Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Carta del presidente de Guatemala sobre la fortifica

ción del Realejo, la posibilidad de comunicar los dos mares y la construcción de un nuevo fuerte en el rio de San Juan.- Año de 1785 (1).

Exmo. Señor=Muy Señor mío: Haré particular estudio de los papeles y planos que se sirve V. E., de R.' orden dirigirme con la de 15 de Mayo de este año y se encontraron por el Arzobispo Virrey de Santa Fee á un Coronel Inglés llamado Roberto Hodgson, que ha estado muchos años establecido en la Costa de Mosquitos; y con su reconocimiento, sin embargo que los Planos hechos por el Comandante de Omoa Don Ignacio Maestre, acompañado de dos Ingenieros, de resulta del reconocimiento que executó de la Laguna de Granada y Costas Comarcanas de los mares del Norte y Sur no se hallan en la Secretaría de este mando, por que se remitieron á V. E. por duplicado y según los dirigió el citado Maestre, examinaré á fondo el proyecto que dicho Coronel tenía formado para apoderarse de la citada Laguna y del Puerto del Realejo y mantener por este medio la comunicación y giro del Comercio en ambos mares, para vivir, como viviré, precavido, aprovechándome de las noticias que dichos papeles contengan y dar cuenta al Rey de las providencias que considerase precisas con relación á dicho proyecto.

En cumplimiento, pues, de este precepto y viendo desde luego que aquellas ideas abrazan la de apoderarse del Puerto del Realejo, hallándose éste sin Fuerte ni Ba. tería alguna con que rechazar la empresa de su toma, con cibo desde luego necesario que se formen en él y en las partes que tiene más aptas al intento dos Baterías, como las que se construyen á orillas de la Laguna de Granada, y colocar en ellas por mitad y para conseguir el mayor

(1) `Archivo General de Indias. -- Estante roo, cajón 4, legajo 7. alcance de sus Fuegos doce Cañones, desde el calibre de 16 hasta el de 24, cuya Artillería podría S. M. mandar encaminar á dicho destino con el Cureñage, balerio, todos sus útiles y cincuenta quintales de pólvora, por que la que se fabrica aquí es poco activa á este efecto, en la primera ocasión de Buque de Cadis para el Callao de Lima, con orden de que de allí se remitiese inmediatamente á dicho Puerto del Realejo, pues en este término pudiera estar todo en él para cuando con el permiso á que aspiro de S. M. á este fin se construyesen las Baterías en que debía colocarse la citada Artillería.

Yo pienso que la Nación Ynglesa, si se viera poseída del Lago de Granada y País circunvecino, pudiera realizar, aunque á Costa de mucho tiempo, considerable gasto y bastantes fatigas, su antiguo designio de hacer navegable el intermedio desde la boca del Río de San Juan en la mar del Norte hasta la del Sur, pues la dificultad que para verificar este pensamiento presenta la nivelación que entre las superficies de dicho Lago y la del Mar del Sur executó D." Manuel de Galisteo, deduciendo que la superficie de la mar del Sur está más baja que el fondo del Lago y queriendo de esto inferir que abierta la comunicación se secaría éste, es superable por los medios y precauciones de que se usa en la formación de Canales, según V. E, mejor que yo save.

Ya se ve que no es éste el único obstáculo que el proyecto ofrece y que son muchos los que pone a la vista la notable desigualdad que demuestra dicha nivelación tiene el terreno por donde ésta se executó; pero todos puede hacer vencibles á una Nación el conocimiento de las ventajas que en ello libra, máxime en una distancia de treinta y dos mil trescientas ochenta y tres varas Castellanas, que supone hay de intermedio la referida nivelación.

La Fortaleza provisional de San Carlos, situada en el principio del río de San Juan por la parte del referido Lago reconocida últimamente por el Gobernador de Nicaragua de mi orden, parece se halla, según el informe de éste, absolutamente inutilizada, por que el constar sus obras de palos corruptibles y el empuje de la tierra que mediaba entre ellos, impregnada de las muchas lluvias, ha ocasionado la ruina de las baterías que había; y habiendo de resulta mandado pasar á reconocerlas al Ingeniero ordinario Don Josef María Alejandre, después de haberlo hecho ha parecido á éste que se deben restablecer y fortificar con palos de madera negra las dos Baterías que defienden la avenida del río; y para la defensa por la parte de tierra opina que en el parage donde está el actual Fuerte se construya uno de Campaña, de figura cuadrada, de sesenta varas de lado interior, con su foso, camino cubierto, estacada, &., de horcones de la misma madera, que es de considerable duración; cuyo Plano me ha ofrecido remitir en primer correo, sobre lo cual le he ordenado yo que me lo acompañe con un presupuesto individual del costo que pueda tener según las circunstancias del País, el tiempo que concibe necesario para la verificación de toda la obra y qué número y calidad de operarios gradúa deberse aplicar a su execución.

