Historia de la revolucion hispano-americana, Volumen2

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 44 - ... embarazosa, desde que con tan poca prevision habia ido a poner en Talca sus cuarteles de invierno; cuando veia ya entrada la mala estacion i cuando conocia los pocos progresos que podian hacer sus armas en el tiempo de las copiosas lluvias sobre caminos interceptados por caudalosos rios i en puntos que carecian de hospitales para el auxilio de sus enfermos i heridos (2o).
Página 512 - El número de enemigos que han perecido consta de un brigadier , tres coroneles , dos tenientes coroneles , nueve capitanes, cinco tenientes, siete subtenientes , un intendente de ejército , un comisario, un sargento y dos soldados. Firmado : Vicente Dupuy, teniente gobernador de San Luis.
Página 512 - Oupuy de salvarles la vida, asi como ellos habían respetado la suya. Salió, con efecto, á reunirse con el pueblo, y apenas se vio apoyado por sus armas, cuando pronunció el horrible grito de muerte contra aquellos militares, dignos, por cierto, de una suerte muy distinta de la que les estaba preparada. Todos ellos fueron asesinados inhumanamente; Morgado lo fue por la misma mano del furioso gobernador; á los pocos instantes se hallaban yertos cadáveres en aquel mismo sitio en que acababan de...
Página 559 - ... por el mismo grado hasta el rio Arkanzas, cuya orilla meridional se"guirá hasta su nacimiento en el grado 42 de latitud septentrional; y "desde dicho punto se tirará una línea recta por el mismo paralelo de "latitud hasta el Mar del Sur: todo segun el mapa de los Estados-Uni"dos de Melish, publicado en Filadelfia y perfeccionado en 1818. Pe"ro si el nacimiento del Rio...
Página 512 - ... entrada del aposento, pasaron á unirse con sus compañeros tan pron«to como oyeron las voces descompasadas de un pueblo desenfrenado «que clamaba por derramar la sangre de todos los españoles. La pron«titud con que dicho pueblo se armó y concurrió á los puntos de nia»yor peligro indica suficientemente el anticipado conocimiento que «tenia de aquel suceso.
Página 388 - Reynoso, asegurando que Mina debía hacer noche en el rancho del Venadito, distante nueve leguas del mencionado pueblo, por lo que inmediatamente dispuse salir a las diez de la noche, con 500 caballos escogidos de los cuerpos de Frontera, Nueva Vizcaya, dragones de San Luis, Sierra Gorda, San Carlos, fieles del Potosí y una partida de Nueva Galicia, que se hallaba en Silao, dejando en el expresado pueblo al capitán...
Página 409 - ... que entonces se encontraba Chile. "Empero por más golpes que se diese a la facción desorganizadora, y aunque por algún tiempo pareciese hallarse el país enteramente libre de enemigos, volvían luego a la palestra nuevos campeones que tenían la osadía de presentarse (y penetrar, podía añadir) hasta las mismas puertas de los pueblos ocupados por las tropas del rey".
Página 402 - que con tanto tesón y constancia habia permanecido en las filas de los insurgentes, era uno de aquellos hombres que merecían ser respetados, aunque del gremio de los amantes de la independencia. Su carácter fue una serie no interrumpida de acciones generosas: jamás participó del espíritu de sangre y exterminio que animaba á sus compañeros, y se han notado, por el contrario en su conducta, rasgos de nobleza poco comunes.
Página 443 - ... caballos. El retroceso de dicho rebelde al Orinoco, su rápida vuelta cruzando aquel rio por la Encaramada, su reunión con todas las fuerzas de Páez, y su inesperada aparición sobre Calabozo, habiendo caminado más de 300 leguas en el corto tiempo de mes y medio, fue sin duda alguna la empresa más brillante de que puede gloriarse".
Página 16 - Ponferrada en 21, quien ocupó dignamente el puesto de su postrado gefe; pero á pesar de estas ventajas habia quedado tan débil aquella columna por efecto de dichas enfermedades, malos alimentos, continuas privaciones i penalidades que no se hallaba en estado de resistir á los rebeldes, i mucho menos de emplearse en su persecucion. Estos inesperados contratiempos, comunicados por el brigadier Lombera con una...

Información bibliográfica