Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Por lo que respecta á nosotros, con mas fundamento que Newton, ofrecemos los pequeños resultados de muestra contraccion, con la modestia que aquel ilustre sábio presentó sus grandes descubrimientos á la admiracion de los siglos; significando de este modo cuán inmenso es el trabajo preparatorio que falta realizar para que la Historia del Rio de la Plata pueda ser apreciada debidamente, en la oportunidad que aun no ha llegado.

Nota del Archivero General proponiendo la fundacion

de esta Revista.

ARCHIVO GENERAL :

Buenos Aires, Diciembre 10 de 1867

Al Sr. Ministro de Gobierno, Dr. D. Nicolás Avella

neda.

El que firma, desde que se encuentra al frente de esta reparticion, ha procurado llevar al dominio público todos aquellos documentos que ocupando un lugar en nuestros archivos, hasta ahora sin utilidad, son, sin embargo, de un interes indisputable para nuestra historia ó para nuestra administracion, que mas tarde ó mas temprano, son llamadas á resolver porcion de problemas que permanecen envueltos en la oscuridad por falta de antecedentes que los ilustren, permitiendo hacer justicia á las épocas como á los hombres.

La necesidad urgente del estudio de nuestra historia, cuando no fuese reconocida por todos los hombres ilustrados, bastarian para justificarla las infundadas ó falsas apreciaciones que se han hecho y se hacen sobre los

[ocr errors]

sucesos, llegando las aberraciones hasta el estremo de anatematizar nuestra propia raza y la civilizacion que nos dió existencia, atribuyéndoles, esclusivamente, ser la causa de males que provienen de muy diferentes y varia das circunstancias.

Ese medio tan fácil, como injusto, de esplicar efectos por causas que no han podido producirlos, no es, ciertamente, el resultado del estudio de una historia, sino la espresion desesperada de quienes no han podido estudiarla, ó no han tenido el valor de dedicarse á hacerlo en sus verdaderas páginas.

Es, por otra parte, muy notorio que, por falta de antecedentes que han debido estar, hace mucho tiempo, en el dominio público, no se hace en muchos casos justicia, ó se alargan sin término cuestiones que habrian sido resueltas ajustadamente ó sin perjudiciales demoras, sí los datos necesarios no permaneciesen fuera del alcance de los interesados, cubiertos por el polvo y ocultos en el misterio de nuestros archivos.

Los esfuerzos del que firma ban tenido siempre la doble mira de la historia y de la administracion. Pero, muy lejos de estar satisfecho con los resultados en general, sin dejar por eso de estarlo respecto de muchos casos particulares, crée, por el contrario, que ha hecho muy poco en comparacion de lo que falta realizar para aproximarnos siquiera á la verdad de nuestra historia y proporcionar elementos indispensables á nuestra administracion.

Asi como un distinguido historiador contemporáneo ha dicho, que “los descubrimientos y conquistas que en el Nuevo Mundo continuaron haciéndose despues de Cristóval Colon, exigen para ser debidamente conocidos y apre

[ocr errors]

ciados, no una sino muchas historias particulares,” del mismo modo podemos decir nosotros que, la historia del Rio de la Plata, exige, sino muchas historias particulares, al menos muchas monografias, y sobre todo, muchísimos documentos, sin el ausilio de los cuales seria imposible llegar á la verdad de los sucesos, desconocida por falta de verdaderos antecedentes.

En la Revista de Buenos Aires, que con tanto aplauso, pero con tan escasa proteccion real, se publica desde hace algun tiempo en esta ciudad, vamos adquiriendo una preciosa coleccion de monografias. Pero, el Registro Estadístico de Buenos Aires, en algunas de cuyas secciones el que firma inserta documentos inéditos, ni por su plan, ni por los limites á que debe sugetarse, puede dar cabida á todos los que es necesario conocer para los fines espresados.

Se hace, pues, indispensable una publicacion aparte, para reunir en ella todos aquellos monumentos que se guardan, puede decirse, sin objeto en los archivos públicos, y sin que se sepa siquiera que en ellos se conserven.

Esto es lo que viene á proponer al Gobierno el que firma, pidiéndole su proteccion para llevar adelante el pensamiento y realizar hasta donde le sea posible la obra.

Facilmente percibirá V. S. que, teniendo otras atenciones, el infrascripto no podria dedicar sino una pequeña parte de su tiempo á este nuevo trabajo: pero, contando con bastantes materiales reunidos de antemano con esa idea, no será un inconveniente el manifestado para que la obra vaya adelante con la regularidad posible.

Los medios para hacer frente a los gastos se encuentran destinando una parte de la suma votada para mejoras de toda clase del Archivo General, entre las que jugará un rol muy principal la publicacion propuesta.

Ella podria intitularse “Revista del Archivo General de Buenos Aires, ó coleccion de documentos para servir a la historia y á la administracion del Rio de la Plata.”

El plan que adoptará el que firma, será el mas sencillo y el único posible. Publicará en tomos anuales un número de documentos completos, acompañando de notas ú observaciones á los que las exijan, cerrado cada tomo con su indice correspondiente. Pretender metodizar de algun modo la publicacion seria hacerla imposible, desde que no estan reunidos todos los materiales, y cuando muchos de los documentos que deben formarla, por la diversidad de asuntos de que se ocupan, no podrian someterse á una clasificacion por materias. Perderia, por otra parte, el interes que despertará la misma variedad de asuntos que contendrá cada volúmen.

Formarán parte de la publicacion los índices que vayan completándose de diferentes secciones de documentos, como uno de los medios para que los archivos públicos vayan saliendo de la oscuridad que los envuelve y poder sacar de ellos toda la utilidad á que estan destinados.

Si la idea que el infrascripto propone es aceptada, como lo espera del ilustrado Gobierno de la Provincia, el primer tomo podrá publicarse en el año próximo de 1868.

Dios guarde á V. S., muchos años.

Manuel Ricardo Trelles.

Resolucion del Gobierno de la Provincia.

Setiembre 1.o de 1868. Contéstese al Gefe del Archivo General, que el Gobierno, comprendiendo la gran importancia para la Historia y para la Administracion, de la publicacion que propone, le ofrece al efecto todo el concurso material que para llevar á cabo la idea necesite: que, cuando lo considere oportuno, puede pasar el presupuesto respectivo, quedando plenainente autorizado para ajustar las condiciones de la impresion; y por último, que el Gobierno le felicita en nombre del pais, por la idea feliz que ha concebido, de reunir, publicar y anotar bajo el modesto título de Revista del Archivo General de Buenos Aires, los documentos que tanto servirán algun dia para la Historia y para la Administracion del Rio de la Plata.-Publíquese esta resolucion con la nota de su referencia, insertándose en el Registro Oficial.

ALSINA.
Jose MIGUEL NUÑEZ

« AnteriorContinuar »