Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Cordoua y Albaro Nuñez de Herrera, y de otras personas, y de ello doy fee.=Fernando de la Cueba.= Suplicandome las mandase a probar y confirmar; y bisto por los de Mi Consejo de las Yndias, e tenido por bien de a probar y confirmar, como por la presente confirmo y a pruebo las dichas hordenanzas, y mando que se guarden y cumplan por aora y entre tanto que otra cosa hordeno y mando, segun y como en ellas se contiene y declara; y que contra ellas no se baya ni pase en manera alguna; y que la dicha mi Audiencia y otros cualesquier mis Juezes y Justicias las agan cumplir y de executar, que asi es mi boluntad: fecha en Madrid a diez y siete de Diciembre de mil y seiscientos catorce años.=Yo el Rey.=Por mandado del Rey nuestro Señor; Pedro de Ledesma.=Y al pie de la dicha Real Cedula ay siete rubricas que parecen ser de los Señores del Real Consejo.

El Rey.=Por quanto yo mande dar, y di una cedula del thenor siguiente:=El Rey.=Por quanto por ebitar las conpetencias y diferencias y encuentros que entre el Presidente de Mi Audiencia Real de la ciudad de Panamá, de la Probincia de Tierrafirme, y el Obispo de ella, se pueden ofrecer sobre la presidencia en las procesiones y otros actos, y lo que se ha de hacer con el dicho Presidente; y bisto en Mi Consejo Real de las Yndias lo que cerca de esto esta probeido para otras partes de ellas, e tenido por bien declarar lo siguiente: que lo que toca

al lugar que cada uno a de lleuar quando el Obispo y Presidente concurren en procesiones y otros actos eclesiasticos, el Presidente baja con el Audiencia, y el Obispo delante con su clerecia, detras del Preste que fuera rebestido, y luego se siga ynmediatamente el Presidente y Audiencia.

Y que al hechar agua bendita antes de la misa maior, se heche primero al Obispo y clerigos que estubieren con el, estando juntos, y luego al Presidente y Audiencia. Y quando se le a de baxar el ebangelio al Presidente quando se acabare de decir, declaro que no, porque esto se ha de hacer con solo con las personas de los Virreyes.

· Y en el dar de la paz, ordeno, que estando en la capilla mayor el Obispo, se le de primero a el, y despues al Presidente; y estando el Obispo en el coro, salgan juntas dos pazes, una para el Obispo y otra para el Presidente; y que en quanto a la porsona que le a de lleuar, se guarde lo que esta dispuesto por el sermonial; y en quanto asi se le a de lleuar al Obispo la falda alzada, declaro, que en los actos eclesiasticos, al Obispo le lleuen la falda, aunque baia alli el Presidente y Audiencia, mas que no baya alli mas que solo el criado que la lleuare. Y quando fuere a las Casas Reales, se le lleue asta la puerta del aposento donde estubiere el Presidente, y alli la haga soltar; y el Obispo a de hazer el juramento que deue de no tomar los derechos Reales, y de guardar Mi Patronazgo. Y que yendo a oyr los diuinos Oficios, el Presidente y oydores en forma de Audiencia a la Yglesia Cathedral, an de salir a recibirla, por lo menos, dos Prebendados de la dicha Yglesia.

Todo lo qual es mi boluntad, y mando que asi se obserbe, guarde y cumpla y execute de aqui adelante, sin que contra ello se baya ni pase en manera alguna por ninguna persona: fecha en Madrid a catorce de Diziembre de mil y seiscientos y seis años.=Yo el Rey.=Por mandado del Rey nuestro Señor, Gabriel de Hoa.=Y aora por parte del reverendo en Christo Padre Obispo de Panamá, de Mi Consejo, se me a sido hecha relacion, que en la dicha Real Cedula no se hace mencion de tres puntos muy conbenientes, que son la horden que se a de tener sobre el poner el, su silla, en el lado del altar maior, estando la Audiencia presente; y si a de tener dos colaterales prebendados en sillas, consigo, por pretender el Presidente lo contrario; y que quando el, celebra de Pontifical, estando presente la Audiencia, no a de poner dosel; suplicome mandase declarar en estos tres puntos lo que sea de guardar; y hauiendose bisto por los de Mi Consejo de las Yndias, fue acordado que deuiamos mandar dar esta mi Cèdula, por la qual hordeno y mando, que en lo que no esta comprendido en la sobre dicha arriba e yncorporada, se guarde la orden y costumbre que se tiene en la Yglesia Cathedral de la Provincia de Quito; que asi es mi boluntad: fecha en Madrid a quatro de Junio

de mil y seiscientos y catorze años.=Yo el Rey.= Por mandado del Rey nuestro Señor, Pedro de Ledesma.=Y al pie de esta Real Cedula ay cinco rubricas.=Concuerda con el orixinal que esta en poder de su S-a Reverendisima. Pedro Rodriguez, notario publico.

El Rey.=Don Rodrigo de Viuero, mi Gobernador y Capitan General de la Probincia de Tierra-firme, y Presidente de mi Audiencia Real de ella, en la persona o personas a cuio cargo fuere su gobierno. La falta que ay en estos y esos Reynos de jarcia para los nauios de mis armadas Reales, y los demas particulares de la contratacion de la carrera de las Yndias, obliga que nos balgamos de la que hazen los estranxeros, con cuya ocasion la benden a muy subidos precios, y con esta mercaduria sacan de mis Reynos gran cantidad de plata; y considerando quanto combiene ataxar tan general daño, y que sera mexor que el aprobechamiento que tienen entre los estranxeros se quede entre mis vasallos; y parecido que el mas eficaz remedio sera que se siembre cañamos en las partes y lugares que fueren mas a proposito para cogerse y fabricar la dicha jarcia; y asi os mando que luego como recibais esta Mi Cedula, os ynformeis que tierras y sitios ay en el distrito de vuestro Gobierno donde se pueda sembrar y fabricar; y con la noticia que tubieredes de ello, me habisareis en la primera ocasion mui por menor lo que se os ofreciere; y que costo podra tener la dicha fabrica de jarcia, y si abra alla algunas personas que entiendan de ella, o si sera bien embiarlas de aca, para que hauiendolo uisto se probea en cosa que tanto combiene lo que se deuiere hacer y poner en exocucion: fecho en Barcelona a veinte y tres de Abril do mil y seiscientos y veinte y seis años.=Yo el Rey=Por mandado del Rey nuestro Señor; Antonio Gonzalez de Legarda.=Y a las espaldas de la dicha Real Cedula ay seis rubricas que parecen ser de los Señores del Real Consejo.

El Rey.=Don Henrrique Enrriquez de Sotomaior, Cauallero del horden de Santiago, Mi Gobernador y Capitan general de la Probincia de Tierra-firme, y Presidente de Mi Audiencia Real que en el reside. En Mi Consejo Real de las Yndias se ha recibido y visto vuestra carta de diez y ocho de Julio de mil y seiscientos y treinta y seis años, que remitisteis por duplicado en la armada del año de treinta y siete, por hauer entendido no hauia llegado a mis manos, y a lo que por ella me dais quenta se respondera en esta.=Todo lo que hicisteis para conserbar en buena paz a los agustinos recoletos, agustinos que padecian ynquietud por yntroduciones de Fr. Francisco de la Resureccion, y resolucion que tomasteis de ynbiarle con los frailes que seguian su parcialidad, a parecido bien, supuesto que con esto se aquietaron.=La reduccion de los dos pueblos de Yndias, de Santa Fee y el Montixo, de la Gobernacion de Veragua, que deciais es

Tomo XVII.

16

« AnteriorContinuar »