Amores y amoríos: historietas en prosa y verso

Portada
A. de Carlos e Hijo, 1875 - 308 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 244 - ... que ostentó MURALLAS, y tumba de sí propio el AVENTINO. Yace, donde REINABA, el Palatino; y limadas del tiempo las medallas más se muestran destrozo a las batallas de las edades que BLASÓN latino. Sólo el Tibre quedó, cuya corriente, si CIUDAD la REGÓ, ya sepultura la llora con funesto son doliente. ¡Oh Roma! en tu grandeza, en tu hermosura huyó LO QUE ERA FIRME, y solamente lo fugitivo permanece y dura.
Página 221 - Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias orientales y occidentales, islas y tierra firme del Mar Océano; Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Brabante y de Milán, Conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina, &c., &<•., &c.
Página 167 - Tráíanla como á madre, como á hermana, como amiga, como á confidente y consejera ¡Hasta pretenderían hacerla su cómplice!— ¡Todo se lo cuentan; todo se lo consultan; en todo procuran interesarla; de todo le ofrecen participación, consistente en algunas velas, en alguna joya ó en la trenza de sus mismísimos cabellos.— El bandido de Nápoles le reza á San Genaro ó á la Madonna, para que le ayuden en sus negocios. Las Granadinas ponen bajo el amparo de la Virgen sus esperanzas de...
Página 222 - Alemania la alta; seis he pasado en España; siete, en Italia; diez he venido aquí a Flandes; cuatro, en tiempo de paz y de guerra, he entrado en Francia; dos, en Inglaterra; otra; dos fui contra África; las cuales todas son cuarenta, sin otros caminos de menos cuenta que, por visitar mis tierras, tengo hechos. Y para esto he navegado ocho veces el mar Mediterráneo y tres el Océano de España; y, agora, será la cuarta que volveré a pasarlo, para sepultarme; por manera que doce veces he padecido...
Página 244 - Sólo el Tibre quedó, cuya corriente, si ciudad la regó ya, sepultura, la llora con funesto son doliente. ¡Oh, Roma!, en tu grandeza, en tu hermosura, huyó lo que era firme, y solamente lo fugitivo permanece y dura 18.
Página 248 - Molina) (1), porque ha años que á SM no le ha acudido calentura con frio sin accidente de gota. El frio casi lo tuvo delante de mí todo, mas no fué grande, puesto que tembló algun tanto: duró casi tres horas la calentura: no es mucha, aunque en todo me remito al doctor, que escribirá más largo.
Página 282 - España á su vuelta con flores, versos y aplausos, debe manifestar su gratitud á su patria, y esplicar al público en general y á los poetas que le saludaron á su llegada, la razón del silencio casi descortés y del aislamiento al parecer esquivo en que ha permanecido hasta hoy: lo cual espera hacer rápidamente en este escrito. «El poeta y yo, que voy á comentar sus versos para decirte en prosa lo que la poesía no debe descender á decir, te la dedicamos á tí, nuestro buen Pedro, porque...
Página 278 - Méjico, a la templada luz de su siempre sereno cielo, más que sus nunca marchitos paisajes, sus nunca turbias lagunas, sus siempre floridas campiñas, sus productivas haciendas tapizadas de dulces cañas, abanicadas por ondulantes platanares, arrulladas por maizales sonorosos y rayadas por las losangeadas melgas de los magueyales, como la piel de los tigres y de las cebras».

Información bibliográfica