Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Los Señores Plenipotenciarios acordaron que las respectivas indicaciones que quedan trascriptas, fuesen consideradas en la conferencia siguiente, declarando el Sr. Plenipotenciario Brasilero, que presentaria sus ideas en relacion á las bases de su ilustrado cólega, y siguiendo el orden que guardan aquellas.

El Sr. Plenipotenciario Brasilero juzgó deber informar al Sr. Plenipotenciario Argentino de las ideas y deseos del Ministro Plenipotenciario de la República de Bolivia con relacion al territorio del Chaco, y le confió las notas cambiadas entre el Ministro Boliviano y el Gobierno Imperial hasta esta fecha.

El Sr. Plenipotenciario Argentino, dándose por enterado, se limitó á decir que comunicaria este incidente á su Gobierno, declarando desde luego, que Bolivia, no debia ser parte en esta negociacion, ni tener el Ministro Boliviano participacion alguna en los asuntus de la Alianza.

Dióse por terminada la conferencia designándose el dia 12 del corriente para la siguiente.

BARTOLOMÈ MITRE.

José M. Cantilo. Secretario del Plenipotenciario

Argentino.

MARQUES DE SAN VICENTE.

JUAN P. ACEVEDO PEÇANHO. Secretario do Plenipotenciario Brasilero

ERENCIA DEL

IEMBRE D

PROTOCOLOS De las conferencias celebradas entre los Exmos. Sres. Brigadier General D. Bartolomé Mitre, Plenipotenciario de la República Argentina y el Márques de San Vicente Plinipotenciario de S.M. el Emperador del Brasil.

NUMERO 3 CONFERENCIA DEL DIA 12 de Noviembre de 1872 Reunidos los Sres. Plenipotenciarios, S. E. el del Brasil abrió la conferencia diciendo que habia tomado en la debida consideracion, las bases que S. E. el Sr. Plenipotenciario Argentino le presentó en la última conferencia, y que pasaba â esponer sus ideas en el proyecto que presentaba y era el siguiente:

Art. 1. Se declara y conviene que el Tratado de Alianza de 1.° de Mayo de 1865 continua en su positivo y pleno vigor; y consecuentemente que el Brasil está dispuesto a dar y aceptar todas las garantías que él señala.

Art. 2.° Se declara y conviene tambien que los Tratados celebrados por el Baron de Cotegipe, por parte del Brasil en la Asuncion del Paraguay, continuan en su positivo y pleno vigor.

Despues que los otros Aliados hayan concluido sus ajustes definitivos con el Paraguay, se declarará por protocolo ó por medio de notas reversales, si lo juzgaren necesario, que todos esos ajustes quedaa bajo la garantia reciproca estipulada en el artículo XVII del Tratado de Alianza de 1.° de Mayo de 1865.

Art. 3° La República Argentina enviará un Ministro al Paraguay, para celebrar con el respectivo Gobierno sus tratados de paz definitivos, comercio y navegacion, asi como de limites. El Gobierno Oriental, será invitado para que

ca

conjuntamente con la República Argentina, ó separadamente, como fuese de su agrado, celebre tambien sus ajustes de paz, comercio y navegacion.

Art. 4.° El Gobierno Imperial cooperará eficazmente con su fuerza moral, cuando los aliados lo juzgen oportuno, para que la República Argentina y el Estado Oriental lleguen á un acuerdo amigable con el Paraguay, respecto de los Tratados definitivos á que se refiere el pacto de alianza.

§ Único—Si la República del Paraguay no se prestara á un acuerdo amigable, el Brasil como los demas aliados examinarán la cuestion, y conbinarán entre sí los medios mas adecuados para garantir la paz superando las dificultades.

Art. 5.° El Brasil y la República Argentina retirarán las fuerzas de sus ejércitos que todavia conservan en el territorio Paraguayo, tres meses despues de celebrados los tratados definitivos de paz entre el Gobierno argentino y el del Paraguay, ó antes, si á cada uno de los aliados conviniese.

Si los dichos tratados no fueran celebrados pasados, seis meses, contados desde la fecha del presente acuerdo, ellos se entenderán entre si para marcar un plazo razonable al efecto. Queda entendido que el Brasil desocupará al mismo tiempo la Isla del Atajo.

