Imágenes de páginas
PDF
EPUB

*>. ESTUDIOS SOBRE DERECHO POLÍTICO. „ /"<-<7 1

** , .

CONSTITUCIONES VIGENTES

DE LOS

PRINCIPALES ESTADOS DE EUROPA Y AMÉRICA,

PRECEDIDAS DE UNA RESEÑA HISTORICA DE LOS MISMOS,

D. HILARIO ABAD DE APARICIO, -

» • » • - » *

D. RAFAEL CORONEL Y ORTIZ,

[ocr errors][graphic][merged small]

OBRAS DE DICHOS SEÑORES.

EL DEBEB, obra escrita en francés, por Julio Simon, traducida de la sesta edicion. Un tomo de 400 páginas en 4.°, 16 rs. en Madrid y 18 en provincias.

BREVES NOCIONES DE LA HISTORIA BE ESPAÑA,

para los alumnos que deseen ingresar en el Colegio de Artillería, por don RAFAEL CORONEL, 4 rs.

Contiene este tomo las Constituciones y reseña histórica de Austria, Confederacion Germánica, Dinamarca, Inglaterra y España, con un apén dice, titulado: Consideraciones generales sobre los principales Estados de Europa.

Es propiedad de los autores, con la reserva de todos los derechos.

[ocr errors][merged small]

Está situado entre los 11 y 36° de longitud E. y los 42 y 51 de latitud N.

Confina al N. con la Prusia y la Rusia, al Este por la misma y la Turquía: al S. por el Mediterráneo, Estados Pontificios, Ducados Italianos y la Cerdeña, y al Oeste por la Suiza y la Confederacion Germanica.

Comprende una estensfon de 22.000 leguas cuadradas, con 36 millones de habitantes.

El ejército asciende en pié de guerra á 500.000 hombres. En tiempo de paz consta de 240.000.

Su gobierno es monárquico, hereditario, representativo.

La religion del Estado y dominante es la Católica, aunque hay tolerancia de cultos.

El imperio de Austria, tal como en la actualidad le conocemos, es mas moderno todavía que el reino de Prusia. Nuestros padres le vieron constituirse cuando obligado el Emperador de Alemania Francisco II á renunciar aquel titulo á consecuencia del establecimiento de la Confederacion del Rhin, quedó reducido á las posesiones hereditarias de la casa de Austria en la rama de los Habsburgos. Sabido es que hasta entonces, y desde que con la destitucion de Cárlos el Gordo, á fines del siglo IX, se trasladó la dignidad imperial, perdida por los débiles sucesores deCarlo-Magno, á los Principes alemanes, hallábase dividido este país en muchos Estados, que constituían una gran Confederacion. Al frente de esta figuraba el Emperador, cuya dignidad, electiva al principio, se hizo despues hereditaria, y cuyo poder solamente era ejecutivo, pues el legislativo residia en la Dieta de la Confederacion. Por lo tanto, cuando tratemos de la Confederacion Germánica, hablaremos de sus principales Emperadores, limitándonos en la presente reseña á la casa de Austria y á las posesiones que adquirió paulatinamente, hasta el punto de poder constituir por sí sola un imperio separado cuando en 1806 quedó estinguido el de Alemania.

[graphic]

El Emperador Othon I, que entró á reinar el año 936, heredando las glorias de su padre Enrique I, viendo invadidos segunda vez sus Estados por los húngaros, que penetraron hasta la Suavia, reu nió tropas y los derrotó á orillas del Lech, de tal manera, que no volvieron a intentar nada contra la Germania. Quitoles la Avaria, uniéndola con la Baviera, de donde resultó una provincia llamada Oriental (Austria), con un Marqués, que fué gefe de la casa austríaca de Babenberg. Apenas figuró el nuevo marquesado en la historia hasta el advenimiento de Federico Barbaroja al trono imperial. Indujo Federico á Enrique Jasomirgott, Principe de Austria, á restituir el ducado de Baviera á Enrique el Leon, que habia sido desposeido a causa de su deslealtad. Mas fué segregado el país que se estiende hácia la parte superior del Ems, y que con el nombre de Alta Austria quedó unido á la marca de Austria, otorgada á Enrique Jasomirgott, con el título de ducado, y con privilegios no concedidos á ningun otro Príncipe, hasta el de disponer de aquel feudo siempre que faltasen herederos de ambos sexos (1156). El nuevo Duque soberano ocupaba el primer puesto despues de los electores y hallábase absolutamente dispensado del Cumplimiento de todo deber para con el imperio, escepto el de prestarle fé y homenaje en su país y contribuir con algun contingente de guerra contra los húngaros. Podia asimismo someter á su jurisdiccion á todos los nobles que de él dependian; privilegio importantísimo que proporcionó Estados homogéneos á la casa de Austria, la cual en su autoridad no se halló impedida por las pretensiones de independencia manifestadas por los señores inmediatos. Esto pudo verificarse asi en aquella comarca, porque el feudalismo estaba allí menos arraigado, pues se trataba de un país compuesto mas bien de slavosque de alemanes y en ei que la autoridad debia estar mas unida para poder resistir á la ambicion-de los países vecinos. Mas estos privilegios concedidos al Austria perjudicaban notablemente al imperio, oponiéndose á la unidad y suscitando la envidia de los demás señores.

