Imágenes de páginas
PDF
EPUB

PARIS. EN LA IMPRENTA DE E. THUNOT Y C",

calle Racine, 26, cerca del Odeon.

FISICA Y POLITICA

DE CHILE

SEGUN DOCUMENTOS ADQUIRIDOS EN ESTA REPUBLICA

DURANTE DOCE AÑOS DE RESIDENCIA EN ELLA

Y PUBLICADA

BAJO LOS AUSPICIOS DEL SUPREMO GOBIERNO

POR CLAUDIO GAY

CIUDADANO CHILENO, INDIVIDUO DE VARIAS SOCIEDADES CIENTIFICAS NACIONALES Y ESTRANJERAS

CABALLERO DE LA LEGION DE HONOR.

[merged small][merged small][graphic][merged small]

CHILE
EN EL MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE SANTIAGO.

[ocr errors]

DE CHILE

CAPITULO XXXIII.

Estado de los ejércitos y de la provincia de Concepcion cuando O'Higgins fué elevado al poder militar.- Reformas que hace este jefe. – Liberalidad del plenipotenciario Cienfuegos con los prisioneros de Carrera. - Su vuelta á Talca.- Tendencias sediciosas de los partidarios de los Carreras y disposiciones del gobierno con este motivo.- Principio de federacion en la provincia de Concepcion y su fin.- O'Higgins es nombrado intendente de la provincia.Desea separar á los hermanos Carreras del teatro de la guerra. — Sintomas de mala intelijencia entre O'Higgins y Carrera y principio de los dos partidos á que estos dieron nombre.

El teatro de la guerra fué constantemente, desde la invasion de Pareja, la provincia de Concepcion en grave daño del país y de sus habitantes. Estenuados de fatiga los patriotas por los temporales, las continuas marchas y la falta frecuente de víveres y caballos, no es de estrañar que la mayor parte de ellos olvidasen sus deberes y fácilmente se entregasen á la indisciplina, que es el síntoma mas significativo de la próxima ruina de un ejército. El de que tratamos se componia, como antes hemos visto , de elementos completamente heterojéneos : habia en él pocos veteranos y muchos milicianos, los cuales como soldados temporeros, no podian tener ni el entusiasmo, ni la resignacion, ni la disciplina de aquellos, y de aquí la demoralizacion en las filas, la violacion de las leyes en administraciones que estaban exhaustas de recursos y el desórden en todo (1).

No era mucho mejor la disciplina de los realistas. Entre estos habia tambien muchos nacionales, que como de costumbre eran poco á propósito para la guerra. A pesar del entusiasmo que el clero y los frailes franciscanos procuraban inspirarles, no era grande el fervor que tenian por su causa, y en todos sus actos manifestaban una secreta tendencia a la desercion. Para remediar tan grave desórden y evitar en lo posible toda seduccion, Sanchez, luego que se levantó el estado de sitio, empleó parte de sus tropas en cortas espediciones militares, enviándolas por destacamentos contra el enemigo y consiguiendo de este modo que tuviesen una vida ajitada y aventurera, que es lo que da el ser á un ejército y forma el alma del soldado. De estas guerrillas se hicieron notables las de Lantaño, Elorriaga, Urréjola , Baranao, Paulo Asenjo, Castilla y otras por su audacia y su actividad en perseguir los convoyes de los patriotas y atacarlos hasta en sus atrincheramientos. Tal fué el oríjen de las numerosás escaramuzas, que a la larga despertaron en el corazon de ambos partidos una pasion violenta de odio y de animosidad, causa de todas las guerras de represalia que produjeron la ruina del país.

Lo mas sensible en semejante lucha era que la devas

(1) O'Higgins decia al gobierno en una comunicacion oficial : « Las tropas de estas divisiones se hallan desnudas, mal pagadas y con créditos pendientes á su favor, de que resulta á primera vista un aspecto poco satisfactorio. Viveres pingunos, caballos para entrar en la accion menos, etc. » En carta particular escrita a su amigo el vicario castrense don Casimiro Albano, se espresaba en estos términos : « V. conoce la situacion lamentable en que se encuentra nuestra fuerza armada, que no me atrevo á llamar ejército, porque nada reo en su material y moral que merezca este nombre. »

« AnteriorContinuar »