Art. 6.° El Gobierno del Paraguay reconocerá como deuda de le misma República para con la República Argentina así como para el Estado Oriental y el Brasil: :

1.° El importe de los gastos de guerra y de los daños causados á la propiedad pública.

2.° El importe de los daños causados a las personas y ciudadanos de los respectivos Estados. Respecto de esta indemnizacion, se observará á favor de las personas y ciudadanos de los Estados Argentino y Oriental, las mismas condiciones y norma que la República del Paraguay se obligó

á observar á favor de las personas y ciudadanos del Brasil, en los términos de los artículos 5o y 6o del Tratado de paz celebrado en la Asuncion en 9 de Enero del corriente año de 1872.

3o. Respecto del importe de los gastos de guerra y de los daños causados á las propiedades públicas se observará lo siguiente:

1.o De los gastos de guerra se deducirán los del presupuesto de los gastos ordinarios en tiempo de paz.

2.° El quantum líquido de las indemnizaciones de este parágrafo, será fijado a la vista de los documentos oficiales que comprueban su exactitud,

3.° En convencion especial que con aviso prévio á los otros aliados cada uno celebrará con el Paraguay á mas tardar, dentro de dos años, contados desde la fecha del Tratado de paz, cada uno de los mismos reducirá el importe de que trata el inciso anterior, á una suma menor, la cual dependerá de sus sentimientos generosos.

4.° No se cobrará interés en los primeros diez años, si la República del Paraguay aplicase efectivamente a la redencion de ella, una cuota compatible con sus recursos.

Pasado esa periodo el interés será de 2 p.: por otro igual ; en los diez años posteriores de 4 y finalmente de allí en adelante de 6, del cual nunca podrá elevarse.

En todo tiempo, es libre cada uno de los aliados de hacer mayores concesiones.

5.° La suma de todas las rentas ó recursos aplicados á la amortizacion del capital é intereses, será dividida proporcionalmente entre todos los aliados.

6.o Por lo que respecta á la naturaleza de los títulos de crédito, tiempo y especie del pago, se observará tambien entera igualdad.

Art. 7.o Concluidos los ajustes definitivos de los otros aliados, quedará en pleno y efectivo vigor, el compromiso de la garantia colectiva de todos ellos a favor de la indepen, dencia é integridad de la República del Paraguay, en los términos de los artículos 8o y go del Tratado de Alianza de 1o de Mayo de 1865, y de los artículos 15, 16 y 17 del acuerdo de Buenos Aires, contenido en el Protocolo de 30 de Diciembre de 1870.

Art, 8.o Continúa en su pleno vigor el acuerdo preliminar de paz de 20 de Junio de 1870.

Los demas pactos que dependan del comun acuerdo de los aliados, como sea el régimen uniforme de la navegacion de los rios, será materia de convenciones entre los mismos despues de celebrados los tratados definitivos. Ellos invitarán á las Repúblicas del Paraguay y de Bolivia, en la calidad de ribereños, cuando se trate de negociaciones relativas á dicha navegacion salvo el caso de urgencia.

Art. 9.° El Brasil y la República Argentina, invitarán á la República Oriental, en la calidad de aliada, á prestar su apro. bacion a todos y cada uno de los artículos de este convenio.

Despues de leido el proyecto, S.E. el señor Plenipotenciario Brasilero dijo: que el Brasil deseaba mucho ver terminados brevemente, todos los ajustes definitivos de paz, y que eso se consiga amigablemente como lo exije el interés general, y como cree que es posible y quizá fácil: que sobre estas ideas está concebido el Proyecto; y que en fin, en la discusion de cada uno de sus artículos desenvolveria sus fundamentos.

S. E. el Señor Plenipotenciario Arjentino dijo: que habia oido con satisfaccion, la lectura del proyecto de arreglo redactado por su ilustrado colega, de conformidad con las Bases por él presentadas. Que veia en ello una prueba de la buena voluntad y de la buena fé, que animaban al Gobierno Brasilero en esta negociacion y que se honraba y se felicitaba de asociar su nombre, en la obra que les estaba en

« AnteriorContinuar »