Cuando reciba, pues, dichos documentos, los pasaré á V. E. sin embargo de que estoy determinado á ganar los instantes en poner por obra y por lo que pueda ocurrir dicha provisional fortificación, por que deseo no falte la posible en un sitio que es la llave de la Laguna, mientras V. E. se sirve imponerme acerca de las resoluciones del Rey sobre la formal que consulté á V. E. convendría establecerse en parte tan importante por mi representación de 6 de Noviembre de 1783, número 102. .

Procuraré que la provisional indicada se execute bajo de todos los arbitrios de economía que sean adecuados al intento, y aplicaré á sus más rápidos adelantamientos cuanto quepa en la penuria que se padece en aquel País de todos los artículos necesarios á las obras, intentando por los medios más eficaces el vencer la repugnancia con que miran las gentes de dicha provincia todo lo que sea destinarlas al citado fuerte.

Nuestro Señor guarde á V. E. muchos años. Goathemala, 14 de Octubre de 1785.=Exmo. Señor=B. M. de V. E. su más reconocido atento Servidor=Josef Estachería=Exmo. Señor Don Josef de Gálvez.

Memorial de los vecinos de La Alajuela en favor de su

cura D. Manuel López del Corral.- Año de 1786 (1)

Muy Ilustre Señor Gobernador y Capitán Comandante de. las Armas.=Señor: Todos los vecinos moradores, estantes y habitantes de La Alajuela y sus encontornos, postrados á sus plantas con el rendimiento debido, pedimos y suplicamos á V. S. que por amor de Dios interponga su autoridad y respeto para con nuestro pastor y cura Don Juan Man.' López del Corral, á fin de que no haga caso de pasiones y palabras denigrativas contra su honor, todas dirigidas á fin de que su merced desista de tan santa y piadosa obra, muy agradable á los ojos Divinos, por ser dirigida a su mayor culto y veneración y bien espiritual de tantas pobres almas que le costó á Su Divina Magestad el resgatarlas tantas afrentas y vilipendios, como le está costando a nuestro pastor afrentas indecorosas y continuadas cóleras desde que emprendió tan grande obra, pues desde que empezó a mover la fundación han sido habladas, disturvios, borrascas y zuzurraciones, todas originadas del espíritu de contradicción Satanás, como tan adversario á toda obra buena, que no podemos creer que ningún Católico, Apostólico, Romano se oponga á una cosa tan santa; y considerando en V. S. el deseo de que se propague la fe católica le volvemos á reiterar la misma súplica de que nos fervorice y nos esfuerce con su poder y autoridad á nuestro Cura, para que vuelva á proseguir con la eficacia, caridad y celo del mayor Culto Divino y bien de las almas, pues todos estamos muy afligidos y desconsolados temiendo no sea que desista de tan santa obra, pues ¿quién otro había de estar consumiendo sus rentas en edificar Yglesia y fomentar con abastos tantos trabajos que se ofrecen en una fundación, y trabajando también, cuando se ofrece, personalmente, sirviendo a la mesa á los operarios, procu

(1) Archivos Nacionales de Costa Rica.-Sección Histórica.

rando que cada uno haga su milpa, frijolar y huertas para que mantengan sus obligaciones? Por lo que todos estamos muy gustosos y ninguno de los que trabajamos es forzado, sino todos voluntarios, y más con el ejemplo de ver á nuestro pastor trabajar personalmente, pues más enseña el ejemplo que la voz á todos; y le suplicamos que vea al Señor Vicario para que nos lo exfuerce que se venga luego, pues sin su merced nada se hace; y que puesto que todos estamos mirando la exactitud de su merced y que aunque Dios le ha de dar fortaleza para que sufra cuantos trabajos se ofrecieren en esta insigne obra, todos le prometemos estar constantes y firmes en los trabajos de la obra y en los que su merced padeciere por seguir dicha fábrica; y para que conste nos obligamos cada uno de por sí, en toda forma de derecho, con nuestras personas y bienes, tenidos y por haber, á cumplir esto que prometemos, siendo testigos todos los siguientes primeramente; en 6 de Octubre de 1786 años lo firmé.=Manuel Ant.o Acosta.

Cartago y Octubre 7 de 1786.=En vista de la justa solicitud del beneficiado Don Juan Manuel López del Co. rral y en consideración á la obra tan piadosa que está edificando en el partido de La Alajuela y á que sus moradores se hallan voluntarios á concurrir con sus personas, según se ha acreditado con la exposición de algunos de aquellos vecinos, ordeno y mando á mi lugar Teniente de la Villa Vieja que en vista de ésta se le haga saber á Don Pedro Solórzano franqué á dicho beneficiado todos los auxilios conducentes para el seguimiento de su nueva Yglesia, por ceder al servicio de Dios y bien público de aquellos habitantes; teniendo sabido dicho Teniente no se someterá en los puntos de jurisdicción eclesiástica y solamente en los que le correspondan á su encargo, para obviar disenciones y que se guarde la armonía en lo eclesiástico y real. Todo lo que ejecutará y obedecerá por convenir así a la tranquilidad y buen orden de justicia.=Jph. Perié.

Villa Vieja y Octubre 8 de 1786.=Queda obedecida como debo la orden anterior y juntamente hecha la notificación que se previene á Don Pedro Solórzano, Alcalde

« AnteriorContinuar »