Entre tanto apareció tambien en Alemania la familia de Anhalt (1140), cuyo vástago Alberto puede ser considerado como fundador de la casa de Brandeburgo. Berlín, capital de este marquesado, es mencionada entonces por primera vez, al mismo tiempo que Leopoldo IV de Austria fundaba á Viena, su rival futura. Despues de Leopoldo IV reinaron sucesivamente Enrique II Jasomirgott, de quien ya hemos hablado (1142). Leopoldo V (1177), Federico el Católico (1194), Leopoldo VIel Glorioso(1198),y Federico elGuerrero(1230), último de la casa de Babenberg. Estinguida la linea masculina, Wesceslao de Bohemia logró que se diese la investidura á su hijo Octocaro, que fué depuesto por Rodulfo, señor de Habsburgo, castillo situado á las ofllllas del Aar, al Norte del canton de Berna.

La adulacion hace remontar la casa de Habsburgo hasta Eticon. Duque de Alsacia, en el año 648, de quien proceden las casas de Lorena y de Baden. Lo cierto es que por entonces no poseia mas que un castillo en la Suiza, del cual tomó su nombre. Rodulfo, educado en la corte de Federico II, aprovechando las turbulencias suscitadas á consecuencia del prolongado interregno durante el cual se disputaban varios pretendientes la corona de Alemania, dió muerte á Hugo de Trieffenstein, y ocupó sus dominios y los de algunos otros, llegando á poseer algunas tierras de la Suavia y del canton de Zurich, los condados de Kyburgo y Baden y el protectorado de los cantones campestres de Uri, Schwitz y Unterwald; despues, poniéndose á la cabeza de una partida adicta á Conrado IV, saqueó los arrabales de Basilea y entregó á las llamas un monasterio, por lo cual incurrió en excomunion.

Todos, sin embargo, le tenian en el concepto de hombre prudente y religioso; remendábase por si mismo sus vestidos, y el único gasto notable que puso en sus cuentas fué el que hizo para renovar sus vestidos, los de su mujer y los de sus hijos.

Iba de caza cierto dia, y en el camino encontró un sacerdote que llevaba el Viático y se estaba descalzando para vadear un torrente. Rodulfo echó pié á tierra al momento, hizo montar al cura en su caballo, y llevándole del diestro, le condujo hasta la aldea, á cuya iglesia regaló su cabalgadura, diciendo que no debia servirse de ella despues de haber sido empleada para aquel objeto.

El cura mencionado llegó á ser secretario del arzobispo de Maguncia. Disputábase entonces sobre quién habia de ser elegido para ocupar el trono imperial, y el arzobispo se acordó del Conde de Habsburgo, que pareció muy conveniente á todos los electores, porque siendo señor de un corto Estado le suponian incapaz de querer dominar á todos; y siendo viudo y con varias hijas casaderas, se proponían emparentar con él. Fué por tanto elegido, celebrándose la ceremonia el dia 16 de octubre de 1273; y habiéndose olvidado en ella el cetro sobre el cual habian de rendirle homenaje, Rodulfo empuñó una cruz diciendo:—Bien puede tervir de cetro este signo que salvó al mundo; con lo cual entusiasmó á la multitud.

Reconcilióse con el Papa; casó á sus hijas con Príncipes poderosos, y obligó al Rey de Bohemia á rendirle vasallaje; mas habiéndose rebelado el monarca de este país, fué vencido y muerto (1268), agregando Rodulfo á sus Estados la Bohemia; dejó la Moravia á Wenceslao, hijo del difunto, con la condicion de que se casase con una de sus hijas; y por último, con el Austria, Stiria y Carniolaformó un patrimonio para su hijo Alberto (1282), burlando ó acallando las esperanzas de los Principes que le habian ayudado, y las reclamaciones de los herederos de bienes alodiales, y de Viena, que habia sido declarada ciudad libre. Su hijo Alberto I disputó la corona al Principe Adolfo de Nassau, á quien al principio habian pre

« AnteriorContinuar »