciada en el título (1) y en seguida reproduce, talvez como prueba (2) dos interesantes relaciones de viaje que en 1853 publicó Varnhagen en la «Revista do Instituto Histórico y Geográfico do Brasil.» El primero de estos papeles es una memoria escrita por Diego García, refiriendo el viage que hizo desde la Coruña á la costa del Océano en 1526; el segundo es la carta de un oficial de Sebastian Caboto en que describe el viage en que este salió de Cádiz para las Indias Orientales en aquel mismo año. La espedicion de Caboto, desviándose de su destino entró por el rio de Solís hasta el Paraguay, la de García nombrado Capitan General de esta conquista, despues de demorarse muchos meses en la costa del Atlántico, entró por el mismo rio hasta encontrarse con Sebastian Caboto en el Paraná.

Una referencia hecha por García al terminar su Memoria ha dado lugar á que el señor Trelles le dé por primer descubridor del Rio de la Plata. (3) Considero que este es un grave error de nuestro ilustrado compatriota, y me considero llamado á demostrarlo, no solo por la especialidad de los estudios históricos á que he consagrado algunos años de mi vida, sino porque el autor del folleto incluye mi nombre entre los de otros mas ilustres que el mio, que atribuyeron unánimes, por error segun él, á Juan Dia» de Solis la prioridad de este descubrimiento (4).

Si hay un hecho bien establecido y umversalmente aceptado en los orígenes de nuestra historia, es el de haber sido Solís el primer navegante que hizo este descubrimiento (5). En el arroyo que se llamó de San Juan en los primeros tiempos, á la entrada del rio Uruguay y en frente de la embocadura del brazo principal del Paraná, quedaron sus huesos como padron eterno de la posesion que tomaba, en nombre del rey de España, del grande rio ignorado por la civilizacion cristiana hasta aquel día (*) (6).

Estudiando siempre las mejores fuentes que pude tener á mi alcance, repetí este hecho en cuatro ediciones sucesivas de mi compendiada Historia Argentina; y ahora despues de nuevos estudios en diez años que han pasado desde la última, he consignado la misma verdad en un libro mas estenso y mas meditado que tengo pronto para la prensa con el título de Historia de las Provincias Argentinas. El escrito del ilustrado señor Trelles no me hará variará este respecto (7). Un simple error en el cómputo de fechas, una frase mal interpretada, no puede arrebatará Juan Diaz de Solis el mérito de un descubrimiento tan importante para atribuirlo á uno de sus subalternos (8).

(*) Historia Argentina, pág. 37, cuarta edicion.

« AnteriorContinuar »